juegos para xo gadgets para blogger

TV EMANCIPACIÓN

Mostrando entradas con la etiqueta FORMACION DE CUADROS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta FORMACION DE CUADROS. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de marzo de 2017

LOS REMEDIOS DE LA OTAN: LIBIA UN PAÍS MASACRADO DESPUÉS DE 6 AÑOS DE INTERVENCIÓN

6 años de la invasión de la OTAN en Libia: Un país masacrado

Libre Red

Tras seis años de la intervención militar de la OTAN en Libia, el país se encuentra devastado y los grupos terroristas se han extendido por su territorio. El caos, los desplazamientos forzosos, la inseguridad y la incertidumbre matizan la vida diaria de la población. 

El 19 de marzo de 2011, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) emprendió una agresión militar. Sin dilación, la noche de ese día comenzaron los bombardeos sobre el país. 

Paralelamente, se llevaron a cabo medidas de embargo para congelar activos de la National Oil Corporation y del Banco Central de Libia. De esta manera, las reservas internacionales del pueblo libio fueron arrebatadas por Occidente. 

La ofensiva imperialista comenzó en Bengasi, la segunda ciudad de Libia, en la que se destruyó el aeropuerto y el puerto, que dejó incomunicados a decenas de miles de libios. 

Mustafa Abdul Jalil, líder del Consejo Nacional de Transición de Bengasi en 2011, admitió que los manifestantes asesinados en Bengasi por la acción de la OTAN, fue responsabilidad de un grupo de espías y mercenarios que no eran libios. 

Los libios de piel oscura sufrieron la exclusión y el despojo de sus derechos, su estatus socioeconómico y político con el derrocamiento del Gobierno. El tratamiento a los libios de piel oscura bajo el gobierno de Gaddafi había sido elogiado por el propio Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en un informe de 2011, que señaló que el líder libio "hizo todo lo posible por asegurar su desarrollo económico y social, específicamente para suministrar oportunidades económicas y protecciones políticas a libios negros y a trabajadores migrantes de países africanos vecinos". 

En apenas siete meses de operación militar, la OTAN efectuó 10.000 ataques con 40.000 bombas y misiles contra los libios. Como resultado, 120.000 libios murieron de acuerdo a cifras de la Cruz Roja Internacional. 

Trípoli, la capital, fue bombardeada poco después de Bengasi. Enfrentamientos entre las milicias y fuerzas leales a Gaddafi dejaron miles de desplazados. 

El enfrentamiento entre grupos extremistas que operan en Libia ha provocado el desplazamiento de más de 400.000 personas y una situación de incertidumbre para las personas atrapadas en las zonas de conflicto, según un informe de la ONU sobre la situación en este país publicado el 23 de diciembre de 2014. 

Con el asesinato de Gaddafi surgieron milicias afines al EI como Farj Libia, Libyan Islamic Fighting Group, Ansar, Al Sharia y otros minoritarios. "Hay muchos grupos armados, unos 1.700, con muchos objetivos distintos. 

Como resultado de la intervención militar de la OTAN, que propició el derrocamiento del gobierno libio, surgieron dos parlamentos y dos gobiernos paralelos, uno en Trípoli -apoyado por las milicias Fajr Libia, aliadas de Misrata- y otro en Tobruk (a más de mil kilómetros de distancia), reconocido por Occidente. Cada uno de ellos luchan por ganar el apoyo de las miles de milicias que se enfrentan en el país y ha dejado como resultado una nación con profundas divisiones regionales, étnicas y locales. 

En 2016, un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alerta nuevamente sobre las violaciones de derechos humanos en Libia, entre ellas, las miles de decapitaciones, detenciones arbitrarias, torturas con electricidad y golpes. 

El documento revela que la situación en el país no ha cambiado desde el 2014, cuando otro informe de la ONU advirtió sobre los ataques indiscriminados contra civiles, bombardeos de hospitales, secuestros, torturas y ejecuciones ilegales. 

Entretanto, la OTAN se prepara para una nueva posible invasión. El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, entregó recientemente a la Casa Blanca un plan en el que se detalla el paso a paso para poner en marcha operaciones militares en toda Libia con la supuesta intención de combatir el terrorismo. 

Antes de las bombas de la OTAN, Libia tenía el nivel de vida más alto de África e incluso por encima de Rusia, Brasil y Arabia Saudita. 

La electricidad era gratuita para todos los ciudadanos y la vivienda era un derecho. En este sentido, a los recién casados se les otorgaba el equivalente a 50.000 dólares para comprarse una casa. 

En materia de salud, si un libio no podía hallar la educación o atención médica que buscaba, el gobierno de Gaddafi les daba los fondos necesarios para conseguirlos fuera del país. 

Cualquier persona que deseaba ser agricultor recibía gratis tierra, una casa, animales, equipo de agricultura y semillas y en caso de haber pedido un préstamo de cualquier tipo, la tasa era de un 0 por ciento de interés por ley. 

En otros aspectos, la economía libia era libre del Fondo Monetario Internacional. El banco central libio emitía dinero sin deuda, a diferencia del bloque occidental que la atacó militarmente. 

El monumental proyecto Gran Río Artificial, que proveyó de agua gratuita a los libios y otros pueblos africanos, fue bombardeado por la OTAN y provocó una crisis acuífera en Libia, sobre todo en Trípoli. 

Con la intervención militar de la OTAN, liderada por Estados Unidos, el pueblo libio perdió su prosperidad, calidad de vida y estabilidad política y social.

https://es.sott.net/article/51993-6-anos-de-la-invasion-de-la-OTAN-en-Libia-Un-pais-masacrado

miércoles, 1 de marzo de 2017

CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD DE LAS ÉLITES EN COLOMBIA

LA IMPUNIDAD DE LAS ÉLITES POLÍTICAS

Germán Paul Cáceres

Para Colombia, el paso de la indignación a la acción, el aliento para sacudir la base de poder de ciertos sectores poderosos de las élites políticas y someterla de una vez por todas, debe vincularse con la agenda inmediata de reformas a la que el posconflicto le abre posibilidades.

http://www.actitudfem.com/

El tsunami político y judicial que están provocando las revelaciones hechas por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos sobre los sobornos pagados por la constructora de origen brasilero Odebrecht, en al menos 10 países de América Latina1, también muestra la licencia de impunidad con la que se han habituado a vivir nuestras élites políticas.

Desprendidas de toda responsabilidad y ensimismadas en su cómoda opulencia, estas se acostumbraron a enriquecerse desde el gobierno, sin vergüenza y sin miedo. La revelación del sumario de Odebrecht, aunque no es un caso aislado y es solo el ejemplo más emblemático, sí se presenta como tal y parece no ser suficiente para impedir que las élites políticas se sigan sintiendo a salvo en su statu quo, por más que la magnitud de las revelaciones arrastre a la cárcel a algunos dirigentes políticos de todo signo. En esa línea, parece estar desarrollándose el suceso en Colombia, donde está en marcha una operación de encubrimiento entre los principales involucrados, con el Fiscal General oficiando de notario del pacto de impunidad al respecto2.

Por donde se mire, las élites políticas están abstraídas en su propia burbuja. La mentada democracia, que por principio conlleva rendición de cuentas y responsabilidad política, sigue quedando reducida al puro hecho electoral. En Brasil ya traspasaron todo límite impulsando un golpe de estado parlamentario para ganar más impunidad, con un presidente de facto dedicado desesperadamente a salvarse a sí mismo y a sus cómplices. Ya veremos si, ante tanta evidencia, Temer aguanta el Lava Jato.

En Colombia, por nuestra parte, asistimos a la farsa en la que, dado que tanto el Gobierno como la oposición de extrema derecha del uribismo quedaron embarrados con los coletazos del caso Odebrecht, convenientemente declaran el empate y consuman un cruce de impunidades. En México ni se habla del tema que toca a la petrolera estatal PEMEX, a pesar de que ya no es el régimen del viejo PRI. El “nuevo” PRI consigue mantener el escándalo de Odebrecht en el congelador y “en lo oscurito”, como se acostumbra a decir cuando de tranzar se trata entre las élites políticas de este país3.

Como éstos, se pueden enumerar muchos otros ejemplos. De cualquier modo, en específico, las élites políticas parecen sentirse tranquilas e indiferentes al inconformismo ciudadano y a su propia crisis de credibilidad. El fantasma del “¡Que se vayan todos!”, todavía se les hace grácil.

De forma sorprendente, la licencia de impunidad de las élites políticas no es revocada por la sociedad. Pesan más estrategias como el círculo de autoprotección mutuo, el sacrificio de chivos expiatorios (en Colombia, en el caso Odebrechet, hasta ahora solo tienen acusación formal un ex viceministro desconocido y un ex senador que ya nadie recordaba) y las operaciones mediáticas para proteger a implicados o beneficiados (en Colombia, la complicidad de algunos medios de comunicación para no mencionar como beneficiados de toda esta trama a las empresas del señor Sarmiento Angulo, aunque estrictamente no es complicidad, pues son medios de su propiedad).

Este diagnóstico tan general es, sin embargo, congruente con la situación de la mayoría de nuestros países. El caso Odebrecht pone en evidencia a algunos funcionarios pero, por sobre todo, sigue mostrando una sobrediagnosticada cultura política, que es permisiva con la corrupción de sus políticos y, por ende, con su impunidad, pero que al final sobrevive casi intacta al escándalo.

Sin embargo, ¿por qué se atreven y se sienten a salvo? Calculan que han acumulado tanto poder que pueden hacer lo que quieran; controlan todas las instituciones con relaciones de conveniencia que son el soporte del funcionamiento de las mismas; no se sienten requeridas por una sociedad despolitizada y desmovilizada que poco puede hacer y que no tiene ganas de hacer nada; aprovechan la situación de la mayoría de la población con trabajos precarizados o economías individuales o familiares frágiles; y trafican con la necesidad de las personas a través de programas de asistencia, principalmente los de transferencias directas focalizadas y acceso a la salud subsidiada, entre otras.

Para Colombia, el paso de la indignación a la acción, el aliento para sacudir la base de poder de ciertos sectores poderosos de las élites políticas y someterla de una vez por todas, debe vincularse con la agenda inmediata de reformas a la que el posconflicto le abre posibilidades. De su éxito también depende el urgente recambio de elites políticas y el desplazamiento de la corrupción/impunidad como dispositivo central de la cultura política.

***

1Brasil, Argentina, Colombia, Guatemala, México, Panamá, Perú, Ecuador, República Dominicana y Venezuela.

2Como ya se sabe y hasta donde se sabe, en Colombia el caso Odebrecht se relaciona con las irregularidades en la concesión de la llamada Ruta del Sol-Tramo Dos (Gobierno Uribe Vélez), en la adición del anterior contrato para la vía Río de Oro-Aguachica-Gamarra (Gobierno Santos Calderón) y en el contrato de navegabilidad del rio Magdalena adjudicado a Navelena-Odebrecht (Gobierno Santos Calderón). A lo que se suma, como si hicieran falta más desmanes, los presuntos donativos relacionados con los anteriores contratos que desde Odebrecht llegaron a las campañas presidenciales tanto de Santos Calderón como del candidato Zuluaga Escobar (siendo una empresa extranjera le está prohibido financiar campañas políticas en el país, como a los políticos recibir éstos recursos).

3Un panorama de “La mugre de Odebrecht en México”, se puede consultar en el portal de la asociación civil Mexicanos contra la corrupción y la impunidad, https://contralacorrupcion.mx/web/lanegrarelacion/index.html

http://palabrasalmargen.com/index.php/articulos/nacional/item/la-impunidad-de-las-elites-politicas?category_id=138

domingo, 10 de abril de 2016

LLAMADO DE CORREA A LOS PUEBLOS PARA MANTENERSE UNIDOS ANTE ATAQUES DESESTABILIZADORES DE LA DERECHA

Correa: Que la oligarquía no se equivoque, aquí está el pueblo


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, convocó a los pueblos de América Latina y el Caribe a mantenerse unidos para impedir “los ataques desestabilizadores y golpistas” por parte de “las fuerzas de ultraderecha hambrientas de poder”, informó la cadena multinacional Telesur.

Desde el Palacio de Carondelet —la sede gubernamental ecuatoriana—, el mandatario advirtió sobre la posibilidad de un nuevo Plan Cóndor contra los gobiernos progresistas de la región, pero subrayó que “la unidad de los países libres y soberanos dejará la conspiración sin éxito”.

Este jueves, miles de ecuatorianos salieron a las calles de Quito para respaldar al Gobierno de Rafael Correa y contrarrestar las protestas convocadas por la oposición, que se concentró en diferentes zonas de la capital contra el plan del mandatario para aplicar nuevos impuestos; entre ellos, a la salida de capitales del país.

El presidente de Ecuador aseguró que “seguiremos dando la batalla desde la calle” con los que observan a diario “el verdadero cambio histórico que vive el continente suramericano” y resaltó los avances en educación, salud y cultura que se han producido durante su mandato.

Respecto a las movilizaciones contra su política, Correa recordó que “en una democracia como la que reina en Ecuador deben existir opositores”.

Cubadebate | Andes
http://www.librered.net/?p=43736&utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+librered+%28LibreRed+Not%C3%ADcias%29

lunes, 28 de marzo de 2016

CÓMO FUNCIONA LA HIDRA MUNDIAL, EL OLIGOPOLIO DE 28 BANCOS QUE DOMINAN EL MUNDO

Cómo funcionan los 28 bancos que dominan la economía global
Marcelo Justo
BBC Mundo
Image copyright Gett yImage caption. Las grandes entidades siguen dominando muchas de las grandes variables de la economía.

El estallido financiero de 2008 y la gran recesión mundial cambiaron poco y nada en la escena de la economía mundial.

A casi ocho años de la crisis y en medio de un estancamiento global, el mundo sigue dominado por 28 grandes bancos internacionales (mira cuáles son al final de esta nota), denominados por algunos de sus críticos más acérrimos como "la hidra mundial".

Estas entidades manejan las grandes variables económicas globales, imponen condiciones a gobiernos democráticos y, en busca de ganancias rápidas y estratosféricas, apuestan en una ruleta cada vez más vertiginosa que puede volver a estallar en cualquier momento.

François Morin, autor del recientemente publicado "La hidra mundial, el oligopolio bancario" es profesor emérito de ciencias económicas en la Universidad de Toulouse y ex miembro del consejo general del Banco de Francia.

"Los Estados son a la vez rehenes de la hidra bancaria y están disciplinados por ésta. La crisis de 2007-2008 prueba este poder", dice.

"Los grandes bancos detentaban los productos tóxicos responsables de la crisis pero, en vez de reestructurar los bancos, los Estados terminaron asumiendo sus obligaciones y la deuda privada se transformó en deuda pública", señala Morin.

Los Estados son a la vez rehenes de la hidra bancaria y están disciplinados por ésta"
François Morin, autor de "La hidra mundial, el oligopolio bancario"

El investigador francés pone el foco sobre cinco mecanismos que permiten esta hegemonía financiera, económica y política:
1. Activos (bienes, dinero, clientes, préstamos, etc)

Los 28 bancos detentan recursos superiores a los de la deuda pública de 200 Estados del planeta.

Mientras que estas entidades tienen activos por US$50.341 billones, la deuda pública mundial asciende a US$48.957 billones.

Otra manera de dimensionarlo: hay cientos de miles de bancos en todo el mundo, pero estas 28 entidades concentran el 90% de los activos financieros.

En este escenario de hiperconcentración, la caída de uno o varios de estos bancos tiene un potencial devastador no solo sobre el sector financiero sino sobre la economía en general.Image copyrightGettyImage caption. La caída de Lehman Brothers, en 2008, marcó el inicio de la crisis económica mundial.

Es la base del argumento en el centro de los debates post 2008: el riesgo de entidades "too big to fail" (tan grandes, que no se puede permitir que vayan a la bancarrota)

Según Oscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación", que estudia este nuevo sistema financiero mundial, con este nivel de concentración del poder financiero hay "todas las posibilidades" de repetición de una crisis como la del 2007-2008.

"Estos mercados crecieron con la liberalización financiera de los últimos 30 años, que les permitió salir de su lugar de intermediario financiero con la producción y el consumo, es decir, de correa de transmisión para proyectos productivos y compras", señaló a BBC Mundo.
Image copyrightAFPImage caption. La crisis que empezó en 2008 creó enormes problemas y conflictos sociales.

"Con su participación en los mercados especulativos, desde divisas y tasas de interés hasta commodities y derivados, con un crecimiento explosivo de su crédito para financiar esta expansión, se llegó a 2008", añadió.

"La situación no ha cambiado y hoy estamos viendo que muchos de estos bancos están en serios problemas".
2. Creación de Moneda

El sistema clásico de emisión monetaria es el de una Casa de la Moneda que imprime los billetes que necesita un Banco Central situado en el centro de la escena financiera.


"La situación no ha cambiado y hoy estamos viendo que muchos de estos bancos están en serios problemas "
Óscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación"


Pero hoy el 90% de la moneda es creada por estos 28 bancos: solo el 10% es responsabilidad de los bancos centrales.

El paso del dinero físico al dinero crediticio está cambiando esta ecuación.

Image copyrightGettyImage caption. La situación ha cambiado poco desde el año 2008.

"Estamos cerrando el círculo. En un principio, había bancos que hacían operaciones de comercio exterior e interno. Era dinero-crédito. Pero no había control y centralización de esta función", explicó Ugarteche.

"Esto solo empieza a suceder con la creación de un Banco Central responsable de la emisión monetaria. El primero es el de Inglaterra en el siglo XVII. Pero con la desregulación bancaria de los 90 estamos volviendo al principio. Los bancos emiten crédito y no hay mucho control al respecto ", señaló.

Si antes la expansión de dinero guardaba cierta proporción con el nivel de reserva monetaria de un país, hoy en día ese límite ha perdido relevancia.

En este marco de total flexibilización crediticia, la Consultora Global Mc Kinsey estima que la deuda total -es decir la suma de deuda pública, privada e individual - creció en más de US$57 billones en los últimos siete años y hoy roza los US$200 billones, unas tres veces el PIB mundial.


3. Manejo del mercado cambiario

El mercado cambiario es uno de los más grandes del mundo: US$6.000 millones diarios.

Cinco de los 28 bancos controlan el 51% de ese mercado.

"El tipo de cambio se maneja en Estados Unidos y el Reino Unido, es decir, no sólo depende de las variables económicas de un país", afirmó Ugarteche.


"El tipo de cambio se maneja en Estados Unidos y el Reino Unido, es decir, no sólo depende de las variables económicas de un país"
Óscar Ugarteche, economista y autor de "La gran mutación"


"Basta con que estos operadores, vinculados a los bancos de estas naciones, decidan que el valor de una moneda no se sostiene para que la ataquen especulativamente por medio del mercado de futuros", señaló el experto.

"Con compras o ventas masivas arrastran al resto de los actores provocando una modificación del tipo de cambio que no tiene nada que ver con la salud económica de un país ".

El caso de Brasil ilustra este fenómeno.

En septiembre de 2014 Brasil tenía un altísimo nivel de reservas -el más alto a nivel regional- que resultó insuficiente para contener el ataque sobre la moneda.

Image copyrightGettyImage caption- Las reservas acumuladas no le valieron a Brasil para esquivar la crisis.

El gobierno adoptó una serie de medidas como el aumento de las tasas de interés para estimular el ingreso de divisas y evitar la fuga de capitales, pero estas medidas ahogaron el crédito que necesitaba el aparato productivo y condujeron a la profunda recesión actual.

"Fue una crisis inducida. Y no es un caso aislado. En México el valor de la moneda pasó de 14 a 20 sin que mediara un déficit fiscal importante, una crisis de balanza de pagos o inflacionaria, una caída de las reservas o la actividad económica", dijo Ugarteche.
4. Manejo de las tasas de interés

Con su potencial financiero, estas 28 entidades tienen una gravitación fundamental sobre las tasas de interés.

Dado el estratosférico nivel de circulación diario de activos financieros y deuda, cualquier variación de la tasa de interés mueve automáticamente enormes cantidades de dinero.

La investigación que iniciaron en 2012 Estados Unidos, Gran Bretaña y la Comisión Europea mostró cómo este nivel de concentración de los bancos termina en manipulación del mercado.

Según la investigación, 11 de los 28 (Bank of America, BNP-Paribas, Barclays, Citigroup, Crédit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, HSBC, JP Morgan Chase, Royal Bank of Scotland, UBS) se comportaron como "entidades o bandas organizadas" para manipular las tasas de interés Libor.

El Libor se acuerda diariamente en el mercado de Londres, determina la tasa a la que prestan los bancos y tiene un impacto directo en el mercado de derivados y en lo que pagan consumidores y productores por sus préstamos.

Image copyrightGettyImage caption11. Ggrandes bancos manipularon las tasas de interés Líbor.

"Las cosas no han cambiado. Un escándalo similar ha ocurrido recientemente con Goldman Sachs, Morgan Stanley y JP Morgan en el mercado de commodities", indicó Ugarteche.
5. Los derivados

La mitad de los 28 bancos producen derivados por US$710.000 millones, es decir, el equivalente a diez veces el Producto Bruto Interno mundial.

En su libro "La gran mutación", Ugarteche ilustra el funcionamiento del mercado de los derivados con el caso de un modesto activo financiero: una vaca.

Image copyrightGettyImage caption- En 2008 desaparecieron miles de millones de dólares debido a mecanismos económicos ficticios.

¿Qué se puede hacer si queremos convertir a la vaca en dinero?

En otras épocas se vendía para recibir a cambio una determinada cantidad de efectivo.

Pero hoy se puede vender su valor a futuro.

Como no es una transacción presente sino futura, el valor se multiplica muchas veces. Por ejemplo:
se vende el probable ingreso futuro por la leche de la vaca
se vende los terneros que parirá la vaca
se vende la eventual leche de estos probables terneros, o el queso y la manteca que produzcan.

"A partir de una vaca real, se crea una economía ficticia construida mediante el uso de distintas operaciones financieras. Es un mundo de probabilidades. El ternero es un futuro posible, nada más que eso. Lo mismo el rendimiento de una vaca. ¿Qué pasa si la vaca se enferma?", dijo Ugarteche.

A partir de una vaca real, se crea una economía ficticia construida mediante el uso de distintas operaciones financieras"

Óscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación"

En este caso, las operaciones efectuadas se van por un agujero negro.

Así, en 2008 desaparecieron, más de US$200.000 millones, algo que arrastró en su caída a las aseguradoras que supuestamente garantizaban todo este flujo de valor financiero.

Nada ha cambiado. Los 28 bancos más grandes
J. P. Morgan Chase
Bank of America
Citigroup
HSBC
Deutsches Bank
Groupe Crédit Agricole
BNP Paribas
Barclays PLC
Mitsubishi Ufjfg
Bank of China
Royal Bank of Scotland
Morgan Stanley
Goldman Sachs
Mizuho FG
Santander
Société Générale
ING Bank
BPCE
Wells Fargo
Sumitomo Mitsui FG
UBS
Unicrédit Group
Crédit Suisse
Nordea
BBVA
Standart Chartered
Bank of New York Mekon
State Street

El balance total de estos bancos es de US$50.341 millones.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/03/160325_economia_mecanismos_hidra_financiera_mundial_mj

martes, 22 de marzo de 2016

ATENTADO EN BRUSELAS ES PRODUCTO DE LA INTERVENCIÓN EUROPEA EN MEDIO ORIENTE, ATILIO BORON

El atentado en Bruselas es producto de la intervención europea en Medio Oriente, afirma Atilio Boron



Por Kintto Lucas y Washington Yépez / Radio Pichincha Universal 

El analista político y sociólogo argentino, Atilio Boron, atribuyó el atentado de Bruselas que dejó al menos 26 muertos, a la creciente descomposición en la relación entre Europa y Oriente Medio. 

“El colonialismo europeo pensó que la intervención en esos países (como Libia o Siria) fue gratuito, que el empobrecimiento que provocaron y que forzó a la migración masiva era un proceso que no tendría consecuencias y ahora aparecieron de una manera brutal”, destacó el analista aunque aclaró que este tipo de terrorismo no puede llamarse progresista porque es salvaje, inhumano y cruel.

Asimismo señaló que este tipo de atentados refresca el fracaso de una política de integración que finalmente se dedicó a marginar a los países de Oriente Medio.

Recordó, por ejemplo, que la intención de Estados Unidos y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) era acabar con Moamar Gadaffi para apropiarse del petróleo libio que era puro, “y ahora cada quien saquea el país y lo mismo hacen con Siria”, agregó.

En ese sentido lamentó que la intención de las principales potencias sea destruir los Estados frágiles que fueron construidos después de la Segunda Guerra mundial pero que son un obstáculo para sus intereses en la obtención del petróleo.

El análisis geopolítico de Boron en el siguiente audio:




Radio Pichincha Universal, Quito, Ecuador.
http://www.polodemocratico.net/noticias/internacional/10067-el-atentado-en-bruselas-es-producto-de-la-intervencion-europea-en-medio-oriente-afirma-atilio-boron

jueves, 25 de febrero de 2016

SANTOS, EL MAESTRO DEL ENGAÑO Y LA JORNADA ÚNICA

La de Santos no es la jornada única, es otro de sus engaños

“Para que en Colombia y en Bogotá haya una verdadera jornada escolar se requiere, por lo menos, aulas y alimentación digna “

Por: María Antonieta Cano Acosta
 

Santos, el maestro del engaño, pretende hacernos creer que, en un abrir y cerrar de ojos, acabará con 47 años de doble jornada en las instituciones educativas del país, y que con esto dará fin a todos los problemas que aquejan al aparato educativo nacional.

No dice el presidente y su ministra, que para resolver el entuerto se necesitan tiempo y presupuesto. Y menos van a reconocer que el afán por imponer este remedo de jornada única busca satisfacer una de las tantas “recomendaciones” de la OCDE, en el más puro y fundamentalista espíritu neoliberal.

Para que en Colombia y en Bogotá haya una verdadera jornada única se requieren por lo menos los siguientes puntos:

Construcciones escolares:

Para 2.400.000 estudiantes que están hoy en jornada contraria se requieren entre 90.000 y cien mil nuevas aulas. El gobierno calcula irrisorias 50 mil, por lo cual se aumentará el hacinamiento y eso sin que haya ninguna garantía de que sí se van a construir las 50 mil. Puede pasar lo mismo que con las cien mil viviendas nuevas prometidas por el prestidigitador que tenemos de presidente.

En Bogotá hay más de 700 sedes educativas en las que estudian más de 900 mil niños distribuidos en dos jornadas, mañana y tarde, cada una de 6 horas. Si la idea de Peñalosa es implementar la jornada única en el Distrito, es necesario ampliar la planta física y construir 407 nuevos colegios, cada uno con la capacidad de albergar a mil niños. Hasta el momento solo se ha hablado de construir 30. Daría hasta risa si no fuera una tragedia.

Alimentación escolar:

El actual presupuesto se redujo en 400 mil millones de pesos, con relación al del 2015. El rubro asignado para alimentación es ahora apenas de 400 mil millones, cuando el año pasado fue de 831.000 millones, y ya era insuficiente, como lo comprobaron los lamentables hechos de todos conocidos.

Y lo que Santos anuncia con bombos y platillos de una adición presupuestal de 278 mil millones (lo que no suple lo recortado) para 1.200.000 alumnos nos da apenas un monto de $1.155 para la comida de cada niño por día escolar. ¿Qué tipo de alimentación se le podrá garantizar a los niños con 1.155 pesos al día? Y esta es la jornada única de la que hablan.

Para hacer realidad la jornada única, como lo ordena la Ley General, se requiere aumentar la infraestructura, la planta de personal docente, la remuneración acorde con las horas de trabajo y la destinación presupuestal para que la educación sea financiada y administrada directamente por el Estado.

Frente a estos criterios básicos, ¿qué plantean en concreto Santos y Peñalosa? ¿Cuál va a ser la concurrencia del gobierno de Santos para materializar la medida? Las cuentas demuestran que es poco probable que a corto plazo se pueda eliminar la doble jornada y, muy por el contrario, se pondrá nuevamente a los colegios del distrito y del país a asumir medidas que afectarán la educación de los estudiantes.

http://www.las2orillas.co/la-santos-no-la-jornada-unica-enganos/

miércoles, 16 de enero de 2013

¡Desencadenar la furia de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución!

Desde Delhi hasta Ohio y por todo el mundo:

¡Si no luchas contra la violación, lo consentirás!

¡Necesitamos la revolución y un mundo completamente nuevo!

Sunsara Taylor
Periódico Revolución | revcom.us

El 16 de diciembre de 2012 en Delhi, India, seis hombres se apoderaron de un autobús y secuestraron a una estudiante de medicina de 23 años de edad, la violaron tumultuariamente y torturaron, la golpearon con saña y la penetraron con una vara de hierro corroída, rompiéndole los órganos internos. Para cuando los violadores dejaran su cuerpo desnudo debajo de un paso elevado, junto con su compañero a quien le habían golpeado salvajemente, rompiéndole varios huesos, ya se habían salido del cuerpo de ella el 95% de sus intestinos. Los violadores intentaron arrollarla con el autobús, pero su compañero la arrastró a un lugar seguro. Pero el sufrimiento no paró ahí. Durante casi dos horas, mientras derramaba su sangre, el tratamiento médico se demoró: primero porque los transeúntes se negaron a detenerse y luego porque los policías se demoraron para debatir entre sí sobre quién tenía la jurisdicción y responsabilidad. El 29 de diciembre, tras 13 días de cirugías de emergencia y tratamiento médico, murió.

El 11 de agosto de 2012, una muchacha de 16 años de edad de Steubenville, Ohio, se desmayó en una fiesta. Mientras estaba inconsciente, las estrellas del equipo local de fútbol norteamericano la desnudaron, la violaron e incitaron a otros a orinar sobre ella ante los ojos de los asistentes a la fiesta. Arrastraron a la muchacha inconsciente a tres otras fiestas, violándola durante toda la noche. Esa noche, un celular grabó a uno de los violadores riéndose y bromeando acerca de lo que él y los otros le hicieron a la muchacha. Al referirse al hecho de que ella estaba inconsciente durante el asalto, él bromea: “¿En verdad es una violación? Porque no se sabe si ella lo deseaba o no. Puede que ella lo deseara. Puede que fuera su último deseo”. Aunque esta muchacha, en los hechos, no murió, se puede oír a unos tipos riéndose mientras uno de ellos sigue diciendo durante 12 minutos cosas como: “Ella está más muerta que la esposa de OJ Simpson”, y “Ella está más muerta que Trayvon Martin”.

¿Qué tan diferentes son estas dos historias en realidad?

La pura verdad es que hoy no existe ningún lugar en el planeta donde hay seguridad para ser mujer.

No existe ningún lugar, ni en la calle ni en la casa, ni en el campo del tercer mundo ni en las grandes ciudades de las ciudadelas imperialistas, desde Delhi hasta el Congo, Ohio y cualquier lugar, donde las mujeres y las muchachas no corren el peligro de ser violadas. Donde no culpen y devalúen a las mujeres y las muchachas muy jóvenes por ser violadas. Donde no les digan a las mujeres y muchachas violadas que deben superarlo. Donde no reduzcan a la mujer a ser una incubadora de niños, obligada contra su voluntad a dar a luz por la vergüenza, la coacción o la fuerza. Donde no sean ilegales o bajo agudo ataque el aborto y hasta el control de la natalidad. Donde no opriman, golpeen, encarcelen, insulten, ultrajen, abusen, hostiguen, exploten, asesinen, escupan, tiren ácido, manoseen, humillen ni de otras formas desprecien sistemáticamente a las mujeres y las muchachas muy jóvenes.

Pero esta violencia y degradación, toda esta crueldad y salvajismo, no son simplemente el comportamiento depravado de un grupito de hombres. Tampoco es simplemente “la naturaleza humana”.

Se trata de la naturaleza de muchos hombres formados por el sistema en que vivimos, el sistema global del imperialismo, en el cual el patriarcado (la dominación de las mujeres de parte de los hombres) está entretejido en sus raíces, sus tradiciones, su “moral” y su cultura. Esta violencia es el producto directo e inevitable de un sistema que se ceba y se requiere de la posición subyugada y degradada de la mujer en sus formas feudales y medievales y en sus formas supuestamente “modernas”.

Se fomenta y SE CELEBRA esta violencia y odio contra la mujer en una de las piedras angulares culturales más comunes y establecidas de la sociedad estadounidense hoy y una de las industrias más grandes en el mundo: la pornografía y la industria del sexo.

No es ninguna coincidencia que la pornografía se haya vuelto cada vez más violenta, degradante y cruel al mismo tiempo que se haya vuelto cada vez más común y aceptada. No es ninguna coincidencia que una de las formas más populares de la pornografía hoy es el porno de violaciones, ¡en particular la violación tumultuaria!

No se puede separar estas violaciones de las relaciones más amplias en el mundo donde cada año millones de mujeres y muchachas jóvenes son secuestradas, engañadas, vendidas por familias hambrientas y golpeadas en la red global de esclavitud sexual y donde han condicionado a millones de hombres a ver a la mujer como nada más que un trozo de carne para consumir, envilecer, brutalizar y descartar.

Si este sistema no tuviera ninguna otra cosa mala, ¡la violación en sí bastaría para levantarse y hacer una revolución para borrar de la faz de la tierra este sistema y su celebración del odio contra la mujer y el horrendo sufrimiento que causa! Y toda el que sueñe con un mundo mejor tiene que ser parte de esta lucha.

Como dijo Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos:

“No se pueden romper todas las cadenas menos una. No se puede decir que uno quiere eliminar la explotación y la opresión, pero quiere que persista la opresión de la mujer por el hombre. No se puede decir que uno quiere liberar a la humanidad, pero mantener a una mitad esclavizada por la otra. La opresión de la mujer está íntimamente ligada a la división de la sociedad en amos y esclavos, explotadores y explotados, y acabar con todo esto es imposible sin liberar completamente a la mujer. Por eso la mujer desempeñará un enorme papel en el proceso de hacer la revolución y garantizar que esta no pare a medias. Es posible e imprescindible desencadenar plenamente la furia de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución proletaria”.

¡URGE que brote esta furia y es algo maravilloso, y tremendamente importante, lo que ha comenzado a estallar por toda India!

Durante semanas en India, miles de mujeres y un número importante de hombres se han levantado en rebelión furiosa contra esta reciente violación tumultuaria y muerte y toda la cultura de misoginia que concentra. Durante semanas, la furia de las mujeres se ha desbordado. La furia contra la vida cotidiana con miedo de ser asaltada y violada. Furia contra la manera en que tantos hombres consideran los espacios públicos como cancha libre para manosear y hostigar a las mujeres. Furia contra la manera en que se humillan y culpan a las mujeres que son víctimas de la violación u otros asaltos. Furia contra la manera en que los organismos del orden público hacen caso omiso de las violaciones y protegen a los violadores ¡y a menudo son los mismos agentes del orden, militares y funcionarios políticos que son los violadores! Furia contra el hecho de que en cada esfera de la sociedad, denigran y devalúan, menosprecian y brutalizan, humillan y juzgan, tratan como propiedad y explotan y oprimen a la mujer.

He aquí una de las cosas más comunes que las mujeres dicen: “Esa muchacha podía ser yo, podía ser cualquiera de mis amigas y nadie nos hubiera tomado en serio”.

Como resultado de su férrea lucha, mediante su ira y desafío, ¡por fin toman en serio a estas mujeres y hombres! Se han enfrentado a las porras, los cañones de agua y el spray de pimienta de la policía. Se han opuesto resistencia a los asaltos sexuales de los hombres reaccionarios que se introdujeron en las muchedumbres con el fin de parar a las mujeres. En los hechos, ¡todo eso solamente hizo que se enfurecieran aún más e hizo más poderosas sus protestas!

Hace solamente tres semanas, casi ninguna de estas mujeres tenía ni idea de qué tan furiosas estaban. Hace tres semanas, casi nadie tenía ninguna idea del potencial que un creciente número de hombres iban a sumárseles. Que quede claro: esta misma profundidad de furia entre las mujeres y el potencial entre los hombres existen en las mujeres y los hombres por todo el mundo, pero nunca saldría a la superficie si no luchamos por ello.

Urge que la gente de todas partes se ponga de pie y se una con las mujeres en rebelión en India. ¡Su lucha es nuestra lucha; esas mujeres son nuestras hermanas!

Urge que llevemos a aquellos que se levantan un conocimiento de la auténtica revolución comunista, de la nueva concepción de ésta tal como que BA la ha desarrollado, la que es necesaria, ¡y posible!, para eliminar la plaga de las violaciones en todo el mundo. Un buen lugar para empezar sería estudiar y difundir Una declaración: Por la liberación de la mujer y por la emancipación de toda la humanidad. (Revolución #158, 8 de marzo de 2009)

Por último, urge que tomemos dirección e inspiración de la furia desencadenada en India, para sacar la misma a la superficie aquí en Estados Unidos así como en todas partes del planeta. Tenemos que asumir la responsabilidad de desencadenar esta furia como una fuerza poderosa para la revolución más radical y liberadora de la historia humana, luchando hoy para poner fin al constante abuso y degradación de la mujer, toda la cultura de violación y pornografía que acecha y pone en peligro a la mujer, todo el vil asalto contra el derecho de la mujer al control de la natalidad y el aborto, a la vez que forjamos la fuerza para poner fin a esta locura, en Estados Unidos y en todo el mundo, de una vez para siempre por medio de la revolución comunista ¡lo antes posible!

Únase con el movimiento para poner ¡Fin a la pornografía y el patriarcado: La esclavización y la denigración de la mujer!

Desde Delhi hasta Ohio y por todo el mundo, ¡si no luchas contra la violación, la consentirás!

¡Deja de ver el porno, empieza a luchar contra el patriarcado!

¡Desencadenar la furia de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución!
 
http://revcom.us/a/292/si-no-luchas-contra-la-violacion-es.html

viernes, 30 de septiembre de 2011

LA ECOMÍA MORAL DE MARX

Economía Moral

Foto
Karl Marx, autor de los Grundrisse


Fin de la sociedad centrada en el trabajo pagado y visiones de futuro/ X Texto de Marx que funda la gran esperanza y problematiza la teoría del valor
Julio Boltvinik

En el volumen 2 de los Grundrisse1 Marx incluyó una pequeña sección (Contradicción entre la base de la producción burguesa (medida del valor) y su propio desarrollo), que resulta crucial porque: 1) funda, con más de 100 años de anticipación, la gran esperanza de liberación humana de la escasez y del trabajo enajenado, a la que me referí en la entrega del 23/9/11, siguiendo a Richta; y 2) porque pone en duda la vigencia de la ley del valor trabajo formulada por los economistas clásicos y perfeccionada por Marx. La sección comienza así:

“El intercambio de trabajo vivo por trabajo objetivado, es decir el poner el trabajo social bajo la forma de la antítesis entre el capital y el trabajo, es el último desarrollo de la relación de valor y de la producción fundada en el valor. El supuesto de esta producción es la magnitud de tiempo inmediato de trabajo, el cuanto de trabajo empleado como el factor decisivo en la producción de la riqueza. En la medida, empero, en que la gran industria se desarrolla, la creación de la riqueza efectiva se vuelve menos dependiente del tiempo de trabajo y del cuanto de trabajo empleados, que del poder de los agentes puestos en movimiento durante el tiempo de trabajo, poder que a su vez no guarda relación alguna con el tiempo de trabajo inmediato que cuesta su producción, sino que depende más bien del estado general de la ciencia y del progreso de la tecnología... La riqueza efectiva se manifiesta en la enorme desproporción entre el tiempo de trabajo empleado y su producto, así como la desproporción cualitativa entre el trabajo, reducido a una pura abstracción, y el poderío del proceso de producción vigilado por aquél”.

En síntesis: 1) el capitalismo (producción de valor) se rige bajo el supuesto de que el monto del tiempo de trabajo es el factor decisivo en la producción de riqueza, 2) pero con la gran industria la creación de riqueza se vuelve menos dependiente del tiempo de trabajo y más del poder de los agentes puestos en movimiento, poder que depende sólo del avance de la ciencia y la tecnología; 3) desproporción cuantitativa entre tiempo de trabajo y producto, y cualitativa entre trabajo abstracto y el poderío del proceso de producción. Marx continúa así:

“El trabajo ya no aparece incluido en el proceso de producción, sino que más bien el hombre se comporta como [su] supervisor y regulador... El trabajador ya no introduce el objeto natural modificado [herramienta] como eslabón intermedio entre la cosa y sí mismo, sino que inserta el proceso natural, al que transforma en industrial, como medio entre sí mismo y la naturaleza inorgánica... Se presenta al lado del proceso de producción, en lugar de ser su agente principal. En esta transformación lo que aparece como el pilar de la producción y de la riqueza no es ni el trabajo inmediato ejecutado por el hombre ni el tiempo que éste trabaja, sino la apropiación de su fuerza productiva general, su comprensión y dominio de la naturaleza gracias a su existencia como cuerpo social: en una palabra, el desarrollo del individuo social. El robo de tiempo de trabajo ajeno, sobre el cual se funda la riqueza actual, aparece como una base miserable comparado con este fundamento, recién desarrollado, creado por la gran industria misma”.

En resumen: 4) el hombre se presenta al lado del proceso de producción en vez de ser su agente principal (supervisando y regulándolo); 5) en vez de la herramienta interpuesta entre el hombre y la cosa, se interpone ahora un proceso industrial; 6) el pilar deja de ser el trabajo que es remplazado por el desarrollo del individuo social que se apropia la fuerza productiva general (comprensión y dominio de la naturaleza); 7) el robo de tiempo de trabajo ajeno, la plusvalía, base de la riqueza actual, es una base miserable comparada con el fundamento actual. Marx abre la gran esperanza y pone en duda la vigencia de la ley del valor:

“Tan pronto como el trabajo en su forma inmediata ha dejado de ser la gran fuente de la riqueza, el tiempo de trabajo deja, y tiene que dejar, de ser su medida y por tanto el valor de cambio deja de ser la medida del valor de uso. El plustrabajo de la masa ha dejado de ser condición para el desarrollo de la riqueza social, así como el no-trabajo de unos pocos ha cesado de serlo para el desarrollo de los poderes generales del intelecto humano. Con ello se desploma la producción fundada en el valor de cambio, y al proceso de producción material inmediato se le quita la forma de la necesidad apremiante y el antagonismo. Desarrollo libre de las individualidades, y por ende... reducción del trabajo necesario de la sociedad a un mínimo, al cual corresponde la formación artística, científica, etcétera, de los individuos gracias al tiempo que se ha vuelto libre y a los medios creados para todos.

En breve: 8) al dejar de ser el trabajo vivo la gran fuente de la riqueza, el tiempo de trabajo deja de ser su medida y el valor de cambio deja de ser la medida del valor de uso, arrojando serias dudas sobre la vigencia de la ley del valor; 9) el plustrabajo deja de ser la condición del desarrollo de la riqueza social; 10) se desploma la producción fundada en el valor de cambio y el proceso de producción deja de ser antagónico; 11) reducción al mínimo del tiempo de trabajo necesario; 12) al tiempo liberado y a los medios creados para todos corresponde la formación artística y científica y el desarrollo de las individualidades. Marx sigue diciendo:

El capital mismo es la contradicción en proceso: tiende a reducir a un mínimo el tiempo de trabajo, mientras por otra parte pone el tiempo de trabajo como única medida y fuente de la riqueza. Disminuye el tiempo de trabajo en la forma de tiempo de trabajo necesario, para aumentarlo en la forma del trabajo excedente… Por un lado despierta a la vida todos los poderes de la ciencia y de la naturaleza, así como de la cooperación y el intercambio sociales, para hacer que la creación de la riqueza sea (relativamente) independiente del tiempo de trabajo empleado en ella. Por el otro lado se propone medir con el tiempo de trabajo esas gigantescas fuerzas sociales creadas de esta suerte y reducirlas a los límites requeridos para que el valor ya creado se conserve como valor. Las fuerzas productivas y las relaciones sociales –ambas aspectos del desarrollo del individuo social– se le aparecen al capital únicamente como medios para producir fundándose en su mezquina base. In fact, empero, constituyen las condiciones materiales para hacer saltar a esa base por los aires. La naturaleza no construye máquinas, locomotoras, ferrocarriles, etcétera. Son estos productos de la industria humana: material natural transformado en órganos de la voluntad humana. Son órganos del cerebro humano creados por la mano humana: fuerza objetivada del conocimiento. El desarrollo del capital fixe [fijo] revela hasta qué punto el conocimiento o knowledge social general se ha convertido en fuerza productiva inmediata y, por lo tanto, hasta qué punto las condiciones del proceso de la vida social misma han entrado bajo los controles del general intellect y remodeladas conforme al mismo.”

En suma, 12) el capital es la contradicción viva: mientras reduce al mínimo el tiempo de trabajo, considera éste como la medida y fuente únicas de la riqueza; 13) despierta a la vida los poderes de la ciencia para que la creación de riqueza sea independiente del tiempo de trabajo pero quiere medir con él las gigantescas fuerzas sociales creadas; 14) pero se propone limitar estas fuerzas para que el valor creado siga siendo valor; 15) las fuerzas productivas y las relaciones sociales que, para el capital, con su mezquina base, son meros medios para producir valor, son los materiales para hacer saltar esa base por los aires, 16) las máquinas son órganos del cerebro humano creados por la mano humana: fuerza objetivada del conocimiento; el desarrollo del capital fijo revela el grado en el cual el general intellect (el intelecto general) controla las condiciones del proceso social. En próxima entrega reflexionaré sobre qué significa lo anterior para la ley del valor.

1Elementos fundamentales para la crítica de la economía política, 3 volúmenes, Siglo XXI Editores, 1972. La pequeña sección forma parte del capítulo III sobre el capital (que inicia en el vol. 1 y cubre todo el vol. 2). La sección en cuestión va de la p. 227 a la 230, de donde tomo todas las citas. Introduzco pequeñas omisiones y leves modificaciones para mejorar la claridad.


http://julioboltvinik.org • jbolt@colmex.mx
http://www.jornada.unam.mx/2011/09/30/opinion/032o1eco

martes, 20 de septiembre de 2011

LOS SOLDADOS DEL IDEAL

Loa a los Militantes Desconocidos 

revistamirelea 

 
Por: Alejandro Castiñeiras

Ignoro cómo se llaman y donde viven, pero sé que están presentes, allí, donde el Partido necesita un hombre o una mujer dispuestos a la brega obscura, paciente, tesonera, la que se reanuda todos los días del año con una continuidad fatigosa pero proficua. Es el militante anónimo, es el afiliado que no reclama membradía, ni espera otra recompensa que el íntimo goce que acuerda el deber cumplido. No trepa a la tribuna, ni codicia el aplauso, ni se desvela por los cargos representativos. Acepta, en cambio, sin vano alarde, las tareas menudas y pesadas, aquéllas, que solo pueden cumplirse con eficacia cuando una viva y callada fe hincha el pecho. En el ser, joven o viejo, que enlaza amorosamente su existencia a la del Partido, y sin el cual el Partido no podría subsistir como organismo dinámico y creador. Es la roca inconmovible, asiento firme del poderío partidario. Sin su persistente concurso la lucha se haría onerosa, difícil, casi imposible. ¿Quién ocuparía cotidianamente su puesto en el frente de batalla? ¿Qué tesoro sería menester para llenar, con fuerzas mercenarias, el lugar que el ocupa jubiloso e infatigable, limpia el alma de impuras ambiciones?

Los he visto, movidos por idéntica finalidad creadora, en Barracas, en Nueva Pompeya, en Liniers, en La Boca, en Saavedra, en Villa Devoto; trabaja con igual empeño en los barrios lejanos como en los céntricos. Cual si fuera un ser modelado por la mano invisible del ideal, tiene hermanos que sienten y piensan solidariamente donde el ideal hace germinar sus huestes. Lo he visto, en los instantes de agitación electoral, cuando la contienda enardece los espíritus, plegar con tranquilidad fecunda el volante o la boleta que, luego, otros se encargarán de distribuir en el barrio. Lo he visto, en medio de la bulla cordial del Centro, escribir en los sobres, una tras otra, con la misma prolijidad que si escribiera una carta a la madre o a la novia, las direcciones de millares de electores. Lo he visto, con o sin birrete de papel, salir con el pincel y el balde lleno de engrudo, iniciar la gira nocturna recorriendo decenas de cuadras, ingeniarse para dar al cartel ubicación estratégica y terminar la ruda faena cuando ya la palidez de las estrellas preanuncia la hora en que ha de comenzar, en la fabrica o en la oficina, la conquista del sustento.

Y son ellos quienes encabezan, alegres y resueltos, el grupo formado a puro cántico en la desvalida esquina del suburbio; el grupo que nace ralo para ir adquiriendo, en sucesivos empalmes, la tonante grandeza del torrente que invade las calles y avenidas. Y es él, cuyos músculos no conocen el cansancio, quien mejor levanta y agita la enseña partidaria en las grandes jornadas socialistas. Y en sus labios, más que en otros, los acentos de “La Internacional” vibran como un llamado cuya armonía enciende el entusiasmo en todos los corazones. También los he visto lejos, a centenares de kilómetros del marcante tráfago de la capital. Allí donde el desamparo es mayor, donde la justicia suele estar ausente, donde el temor de todos denuncia el valor de unos pocos, donde la voz del caudillo es ley que el comisario acata, donde la mansedumbre pueblerina o la indiferencia incivil o la miopía colectiva aísla, cuando no fustiga, al hombre que se siente libre para proclamar su ideal, sin jactancia, con la tranquilidad que acuerda la convicción profunda. Allí, el militante anónimo se transfigura en héroe. Su fervor proselitista constituye un desafío intolerable. Encandila a los búhos de la política lugareña con su luminosa fe en un ideal que la estulticia circundante no alcanza a comprender. ¡No importa! En ese medio su figura se yergue para señalar, con la palabra o el ademán, la ruta emancipadora a la legión sufrida que aun dormita arrullada por el atraso.

Los he visto, desafiando firmes las iras adversarias, en el lejano Norte, en tierras por las que ambula el coya con su poncho raído y multicolor; lo he visto en la región de Cuyo, entre parrales y acequias, bajo el límpido cielo que recortan los picachos andinos, conquistar posiciones para el Partido, sin flanquear ante la insolencia oficializada; los he visto en Tucumán ganar conciencias proletarias dentro y fuera de los ingenios; los he visto en Córdoba trabajando para ahuyentar del llano y de la serranía la enervante influencia eclesiástica; los he visto recorrer, como peregrinos de un gran principio, la inmensidad de la provincia de Buenos Aires y llevar nuestra palabra de chacra en chacra, en Santa Fe y Entre Ríos. Y así en Corrientes, para librar al pueblo de la estéril gresca entre autonomistas y liberales; en Santiago del Estero, para extirpar la mala hierba política que, como la otra, la que invade los campos resecos, crece rampante y espinosa; y en La Pampa, cada vez más nuestra; y en el Sur lejano, donde el frío no paraliza la acción, y en Misiones y en Chaco, donde fue menester sufrir para poner el primer jalón partidario.

Sobre el pilar seguro de la legión anónima y fiel levanta el Partido su majestuosa arquitectura. Son esos afiliados, cuyo nombre quizá ninguna historia registre, los que animan con su labor tesonera el panorama político argentino. Son ellos los que dan recia consistencia a nuestro movimiento, los que van abriendo senda en medio de la selva de prejuicios. Gracias a ellos las puertas de nuestros Centros, en toda la extensión del territorio, están siem0pre abiertas para dar paso al hombre dispuesto a enaltecer su vida con un hermoso ideal. Gracias a ellos el volante corre de mano en mano; el sobre con su boleta llega a destino; el cartel anunciador halla espacio en el muro, de un extremo al otro de la República. No podría decir si han leído a Marx o a Engels, si la dialéctica hegeliana lo obsesiona o si se ha zambullido en la historia para descifrar sus leyes. Tampoco podría afirmar si es rico su caudal doctrinario o si tan solo conocen nuestra Declaración de Principios. Pero sabe, con plena conciencia, que forma parte del “ejército aguerrido” que Marx y Engels soñaron crear para evitar que nuestra doctrina degenerase en una vana especulación filosófica o ridícula contienda académica entre corifeos. Se sienten, más que nada, hombres y mujeres de acción, por modesta que ella sea, y no pontífices de un dogma esotérico. Gustan contemplar el fulgor de las estrellas, pero cuidan donde ponen el pie para no caer en el hoyo, como cuenta Laercio que le ocurrió al filósofo Tales.

Está de más averiguar si ha entrado en nuestras filas tras minucioso análisis doctrinario o si fue el corazón quien dio el impulso. Lo cierto es que “su meta y su acción histórica están prefijadas clara e irrevocablemente, en su situación y en la sociedad burguesa actual”. Las ráfagas heladas de la duda no amenguan su voluntad constructiva, así como el soplo ardiente de la pasión no perturba el ritmo de su pensamiento teórico. La derrota no lo amilana ni la victoria lo enceguece. En las horas buenas y en las malas ocupa el puesto que su conciencia le señala. Calla, si lo tiene, su fervor revolucionario, esperando tranquilo que se presente la oportunidad para que otros lo descubran. Obrando así, no pide a gritos un lugar en las barricadas, pero sabrá, sin duda, hacer frente al peligro el día que sea necesario salir a su encuentro.

Vivo símbolo de la acción diaria y práctica, veo en ellos la fuerza básica sin la cual resulta difícil toda conquista trascendente. El socialismo no es un romance para ser cantado por poetas ni un dogma propicio para divagaciones sutiles. El socialismo es una doctrina realista, es un esfuerzo colectivo y razonado que reclama el concurso cotidiano de hombres capaces de pensar, sentir y actuar con sinceridad. Nada nuevo se escurre en este ideario, nacido al conjuro de un sentimiento. Bien lo sé. Pero es el caso que he querido recordar al militante que abre las puertas de su Centro, al que atiende la biblioteca, al que prepara el material de propaganda, al que toma el balde y el pincel para embadurnar los muros vecinales, al secretario que redactará las actas, al tesorero que en estas épocas de salarios magros tendrá doble fajina para obtener fondos… En una palabra, a todos los que hacen algo de lo mucho que es necesario hacer para dar cada vez más vida y empuje a nuestro movimiento. Porque después de haber escrito sobre las ideas de tanto socialista ilustre, era necesario que evocara la existencia de esos modestos soldados del ideal, reconociendo con Macterlinck que “no hay vidas pequeñas: cuando la miramos de cerca, toda vida es grande”.

http://revistamirelea.wordpress.com/category/cronicas/

jueves, 18 de agosto de 2011

Ver el mundo críticamente es ubicarse bien respecto al todo posible


Del origen y evolución del lenguaje humano a las armas nucleares

Marcelo Colussi y Guillermo Guzmán 
 ARGENPRESS.info
I

Acceder a una visión integral del mundo implica traducir la realidad a un determinado lenguaje; hay muchos, pero sí y solo sí hubiese un universal lenguaje, nuestra noción del mundo, nuestro acercamiento y afortunada aprehensión de esa escurridiza realidad, pudiese llevarnos a la más fecunda comunicación. La experiencia del diario vivir, por el contrario, nos muestra que no hay tal universalidad, y que la pluralidad de visiones (de lenguajes) es lo que prima. 
Todos somos parte de la dispersa y contradictoria realidad, y no bastan las disquisiciones dialécticas para explicar ni para justificar el que aún estemos sumergidos en un caos infernal. Habría que bucear más a fondo para ver si hallamos la hebra de la madeja. ¿En qué lugar, momento histórico y de qué manera se resquebrajó a nivel de no retorno la evidente voluntad unitaria del Homo Sapiens?

Hoy la humanidad es un rompecabezas suelto al que debemos armar; algunas piezas no calzan para integrar un mundo de paz y armonía; los guerreristas “genéticos” no encajan, y hasta tanto las ciencias no ofrezcan una alternativa de curación para ellos, hay que desecharlos, dejarlos a nivel de esa cosa tan rara de justificar que llaman “Premio Nobel” (Kissinger, el principal mentor de guerras en el siglo XX, recibió uno. ¿Alguien lo puede explicar?).

Desde que el niño respira por primera vez, inicia un proceso de aprendizaje que se concibe como la transformación que tiene lugar en su sistema nervioso cada vez que se integra a él una nueva información. La teoría cognoscitiva de reciente aparición hace hincapié en los factores que determinan la conducta y establece que ésta, mayormente, es aprendida y las leyes que gobiernan ese aprendizaje pueden conocerse y medirse. Asimismo, es concluyente que tanto la conducta “normal” como la “anormal” se adquieren mediante los mismos mecanismos fundamentales de aprendizaje. La especificidad de cómo se llega a una mentalidad criminal capaz de fabricar una bomba atómica para matar niños, o población civil no combatiente, no es objeto de estas reflexiones; mas, en sentido lato, hay que decir que la ojiva nuclear es una consecuencia perversa del desarrollo del lenguaje científico.

Encargada de escarbar la evolución, la ciencia ya da por sentado que del Australopithecus erectus al Cro-magnon es evidente el aumento de la capacidad craneal. Desentrañar la secuencia del genoma humano puede aportar claves acerca del desarrollo del lenguaje.

En la zona de los Grandes Lagos, en África, se han hallado los huesos más antiguos, y los estudios de ADN confirman que todos los grupos étnicos tenemos filiación con el africano originario (aunque muchos, de puros racistas, no lo admitirían de buen grado). Además, fósiles humanos de hace dos millones de años, datan indicios de que el incipiente cerebro desarrollaba desde entonces atisbos del habla.

La capacidad de almacenar información nos ha venido haciendo extremadamente complejos. Desde entonces, y hasta el presente, hemos pasado de simplemente fabricar rudimentarias herramientas de piedra a construir ojivas nucleares. Es de suponer que las primeras eran para cazar, armas de subsistencia; mientras que la bomba atómica implica la más brutal arma ofensiva e intimidatoria. De hecho, el potencial atómico de que disponen los pocos países que forman el super selecto club nuclear, de liberarse todo al mismo tiempo produciría una explosión de tal magnitud que haría colapsar el planeta, llegando su onda expansiva hasta la órbita de Plutón. “Proeza técnica”, podría pensarse; pero ese potencial no mejora la calidad de vida, y el hambre sigue siendo la principal causa de muerte de la Humanidad. ¿Ha evolucionado el ser humano entonces? ¿Hacia adonde va?

Formular hipótesis generales acerca de si, cómo, cuándo y etc. factores determinaron el lenguaje, e inclusive su evolución, difícilmente nos llevarán a una verdad científica incuestionable. Es de imaginar la multiplicidad de factores de toda laya que han podido afectar la evolución del lenguaje humano pero, sin lugar a dudas, los sectores sociales y políticos que históricamente impusieron su ley a otros grupos o pueblos e influyeron en menoscabar lo que había, para imponer sus valoraciones, tienen mucho que ver.


¡Menuda tarea, tratar de escarbar la historia de la evolución del lenguaje desde sus primeras manifestaciones hasta la complejidad de lo actual! Podríamos intentar extrapolar inductivamente en función de recientes cambios e inclusive de apreciables modificaciones en marcha ahora.

II

El lenguaje es el más poderoso elemento de la cultura humana; surgió de la necesidad de comunicarse, lo que es evidencia de nuestro ancestral carácter gregario. Ahora bien: el lenguaje es más que un medio de expresar el pensamiento. Es su matriz, su condición de posibilidad. Pensamos en nuestra lengua materna, y eso nos decide mucho de lo que construimos. En otros términos: somos el lenguaje. Es nuestra condición de posibilidad, y al mismo tiempo nuestro límite.

¿Las primeras expresiones habladas? ¿Cómo saberlo? ¿Qué objeto pudo estar en la cabeza del hombre primitivo, acaso un plato de comida? ¿Plato? ¿Las exigencias de su vida práctica incluían internet, las ojivas nucleares?

Los primeros signos escritos fueron representaciones de objetos prácticos, y las primeras expresiones habladas han podido ser imitaciones de sonidos de la Naturaleza, tal vez reproducir sonidos del mar o del río, o del viento, o de animales. En esas circunstancias, el lenguaje onomatopéyico pudo expresar lo externo, pero había que expresar los sentimientos, lo interior, y eso pudo empujar al ser humano a crear otro lenguaje.

Es de advertir nuevamente que este es un abordaje temerariamente empírico, de la evolución del lenguaje humano; sería impropio dar por sentado como factor de evolución al respecto algo que no se pueda demostrar. A diario el ser humano inventa nuevas formas verbales para no quedarse atrás y a nosotros, en tanto que no somos excepción alguna, se nos ha ocurrido inventar “oenarcocitanul” para definir a los más conspicuos y despiadados asesinos.

Testimonios de investigaciones científicas señalan que actualmente existen cerca de 7.000 idiomas (entre lenguas y dialectos derivados) y que un indeterminado número ha desaparecido, así como otro número está hoy en vías de extinción. Impulsar la creación de un lenguaje universal mediante el cual podamos entendernos para impulsar la paz, tal como pretendió el esperanto, podría abrir caminos de solución a los problemas de la especie humana, principalmente, la amenaza nuclear. Pero de momento eso no parece sino una altruista petición de principios, bastante alejada de la realidad por cierto.

Lamentablemente, el posicionamiento de los medios de comunicación por parte de sectores guerreristas y la instrumentación de un lenguaje pérfido nos ha conllevado hacia un solo patrón: la globalización informativa llevada a cabo en un lenguaje de guerra.

No existe lenguaje sin pensamiento ni pensamiento sin lenguaje; es lógico pensar que un desarrollo cerebral al que se llega como resultado de una prolongada evolución con transformaciones biológicas profundas y, convergentemente, un desarrollo de la vida social, son presupuestos de la creación del lenguaje eficaz. La eficacia de toda comunicación debe ser valorada en tanto que sustente la vigencia de la vida y de la paz.

La comunicación que emana de los centros de poder internacionales es guerrerista; luego, habría que dudar si la capacidad craneal de las élites criminales que dirigen tales imperios, capaces de lanzar bombas contra pueblos inocentes, pensar en armas de destrucción masivas o en planes para eliminar “poblaciones sobrantes”, no ha sido perturbada por una desviación, una mutación genética. O, por el contrario, habría que pensar que la búsqueda de poder no se detiene ante nada, aún ante esas monstruosidades. Para obtener y mantener el poder todo, absolutamente todo es posible.

Ante cada información percibida, un individuo activo reflexiona y experimenta antes de asumirla o rechazarla, mientras que el individuo pasivo simplemente la asume sin filtro, porque es un esclavo. Esto significa que la manera como el sujeto procesa la información es determinante para esclarecer el sentido de la realidad; de ahí que el deliberado propósito de maniatar el sentido crítico del individuo, por parte de las corporaciones informativas internacionales capitalistas, incide en la debacle o en la transformación del mundo. En última instancia: en la guerra o en la paz.

La opinión pública es una fuerza de primera magnitud y significado, en cualquier sociedad, por lo que las élites sanguinarias no vacilan en confiscarlas y ponerlas a su servicio. A esa “comunipulación” -comunicación manipulada- hay que oponer una verdadera comunicación basada en los valores, anhelos y necesidades de las comunidades y de los pueblos.

Las ciencias y las tecnologías pudiesen abonar que desemboquemos en un lenguaje universal expresamente en pro de la paz, pero habría que procurar reajustes éticos; no obviemos que el porvenir de la cultura está ligado al desarrollo de las ciencias y de las tecnologías. La evolución del lenguaje es directamente inherente a la evolución comunicacional, por lo que es necesario planificar las características deseables de ese proceso evolutivo.

El proceso de integración de los pueblos no debe ser una simple y artificial fusión homogénea de las distintas particularidades culturales; es que una cultura no arraigada en lo profundo de la conciencia carece de fuerza moral como soporte esencial. De lo que se trata es de establecer relaciones, vínculos interactivos interculturales; no, en cambio, una unidad de integración artificiosa, carente de raíces.

El lenguaje y la comunicación conforman un binomio histórico en transición permanente que lamentablemente desembocó en el desarrollo y puesta en práctica de la bomba atómica, infernal patrón de mortalidad que hoy por hoy ostentan muy pocos países, lo que, llegado el caso, podrían desatar la hecatombe nuclear. En ese sentido, la bomba atómica es la prostitución de la ciencia. El desarme nuclear es la única alternativa de solución a la dicotomía de vida-muerte sobre el Planeta Tierra. ¿Cuál es el papel que debería jugar la ciencia en una sociedad ideal: acaso no es el de proyectar la paz y el bienestar para todos?

El bienestar para sólo algunos, por poderosos que éstos sean militarmente, no es sustentable a mediano y largo plazo. Las consecuencias indeseables del desarrollo científico y tecnológico suponen un grave problema ético que se patentiza en la espantosa proliferación de armas nucleares.

Es de suponer -justo es reconocerlo- que la evolución y el desarrollo del lenguaje humano permitió que los diferentes lenguajes populares desplazaran al latín, tal vez porque se intuyó la pesada carga de dogmas a los que la iglesia -en especial, la católica- sometió a ese idioma. No obstante, la ciencia no se ha sacudido el latín todavía. No parece ser tan descabellado pensar que residuos de dogmas de esa lengua pudieron haber influido en mentalidades científicas que condujeron al desarrollo de la energía nuclear con fines bélicos. Habría que demostrarlo. Ninguna hipótesis tiene que ser necesariamente compartida por todos, pero es razonable inferir que la evolución del lenguaje permitió el desarrollo científico y éste, a su vez, fue desviado del camino de la ética de los pueblos, debido a la carga dogmática.

Los guerreristas son dogmáticos, y así como uno pudiese explorar río arriba hasta dar con el manantial, habría que investigar los orígenes del dogmatismo que caracteriza a quienes amenazan la destrucción del mundo con sus enormes arsenales nucleares. De ese modo, tal vez encontremos pistas que corroboren la apreciación.

La Humanidad se ha desarrollado en el ámbito de complejos procesos prehistóricos e históricos, y la visión que el ser humano ha sustentado respecto al mundo ha sido, en mucho, precariamente parcial cuando no simplemente parcial, en el más eficaz de los casos. Obviamente, nuestra visión de la realidad ha estado siempre sujeta a equivocaciones. Otras veces, cuando esa visión tiende hacia la globalidad, en el buen sentido del término, pareciera acercarse más a la certeza.

A medida que el ser humano se desprende de prepotencias y de ilusiones inútiles y asume una postura crítica respecto a lo erróneo, puede reencausar su existencia bajo una visión más verdadera acerca del mundo en el que vive.

Ver el mundo críticamente es ubicarse bien respecto al todo posible, porque ello le permite, a su vez, verse a sí mismo en su dimensión real, es decir, comprender lo pequeño y lo pasajero que se es individualmente con respecto al contexto universal de espacio, tiempo, Naturaleza y de toda entidad social.

Si no todo está completamente a nuestra vista, esa parte de la realidad natural, o social, o espacial, o temporal que no vemos ni sentimos ni oímos ni olemos ni saboreamos y, ni siquiera intuimos, pudiese prestarse para suposiciones infundadas con las que intentaríamos, eventualmente, completar el cuadro. No faltarán quienes pretendan dejar las cosas tales como precariamente parecen ser, tales como están y, punto. Otros, por lo contrario, rehusamos vivir impávidamente resignados, con los brazos cruzados frente a una realidad de guerra, de orgías de sangre y de esclavitud de nuestros pueblos. Algo hay que hacer…


III

Los despiadados ataques de la OTAN contra Libia, Irak, Afganistán, Palestina y demás pueblos son algo inentendible bajo el imperio de la razón humana, bajo la lógica de la pacífica convivencia. Se trata de aspectos de la realidad mundial que nos obligan a replantear con mayor atención (o con nuevos referentes) los fenómenos internacionales. La posesión por parte las grandes potencias de los recursos petroleros y gasíferos, tanto como del agua dulce, tan valorados por cierto, nos obligan a integrarnos para redefinir nuevas relaciones internacionales con todos los países, en el marco de las particularidades de cada sistema político tradicional o insurgente.

La importancia de la política exterior está en auge. Por una parte, porque las tendencias hegemónicas de las grandes potencias siguen propiciando la expansión de relaciones internacionales de vasallaje. Por otra parte, la política exterior de cada Estado repercute cada vez más sobre los procesos políticos internos de cada país, y en ese accionar algunas cosas se descomponen y se degradan mientras que otras, simplemente, cambian.

El lenguaje tiene que ver como expresión de los sentimientos de cada quien. “América para los americanos”, que sintetiza buena parte de la doctrina Monroe, atribuye a Estados Unidos la potestad de dominar a todos en el continente, y ese lenguaje se hizo carne en el pensamiento de muchos pero, no de todos. “Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria y oprobio en nombre de la libertad”, es la antítesis bolivariana al monroísmo. Como podemos observar, el lenguaje ha jugado un estelar papel en el desempeño del quehacer histórico de nuestros pueblos.

Recomponer las consideraciones del lenguaje constituye una vital alternativa para intentar desmontar el creciente espíritu guerrerista de las potencias hegemónicas. Americanos somos todos los nacidos en América, de tal manera que la consideración de Monroe es una contradicción teórico-práctica desde el momento en que los gobernantes estadounidenses se atribuyeron el derecho a esclavizar a nuestros pueblos y asumir para sí, exclusivamente, el gentilicio “americano”.

Fuera del contexto de relación y de la comunicación, muchas cuestiones pierden su sentido esencial. Es sumamente complejo aprehender la realidad de las estructuras sociales, vistas éstas desde una perspectiva de lo global. Aprehender las estructuras del átomo tampoco es nada sencillo; por ejemplo, cuando ejercemos una determinada disciplina debidamente, nos orientamos hacia un particular y apropiado objetivo; el objetivo del médico ha de ser la salud del paciente, lo cual implica además de una orientación, una regularidad, a saber, curar todos los días a muchos pacientes. De modo que las regularidades de la conducta están pautadas mediante normas sociales que establecen los límites dentro de los cuales puede darse un comportamiento social determinado. Y así, por analogía, el pescador, el psicólogo, el carpintero, el escritor, el político, el gerente también deben asumir normas de comportamiento social. Una infracción a esas normas pone al infractor al margen del establecimiento y, en consecuencia, al alcance de un castigo que redima su comportamiento. Ahí precisamente se pone de manifiesto la ética y el ejercicio apropiado de la norma que restablezca la normalidad de la conducta.

¿Cómo se nos revela la realidad? ¿Acaso se nos revela en ideas? La realidad tiene aspectos visibles y otros invisibles, de ahí que sólo nos percatemos de aproximaciones de la realidad, en el mejor de los casos. La realidad “completa” escapa a nuestras posibilidades. Una botella está medio vacía o medio llena; todo depende de lo que recortemos de nuestra lectura de la realidad. Por supuesto, es el lenguaje la matriz donde se juega todo ello.

Buscamos que la realidad se nos presente clara. No obstante, merodean acontecimientos sociales que determinan nuestra visión de esa realidad escurridiza, nunca diáfanamente clara. ¿Para qué quiero captar la realidad nítidamente? Para criticarla y formularla, y pese a que muchos estemos frente al mismo fenómeno social, cada quien lo aprecia a su modo, de manera distinta. Medio vacía o medio llena, según podamos verla…

Asumamos principios éticos frente a tales fenómenos ¿Quién puede afirmar certeramente que tal o cual visión o principio se expresa claro como la luz del día? ¿A partir de qué nos ponemos de acuerdo y bajo que condición?

Sucede que cuando tratamos de conceptualizar un hecho, un fenómeno, equis cosa, pueden surgir diferencias que, a su vez, constituyen un problema real que hace más compleja la tarea de criticar y analizar un hecho. Por lo pronto, no hay “hechos” puros; es el lenguaje el que los construye: “medio vacía o medio llena…” No hay “cosas en sí” más allá de las expresiones, misteriosas esencias inaprehensibles, entelequias ocultas. La realidad es la suma de lo que podemos nombrar.

Determinada ley pauta una disposición que regula el comportamiento del ciudadano pero, en verdad, cada quien interpreta ajustado a su propio criterio. Entonces puede decirse que estamos frente a una dificultad real, puesto que no todos asumen los valores éticos en la misma dimensión. De allí que la realidad suele ser algunas veces identificada y conceptualizada por muchos de manera uniforme, pero otras veces no es así.

Lo natural es que cada quien vea las cosas desde su propio lugar y, en consecuencia, asigne relevancia a determinados aspectos. Es que cada problema es contentivo de diversas caras desde cada una de las cuales pueden ser formuladas soluciones diferentes, y es evidente que de ordinario la gente no tienda a tomar decisiones con los ojos cerrados. Cada quien ha incorporado a su propio comportamiento valores, concepciones del mundo, maneras de pensar que pueden conducirlo a elegir determinado aspecto del problema en vez de otro, a ubicarse en una posición y no en otra. Encontrar una respuesta única, acaso un pensamiento único, es altamente improbable. De tal modo que si confrontamos la diversidad de opiniones y posiciones podríamos acercarnos a un encuentro fecundo que abra caminos a la paz o, al menos, a una convivencia no basada en el ataque violento. El otro distinto ¿por qué tendría que llevarme a su aniquilación?


Es necesario considerar todos los aspectos posibles del problema de aprehender la escurridiza percepción de la realidad y procurar definir conceptos que resuman las diferentes observaciones que califiquen nítidamente el fenómeno observado. Es que en todo acto humano está presente alguna forma de comunicación; inclusive cuando estamos en silencio. El sujeto nunca está en el aire, desconectado; está siempre prendido, nos estamos comunicando con nosotros mismos, en acción, en puro movimiento, aunque no nos estemos desplazando de un lado a otro.

IV

Intentar abordar el tema de la evolución del lenguaje tiene que llevarnos necesariamente hacia sus orígenes. Por cierto numerosas teorías han intentado explicar ese fenómeno. Unos ven en la onomatopeya el germen del lenguaje; en esa perspectiva, todas las lenguas habrían empezado siendo sonidos imitativos de la realidad. Esta teoría siempre mereció la crítica respecto a que el conjunto de onomatopeyas haya sido escaso en todas las lenguas e inclusive muchas prácticamente la desconocen. Otros marcos conceptuales han planteado que en el origen del lenguaje se encuentra la interjección, es decir, el sonido apenas articulado comparable con los sonidos de los animales, lo que sería característico de un supuesto estado en el que lo primordial sería la expresión de emociones.

También se ha mantenido que ese primer momento del lenguaje pudo estar en gestos fónicos, tales como la llamada. Lo básico sería la apelación, la necesidad de enviar a los demás algunas peticiones, órdenes y deseos, de manera indiferenciada primero, para analizarse luego en signos propiamente dichos. Todas estas teorías son contentivas de sagaces intuiciones, y también en ocasiones, errores. Pero, sobre todo, son inverificables. ¿Qué debe hacer un buen lingüista para abordar este problema?

Tal vez sea bueno que se estudien las lenguas de los pueblos llamados primitivos, que se intente la reconstrucción de las protolenguas y se aboque a la observación de cómo el niño adquiere el lenguaje. En sendos sentidos se han hecho y se siguen haciendo esfuerzos constructivos; mas no se ha podido resolver el problema, porque tanto los estudiosos de las lenguas primarias como quienes lograron reconstruir protolenguas, concluyen que se trata de sistemas lingüísticos demasiado complejos y evolucionados, en nada parecidos a lo que ha debido ser el respectivo estado primigenio. Y, en cuanto a la adquisición del lenguaje por el niño, se trata de un problema distinto, puesto que no es lo mismo aprender un sistema ya establecido que crear un lenguaje. Los pueblos originarios tuvieron la tendencia a atribuir a cada cosa un alma (hilozoísmo) y a hacerla objeto de culto. La magia fue usada por el hombre primitivo para tratar de contrarrestar las fuerzas de la Naturaleza.

Es de recordar la expresión de Simón Bolívar el 26 de marzo de 1812, cuando ocurrió un espantoso terremoto que asoló a Caracas. A la sazón, el clero vociferó que dicho seísmo era un castigo del cielo contra el pueblo venezolano por estar intentando liberarse de la corona española de Fernando VII, a lo que Bolívar replicó presto, para contrarrestar la maledicencia clerical mágico-religiosa, que “si la Naturaleza se opone a nosotros, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”, queriendo significar, precisamente, la necesidad que el pueblo se despojase del yugo de falsas creencias.

Los rituales de falsas creencias proporcionan supuestos beneficios en determinados casos, o maleficios en otros. Desde las sociedades ancestrales se ha venido aplicando la magia, y aunque fue condenada públicamente por la iglesia católica desde la Edad Media y durante el Renacimiento, fue asumida por lo bajo para someter y aterrorizar a los pueblos.

Inclusive la magia se mezcló, de alguna sutil forma, con la investigación científica. La magia, tanto como el animismo, tuvieron mucho que hacer con el culto a los espíritus en un ambiente en el que el ser humano trataba de entender los fenómenos de la Naturaleza. Se trataba de ideas primitivas que, de alguna manera, sirvieron de referencia para la evolución de las ideas científicas. Obviamente, estas últimas demandan un lenguaje científico para ser transmitidas, y tal lenguaje está sujeto a evolución también. Todo lenguaje es un instrumento de la comunicación, fundamento de la vida social.

Cifrado en códigos de diferentes naturalezas y complejidades, cada mensaje pertenece a un sistema; las variadas relaciones del entramado comunicacional determinan la mayor o menor posibilidad de acceder a la determinación del “genoma lingüístico” -permítasenos el neologismo-. El carácter sonoro o gráfico del mensaje determina dos grandes variedades del lenguaje: la oral y la escrita.

La lengua oral es primaria; todos los seres humanos y todas las sociedades la poseen. La lengua escrita es secundaria e históricamente tardía; ni todas las comunidades la han poseído ni todos los hablantes la dominan. Por lo general la lengua oral se emplea ante interlocutores presentes y en circunstancias de interacción, lo que determina que sea más implícita e imprecisa. Su vaguedad es fácilmente contrarrestada por la situación. Su sintaxis suele ser más psicológica que lógica, según la importancia que el hablante va dando a lo que dice; lo contrario suele ocurrir en la lengua escrita, en la que el interlocutor está ausente, el intercambio no es explícitamente inmediato y los contenidos son más explícitos y la sintaxis más lógica, a objeto de la comprensión.

En consecuencia, la lengua escrita no parece traducir simplemente a la hablada. Forzosamente, por ser una abstracción de la dimensión fónica del lenguaje y de su empleo en una situación comunicativa concreta, la lengua escrita presenta limitaciones y posibilidades que no tiene la hablada. Por ejemplo, no puede reproducir exactamente la riqueza fónica de aquella, tal como la pausa, el énfasis, la entonación, etc. Tampoco puede reproducir situaciones concretas en las que se produce, tal como gestos, movimientos, relaciones entre los interlocutores, etc. Entre las posibilidades está el que fije los mensajes, lo que permite su permanencia en el tiempo y su difusión en el espacio.

Desde finales del Siglo XIX, con la invención del gramófono y del magnetófono, hasta el presente, con la aparición de internet y una inmensa cantidad de dispositivos técnicos, ha sido posible conservar la lengua oral, que es precisamente la lengua de la conversación y el diálogo. La lengua escrita, la de los registros más cultos, tales como registro científico, técnico, literario, jurídico, cumple con una función de prestigio, es decir, que está más sujeta a la norma, contribuye decisivamente a transmitir y es más conservadora. La lengua oral, por el contrario, es más despreocupada de criterios normativos, es más innovadora y cambiante.

Hay poca duda respecto a que el lenguaje oral precedió a la escritura. Muchos creen que el aparato vocal del ser humano, que ciertamente tiene una enorme adaptabilidad y eficacia, es el que le ha proporcionado una ventaja extraordinaria para el desarrollo del lenguaje complejo en relación a todo el reino animal. Sin embargo, muchos animales tienen órganos capaces de producir sonidos que podrían asemejarse mucho a nuestro lenguaje si tuviesen un cerebro potente y capaz de ser controlado como el nuestro. El ser humano tiene un cerebro relativamente grande, pero lo que más interesa de su dimensión es la mayor o menor superficie de su corteza. De hecho, las zonas de la corteza ligadas con la palabra y la memoria son muy extensas, y también lo es la zona de la que depende el control sobre los dedos de la mano, con los que se pueden realizar trabajos delicados. Esta actividad nos remonta a los tiempos primitivos en que nuestros ancestros empezaron a fabricar y utilizar instrumentos; y por igual, a tiempos relativamente recientes cuando cogió por primera vez con la mano un utensilio de escribir y grabó en piedra, en arcilla o en papiro, testimonios para las generaciones futuras.

La acción de hablar es parte tan cotidiana de la actividad humana que no nos damos cuenta del porqué ni del cómo se realiza. La palabra es nuestro principal medio para transmitir el pensamiento a otras personas, ya que la comunicación mental directa es imposible. Son muchas las especies animales cuyos individuos se comunican entre sí de un modo u otro, pero solamente la especie humana logró la comunicación por medio de la palabra y dio así el gran paso hacia la fundación de complejas sociedades. Después vino la invención de la escritura, que permitió transmitir a la posteridad los pensamientos y los conocimientos adquiridos por cada generación, salvando del olvido las gestas y acontecimientos de las grandes civilizaciones del pasado. En las sucesivas fases de la evolución humana los sujetos pusieron en práctica habilidades para fabricar armas. Primitivamente para cazar animales, y actualmente para “cazar” al propio ser humano. La evolución del cerebro determinó la aparición de armas más complicadas para cazar, pero hay un punto de inflexión en el momento en que el ser humano comenzó a guerrear contra su propia especie, en vez de sólo cazar animales. Habría que precisar lo que ocurrió entonces con el sistema de comunicaciones, y si acaso éste se pervirtió al extremo de insuflar la malignidad de los guerreristas.

V

Quienes disponen de ojivas nucleares para amedrentar el mundo se caracterizan, entre otras cosas, por la prepotencia de su lenguaje. En todo esto también tiene que ver el lenguaje sumiso de quienes se dejan amedrentar (o no pueden hacer nada al respecto). Quienes pretenden arrasar al resto del mundo creyendo estar a salvo dentro de una burbuja, están muy equivocados. El complejo militar estadounidense y la Casa Blanca, que destacan por su criminal estupidez de creerse dueños del mundo, albergan en su vientre el germen de su propia destrucción: millones de asiáticos, africanos, latinoamericanos, árabes, y en cualquier momento pudiese desatarse una reacción interna; pero habría que entenderse todos mediante un lenguaje común, que no existe pero que habría que inventar.

Un lenguaje de paz y concordia para todos los pueblos podría encauzar el camino definitivo hacia una paz sustentable pero, mientras las grandes cadenas de difusión de informaciones sean manipuladas por intereses corporativos, se ahondará la brecha entre la paz y la guerra.

El propio pueblo estadounidense debe reaccionar, unirse a los demás pueblos del mundo que luchan por la paz de todos, y amarrar a sus propios “locos guerreristas”; aunque lamentablemente la cotidiana ración de basura mental a la que están condenados les impide ver la realidad.

La sociedad de Estados Unidos llegó a un nivel de saturación de imágenes de la realidad tan descomunal, trucadas, manipuladas, difundidas por las grandes cadenas televisivas al servicio del imperio, que hasta pudo perder la noción de formas y de colores del mundo real; por añadidura, ese pueblo ha sido tan sistemáticamente bombardeado por noticias elaboradas en laboratorios que dependen del mefistofélico complejo industrial-militar, que logró mantenerlo cautivo, atenazado y listo para la manipulación. Homero Simpson es una patética pero cabal metáfora del ciudadano normal de ese país.

¿Qué le sucede al pueblo estadounidense? En principio hay que indicar que se trata de un pueblo aislado, por no decir cautivo de grupos económicos “enloquecidos”. Responder la interrogante implica hacer un análisis exhaustivo de esa realidad. El análisis de la naturaleza de su relación con el exterior es fundamental; es de suponer que a medida que puedan establecerse relaciones de amistad y de afecto con otros pueblos, de contactos directos, de intercambios culturales -por ejemplo- podría romperse ese aislamiento, y así el norteamericano promedio (Homero Simpson) dejaría detrás su tendencia a tratar de controlar el mundo, es decir, dejar de considerar a los demás pueblos como una expresión extraña, visión que le ha sido metida a la fuerza, en paquetes ideológicos diseñados por el Pentágono, la casa Blanca y el Departamento de Estado.


Antes que con un paquete económico o militar, por ejemplo, ciertamente el imperialismo ataca con paquetes ideológicos, que a su vez entrañan un lenguaje a su manera, expresamente infame. ¿Puede el pueblo estadounidense librarse a sí mismo del yugo al que está uncido? Aquí el problema fundamental, en principio, es integrarse al mundo y no tratar de destruirlo. Hay que hacer notar, con relación a ese modelo nefasto que le ha sido impuesto a ese pobre pueblo de América del Norte, que la separación es una forma de negación de la existencia; la integración es, contrariamente, una manera de afirmación de la realidad. Dicho de otra forma: capitalismo es aislarse y socialismo es integrarse.

El agua dulce, el petróleo, el gas, el trigo, el maíz, el oro, el mar, el hierro, el aluminio, el aire, el ecosistema, la madera, la ciencia, la tecnología, el arte, la medicina, en fin, la Naturaleza y todo producto social inclusive los dioses del larario, son factores del todo. “Desintegrar el mundo es una acción autodestructiva”, decimos nosotros. “Dios no juega el Universo a los dados”, habría dicho Einstein -y “Einstein, ¡no le diga usted a Dios lo que él debe hacer!”, replicó Niels Bohr a Einstein-. Y para más aún, Stephen Hawking también metió lo suyo: “Dios no sólo gusta de jugar a los dados con el Universo sino que a veces los lanza donde no podemos verlos”.


Sea lo que fuere, donde y como sea, el mundo es de todos, venga la comunión de la diversidad como un auténtico camino hacia la coexistencia pacífica. La élite militar y militarista del mayor imperio expone con prepotencia sus “verdades” como absolutas, pero eso hay que rechazarlo de plano. El día en que La Humanidad se despliegue como una unidad dinámica de conjunto hacia la paz, estaremos en el camino de resolver todos los problemas coexistenciales; para ello será necesario abordar un lenguaje común aprobado y asumido por todos.

Es difícil determinar lo primero por hacer. No nos sentimos tentados a proponer ni una cartilla ni una fórmula. La integración de los pueblos, tal como la concebimos, es ajena a todo algoritmo, pero pensamos que el abordaje debe hacerse desde el plano cultural, por las buenas y sin condicionamientos. Esto, por sólo decir lo que pensamos y, hasta ahí; venga la otra opinión, un poco de sincretismo tal vez no nos cause sarampión.


Generar un clima de confianza entre los pueblos, libre de ataques y defensas, podría guiarnos hacia una nueva concepción del mundo que desencadene si bien no “la paz” para todos (término quizá un tanto ampuloso), al menos sí la posibilidad de un relacionamiento respetuoso. Valga agregar aquí que nadie está obligado a amar al otro, pero sí a respetarlo. La paz, si es posible, en definitiva tiene que ver con eso: con el respeto del otro diverso.


Con sus millares de ojivas nucleares, su ONU y su OEA, el gobierno de Estados Unidos, en tanto cabeza mundial del capitalismo desarrollado, suele sentarse a la mesa de discusión como el gánster que clava su cuchillo en la misma antes de hablar la primera palabra. Por eso, y por peores cosas, ahora los pueblos del Sur tenemos la necesidad de integrarnos bajo nuestras propias reglas, sin amenazas y sin tutelaje, de igual a igual, con respeto, y con la disposición de complementar nuestras necesidades y nuestras fortalezas. La actual “legalidad internacional” no es más que una impúdica mentira, y seguirá siendo así el mientras el Norte (con Estados Unidos a la cabeza) siga imponiendo sus condiciones capitalistas leoninas al Sur.

De modo que la creación y el desarrollo evolutivo de un lenguaje al servicio de la paz mundial es competencia de los propios pueblos, y éstos deben asumir esa demanda, sin pedirle permiso a nadie. Esta vez sí existen bases concretas que permitirán seguirle la pista a la evolución del nuevo lenguaje por parte de futuras generaciones para las que “las guerras pasadas” -las anteriores y las actuales- no tengan acicate para retoñar.

Obviamente no basta crear un nuevo lenguaje sino, además, nuevos medios de difundirlo, y fundamentalmente otra ética, esta vez planetaria. Pero si nos tomamos en serio aquello de “el lenguaje es la morada del ser” -siendo heideggerianos en esto-, desarrollar un nuevo lenguaje implicar desarrollar un nuevo mundo.

La ideología es una expresión esencial de la conciencia. Sin ideología no puede haber ética y sin ética no puede haber convivencia; ninguna ley escapa al agobiante rigor de la caducidad. Por ejemplo, con su Teoría de la Relatividad, Einstein tiró por tierra centenarias concepciones del mundo, inclusive sustentadas por la matemática, que ya es decir algo. Y la propia Teoría de la Relatividad empieza a tambalearse en sus fundamentos, precisamente con el avance de la ciencia.

No hay verdades absolutas. De manera que estamos ante un reto de complejidad descomunal: abatir la guerra y suplantarla por un mundo de paz sustentable. Un vistazo apenas superficial de la historia del mundo nos hace ver que si existen diferencias dentro de un mismo sistema social y político, con mayor razón existen diferencias con respecto a sistemas distintos. ¿Qué no decir entonces de confrontar sistemas diferentes? Mientras tales diferencias existan en guerra, en vez de en coexistencia pacífica y constructiva, el bienestar del ser humano contemporáneo estará comprometido.

En libertad se conjugan los logros fundamentales del ser humano, pero la libertad por sí sola no basta. Es que mientras los pueblos han debido estar escalando niveles superiores de felicidad todavía tienen que pelear por subsistir, y esa es una contradicción. La libertad, la soberanía, la autodeterminación, la felicidad y muchos otros valores sin los cuales la paz no es sustentable, son objetivos sine qua non hacia los cuales tiende el mundo contemporáneo; pero sin el lenguaje que lo exprese de común, será arduo el camino hacia el logro.

A decir verdad, de ninguna manera pretendemos hacer un relato irreflexivo de nuestros pareceres; sólo tratamos de plantear partes de nuestros puntos de vista acerca de un tema que consideramos de primerísimo orden, pero sin más pretensión que intentar presentar una crítica teórica, en este caso, indiferenciada. Es natural concebir desde “el océano de la diversidad humana” un nuevo estamento social y político particular, zonal, regional o hemisférico. Creemos que la idea es extensiva a todo el Planeta Tierra. Somos empedernidamente ambiciosos respecto al porvenir; no somos entera ni medianamente uniformes respecto a la base de nuestros respectivos enfoques personales del problema expuesto. Pero creemos que no es dilemático optar entre guerra y paz.

Las grandes corrientes del pensamiento universal han surgido de procesos de lucha de los pueblos contra el peso de concepciones tradicionales erróneas, sostenidas por grupos de poder. Recordemos el calvario de Galileo por sostener la concepción acerca de la Teoría Heliocéntrica en contraposición a la falsa creencia geocentrista, sostenida por la Iglesia Católica de Roma de entonces. La feroz lucha del conocimiento científico por insurgir y la tenaz oposición del dogmatismo estéril, que siempre se erige como obstáculo a las transformaciones necesarias, han marcado siempre el carácter de la confrontación brutal entre opuestos. Hoy el sistema capitalista globalizado representa el poder irracional y sanguinario, la guerra; mientras que los pueblos sojuzgados y escarnecidos representan la paz. Estamos así ante una confrontación entre el átomo violento y el átomo pacífico en la política internacional. ¿Explotará? 

http://www.argenpress.info/2011/08/del-origen-y-evolucion-del-lenguaje.html

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons