juegos para xo gadgets para blogger

TV EMANCIPACIÓN

Mostrando entradas con la etiqueta FORMACION DE CUADROS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta FORMACION DE CUADROS. Mostrar todas las entradas

viernes, 14 de abril de 2017

NINGUNA BOMBA APAGARÁ LAS ANSIAS DE LIBERACIÓN DE UN PUEBLO

ATAQUE YANQUI CONTRA AFGANISTÁN: 
NINGUNA BOMBA APAGARÁ LAS ANSIAS DE LIBERACIÓN DE UN PUEBLO.

Este jueves 13 de abril, el gobierno imperialista yanqui reconoció haber lanzado sobre Afganistán, en la provincia de Nangarahar, un misil GBU-43/B MOAB, conocido como “la madre de todas las bombas”. Este intento de hacer retroceder la resistencia afgana, nuevamente ha despertado el odio de los pueblos del mundo hacia la guerra de rapiña imperialista.

El imperialismo yanqui lanza su ataque indiscriminado contra las masas de Afganistán.

El jueves 13 de abril el gobierno imperialista yanqui reconoció haber lanzado sobre Afganistán, en la provincia de Nangarahar, un misil GBU-43/B MOAB, conocido como “la madre de todas las bombas”.

Este explosivo de casi 9 metros, tiene una masa de 9.797 kilos y una fuerza equivalente a 11 toneladas de TNT, lo que la convierte en la bomba no nuclear más destructiva. La destrucción masiva e indiscriminada que resulta con la explosión de este misil, demuestran que es completamente falsa la declaración yanqui que afirma que su objetivo fue atacar específicamente los túneles en el distrito de Achin, provincia de Nangarahar, que utilizan las tropas del Estado Islámico.

Aun no se conoce el número total de personas asesinadas por el imperialismo yanqui producto de esta bomba de destrucción masiva. Sólo se ha dicho que han muerto decenas de militantes del Estado Islámico. Pero es imposible distinguir, luego de un estallido semejante, quién es miembro del Estado Islámico y quién no lo es, en circunstancias que la misma OTAN calcula que el número de sus militantes va de 1.000 a 1.500 personas, en un país de más de 33 millones de habitantes.


¿Por qué el imperialismo yanqui lanza este ataque criminal sobre Afganistán?

Afganistán se ubica en el Sur de Asia, en una ubicación estratégica que permite entrar a China, potencia imperialista a la que el imperialismo yanqui mantiene acorralada. Pero sobre todo, Afganistán es un bastión de la resistencia antiimperialista. Su heroico pueblo enfrentó durante las décadas de los 70 y 80, la doble invasión imperialista de yanquis y rusos. En los 90 el imperialismo yanqui intentó controlar los grupos de resistencia, apoyando a los talibanes en contra de los rusos, y luego usándolos para controlar las plantaciones de amapola, propias de la industria de la droga y el narcotráfico.

A inicios del año 2000 quedó en evidencia que el imperialismo yanqui había perdido el control sobre los talibanes y que en Afganistán la resistencia tenía nuevo aires. Es por esto, que luego de invadir Irak, nuevamente volvieron a invadir Afganistán, como parte del plan por mantener el control militar sobre el sur de Asia y queriendo salir del dilema en el que se encontraban en Irak. Pero la invasión en Afganistán fue aún más desastrosa para los planes imperialistas, ya que lejos de permitir una salida a las tropas de ocupación, se convirtió en un pantano desde donde los yanquis ni siquiera pudieron salir. Así, la resistencia se extendió también a Pakistán.

Hoy, en medio de la mayor crisis imperialista, el gobierno de Estados Unidos, intenta salir de la crisis desencadenando mayor guerra de rapiña y pillaje, con lo que, tal como en Siria, intenta apagar el incendio con bencina. Pero esto no es por una torpeza de Trump, sino porque no pueden hacer otra cosa, ya que está en la naturaleza del imperialismo hacer la guerra de rapiña. Pero así también está demostrado que esta guerra necesariamente despierta mayor indignación y resistencia antiimperialista de las masas de todo el mundo, y principalmente de las masas del país invadido militarmente.


La resistencia se agiganta

Desde Afganistán, el Partido Comunista (maoísta) declaró en octubre de 2016, que esta guerra imperialista y criminal de ocupación del país aún no ha terminado, a pesar de que el mismo Obama declaró públicamente que la ocupación terminaría el año 2014.

Los comunistas afganos denunciaron que los imperialistas yanquis pusieron un gobierno títere, el que se apoya también con las tropas militares estadounidenses acantonadas en numerosas bases militares, presentes en suelo afgano.

Frente a esta situación, el llamado que hacen los compañeros es a desarrollar la resistencia, obligando a las tropas de ocupación a retirarse completamente de Afganistán. Así, desde fines del 2016, en varias ciudades los combatientes anti imperialistas arrebataron el control a las fuerzas de ocupación. Además se han multiplicado los ataques a las fuerzas vivas del imperialismo y al gobierno títere en Kabul, capital de Afganistán. Como consecuencia, las zonas controladas por el imperialismo yanqui se redujeron de 63% el 2015, al 57% el 2016.

Es en este contexto, de pérdida de control de la zona y bajas en las tropas de ocupación, que Trump encabeza este nuevo ataque para amedrentar a las masas y darle esperanzas al gobierno títere pro-yanqui de Afganistán, que se hunde cada vez más, esperando un aumento de tropas invasoras.

Sin embargo, dentro de la resistencia afgana también existen contradicciones. A pesar de que el Estado Islámico combate a las fuerzas de ocupación, es un enemigo útil al imperialismo yanqui, y que viéndose acorralado intentará llegar a acuerdo con sus líderes, a fin de sofocar a las fuerzas verdaderamente democráticas y revolucionarias de Afganistán.

Por esta razón es tan necesario que los revolucionarios de Afganistán logren transformar la lucha antiimperialista en guerra popular de liberación nacional, por la conquista del Poder en todo el país, sumando a las masas en forma creciente a la lucha armada y confiando ciegamente en ellas.

Estamos plenamente convencidos que el pueblo de Afganistán, como parte de los pueblos oprimidos del mundo, vencerán al imperialismo y barrerán con burgueses y terratenientes apiñados en el gobierno títere, para comenzar su camino como una nación completamente libre. No hay arma ni bomba, por destructiva que ésta sea, que pueda detener las ansias de liberación de un pueblo. Aunque el misil imperialista lanzado este jueves provocó mucho daño, la verdadera madre de todas las bombas es la guerra popular dirigida por obreros y campesinos pobres.

¡FUERA YANQUIS DE AFGANISTÁN!

https://periodicoelpueblo.wordpress.com/2017/04/13/ataque-yanqui-contra-afganistan-ninguna-bomba-apagara-las-ansias-de-liberacion-de-un-pueblo/

domingo, 2 de abril de 2017

EL PLAN DE LA OEA Y LOS NUEVOS INTENTOS DEL IMPERIO POR RETOMAR VENEZUELA

¿Golpe de Estado en Venezuela? Más bien se trata de evitarlo


Marcos Roitman Rosenmann

Mientras se urde el plan para dar la puntilla al orden constitucional en Venezuela, se hacen públicas las conversaciones mantenidas entre el almirante Kurt Tidd, a la sazón comandante en jefe del U.S. Southern Command, con sede en Miami, y el actual secretario general de la OEA, en enero de 2016, Luis Almagro. El objetivo es coordinar la acción de los organismos regionales con un fin: dinamitar el poder legítimo del gobierno encabezado por Nicolás Maduro. Servicios de inteligencia, organizaciones no gubernamentales, corporaciones privadas de comunicación, prensa radio, televisión y redes sociales deben entrar en sincronía y asestar el golpe definitivo. ¿Cuál? Inaugurar un Estado paralelo, encabezado por el Parlamento, en manos de la oposición. La labor inmediata: sentar las bases para hacerlo viable. La estrategia: tensionar el Poder Judicial, desacreditar sus resoluciones, obligar al gobierno a tomar medidas de excepción y, de esa manera, justificar la intervención para salvaguardar, curiosamente, el orden constitucional.

El centro de maniobras es la embajada de Estados Unidos en Caracas. Allí se han reunido, infinidad de veces, los partidos de la MUD. Sus salones son un hervidero de reuniones. Militantes, empresarios y banqueros acuden a recibir instrucciones. Agentes con destino en América Latina viajan expresamente a vigilar su desarrollo. El contacto es Tenny Smith, militar de alto grado, perteneciente a la agencia de inteligencia para la Defensa, y Rita Buck Rico, adscrita a la sección de asuntos políticos de los servicios exteriores.

El tiempo corre, se busca dar un golpe de efecto a escala global. Durante 2016 y los meses transcurridos de 2017 se acelera la campaña internacional de las esposas y dirigentes del MUD pidiendo la libertad de Leopoldo López y otros, condenados por sedición y ser los responsables políticos del asesinato de 43 venezolanos durante las acciones conocidas como La salida.

Los viajes financiados por demócratacristianos, liberales y conservadores, entre otros, dan visibilidad a sus pretensiones. Las delegaciones han sido recibidas por alcaldes, parlamentarios e instituciones en Europa y América Latina. España se convierte en la sede exterior para las maniobras inaugurando una emisora de radio y televisión, financiada con donaciones generosas de PSOE, PP, Ciudadanos, PNV, Convergencia de Cataluña y otros. Ex presidentes de gobierno se suman a la trama. José María Aznar, Felipe González, César Gaviria, Uribe, Ricardo Lagos. Es la excusa para que tomen la palabra gobernantes en activo, como el peruano Pedro Pablo Kuczynski. Iniciada la cruzada, le siguen Michel Temer, en Brasil; Mauricio Macri, en Argentina, y Enrique Peña Nieto, en México. Así se crea una atmósfera putrefacta, reforzada después del triunfo de Donald Trump. El liderazgo de todas esas maniobras será cedido cortésmente al gobierno de Peña Nieto.

Mientras tanto se prepara una campaña interna, cuyo eje es el Parlamento, hoy en manos de la oposición, que solicita la intervención extranjera, negándose a cumplir su función legislativa, que es: promulgar y desarrollar leyes. La maniobra tiene como finalidad transformar la Asamblea Nacional en Poder Ejecutivo.

Luis Almagro, a la sazón secretario general de la OEA, es el elegido para dar credibilidad al plan y transformar dicha acción en objetivo democrático. La fecha acordada: la celebración en marzo de 2017 de la reunión de la OEA. En ella se pediría aplicar la Carta Democrática, suspendiendo a Venezuela como país miembro, recordando un acto similar al acontecido con Cuba en 1962. Almagro, fiel corre, ve y dile del gobierno de Estados Unidos, desplegó toda su fuerza, junto con el representante de México, Luis Alfonso de Alba Góngora, a quien se atribuye el liderazgo del llamado grupo de los 15 países injerencistas. El objetivo: la firma de un documento que incluyera las tres demandas planteadas por la MUD, en complicidad con la OEA y el Comando Sur, para hacer caer el gobierno de Nicolás Maduro, fijar calendario electoral, liberar a los presos políticos y respetar las decisiones de la Asamblea Nacional.

La solicitud de condena, desaprobación y aplicación de sanciones, entre ellos bloqueo, aplicación de la Carta Democrática y suspensión, bajo el pretexto de evitar una crisis humanitaria, fracasó estrepitosamente. Las presiones de Estados Unidos y Almagro no dieron resultado. La declaración final supuso en realidad un reconocimiento al diálogo emprendido por el gobierno legítimo de Nicolás Maduro. Este traspié acelera el tiempo de la sedición. Ahora se pasa directamente a desconocer el orden constitucional, negándose, la Asamblea Nacional, en manos de la oposición, a cumplir con las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia y, de paso, bloquear las decisiones que competen al Poder Ejecutivo. Ese es el fondo de la controversia. No hay golpe de Estado, hay desacato de la Asamblea Nacional, en manos de la MUD. Autoinhabilitada para cumplir su función legislativa, el Poder Ejecutivo se ve obligado a tomar sus funciones, mecanismo democrático establecido en la Constitución Bolivariana. El resto es teatro mediático, escenificación y llamado a la desestabilización democrática por los diputados que han traicionado a su país pidiendo la intervención extranjera.

http://www.jornada.unam.mx/2017/04/02/opinion/022a1mun

viernes, 31 de marzo de 2017

LA FALACIA DE LA DERECHA CORRUPTA QUE LLAMA A MARCHAR CONTRA EL GOBIERNO Y ESTADO CORRUPTOS QUE LOS HA AMAMANTADO

La falacia de la marcha que convoca la extrema derecha el 1 de abril en Colombia

” A punta de mentiras emberracaron a la gente para que saliera a la calle, una vez más, histérica”

Por: Oto Higuita

Que la gente proteste, lo ha hecho a lo largo de la historia contra la injusticia, la represión, los crímenes de Estado, las dictaduras y contra la corrupción. La protesta y lucha popular han sido y son uno de los medios contundentes para manifestar rechazo, inconformismo y generar condiciones para los cambios, reformas y hasta revoluciones, con que cuentan los pueblos.

Colombia está en deuda con los cambios y reformas de fondo del régimen político, del modelo económico y de las condiciones de vida indigna en que viven millones de sus ciudadanos. La implementación de los acuerdos es el detonante del cambio que necesita el país, cambio al que con tanto odio y rabia se oponen los defensores a ultranza del actual estado de cosas, la extrema derecha. Los acuerdos crean las condiciones para el cambio y la reforma democrática de fondo que se necesita. Ellos son los que posibilitan transitar de décadas de conflicto armado a un presente colmado de la batalla de ideas. En este nuevo escenario que se abre, jugará su papel fundamental la movilización y la protesta ciudadana.

Que los que hoy convocan a marchar el 1 de abril en Colombia contra un gobierno que los amamantó y del que se han beneficiado y enriquecido con sus grandes contrataciones y negociados; gobierno y Estado del que han sido afiebrados partidarios y además llamen a derribar el actual mandatario porque no siguió a pie juntas su estrategia de guerra, la única que los sostuvo en el poder; parten de una falsa premisa con la cual pretenden engañar a los incautos e ingenuos, que cada vez son más pocos: creer que la mayoría no sabe que ellos siempre estuvieron a favor de un sistema que reproduce la injusticia, la desigualdad, la pobreza, el desempleo y la corrupción. Seguro lograrán con odio, mentiras y millones gastados en publicidad engañosa atraer y convocar gente.

La misma ilegitimidad que denuncian del actual gobierno del cual son hermanos e hijos legítimos, los envuelve a ellos. Es falsa su premisa de que el corrupto e ilegítimo es el gobierno de Santos, de él hacia atrás ningún gobierno tiene sus manos limpias de corrupción, mentiras, falsas promesas, engaños, crímenes, etc. No cuentan con legitimidad ni autoridad para marchar contra un gobierno que es tan neoliberal e ilegítimo como los que ellos han mantenido y defendido por medio de la manipulación, la mentira y la guerra.

Los corruptos e ilegítimos que hoy llaman a marchar, lo hacen contra lo que ellos mismos han sido en esencia como clase y por eso se les ve mordiéndose la cola como serpiente venenosa. Rayan no solo con lo absurdo y la estupidez, sino con la falacia de que el pueblo desconoce lo que ha pasado y no es consciente de quienes son los responsables de la crisis, la guerra y la corrupción.

http://www.telesurtv.net/bloggers/La-falacia-de-la-marcha-que-convoca-la-extrema-derecha-el-1-de-abril-en-Colombia-20170331-0002.html

MUNDIALIZACIÓN ECONÓMICA NO ES GLOBALIZACIÓN

La mundialización económica no es igual a Globalización


Por Enrique Muñoz

Es necesario seguir desentrañando lo que fue la política del Pentágono denominada globalización. Como sabemos fue gravitante en la vida de los hombres a lo largo de los últimos cuarenta años. Era lo central de la epistemología imperialista occidental. En ese tiempo se convirtió en el puntal de la super-estructura política ideológica del dominio imperialista occidental.

Su debida decodificación en una situación de implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental, particularmente, en este contexto de la fase decisiva (tercera fase) de la coyuntura histórica, remueve de raíz toda la superestructura política e ideológica que aún se mantiene después de aquella implosión.

1.- El meollo del asunto:

Lo central aquí es que el proceso de la mundialización constante de la economía capitalista, como parte de la ley de los monopolios, nada tuvo que ver con esta política llamada globalización del Pentágono. El primero un proceso económico y el segundo una imposición política.

Así, aquella globalización en sus inicios fue una política como otras que desarrollaba Estados Unidos para imponer su poderío. Ejemplo, el macarthismo (Joseph McCarthy) de los años cincuenta (50-56) del siglo pasado, su ofensiva sobre el Este del planeta a partir del 11 de septiembre de 2001, etc.

Su imposición fue de lo más descarado. En efecto en aquellos años (setenta, ochenta del siglo XX) la charlatanería sobre la globalización era monumental. Todo era globalización. Tal como ahora mismo lo hacen con las bandas paramilitares y las células durmientes fascistas del pentágono. No se decía nada del neoliberalismo. Estaba prohibido. A los que lo hacían los acusaban de terrorismo. Toda la maquinaria, ya no solo mediática, sino, del conjunto del siniestro aparato político-militar estadounidense estaba en esa danza. Era un periodo de feroz dictadura ideológica.

La matonería del ex presidente estadounidense George W. Bush (hijo) referido a: “O están con nosotros o están contra nosotros”, resume aquella situación.

Las direcciones comunistas entonces denunciaron la ferocidad de aquella globalización que había afectado las luchas del proletariado incluso retrotrayéndolo a una fase de defensiva estratégica.

2.- Por supuesto cumplió su objetivo: el neoliberalismo quedó oleado y sacramentado:

Cierto, cumplió sus objetivos. Los monopolios de la información y los escribas a sueldo allanaron el camino para la imposición del neoliberalismo. Apabullaron la conciencia de los pueblos. Afectaron sus luchas. Fueron largas décadas de desolación y postración. El planeta sucumbió a sus tentáculos.

Consecuentemente fue una ofensiva ideológica que arrasaba con todo vestigio de progresismo y desarrollismo de la humanidad y que para imponerse recurría a toda la baratija ideológica del pasado, sobre todo, agitándose contra el marxismo. En realidad se constituyó en la base ideológica del fascismo que luego llevó adelante Estados Unidos en el mundo a partir del 11 de septiembre del 2001.

Las tesis anti-científicas y medievales de Henry Kissinger y Zbigniew Brzezinski elaboradas para contentar a la vieja burguesía financiera estadounidense, han estado en esa línea. “El gran tablero mundial: la supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos” fue esbozado bajo este criterio fascista.

En esto no debemos olvidar las desesperaciones estadounidenses por dotarse por toda una pléyade de escribas a sueldo lo que convine en llamar los teóricos de la globalización anticomunista de los años ochenta del siglo pasado.

Como se sabe con este neoliberalismo la vieja burguesía financiera estadounidense pretendía frenar la disminución de sus tasas de ganancia que empezaban a intensificarse tras el inicio del ciclo económico largo de contracción y crisis al que había ingresado el sistema capitalista a partir de 1973. Entonces aquella pérfida política económica exigía a los países la apertura de sus fronteras a fin de que los pulpos estadounidenses succionaran sus recursos naturales sin control ni límite, vía oscuras privatizaciones o descarados latrocinios. Una cruel política imperialista de vasallaje y sometimiento orientado contra estos países a fin de reducirlos en simples exportadores de materias primas, prácticamente prohibiéndoles el desarrollo de sus industrias y sumirlos a sus pueblos en la miseria con descomunales desempleos, arrebatándolos sus sistemas de seguridad social y declarándolos seres de segundo orden. A la imposición de esta criminal política servía la globalización. Por ello la tremenda charlatanería.

3.- En esto estaba comprometida toda la maquinaria política, ideológica e incluso militar del imperialismo estadounidense:

Cierto, en esto tomaron activa participación sus monopolios de la información, sus centros de adoctrinamiento y sus apologistas.

Inmediatamente condujo a sus escribas a sueldo hasta sus laboratorios en el pentágono, primero a reciclarlos y luego instruirlos a levantar sendas teorías que sirvieran de soporte a su globalización. Prepararon sendas cumbres y conferencias incluso bajo auspicio de organismos internacionales y ONGs que controlaba, a fin de que aquellos asumieran renombre mundial y se convirtieran en falsos doctores y falsas inminencias. Estas “inminencias” eran los teóricos de la globalización anticomunista, entre ellos: Peter F. Drucker con “La Sociedad Post Capitalista”, Alvin Toffler con “La Tercera Ola”, Francis Fukuyama con “El Fin de la Historia y el Ultimo Hombre” y Samuel P. Huntington con “El choque de civilizaciones”, etc.

Por supuesto a esto se sumó la llamada “intelectualidad” de la seudo-izquierda. Son los que se han jactado de haber hecho estudios en Harvard o en otros laboratorios de la seudo-ciencia (medievales y clericales), centros del anti-comunismo que no tienen ninguna trascendencia científica, sobre todo, en el nivel de la ciencias histórico-sociales. Aquellos pasaron en bloque con toda su maquinaria mundial bajo sustento de todo oportunismo. Era la podredumbre de aquella intelectualidad acostumbrada a los mendrugos de siempre: los parlamentos, las concejalías, la publicación de sus escritos, los viajes y los elogios. Previamente reciclándose abjuraron de sus endebles “posicionamientos marxistas”. Sin embargo se autocalificaban de marxologos, es decir, “eminencias”. Además, habían sido premiados como “catedráticos”. Y desde ellas vomitaban su veneno contra las concepciones científicas que solo se podían encontrarse en el materialismo histórico y el marxismo.

Comprometía también a algunos académicos, incluso “Doctores Honoris Causa” de algunas universidades. O como dice Oscar Ugarteche refiriéndose a los economistas neoliberales que han recibido los llamados “premio nobel”: “Se liquidan así las teorías de 19 premios Nobel, iniciados con F. Hayek en 1974, seguidos por M. Friedman en 1976 y demás profesores de la Universidad de Chicago, hasta Eugene Fama en el 2013.” (1).

4.- En realidad, fue un escándalo de proporciones mundiales:

El deseo de la vieja burguesía financiera estadounidense por imponer su política económica neoliberal pasando por encima de todo concepto científico, entre ellas, la constante mundialización de la economía capitalista y las complicidades de sus “inminencias” junto a sus monopolios de la información por esconder el curso que había asumido el desarrollo capitalista, ha sido monstruosos.

Toda la maquinaria política-militar de los países imperialistas había sido puesta en movimiento. Aquello estaba en conexión directa con los operativos armados que desarrollaba el ejército estadounidense, primero en Afganistán con sus fuerzas paramilitares (Muyahidines) luego la invasión de Irak. Se entiende que la globalización y el neoliberalismo no eran políticas aisladas, sino, estaban debidamente enlazadas e interconectadas con toda la geoestratégica estadounidense de aquellos tiempos.

Por la magnitud de estos hechos, en realidad, es un escándalo de proporciones mundiales que se ha mantenido a flote por espacio de cuatro décadas, incluso más que el sistema unipolar. Por otra parte ha sido el sustento de toda geoestratégia estadounidense desde los años setenta del siglo pasado. Y tras la implosión de su última geoestratégia en una situación de paso a una nueva fase, tercera, de la coyuntura histórica en curso en la actualidad, el ruido de la implosión de esta geoestrategia en el que está incluida su globalización, ha sido fenomenal. Y no debemos olvidar que cuando caen las geoestrategias también caen las políticas ideológicas.

Y de lo que se trata ahora, para la vieja burguesía financiera estadounidense, es crear una nueva epistemología para echar a andar una nueva geoestartegia que determine su futuro. Por supuesto esto no es fácil, bien sabemos que la globalización fue una de las principales puntales en las que se sostenía la superestructura política e ideológica capitalista de antes del 2008.

Entonces el pentágono está ante una de sus disyuntivas muy difíciles de resolver. El asunto es colosal. La debacle de la cultura occidental esta al descubierto

5.- Sin embargo, la explicación científica era sencilla:

Los manuales de economía política a este respecto son muy claros. En efecto, el capitalismo desde cuando emergió se mostraba como una fuerza de ruptura con el régimen autárquico del sistema feudal, es decir, la ruptura con las economías cerradas. Desde un principio el capitalismo se impuso, rompiendo los mercados nacionales, haciéndose cada vez más internacional. Esto fue aún más claro cuando pasó a su segunda fase, la fase imperialista, allá a finales del siglo XIX. Este proceso a partir de los años cincuenta del siglo pasado (siglo XX) se hizo aún más latente. Por supuesto en los años ochenta, treinta años después, cuando el Pentágono impuso su globalización, existía un gran proceso de mundialización en la economía, eso era innegable, pero, ojo, era una mundialización de los monopolios e internacionalización de los capitales. Esto continúo después, sin pausa alguna.

Entonces lo que hizo esta criminal burguesía fue tergiversar este proceso económico de continua mundialización de la economía capitalista. Prácticamente se montó sobre este proceso, pues, sabía muy bien que el proceso de mundialización de la economía capitalista no se había iniciado recién en los años setenta del siglo pasado, aquello era constante. La aprovechó y la llamó globalización, utilizándolo como un soporte ideológico para imponer su cruel política neoliberal de super-explotación y saqueo.

Por consiguiente aquella globalización, como una política que era, la podían detener en el momento que quisieran, por Decreto Ley, tal como ahora pretende Donald Trump bajo directiva de la vieja burguesía financiera estadounidense. Lo cierto era que un proceso económico que se debía a las leyes económicas no podía ser detenido por decretos presidenciales o parlamentarios. Aquello solo procedía en el caso de una política esgrimida por un Estado determinado, en este caso por el Estado estadounidense.

Consiguientemente esta política imperialista esbozado e impuesto por el Pentágono, nada tenía que ver con el proceso económico natural de la acumulación capitalista, es decir, la mundialización de la economía. Un proceso científico que sus apologistas simplemente jamás lo entenderán.

6.- Pero ahora la arquitectura del dominio imperialista occidental ha implosionado y con ella toda la geoestratégia estadounidense incluida su política de globalización:

El sistema imperialista siempre ha estado cuestionado No olvidemos su desarrollo cíclico y sobretodo la tendencia mundial que es hacia el socialismo. Esto desde 2008 ha sido muy agudo. Entonces la vieja burguesía financiera estadounidense estaba desesperada.

Después de sus derrotas militares, 3 de septiembre de 2013 en Siria y 4 de marzo de 2014 en Crimea y Sebastopol, su situación era insostenible. Estaba entre la espada y la pared, en una disyuntiva entre la colusión o la guerra nuclear

Luego, entre los años 2015 y 2016, esto se convirtió aún en muy grave. La hecatombe fue monumental. No era para menos, se trataba de la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental, como una continuación de la perdida de la hegemonía mundial estadounidense en 2010. Todo aquel poderío estaba en los suelos. La bancarrota económica estadounidense se había puesto al desnudo. Por supuesto esto no era cualquier cosa. Era un asunto de enorme valor geoestratégico mundial. Un hecho histórico que solo se presentaba cada cincuenta o cien años. Pero algunos ni siquiera lo advirtieron.

Se trataba de la implosión de toda su geoestratégica, por supuesto incluida su globalización. Su opción fascista, con enormes retrasos, está en pleno proceso desde el 11 de septiembre del 2001 pasando por 2010 cuando dio inicio a la “Primavera Árabe”. No debemos olvidar que sus aparatos paramilitares, sus células durmientes, estaban y están en casi todas las regiones del planeta.

Entonces aquello lo ha sumido en una encrucijada y a la deriva como nunca lo estuvo. Su ideología está en bancarrota. No hay una epistemología coherente que de vida a toda esta estructura fascista esparcida en casi todas las regiones del planeta. No ha tenido otra opción que refugiarse en la vieja sofisma del proteccionismo y la desactivación por decreto ley de su política denominada globalización. En esto no podemos olvidar que la permanente ebullición del sistema capitalista hacia su mundialización, como una ley imperturbable de los monopolios, ha sido fundamental en el ocaso de este sofisma llamada globalización, ante todo, desenmascarándolo como una gran farsa.

Y en estas condiciones sobrevino el show de Donald Trump. La vieja burguesía financiera estadounidense estaba enloquecida. Toda su geoestrategia había implosionado.

Su nueva geoestratégia. Entre enero y febrero de 2017 hace oficial su nueva geoestrategia a través de Donald Trumf, su peón de turno en la Casa Blanca. Esto fue muy claro en los discursos de éste, sobre todo, en la toma de mando el 20 de enero de 2017 y en su primera presentación en el congreso estadounidense el 28 de febrero de 2017.

Según los últimos datos que dispongo a la mano, aquella nueva geoestrategia estaría referida, principalmente, contra la RPDC y Siria. La primera con un pretendido ataque nuclear preventivo y la segunda con la balcanización. Además existe una fuerte presión militar contra Rusia. Todo tramado por el Pentágono. Sobre este último no se sabe si esto es por diversionismo para cumplir lo anterior (ataque nuclear contra la RPDC y balcanización de Siria) o porque es real. Ya sabemos de las colusiones. Aquí no deseo hablar de esto. Lo haré en un próximo artículo que estoy preparando. El asunto es que hay en este momento una fuerte ofensiva militar estadounidense contra Rusia. También no puedo pasar por alto aquí, prácticamente el silenciamiento de China en el caso de Siria. El asunto es realmente muy complejo. Pero el ataque nuclear preventivo contra la RPDC está muy agitado. La península coreana y los países involucrados como aliados del pentágono y en general el mundo viven los días más dramáticos de su historia. Porque la respuesta de la gran RPDC no se dejará esperar. Ya hemos dicho en un apunte anterior los riesgos al que enfrentara el Pentágono. En principio un choque con la RPDC no será como lo hacen, por ejemplo, con Rusia o con China, con los que pueden entrar en componendas y colusiones, con la RPDC no habrá eso.

En este sentido sobre este último (enfrentamiento con Rusia) hay dos hechos que puedo resaltar:

Primero, hay intensos cercos con armamento nuclear contra este país de parte de las fuerzas estratégicas estadounidenses que hacen posible un ataque sorpresivo nuclear fulminante contra Rusia. El 28 de marzo de 2017 el jefe adjunto de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor ruso, Víctor Poznijir, fue muy claro en la Conferencia de Desarme en Ginebra, cuando dijo:

“Las defensas antimisiles de Estados Unidos en Europa y en los buques que navegan cerca de nuestras fronteras elevan la amenaza de un ataque nuclear por sorpresa contra Rusia”, dijo Poznijir en la Conferencia de Desarme en Ginebra. El alto mando constató que los buques estadounidenses con misiles en los mares Báltico y Negro amenazan el territorio europeo de Rusia. Poznijir advirtió que los barcos de guerra norteamericanos pueden llevar más de 1.000 misiles de crucero Tomahawk con un alcance de hasta 2.500 kilómetros” (2)

Segundo, grave ofensiva paramilitar de Estados unidos contra Rusia. Como se sabe el domingo 26 de marzo de 2017 hubo protestas no autorizadas en Moscú. En efecto, ese día entre 7.000 y 8.000 personas salieron a la céntrica calle Tverskaya, a pesar de que las autoridades de la capital denegaron al bloguero opositor, el corrupto liberal Alexéi Navalni, organizador de la protesta. Por supuesto hubo detenciones. El 27 de marzo de 2017 el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró: “La reacción de los países de Occidente a las detenciones durante protestas no autorizadas en la capital rusa son una muestra de doble rasero”. El cabecilla Novalny fue detenido. La prensa informó que la cantidad de detenidos durante la manifestación no autorizada en Moscú superó las 1.000 personas.

Veamos un apunte:

“Los mismos métodos, derramar la sangre, utilizar los puños y las armas… como en Kiev en 2014. Parásitos encabezados por un bandido como Navalny pidiendo la caída del gobierno. Por cierto, The New York Times ya ha contado todo a todos, por supuesto desde su punto de vista, el de la Secretaría de Estado norteamericana. Todo demasiado evidente. Los bandidos ya han probado el primer sabor de la sangre y la impunidad como respuesta solo puede generar un caos permanente. Los cachorros están viviendo de acuerdo con el principio de permisividad, es el momento de demostrar que hay una ley. Uno para todos. Si no les gusta, que emigren a Occidente. Allí, la democracia sabe cómo utilizar las herramientas para dispersar manifestantes en forma de gases lacrimógenos, cañones de agua y porras para masaje colectivos en zonas especialmente sensibles” (3). “El Maidán en Rusia acabó de forma patética y ridícula. El cabecilla Novalny detenido. Un policía herido grave, armas requisadas y la UE berreando por los detenidos”. Nota publicada el 27 de marzo de 2017, en: http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/16677-el-maidan-en-rusia-acabo-de-forma-patetica-y-ridicula-el-cabecilla-novalny-detenido-un-policia-herido-grave-armas-requisadas-y-la-ue-berreando-por-los-detenidos ).

Y en este contexto, en el plano ideológico, como parte de toda aquella geoestrategia al que estaba obligada a asumir la vieja burguesía financiera estadounidense después de la implosión del mismo, en un cuadro lamentable de quiebra total de su sistema de dominio, trama un nuevo timo fenomenal como lo había hecho en los años setenta y ochenta del siglo pasado (siglo XX), habla del fin de su globalización. Esta es la base de la nueva geoestrategia estadounidense que está en vigor desde enero de 2017.

Sin embargo la mundialización de los monopolios y la internacionalización de los capitales sigue su curso, en este caso agolpándose entre los monopolios de China, esto es como parte de la ley de los monopolios, una ley importante de la segunda fase del sistema capitalista emergida a finales del siglo XIX, estudiada y analizada a profundidad por Lenin en 1917 en su inmortal obra: “Imperialismo fase superior del capitalismo”. Una ley económica que pertenece a lo más profundo de la economía, que en la actualidad está muy latente.

7.- Ahora China, incapaz de desarrollar una estrategia política propia y una política independiente sobre lo que sucede en el mundo, quiere seguir con esta política de la globalización:

Y lo que hace China ahora respecto a la defensa de la globalización, precisamente de aquella política imperialista impuesto por el Pentágono, no demuestra, sino, su incapacidad por desarrollar una estrategia política propia, una política independiente sobre lo que sucede en el mundo, además, su fácil seguidismo a esta podrida política imperialista.

En la 47 reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM) o llamado también Foro de Davos (Suiza) celebrada entre el 17 y 20 de enero de 2017, el presidente de China, Xi Jinping, fue muy claro cuando dijo: “Es verdad que la globalización creó nuevos problemas, pero esta no es la justificación para eliminar la globalización económica completamente. Deberíamos adaptarnos y guiar la globalización económica, amortiguar sus impactos negativos y entregarle sus beneficios a todos los países”.

Su seguidismo a la política imperialista estadounidense es constante. No podemos ocultar esto. Por supuesto es un nuevo imperialismo con grandes avances en materia económica que incluso lo ha elevado como la primera potencia capitalista del mundo, por encima de los Estados Unidos, pero, sin perspectivas en materia ideológica. Por eso es seguidista. Y no tiene otra alternativa. Por lo demás, ya sabemos que las epistemologías imperialistas están en quiebra. Entonces China está sometida a las leyes capitalistas de su sistema al que pertenece. En si, debe continuar con las políticas imperialistas de sus antecesores. Eso es China. Por supuesto algunos no lo entienden y se enfurecen cuando hablamos así. Para que lo entiendan les sugiero lean por lo menos uno y dos veces el “Imperialismo fase superior del capitalismo” del gran Lenin.

Tal vez pudo haber sido algo acertado si por lo menos hablasen de “Libre Comercio” como lo acentúo su primer ministro, Li Keqiang, el jueves 23 de marzo de 2017 en un almuerzo por su homólogo australiano, Malcolm Turnbull, en la sede del Parlamento en Canberra (Australia), cuando dijo: “Vengo aquí primero para impulsar el libre comercio” (4).

Por supuesto los pueblos tienen su propia opción: la lucha por los cambios revolucionarios en la perspectiva de una nueva sociedad que ahora avanza con las luchas armadas en varias regiones del planeta, con la RPDC, con Cuba, con los pueblos que luchan con coraje y valentía en Siria. Venezuela, Yemen, etc., todos con clara militancia progresista y revolucionaria y con el marxismo como guía hasta la victoria final.

NOTAS:

1.- “EEUU y su redespliegue económico”. Autores: Oscar Ugarteche y Armando Negrete, Publicado el 24 de marzo de 2017, en: ALAI AMLATINA.

2.- “Rusia advierte del peligro de un ataque nuclear por sorpresa de EEUU.”. Nota publicada el 28 de marzo de 2017, en: Sputnik.

3.- “El Maidán en Rusia acabó de forma patética y ridícula. El cabecilla Novalny detenido. Un policía herido grave, armas requisadas y la UE berreando por los detenidos”. Nota publicada el 27 de marzo de 2017, en: http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/16677-el-maidan-en-rusia-acabo-de-forma-patetica-y-ridicula-el-cabecilla-novalny-detenido-un-policia-herido-grave-armas-requisadas-y-la-ue-berreando-por-los-detenidos

4.- “China impulsará firmemente globalización económica, según viceprimer ministro”. Nota publicada el 24 de marzo de 2017, en: Xinhua: http://spanish.xinhuanet.com/2017-03/24/c_136155411.htm.

https://diario-octubre.com/2017/03/30/la-mundializacion-economica-no-es-igual-a-globalizacion/

jueves, 30 de marzo de 2017

¿DÓNDE ESTÁ LA IZQUIERDA?


En la realidad colombiana, los datos y los hechos son muy fuertes y pasan sin la debida respuesta: la riqueza no deja de concentrarse cada vez en menos manos. La desigualdad social gana en proporción continua, con casos de hambre y desatención social alarmantes, en los cuales los niños y niñas llevan las peores consecuencias (ver, Motavita me mira, página 8). Hay un sistema de salud cuya desatención es la nota cotidiana (ver, página 5), o con un acceso a la educación superior que es un privilegio que recae muchas veces en la capacidad de endeudamiento del educando. Estamos bajo un modelo económico en cuya aplicación, la megaminería (ver, Pueblo Barí, pág. 18) tiene estudiado y cuadriculado el país por todas y cada una de sus regiones, explotando o aspirando a proceder en su afán de riqueza, sobre áreas de reserva natural, en zonas colindantes con cabeceras municipales o en áreas de nacimiento de agua de la cual resultan surtidas diversidad de poblaciones. País entonces, de contrastes y creciente desigualdad.

País donde quienes definen el modelo económico, persisten con un sistema que descarga el peso de sus medidas en el consumo diario (IVA), en vez de aplicar la máxima de quien más tiene más paga. Sistema político y modelo económico, donde aún hay funcionarios que creen y defienden que es posible vivir con un dólar diario, y donde las ciudades las siguen diseñando, pensando en los carros –en realidad, en la facilidad y velocidad para el transporte de mercancías y por su conducto, para la rotación del capital–, por lo cual requieren que los más pobres continúen desplazándose hacia unas periferias cada vez más alejadas.

Modelo social en cuya aplicación es el mismo Estado el principal defensor de la informalidad laboral, y para el cual el propósito básico de su gestión es garantizar la estabilidad fiscal de su cartera, como condición para no atrasarse con el abono de la deuda pública y así, no perder la calificación que otorga la banca de inversión y ciertos organismos multilaterales. Modelo social en el cual trabajadores, como las madres comunitarias, pese al fallo de los jueces son violentadas e irrespetadas en sus derechos (ver “Las madres comunitarias y la dictadura de la regla fiscal”, desdeabajo No. 232, febrero de 2017).

Modelo económico y político, y de control social, en el que a pesar del Acuerdo con las Farc, y de los diálogos con el Eln, prosiguen los asesinatos de los líderes sociales, lo cual denota que está en juego la aplicación de un modelo territorial aún más excluyente, en cuya gestión y concreción sus defensores no admiten ni admitirán resistencia u oposición alguna.

Modelo social con claros signos autoritarios, cuyos piñones económico, político, territorial, militar, propagandístico están ahí, funcionan y afectan a las mayorías de quienes habitamos en este país. Por tanto, cada uno podrá decir cómo lo afecta y que desearía se aplicara para que no sucediera así. Al respecto, algunos hacen escuchar a diario sus voces de protesta e inconformidad contra esta realidad. Sin embargo, son voces difusas, atomizadas, sueltas. Voces que no alcanzan a conformar un grito sonoro, y mucho menos a desatar movilización y resistencia ciudadana con capacidad de levantar alternativas contra el orden imperante.

Voces sueltas, atomizadas. Resalta en esto, que la voz colectiva comúnmente denominada de izquierda tampoco está escuchándose. Tampoco logra que la sociedad identifique en sus propuestas una esperanza por la cual valga la pena batirse, en la condición de voces organizadas, con capacidad de sembrar futuro. Y no es casual que así suceda.

Hace pocas semanas, mientras en muchos espacios sociales la preocupación provenía de los efectos de la reforma tributaria y de las dificultades para sobrellevar la vida diaria en buenas condiciones, el afán en el Polo Democrático Alternativo descansaba en una lucha intestina acerca de quién lideraría en el 2018 la campaña electoral por la Presidencia. Asimismo, mientras el débil y despolitizado gremio de las madres comunitarias salía a reclamarle al Estado el cumplimiento con sus derechos ratificados por los jueces, acompañadas de manera tenue por el sindicalismo, lo que resaltó fu la apatía de quienes hablan en nombre de las mayorías.

Una ausencia activa hasta tal punto, que resulta desapercibida, sin gravedad alguna, la consumada violación de los derechos fundamentales de esta parte de nuestra población dedicada a la niñez. Los ejemplos podrían seguir como lista de mercado. Triste, sobresale la fractura entre quienes levantan las banderas del cambio y la realidad que sobrelleva y aflige a las mayorías nacionales. Un saldo en el presente, ¿qué compromete mal las banderas para el futuro próximo o más lejano? Saltan por tanto las preguntas: ¿Construye la izquierda esperanza y fuerza moral movilizadora entre quienes habitan Colombia? ¿Logra convertirse esta franja política nacional en referencia de vida para el conjunto nacional?

¿Qué hace la que debiera ser alternativa de presente y futuro ante la apatía que reina en el país?, ¿qué ante la atomización social?, ¿qué ante el estupor municipal alimentado por el curso al que está sometido su medio ambiente? Y qué ante los efectos de la política económica y la gobernanza, del crimen organizado con aliento de Estado. Ante el subempleo y la precariedad laboral que afecta a millones. Frente al hacinado, contaminante y mal servicio del transporte público, la carestía de la vida diaria y la inhumana aglomeración en calabozos y patios de un sistema carcelario que los jueces han llamado a cerrar por inhumano.

Todo un sinfín de circunstancias que indica a todas luces, que una cosa piensa la izquierda –que debería ser el referente fundamental de un futuro inmediato, humano, por venir y de otra democracia por conquistar en Colombia– y otra diferente piensa, domina entre el margen genérico que denominamos país. Por supuesto, con un resultado de atomización social e incredibilidad en alternativas políticas tradicionales, que no le favorecen.

Realidad difícil de transformar pues la izquierda persiste, cualquiera sea su matiz o matriz, en viejos modelos de organización, comunicación, de relacionamiento social, que no responden a la realidad global y local que tenemos. De este modo, persiste en su afán de imponerle a sus compañeros de sueños, la vanidad de una hegemonía particular y la visión y el modelo de país que cada corriente porta y defiende. Un viejo proceder de izquierda, que no logra equilibrar sus miradas y acciones de presente con las de futuro.

Un comportamiento que no acompasa los niveles de descontento y resistencia cotidiana –que debieran tomar forma cada día–, con la denuncia de las arbitrariedades oficiales, con la siembra de la solidaridad entre todos y cada una de las clases y sectores sociales que integran el país, y con el enraizamiento simbólico y cultural de otra sociedad por construir. Una acción y un proceder en el cual el Estado podría ser objetivo y motivo de resistencia, sin convertirse en referente del ideal institucional necesario de dominar para construir vida digna.

Si la izquierda ganara corazones, asegurara territorios de influencia y ascendiera en esta superación cultural, la acción electoral con resultados nimios, por ejemplo, dejaría de ser el motor principal de todo su proceder. Ocuparía con acierto su lugar modesto, reducida a una acción más. Encararla, bajo un pronóstico con el sustento de incrementar la ingobernabilidad, en tanto las mayorías sociales no confían en el método electoral, o en tanto las decisiones estructurales del Estado, que ahora dependen de otros procederes y otras instancias, algunas de ellas extraterritoriales; llegue a un techo insoportable en la opinión. En fin, cabe abrir el debate acerca de otros procederes, otros afanes diarios, otras prácticas y otros lenguajes.

En una situación de distanciamiento y “crisis orgánica” de su relación con las mayorías del país, para construir una referencia creciente y no marginal de mediano y largo plazo, la izquierda estaría obligada, por ejemplo, a construir unos mecanismos de vida y sobrevivencia diarios: como unas redes de solidaridad a todo nivel que de verdad aporten en la superación colectiva de los males y necesidades más notorios entre los marginados y excluidos. Poner en marcha iniciativas como las redes de producción, distribución y mercadeo, por medio de las cuales empiecen a germinar otras relaciones y modelos sociales, basados en valores diferentes al dinero y los patrones de consumo, mediante los cuales el trabajo obtenga el reconocimiento y valor que le corresponde. Impulsarlo en aliento de la sabiduría tradicional, para que obtenga el reconocimiento que merece. Hoy más vital que en otro tiempo, en la lucha contra la homogenización de prácticas y consumos, así como en la resolución de afanes en salud, convivencia, agricultura, alimentación, etcétera.

Un giro sustancial para avanzar en formas de liderazgo y reconocimiento real de la izquierda, que deberá darle paso a otras formas de relacionamiento social en perspectiva de ruptura y de dualidades de poder, para lo cual es necesario empezar a romper amarras con los hilos “invisibles” de la hegemonía del capital. Amarras que por momentos siembran pasividades y lagos de escepticismo político entre las mayorías, cuando de pensar se trata en la posibilidad que tiene la lucha contra el orden dominante. En este proceder, una primerísima acción por cumplir, es animar acciones y posturas de distancia y ruptura con el sistema financiero, el mismo que tiene a cada uno de nosotros subsumidos, como rueda suelta, en la solución de las necesidades de vivienda, salud, educación, alimentación. Cada uno sometido, por demás, al afán mensual de pagar intereses y abonar a las deudas, para lo cual estamos obligados en no pocas ocasiones a trabajar más de una jornada. Entonces, la atomización y el individualismo no es casual.

Romper con esta lógica de producción y reproducción, aunque parezca imposible, es el paso inicial para quebrar en el largo plazo el sistema dominante. Para sembrar, paso a paso, otra economía y otras relaciones sociales, todo lo cual puede hacerse sin dejar de luchar contra el establecimiento, y confrontarlo, en el día a día, izando las banderas del cambio del aquí y ahora, pero sin arriar ni dejar de abonar a las del mañana.

En esa ruptura y en ese cambio, otra medida indispensable para desarrollar, es la de poner a rodar una moneda o un medio de intercambio a través del cual fracturar el mercado capitalista y ahondar solidaridades sociales. Medida que al mismo tiempo y como uno de sus efectos le permita a la izquierda cimentar la necesaria dualidad de poderes, sin la cual difícilmente ganará en credibilidad entre todos aquellos a quienes pretende estimular para una lucha tan necesaria para vivir como el aire mismo.

Estamos viviendo tiempos de crisis y, por tanto, de cambio en todos los niveles. La necesaria transformación de la izquierda, de sus formas de acción y proceder, de sus lenguajes y símbolos, de sus tejidos y relacionamientos sociales, de su visión sobre el Estado y el poder, no puede quedar por fuera de esta realidad y oportunidad. No dejemos pasar el tiempo sin proceder y ahondar en crítica frente a la cotidianidad.

 EQUIPO DESDE ABAJO

https://www.desdeabajo.info/colombia/31169-donde-esta-la-izquierda.html

martes, 21 de marzo de 2017

LOS REMEDIOS DE LA OTAN: LIBIA UN PAÍS MASACRADO DESPUÉS DE 6 AÑOS DE INTERVENCIÓN

6 años de la invasión de la OTAN en Libia: Un país masacrado

Libre Red

Tras seis años de la intervención militar de la OTAN en Libia, el país se encuentra devastado y los grupos terroristas se han extendido por su territorio. El caos, los desplazamientos forzosos, la inseguridad y la incertidumbre matizan la vida diaria de la población. 

El 19 de marzo de 2011, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) emprendió una agresión militar. Sin dilación, la noche de ese día comenzaron los bombardeos sobre el país. 

Paralelamente, se llevaron a cabo medidas de embargo para congelar activos de la National Oil Corporation y del Banco Central de Libia. De esta manera, las reservas internacionales del pueblo libio fueron arrebatadas por Occidente. 

La ofensiva imperialista comenzó en Bengasi, la segunda ciudad de Libia, en la que se destruyó el aeropuerto y el puerto, que dejó incomunicados a decenas de miles de libios. 

Mustafa Abdul Jalil, líder del Consejo Nacional de Transición de Bengasi en 2011, admitió que los manifestantes asesinados en Bengasi por la acción de la OTAN, fue responsabilidad de un grupo de espías y mercenarios que no eran libios. 

Los libios de piel oscura sufrieron la exclusión y el despojo de sus derechos, su estatus socioeconómico y político con el derrocamiento del Gobierno. El tratamiento a los libios de piel oscura bajo el gobierno de Gaddafi había sido elogiado por el propio Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en un informe de 2011, que señaló que el líder libio "hizo todo lo posible por asegurar su desarrollo económico y social, específicamente para suministrar oportunidades económicas y protecciones políticas a libios negros y a trabajadores migrantes de países africanos vecinos". 

En apenas siete meses de operación militar, la OTAN efectuó 10.000 ataques con 40.000 bombas y misiles contra los libios. Como resultado, 120.000 libios murieron de acuerdo a cifras de la Cruz Roja Internacional. 

Trípoli, la capital, fue bombardeada poco después de Bengasi. Enfrentamientos entre las milicias y fuerzas leales a Gaddafi dejaron miles de desplazados. 

El enfrentamiento entre grupos extremistas que operan en Libia ha provocado el desplazamiento de más de 400.000 personas y una situación de incertidumbre para las personas atrapadas en las zonas de conflicto, según un informe de la ONU sobre la situación en este país publicado el 23 de diciembre de 2014. 

Con el asesinato de Gaddafi surgieron milicias afines al EI como Farj Libia, Libyan Islamic Fighting Group, Ansar, Al Sharia y otros minoritarios. "Hay muchos grupos armados, unos 1.700, con muchos objetivos distintos. 

Como resultado de la intervención militar de la OTAN, que propició el derrocamiento del gobierno libio, surgieron dos parlamentos y dos gobiernos paralelos, uno en Trípoli -apoyado por las milicias Fajr Libia, aliadas de Misrata- y otro en Tobruk (a más de mil kilómetros de distancia), reconocido por Occidente. Cada uno de ellos luchan por ganar el apoyo de las miles de milicias que se enfrentan en el país y ha dejado como resultado una nación con profundas divisiones regionales, étnicas y locales. 

En 2016, un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alerta nuevamente sobre las violaciones de derechos humanos en Libia, entre ellas, las miles de decapitaciones, detenciones arbitrarias, torturas con electricidad y golpes. 

El documento revela que la situación en el país no ha cambiado desde el 2014, cuando otro informe de la ONU advirtió sobre los ataques indiscriminados contra civiles, bombardeos de hospitales, secuestros, torturas y ejecuciones ilegales. 

Entretanto, la OTAN se prepara para una nueva posible invasión. El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, entregó recientemente a la Casa Blanca un plan en el que se detalla el paso a paso para poner en marcha operaciones militares en toda Libia con la supuesta intención de combatir el terrorismo. 

Antes de las bombas de la OTAN, Libia tenía el nivel de vida más alto de África e incluso por encima de Rusia, Brasil y Arabia Saudita. 

La electricidad era gratuita para todos los ciudadanos y la vivienda era un derecho. En este sentido, a los recién casados se les otorgaba el equivalente a 50.000 dólares para comprarse una casa. 

En materia de salud, si un libio no podía hallar la educación o atención médica que buscaba, el gobierno de Gaddafi les daba los fondos necesarios para conseguirlos fuera del país. 

Cualquier persona que deseaba ser agricultor recibía gratis tierra, una casa, animales, equipo de agricultura y semillas y en caso de haber pedido un préstamo de cualquier tipo, la tasa era de un 0 por ciento de interés por ley. 

En otros aspectos, la economía libia era libre del Fondo Monetario Internacional. El banco central libio emitía dinero sin deuda, a diferencia del bloque occidental que la atacó militarmente. 

El monumental proyecto Gran Río Artificial, que proveyó de agua gratuita a los libios y otros pueblos africanos, fue bombardeado por la OTAN y provocó una crisis acuífera en Libia, sobre todo en Trípoli. 

Con la intervención militar de la OTAN, liderada por Estados Unidos, el pueblo libio perdió su prosperidad, calidad de vida y estabilidad política y social.

https://es.sott.net/article/51993-6-anos-de-la-invasion-de-la-OTAN-en-Libia-Un-pais-masacrado

miércoles, 1 de marzo de 2017

CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD DE LAS ÉLITES EN COLOMBIA

LA IMPUNIDAD DE LAS ÉLITES POLÍTICAS

Germán Paul Cáceres

Para Colombia, el paso de la indignación a la acción, el aliento para sacudir la base de poder de ciertos sectores poderosos de las élites políticas y someterla de una vez por todas, debe vincularse con la agenda inmediata de reformas a la que el posconflicto le abre posibilidades.

http://www.actitudfem.com/

El tsunami político y judicial que están provocando las revelaciones hechas por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos sobre los sobornos pagados por la constructora de origen brasilero Odebrecht, en al menos 10 países de América Latina1, también muestra la licencia de impunidad con la que se han habituado a vivir nuestras élites políticas.

Desprendidas de toda responsabilidad y ensimismadas en su cómoda opulencia, estas se acostumbraron a enriquecerse desde el gobierno, sin vergüenza y sin miedo. La revelación del sumario de Odebrecht, aunque no es un caso aislado y es solo el ejemplo más emblemático, sí se presenta como tal y parece no ser suficiente para impedir que las élites políticas se sigan sintiendo a salvo en su statu quo, por más que la magnitud de las revelaciones arrastre a la cárcel a algunos dirigentes políticos de todo signo. En esa línea, parece estar desarrollándose el suceso en Colombia, donde está en marcha una operación de encubrimiento entre los principales involucrados, con el Fiscal General oficiando de notario del pacto de impunidad al respecto2.

Por donde se mire, las élites políticas están abstraídas en su propia burbuja. La mentada democracia, que por principio conlleva rendición de cuentas y responsabilidad política, sigue quedando reducida al puro hecho electoral. En Brasil ya traspasaron todo límite impulsando un golpe de estado parlamentario para ganar más impunidad, con un presidente de facto dedicado desesperadamente a salvarse a sí mismo y a sus cómplices. Ya veremos si, ante tanta evidencia, Temer aguanta el Lava Jato.

En Colombia, por nuestra parte, asistimos a la farsa en la que, dado que tanto el Gobierno como la oposición de extrema derecha del uribismo quedaron embarrados con los coletazos del caso Odebrecht, convenientemente declaran el empate y consuman un cruce de impunidades. En México ni se habla del tema que toca a la petrolera estatal PEMEX, a pesar de que ya no es el régimen del viejo PRI. El “nuevo” PRI consigue mantener el escándalo de Odebrecht en el congelador y “en lo oscurito”, como se acostumbra a decir cuando de tranzar se trata entre las élites políticas de este país3.

Como éstos, se pueden enumerar muchos otros ejemplos. De cualquier modo, en específico, las élites políticas parecen sentirse tranquilas e indiferentes al inconformismo ciudadano y a su propia crisis de credibilidad. El fantasma del “¡Que se vayan todos!”, todavía se les hace grácil.

De forma sorprendente, la licencia de impunidad de las élites políticas no es revocada por la sociedad. Pesan más estrategias como el círculo de autoprotección mutuo, el sacrificio de chivos expiatorios (en Colombia, en el caso Odebrechet, hasta ahora solo tienen acusación formal un ex viceministro desconocido y un ex senador que ya nadie recordaba) y las operaciones mediáticas para proteger a implicados o beneficiados (en Colombia, la complicidad de algunos medios de comunicación para no mencionar como beneficiados de toda esta trama a las empresas del señor Sarmiento Angulo, aunque estrictamente no es complicidad, pues son medios de su propiedad).

Este diagnóstico tan general es, sin embargo, congruente con la situación de la mayoría de nuestros países. El caso Odebrecht pone en evidencia a algunos funcionarios pero, por sobre todo, sigue mostrando una sobrediagnosticada cultura política, que es permisiva con la corrupción de sus políticos y, por ende, con su impunidad, pero que al final sobrevive casi intacta al escándalo.

Sin embargo, ¿por qué se atreven y se sienten a salvo? Calculan que han acumulado tanto poder que pueden hacer lo que quieran; controlan todas las instituciones con relaciones de conveniencia que son el soporte del funcionamiento de las mismas; no se sienten requeridas por una sociedad despolitizada y desmovilizada que poco puede hacer y que no tiene ganas de hacer nada; aprovechan la situación de la mayoría de la población con trabajos precarizados o economías individuales o familiares frágiles; y trafican con la necesidad de las personas a través de programas de asistencia, principalmente los de transferencias directas focalizadas y acceso a la salud subsidiada, entre otras.

Para Colombia, el paso de la indignación a la acción, el aliento para sacudir la base de poder de ciertos sectores poderosos de las élites políticas y someterla de una vez por todas, debe vincularse con la agenda inmediata de reformas a la que el posconflicto le abre posibilidades. De su éxito también depende el urgente recambio de elites políticas y el desplazamiento de la corrupción/impunidad como dispositivo central de la cultura política.

***

1Brasil, Argentina, Colombia, Guatemala, México, Panamá, Perú, Ecuador, República Dominicana y Venezuela.

2Como ya se sabe y hasta donde se sabe, en Colombia el caso Odebrecht se relaciona con las irregularidades en la concesión de la llamada Ruta del Sol-Tramo Dos (Gobierno Uribe Vélez), en la adición del anterior contrato para la vía Río de Oro-Aguachica-Gamarra (Gobierno Santos Calderón) y en el contrato de navegabilidad del rio Magdalena adjudicado a Navelena-Odebrecht (Gobierno Santos Calderón). A lo que se suma, como si hicieran falta más desmanes, los presuntos donativos relacionados con los anteriores contratos que desde Odebrecht llegaron a las campañas presidenciales tanto de Santos Calderón como del candidato Zuluaga Escobar (siendo una empresa extranjera le está prohibido financiar campañas políticas en el país, como a los políticos recibir éstos recursos).

3Un panorama de “La mugre de Odebrecht en México”, se puede consultar en el portal de la asociación civil Mexicanos contra la corrupción y la impunidad, https://contralacorrupcion.mx/web/lanegrarelacion/index.html

http://palabrasalmargen.com/index.php/articulos/nacional/item/la-impunidad-de-las-elites-politicas?category_id=138

domingo, 10 de abril de 2016

LLAMADO DE CORREA A LOS PUEBLOS PARA MANTENERSE UNIDOS ANTE ATAQUES DESESTABILIZADORES DE LA DERECHA

Correa: Que la oligarquía no se equivoque, aquí está el pueblo


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, convocó a los pueblos de América Latina y el Caribe a mantenerse unidos para impedir “los ataques desestabilizadores y golpistas” por parte de “las fuerzas de ultraderecha hambrientas de poder”, informó la cadena multinacional Telesur.

Desde el Palacio de Carondelet —la sede gubernamental ecuatoriana—, el mandatario advirtió sobre la posibilidad de un nuevo Plan Cóndor contra los gobiernos progresistas de la región, pero subrayó que “la unidad de los países libres y soberanos dejará la conspiración sin éxito”.

Este jueves, miles de ecuatorianos salieron a las calles de Quito para respaldar al Gobierno de Rafael Correa y contrarrestar las protestas convocadas por la oposición, que se concentró en diferentes zonas de la capital contra el plan del mandatario para aplicar nuevos impuestos; entre ellos, a la salida de capitales del país.

El presidente de Ecuador aseguró que “seguiremos dando la batalla desde la calle” con los que observan a diario “el verdadero cambio histórico que vive el continente suramericano” y resaltó los avances en educación, salud y cultura que se han producido durante su mandato.

Respecto a las movilizaciones contra su política, Correa recordó que “en una democracia como la que reina en Ecuador deben existir opositores”.

Cubadebate | Andes
http://www.librered.net/?p=43736&utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+librered+%28LibreRed+Not%C3%ADcias%29

lunes, 28 de marzo de 2016

CÓMO FUNCIONA LA HIDRA MUNDIAL, EL OLIGOPOLIO DE 28 BANCOS QUE DOMINAN EL MUNDO

Cómo funcionan los 28 bancos que dominan la economía global
Marcelo Justo
BBC Mundo
Image copyright Gett yImage caption. Las grandes entidades siguen dominando muchas de las grandes variables de la economía.

El estallido financiero de 2008 y la gran recesión mundial cambiaron poco y nada en la escena de la economía mundial.

A casi ocho años de la crisis y en medio de un estancamiento global, el mundo sigue dominado por 28 grandes bancos internacionales (mira cuáles son al final de esta nota), denominados por algunos de sus críticos más acérrimos como "la hidra mundial".

Estas entidades manejan las grandes variables económicas globales, imponen condiciones a gobiernos democráticos y, en busca de ganancias rápidas y estratosféricas, apuestan en una ruleta cada vez más vertiginosa que puede volver a estallar en cualquier momento.

François Morin, autor del recientemente publicado "La hidra mundial, el oligopolio bancario" es profesor emérito de ciencias económicas en la Universidad de Toulouse y ex miembro del consejo general del Banco de Francia.

"Los Estados son a la vez rehenes de la hidra bancaria y están disciplinados por ésta. La crisis de 2007-2008 prueba este poder", dice.

"Los grandes bancos detentaban los productos tóxicos responsables de la crisis pero, en vez de reestructurar los bancos, los Estados terminaron asumiendo sus obligaciones y la deuda privada se transformó en deuda pública", señala Morin.

Los Estados son a la vez rehenes de la hidra bancaria y están disciplinados por ésta"
François Morin, autor de "La hidra mundial, el oligopolio bancario"

El investigador francés pone el foco sobre cinco mecanismos que permiten esta hegemonía financiera, económica y política:
1. Activos (bienes, dinero, clientes, préstamos, etc)

Los 28 bancos detentan recursos superiores a los de la deuda pública de 200 Estados del planeta.

Mientras que estas entidades tienen activos por US$50.341 billones, la deuda pública mundial asciende a US$48.957 billones.

Otra manera de dimensionarlo: hay cientos de miles de bancos en todo el mundo, pero estas 28 entidades concentran el 90% de los activos financieros.

En este escenario de hiperconcentración, la caída de uno o varios de estos bancos tiene un potencial devastador no solo sobre el sector financiero sino sobre la economía en general.Image copyrightGettyImage caption. La caída de Lehman Brothers, en 2008, marcó el inicio de la crisis económica mundial.

Es la base del argumento en el centro de los debates post 2008: el riesgo de entidades "too big to fail" (tan grandes, que no se puede permitir que vayan a la bancarrota)

Según Oscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación", que estudia este nuevo sistema financiero mundial, con este nivel de concentración del poder financiero hay "todas las posibilidades" de repetición de una crisis como la del 2007-2008.

"Estos mercados crecieron con la liberalización financiera de los últimos 30 años, que les permitió salir de su lugar de intermediario financiero con la producción y el consumo, es decir, de correa de transmisión para proyectos productivos y compras", señaló a BBC Mundo.
Image copyrightAFPImage caption. La crisis que empezó en 2008 creó enormes problemas y conflictos sociales.

"Con su participación en los mercados especulativos, desde divisas y tasas de interés hasta commodities y derivados, con un crecimiento explosivo de su crédito para financiar esta expansión, se llegó a 2008", añadió.

"La situación no ha cambiado y hoy estamos viendo que muchos de estos bancos están en serios problemas".
2. Creación de Moneda

El sistema clásico de emisión monetaria es el de una Casa de la Moneda que imprime los billetes que necesita un Banco Central situado en el centro de la escena financiera.


"La situación no ha cambiado y hoy estamos viendo que muchos de estos bancos están en serios problemas "
Óscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación"


Pero hoy el 90% de la moneda es creada por estos 28 bancos: solo el 10% es responsabilidad de los bancos centrales.

El paso del dinero físico al dinero crediticio está cambiando esta ecuación.

Image copyrightGettyImage caption. La situación ha cambiado poco desde el año 2008.

"Estamos cerrando el círculo. En un principio, había bancos que hacían operaciones de comercio exterior e interno. Era dinero-crédito. Pero no había control y centralización de esta función", explicó Ugarteche.

"Esto solo empieza a suceder con la creación de un Banco Central responsable de la emisión monetaria. El primero es el de Inglaterra en el siglo XVII. Pero con la desregulación bancaria de los 90 estamos volviendo al principio. Los bancos emiten crédito y no hay mucho control al respecto ", señaló.

Si antes la expansión de dinero guardaba cierta proporción con el nivel de reserva monetaria de un país, hoy en día ese límite ha perdido relevancia.

En este marco de total flexibilización crediticia, la Consultora Global Mc Kinsey estima que la deuda total -es decir la suma de deuda pública, privada e individual - creció en más de US$57 billones en los últimos siete años y hoy roza los US$200 billones, unas tres veces el PIB mundial.


3. Manejo del mercado cambiario

El mercado cambiario es uno de los más grandes del mundo: US$6.000 millones diarios.

Cinco de los 28 bancos controlan el 51% de ese mercado.

"El tipo de cambio se maneja en Estados Unidos y el Reino Unido, es decir, no sólo depende de las variables económicas de un país", afirmó Ugarteche.


"El tipo de cambio se maneja en Estados Unidos y el Reino Unido, es decir, no sólo depende de las variables económicas de un país"
Óscar Ugarteche, economista y autor de "La gran mutación"


"Basta con que estos operadores, vinculados a los bancos de estas naciones, decidan que el valor de una moneda no se sostiene para que la ataquen especulativamente por medio del mercado de futuros", señaló el experto.

"Con compras o ventas masivas arrastran al resto de los actores provocando una modificación del tipo de cambio que no tiene nada que ver con la salud económica de un país ".

El caso de Brasil ilustra este fenómeno.

En septiembre de 2014 Brasil tenía un altísimo nivel de reservas -el más alto a nivel regional- que resultó insuficiente para contener el ataque sobre la moneda.

Image copyrightGettyImage caption- Las reservas acumuladas no le valieron a Brasil para esquivar la crisis.

El gobierno adoptó una serie de medidas como el aumento de las tasas de interés para estimular el ingreso de divisas y evitar la fuga de capitales, pero estas medidas ahogaron el crédito que necesitaba el aparato productivo y condujeron a la profunda recesión actual.

"Fue una crisis inducida. Y no es un caso aislado. En México el valor de la moneda pasó de 14 a 20 sin que mediara un déficit fiscal importante, una crisis de balanza de pagos o inflacionaria, una caída de las reservas o la actividad económica", dijo Ugarteche.
4. Manejo de las tasas de interés

Con su potencial financiero, estas 28 entidades tienen una gravitación fundamental sobre las tasas de interés.

Dado el estratosférico nivel de circulación diario de activos financieros y deuda, cualquier variación de la tasa de interés mueve automáticamente enormes cantidades de dinero.

La investigación que iniciaron en 2012 Estados Unidos, Gran Bretaña y la Comisión Europea mostró cómo este nivel de concentración de los bancos termina en manipulación del mercado.

Según la investigación, 11 de los 28 (Bank of America, BNP-Paribas, Barclays, Citigroup, Crédit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, HSBC, JP Morgan Chase, Royal Bank of Scotland, UBS) se comportaron como "entidades o bandas organizadas" para manipular las tasas de interés Libor.

El Libor se acuerda diariamente en el mercado de Londres, determina la tasa a la que prestan los bancos y tiene un impacto directo en el mercado de derivados y en lo que pagan consumidores y productores por sus préstamos.

Image copyrightGettyImage caption11. Ggrandes bancos manipularon las tasas de interés Líbor.

"Las cosas no han cambiado. Un escándalo similar ha ocurrido recientemente con Goldman Sachs, Morgan Stanley y JP Morgan en el mercado de commodities", indicó Ugarteche.
5. Los derivados

La mitad de los 28 bancos producen derivados por US$710.000 millones, es decir, el equivalente a diez veces el Producto Bruto Interno mundial.

En su libro "La gran mutación", Ugarteche ilustra el funcionamiento del mercado de los derivados con el caso de un modesto activo financiero: una vaca.

Image copyrightGettyImage caption- En 2008 desaparecieron miles de millones de dólares debido a mecanismos económicos ficticios.

¿Qué se puede hacer si queremos convertir a la vaca en dinero?

En otras épocas se vendía para recibir a cambio una determinada cantidad de efectivo.

Pero hoy se puede vender su valor a futuro.

Como no es una transacción presente sino futura, el valor se multiplica muchas veces. Por ejemplo:
se vende el probable ingreso futuro por la leche de la vaca
se vende los terneros que parirá la vaca
se vende la eventual leche de estos probables terneros, o el queso y la manteca que produzcan.

"A partir de una vaca real, se crea una economía ficticia construida mediante el uso de distintas operaciones financieras. Es un mundo de probabilidades. El ternero es un futuro posible, nada más que eso. Lo mismo el rendimiento de una vaca. ¿Qué pasa si la vaca se enferma?", dijo Ugarteche.

A partir de una vaca real, se crea una economía ficticia construida mediante el uso de distintas operaciones financieras"

Óscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación"

En este caso, las operaciones efectuadas se van por un agujero negro.

Así, en 2008 desaparecieron, más de US$200.000 millones, algo que arrastró en su caída a las aseguradoras que supuestamente garantizaban todo este flujo de valor financiero.

Nada ha cambiado. Los 28 bancos más grandes
J. P. Morgan Chase
Bank of America
Citigroup
HSBC
Deutsches Bank
Groupe Crédit Agricole
BNP Paribas
Barclays PLC
Mitsubishi Ufjfg
Bank of China
Royal Bank of Scotland
Morgan Stanley
Goldman Sachs
Mizuho FG
Santander
Société Générale
ING Bank
BPCE
Wells Fargo
Sumitomo Mitsui FG
UBS
Unicrédit Group
Crédit Suisse
Nordea
BBVA
Standart Chartered
Bank of New York Mekon
State Street

El balance total de estos bancos es de US$50.341 millones.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/03/160325_economia_mecanismos_hidra_financiera_mundial_mj

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons