Mostrando entradas con la etiqueta Homenajes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Homenajes. Mostrar todas las entradas

domingo, 23 de julio de 2017

URÁN, FLAMANTE SUBCAMPEÓN DEL TOUR DE FRANCIA

HOMENAJE:


Rigo Urán, grítaselo a Colombia que te daba por retirado: ¡Subcampeón del Tour de Francia!

Los periodistas decían que era un segundón. La gente lo había olvidado por dos temporadas en las que estuvo enfermo. Uran es un monstruo

Por: Iván Gallo


En la etapa final del Giro de Italia del 2014 Esteban Chaves sufría la pálida y perdía el campeonato por Nibali. Uran, en plena subida, pasó por el lado de él y siguió derecho. Un periodista del Espectador lo trató de segundón por este gesto, de egoísta, de mediocre porque estaba luchando por un séptimo lugar mientras Chaves quería el Giro. El periodista de El Espectador no sólo pecó de ignorante sino de mala leche: hacer un top 10 en una de las grandes vueltas es una hazaña con la que los ciclistas sueñan. Lo que pensaba el periodista era respaldado por un amplio sector del público colombiano.

Desde el 2014 las alergias se ciñeron contra Rigo. En el 2015 las cosas no funcionaron con el Ettix, el actual equipo de Fernando Gaviria, quien diseña sus estrategias de carrera para sus sprinters. En el Giro, donde partía como favorito, sufrió una caída en la primera semana a la que se sumó una sinusitis. Quedó 12 en la general a mas de 10 minutos del campeón Alberto Contador. Fue al Tour por cumplir, a media máquina, reventado como suelen quedar los pedalistas después de correr un Giro.

En el 2016 cambió de equipo. Se fue al Cannondale norteamericano. Un equipo que le apunta a los aventureros como Pierre Roland que se largan solos durante cientos de kilómetros esperando ganar etapas. Cannondale vio con buenos ojos el 7 lugar en la general en el Giro. El año lo cerró en un gran ritmo, fue podio en las dos clásicas finales. En diciembre entrenó todo el mes con un amigo cerquita de Urrao. Su preparación se centró en aumentar los umbrales del dolor hasta soportar lo intolerable. El objetivo era hacer un gran Tour de Francia. Ni él sabía que había vuelto.


Colombia se precia de amar mucho el ciclismo pero la gran mayoría no sabe ni siquiera como es el reglamento de una gran vuelta. En el Giro pasado me encontraba con muchos amigos que me preguntaban porque si Fernando Gaviria había ganado cuatro etapas estaba 130 en la clasificación general. Si, no tienen ni idea. Por eso creyeron que Rigo estaba acabado, que sus dos subcampeonatos en Italia y la medalla de plata en los Olímpicos de Londres eran una nimiedad. No saben que los ciclistas no son deportistas sino santos, mártires que tienen que seguir pedaleando a pesar de que estén a punto de desfallecer. Por eso Rigo no le va a sacar en cara este subcampeonato a nadie. De pronto esas personas que alguna vez lo juzgaron van a seguir diciendo que es un segundón, que no ha ganado nada. En mi niñez yo llenaba álbumes de Panini en donde la portada era el podio donde Fabio Parra fue 3 en el Tour de 1988. Era lo más grande que un deportista colombiano había hecho hasta ese momento.

Por eso hay que saborear este segundo lugar, y el puesto 12 de Nairo, y el 18 de Betancur. Durante años soñábamos con terminar si quiera el Tour, con participar. Ahora estamos cada vez más cerca de lograr lo impensable. Denle un año más a Nairo, en el 2018 vendrá con todo, esperen que Rigo, a los 31, salga el próximo año con más aspiración. Esperen que Cháves se recupere de la tendinitis. Denle un par de años a Miguel Ángel López, a Egan Bernal. Tenemos campeones para rato.


Hoy es uno de esos raros días en los que me siento orgulloso de ser colombiano. Todo gracias a un vendedor de chance que tuvo que ver como los paras mataban a su papá cuando tenía 14 años. Gracias Rigo, gracias por todo y perdón por la ignorancia de tantos.

Fuente: https://www.las2orillas.co/rigo-uran-gritaselo-colombia-te-daba-retirado-subcampeon-del-tour-francia/

viernes, 12 de mayo de 2017

SANDINO, EL GENERAL DE HOMBRES LIBRES, 122 AÑOS DE SU NACIMIENTO

HOMENAJE

SANDINO, EL GENERAL DE LOS HOMBRES LIBRES

En la foto, Gustavo Machado, oficial sandinista, regresa con una bandera arrebatada a los genocidas yanquis tras el heroico combate de El Zapote, 14 de mayo de 1928.

Gran luchador antiimperialista y guerrillero que infringió la primera derrota militar a los marines norteamericanos, en los suelos de América Latina, en un pequeño país de tan sólo 130.000 km2: Nicaragua. El 12 de mayo de 1927, en una circular dirigida a las autoridades locales de todos los departamentos, anuncia su determinación de continuar la lucha hasta el retiro de las tropas norteamericanas de ocupación.

Ese pequeño país tenía una situación geopolítica apetecida por Estados Unidos e Inglaterra para dominar la región. A Augusto César Sandino le toca defender su patria en el contexto de la disputa interimperialista.

General Augusto César Sandino

Sandino lideró entre 1927 y 1932 al Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua, con el cual libró más de 500 heroicos combates contra el imperialismo yanqui y sus aliados, los latifundistas locales.

Tropas sandinistas cuidan las cooperativas agrícolas

Después de haber derrotado la intervención militar norteamericana, Sandino decide el 2 de febrero de 1933 firmar un Convenio de Paz con el presidente de Nicaragua, Sacasa. Después de firmado el convenio, Sandino viaja varias veces a Managua a entrevistarse con Sacasa para discutir las violaciones que hacía el gobierno al convenio firmado por ambos. La noche del 21 de febrero de 1934, cuando Sandino regresaba de la casa presidencial, fue detenido y asesinado.

LO DIJO SANDINO:

—SOBRE LA SOCIALDEMOCRACIA—

Ya en el teatro de los acontecimientos me encontré con que los dirigentes políticos, conservadores y liberales son una bola de canallas, cobardes y traidores, incapaces de poder dirigir a un pueblo patriota y valeroso. Hemos abandonado a esos directores y entre nosotros mismos, obreros y campesinos, hemos improvisado a nuestros jefes”. [Con estas palabras ratificaba lo que había dicho Lenin sobre los Partidos Socialdemócratas y Socialistas].

—SOBRE LA MUJER—

Los actos de heroísmo de las mujeres que colaboraron en el ejército, no sólo son muchísimos, sino que además la mayoría requieren largas historias para explicar los sacrificios que sufrieron y los peligros que enfrentaron por amor a la patria y todas, campesinas, maestras de escuelas, enfermeras, amas de casa y aún señoritas de sociedad, rindieron servicios sin los cuales nuestra guerra no habría sido posible.

El día que Stalin reivindicó a Sandino:

Publicamos un texto extraído de La Voz del Sandinismo, que refleja la valoración de Augusto Sandino por Stalin.

“…El 3 de febrero de 1930, el dirigente del Partido Comunista de México (PCM) Hernán Laborde, y su grupo, invitan al General Augusto César Sandino y su Estado Mayor a México, a reunirse con el Comité Central de ese Partido, para establecer las condiciones del apoyo a la solicitud hecha por el líder nicaragüense. Asistieron además de Sandino y su comitiva: Farabundo Martí ((salvadoreño) (quien asistió en calidad de miembro del comité continental de la Liga Antiimperialista, y del comité Manos Fuera de Nicaragua), Rubén Ardilla (colombiano), Tranquilino Jarquín (nicaragüense), miembros del Comité Continental de la Liga Antiimperialista de América Latina y del “Comité Manos Fuera de Nicaragua”.

El PCM declaró su disposición de brindar su solidaridad, siempre que Sandino aceptara los puntos de vista del PCM para la realización de tareas antiimperialistas de América Latina. Esta actitud sectaria del PCM se expresó también en el seno del Partido Comunista de Estados Unidos, quien calificó a Sandino de “peligroso aventurero pequeño burgués”.

Años más tarde, Luis Carlos Prestes, dirigente del Partido Comunista de Brasil, contaba sobre la repercusión en el seno del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista (IC) la declaración del llamado Comité Colonial del PC norteamericano: Al enterarse Stalin de ello, pidió una reunión del Secretariado de la IC y dijo:

“YO TENÍA ENTENDIDO QUE EL GENERAL AUGUSTO CÉSAR SANDINO ERA UN PATRIOTA QUE DEFENDÍA A SU PAÍS DE LA INVASIÓN DE TROPAS EXTRANJERAS. SEGÚN PARECE HE ESTADO EQUIVOCADO. CONFORME ESTA RESOLUCIÓN, SE TRATA DE UN VULGAR “AVENTURERO PEQUEÑO BURGUÉS”. PIDIENDO A CONTINUACIÓN: “CAMARADAS: QUISIERA SABER A NOMBRE DEL PC DE LA UNIÓN SOVIÉTICA, QUIÉNES SON LOS CULPABLES DE TAN GRAVE ERROR QUE HEMOS COMETIDO”. UNO DE LOS DIRIGENTES TRATÓ DE EXPLICAR: “CAMARADA STALIN, ES QUE HEMOS ESTADO EQUIVOCADOS CON RESPECTO A SANDINO. HACE POCO SUPIMOS QUE SU EJÉRCITO APENAS CONTABA CON 400 HOMBRES Y NO LOS MILES QUE CREÍAMOS”.
STALIN RESPONDIÓ: “DE MANERA QUE ES UNA CUESTIÓN NUMÉRICA. ENTONCES DEBO DECIRLE CAMARADA QUE EN CUANTO SE REFIERE AL PC DE LA URSS Y LA IC SEGUIREMOS CONSIDERANDO AL GENERAL SANDINO Y A SUS HEROICOS COMPAÑEROS COMO PATRIOTAS QUE DEFIENDEN A SU PAÍS FRENTE A LOS AGRESORES EXTRANJEROS Y QUE, EN NUESTRA OPINIÓN, LA DECISIÓN DEL COMITÉ COLONIAL DEL PC DE LOS EE.UU. ES UN GROSERO ERROR”.

Laborde, por iniciativa de la IC que así lo exigió al PCM, fue acusado de deshonesto, de carecer de principios y probada su labor de corrupción, fue expulsado del Partido.


Canción a Sandino, de Luis Enrique Mejía Godoy:

“Le decían bandolero por mirar al sol de frente,
quería tanto a su pueblo no quería ser presidente,
aprendió de la montaña y de su reino animal
que hay que matar la serpiente y su veneno mortal.

Y se fue, y se fue, eran treinta con él,
y se fue, y se fue, eran treinta con él.

Dejar la casa, la milpa, es jodido pero es bueno,
por pensar hacia Sandino lo llamaron bandolero,
pues su ejército de niños mujeres y hombres descalzos
quería tanto a mi tierra, a mi tierra Nicaragua.”


https://periodicoelpueblo.wordpress.com/2017/05/12/sandino-el-general-de-los-hombres-libres/

jueves, 9 de marzo de 2017

BETSABÉ ESPINAL Y EL TRIUNFO DE LAS HERÓICAS OBRERAS DE BELLO, UNA HISTORIA OLVIDADA

Betsabé Espinal, pionera de la lucha de las mujeres por derechos laborales: un suceso poco conocido en la historia de Colombia


Crónica de Ricardo Aricapa

Hace 97 años en Bello, Antioquia, tuvo lugar una de las huelgas obreras más significativas de la historia sindical colombiana, no sólo porque paralizó por tres semanas el principal emporio textil de ese momento: la Compañía Antioqueña de Tejidos, mejor conocida como la Fábrica de Tejidos de Bello; sino porque quienes la impulsaron y sacaron triunfante fueron cerca de 400 mujeres obreras, en una época en que el rol social de la mujer no era precisamente el de ir por ahí promoviendo protestas y alborotando el cotarro, pues se entendía que su lugar natural era el hogar y la sumisión uno de sus valores preclaros. El “sexo débil”, mejor dicho.

La historia dice que entre 1919 y 1920 hubo en Colombia 33 paros de trabajadores que buscaban mejorar sus condiciones laborales. Pero eran paros desorganizados, más cercanos a la asonada y el motín, porque para entonces el sindicalismo apenas se estaba formando. Los paros más sonados fueron los de los artesanos de Bogotá, los mineros de Segovia, los ferroviarios del Magdalena, y los sastres y zapateros de Medellín, Caldas, Manizales y Bucaramanga. O sea todas protagonizados por hombres, porque era inconcebible un paro de mujeres.

El paro de las obreras de Bello fue el primero que se identificó con el rótulo de “huelga”, y, al igual que los paros precedentes, éste fue espontáneo, surgido de la desesperación de las obreras ante el maltrato y la explotación, rayana con la esclavitud, a la que eran sometidas Y la lideró una tal Betsabé Espinal, hasta ese momento una anónima obrera de 24 años de edad a quien sus compañeras respetaban y acataban por su talante decidido, don de mando y recio carácter.

Pero antes de avanzar en el relato de aquel suceso, es pertinente ubicarlo en su contexto histórico, y decir que aquella fue una época de iniciación industrial. Con el siglo XX estaba naciendo en Colombia la gran industria manufacturera, con epicentro importante en Antioquia, donde era normal que las fábricas emplearan mujeres y niños como mano de obra sumisa y barata. Es decir, el mismo esquema fabril que primó durante la revolución industrial de la Europa del siglo XIX.

Foto de Gabriel Carvajal. 1940.

Y esa irrupción de mano de obra femenina en las factorías fue un fenómeno socialmente importante, tanto que para 1920 el 73% de la fuerza obrera en el Valle de Aburrá la conformaban mujeres, solteras en el 85% de los casos; e igual proporción se daba en las trilladoras de café y en las fábricas de cigarrillos, oficios en los que las familias campesinas encontraron una buena opción laboral para las hijas solteras, porque la sociedad clerical de entonces no veía bien que por trabajar en las fábricas las mujeres casadas descuidaran su familia y su sagrada misión de amas de casa. “La fábrica es enemiga de las mujeres, enemiga de su cuerpo, de su alma, agotador de su salud y envenenador de su virtud”, rezaba una publicación católica.

La Fábrica de Tejidos de Bello fue la primera textilera a gran escala que nació bajo el modelo Manchesteriano. La fundó en 1904 Emilio Restrepo Callejas, uno de los empresarios pioneros de la Antioquia de entonces, además concejal de Medellín, reconocido latifundista y promotor de extensos cultivos de algodón y caña de azúcar. Pero sólo hasta 1908 pudo la fábrica empezar a funcionar, después de una inyección de capital. Y desde el principio sus telares emplearon mujeres, muchas de ellas niñas entre 13 y 15 años. Para 1920, cuando estalla la huelga, ocupaba unas 400 mujeres y 110 hombres.

Las obreras vivían en un ambiente casi conventual, porque al amparo del prurito paternalista de los industriales antioqueños nació una institución bastante curiosa y emblemática: los patronatos obreros, que eran casas-dormitorios para las trabajadoras solteras, administradas por monjas. En estos patronatos se modelaba la conducta moral y laboral de las obreras, y se vigilaba que no fueran influenciadas por la perniciosa ideología socialista que llegaba de Europa, inspirada en la Revolución Soviética. Un dato que habla del “espíritu” de estos patronatos es que el Día del Trabajo lo celebraban el 4 de mayo, con misa campal y velada recreativa dentro de las fiestas a la Virgen María, y no el 1º de mayo, fecha celebrada por las organizaciones obreras de tendencia revolucionaria. Un año atrás se había fundado el Partido Socialista.

Las razones de la huelga

Dependiendo el oficio que realizaran, el salario de las obreras en la fábrica de don Emilio oscilaba entre $0.40 y $1.00 la semana; mientras los hombres, por hacer el mismo oficio, ganaban entre $1.00 y $2.70. Un trabajador de construcción ganaba entre $3 y $3.60 semanales, lo que da idea de la explotación que pesaba sobre las obreras. Esto porque una idea aceptada socialmente era que el salario femenino constituía un ingreso familiar complementario, y eso justificaba su diferencia con el de los hombres.

Por eso la exigencia de un salario igual fue el primer punto en el pliego de peticiones de las obreras en huelga; lo mismo que la revisión del sistema de multas, pues ocurría que las multaban por llegar tarde, por estropear accidentalmente una lanzadera, por enfermar sin previo aviso, por distraerse en el trabajo, o por cualquier minucia que al capataz se le antojara. E incluso hubo denuncias de multas por negarse a acceder a las solicitudes sexuales de los capataces de la fábrica; y lo contrario: veladas dádivas por aceptarlas.

Precisamente el cese del acoso sexual fue otro punto central del pliego; y en ese sentido el supervisor Manuel Velásquez, hombre de escasa estatura, delgado y padre de 5 hijos, encarnaba el odio mayor de las obreras. 5 de ellas lo acusaron de forzar su despido por no acceder a sus pretensiones, y de ser el culpable de que una de ellas estuviera interna en la “Casa de las arrepentidas”, que era donde expiaban su culpa las mujeres violadas y deshonradas.

Una tercera exigencia era reducir la jornada de trabajo, que se extendía de 6 de la mañana a 6 de la tarde, con una hora para la ingestión de alimentos. Asimismo, exigían que se mejoraran las condiciones higiénicas en los galpones de trabajo y se aboliera la prohibición de asistir calzadas, pues don Emilio tenía la idea absurda de que las obreras perdían tiempo y se retrasaban tratando de no embarrarse los zapatos en el trayecto hacia la fábrica, de modo que lo mejor era que fueran descalzas. Además, decía, era una manera de conservar la uniformidad de las obreras dentro de la fábrica, pues la mayoría eran campesinas habituadas a andar a pie limpio, y era penoso ver a unas calzadas y a otras no.

Otro punto del pliego en el que hicieron harto hincapié, fue que se acabara la vigilancia cerril, las ofensivas requisas a la salida de la fábrica, y el trato despótico por parte de Jesús Monsalve y Teódulo Velásquez, los dos administradores. De Monsalve, por ejemplo, decían que era tirano y grosero de palabra, acusación de la que él se defendía aduciendo que si estaban descontentas era porque estaba cumpliendo bien con su deber.

En tal sentido es elocuente la carta que Carlos E. Restrepo, ex presidente de Colombia, le manda a Emilio Restrepo, en la que se lee: “Bastante numerosas me parecen las horas de trabajo asignadas a las obreras de Bello y demasiado rígidas las condiciones en que lo hacen, especialmente si se mira el trabajo de las mujeres y los niños y las malas condiciones fisiológicas de nuestros trabajadores. Creo que ese camino si se extrema trae el anarquismo como consecuencia forzada y de ellos son los conatos de huelga que usted habla y que empiezan con nuestra primera fábrica”.

La huelga y la figura de Betsabé Espinal


En realidad las obreras venían intentando la huelga de tiempo atrás, e incluso en una ocasión paralizaron una sección de telares, pero fracasaron porque los administradores encontraron quien las reemplazara. Pero el 12 de febrero de 1920 el lance fue a otro precio. Ese día, antes de las 6 de la mañana, las líderes del movimiento se pararon en la puerta de la fábrica para convencer al resto de obreras y obreros de que no ingresaran. La totalidad de las mujeres acataron la orden y no entraron, pero los hombres fueron reacios y en su mayoría ingresaron, por lo que fueron blanco de las burlas inmisericordes de las obreras, quienes no sólo les gritaban cobardes sino que los incitaban a cambiarse los roles: que ellos se pusieran las faldas y ellas los pantalones. “Pollerones pendejos”, les gritaban.

Entre las que se pararon en la puerta a instigar la huelga estuvieron Teresa Tamayo, Adelina González, Carmen Agudelo, Teresa Piedrahita, Matilde Montoya y Betsabé Espinal, la más fogosa y decidida de todas, por lo que desde ese mismo día se erigió como la líder de la protesta y la que organizó a sus compañeras en comisiones. Y ante ellas de nada valieron las amenazas de los capataces ni los ruegos del cura de la parroquia, quien llegó a los pocos minutos para tratar de convencer a las obreras de que terminaran esa locura y regresaran al trabajo.

Y tampoco cedieron al día siguiente, cuando ya fue el alcalde de Bello y las autoridades eclesiásticas de Medellín quienes llegaron a tratar de convencerlas. Por el contrario, para ese momento la huelga se había generalizado y los poquitos obreros hombres que quedaron en la fábrica apenas alcanzaban para aceitar las máquinas y asear el edificio.

El tercer día, en el tren de las nueve de la mañana, una delegación encabezada por Betsabé viajó a Medellín a buscar solidaridad y a poner en conocimiento de la prensa la naturaleza de su movimiento y su pliego petitorio. Estuvieron en la Gobernación de Antioquia y en las sedes de los periódicos El Espectador, el Correo Liberal y El Luchador. “No tenemos ahorros para sostener esta huelga, solo tenemos nuestro carácter, nuestro orgullo, nuestra voluntad, y nuestra energía”, fueron las palabras de Betsabé que al día siguiente salieron publicadas en la prensa.

Betsabé, a quien una foto de aquel año muestra como una mujer cejona y bien plantada, tenía 24 años en ese momento. Había sido bautizada en la iglesia Nuestra Señora del Rosario de Bello en 1896, y por ser “hija natural” tomó el apellido de su madre: Celsa Espinal (que no Espinosa como erróneamente se ha difundido).

De su vida se conocen muy pocos datos. Se sabe que era muy hábil en el oficio del hilado y buena hija, dedicada por completo al cuidado de su madre. Y la razón de que hoy sepamos tan poco es que no tuvo más hermanos y tampoco nunca se casó, por lo que no dejó descendencia. De ella se sabe por el protagonismo que tuvo en aquella huelga, en la que su nombre estuvo en la mira de los periodistas. Uno de ellos escribió: “Surge una mujer de nombre bíblico a encabezar un movimiento huelguista, el primero, el único de alguna significación que ha podido llevarse a cabo en la tierra más impropia para las huelgas: Antioquia”. Otro le dio connotaciones de una Juana de Arco criolla, y otro más la definió como “una esclava rebelde, una mujer iluminada”.

Pero quien más se ocupó de la huelga y de la figura de Betsabé fue un cronista de El Espectador que firmaba con el seudónimo El Curioso impertinente, quien en el lenguaje florido del periodismo de la época escribió: “Honor a esos cientos de mujercitas que han tenido la locura galante y fértil de confrontar la resistencia y furia del capital, sin más equipaje que una buena porción de rebelión y dignidad… Cómo no secundarlas si son heraldos de una provechosa transformación social, si pueden ser las primeras víctimas ineludibles de toda revolución que se inicia”. Y en otra crónica describió el ambiente festivo que se vivía en torno a la fábrica de Bello, donde se ven “cuadros pintorescos de grandes grupos de obreras y obreros que cantan, bailan, juegan y dan vivas a la huelga, mientras los policías que vigilan están tan desocupados como ellos”.

Y por esa vía la huelga se volvió comidilla pública y generó una enorme simpatía entre la gente, no sólo de Bello sino también de Medellín. Tanto que una semana después, por iniciativa de los periódicos El Espectador y El Correo Liberal, ya se había conformado en Medellín un Comité de Socorro para recoger víveres y dinero para las huelguistas, y los estudiantes de medicina de la Universidad de Antioquia hicieron su propia colecta. Es más, una fábrica de tejidos de Medellín se ofreció a sostenerlas para que no cedieran, durante dos meses de ser necesario.

Logros y alcances de la huelga

Después de 21 días de parálisis, y gracias a la mediación de algunos empresarios y las autoridades departamentales, e incluso del mismo arzobispo de Medellín, Emilio Restrepo, finalmente cedió a todas las exigencias de las obreras y con eso, el 4 de marzo, finalizó la huelga. Se acordó un aumento salarial del 40%, regulación del sistema de multas, jornada laboral de 10 horas y más tiempo para el almuerzo, permiso para ir calzadas a la fábrica, y el despido fulminante del “acosador” Velásquez y los dos odiados administradores.

Para ratificar el acuerdo, una delegación de obreras encabezada por Betsabé Espinal se dirigió a las oficinas de la empresa en Medellín. En la estación del tren las recibió una multitud de unas 3 mil personas que las acompañó en el trayecto, en el que, según la crónica periodística, hubo hasta insolados. Después la delegación fue objeto de varios homenajes, como la corona de laurel que pusieron en cabeza de Betsabé, quien en esta ocasión, encaramada en un taburete, pronunció un discurso memorable. Y más tarde los estudiantes de medicina le ofrendaron una serenata.

Por su parte El Curioso Impertinente, quien para entonces ya era un declarado fanático de las huelguistas, escribió un elogio de este tenor: “El triunfo de esta causa ha sido, pues, completo. Por eso batimos nuestras palmas entusiastas a esas heroicas y viriles mujeres de Bello, que han dado un altísimo ejemplo de valor a Medellín, a Antioquia y a Colombia”.

La huelga de Bello fue un hito en la historia del movimiento obrero colombiano; marcó una ruptura con la tradición de damas que sumisa y silenciosamente eran carne de explotación laboral y acoso sexual en las fábricas. Con esta huelga no sólo se dignificaron como obreras y como mujeres, sino que su ejemplo tuvo repercusiones. Una de ellas fue que en la Asamblea de Antioquia se presentó un proyecto sobre descanso dominical remunerado para los obreros, y en Bogotá otros grupos de mujeres extrajeron fuerza e inspiración para adelantar sus propios movimientos, como el de las capacheras y las telefonistas de Bogotá. También al ejemplo de las huelguistas de Bello se debe el paro que en 1929 protagonizaron 186 obreras de la fábrica Rosellón, en Envigado, para protestar por la rebaja de salarios y para exigir la destitución de algunos administradores abusivos.

El final trágico de Betsabé

No se sabe nada de lo que pasó en la vida de Betsabé Espinal en los años siguientes. Se presume que salió de la fábrica de Bello y fue a trabajar a Medellín, donde vivió en una casa aledaña al cementerio San Lorenzo (hoy Niquitao), en compañía de una amiga llamada Paulina González. A pocas cuadras de allí quedaba la residencia de María Cano, la otra gran líder obrera de la época, por lo que es muy probable que se hayan conocido y compartido alguna relación.

La muerte de Betsabé se produjo a causa de una descarga eléctrica, y fue documentada por el periódico conservador La Defensa. Según esta nota, en la que para nada se recuerda la gesta protagonizada por Betsabé 12 años atrás, el accidente se produjo de la siguiente manera:

La noche anterior, a causa de una tormenta, en la calle frente a su casa cayó un cable de energía eléctrica de alto voltaje (una primaria que llaman). Un vecino madrugó a alertar a todos del peligro que corrían, pero Betsabé en un acto temerario, propio de su carácter, hizo caso omiso y decidió solucionar el problema con sus propias manos. Así que fue hasta la primaria, la agarró para retirarla, y ahí mismo cayó electrocutada. Alcanzó a llegar con vida al hospital, donde falleció el 16 de noviembre de 1932, a la corta edad de 36 años.

El destino, que suele gastarse sus ironías, quiso que su muerte, con un mes escaso de diferencia, coincidiera con la de Emilio Restrepo, el dueño de la fábrica donde ella lideró la huelga que inmortalizaría su nombre.
Bibliografía

– Los años Escondidos, sueños y rebeldías en la década del 20. María Tila Uribe. Ediciones Antropos. Pág. 86 a 88.

– “Las mujeres en la Historia de Colombia. Tomo II”. Editorial Norma. Pág. 405 a 407.

– “Mujeres y trabajo en Antioquia durante el siglo XX”, Ediciones ENS 2005. Pág. 52 y 53. Por Ana Catalina Reyes y María Claudia Saavedra.

– Reinaldo Espitaletta, crónica “Huelga de Señoritas, o cuando en Bello se protagonizó un alzamiento de mujeres liderado por Betsabé Espinal”. Revista Huellas, Centro de Historia de Bello. Nº 4 diciembre 2002.

– Periódicos El Espectador y El Socialista. Febrero y marzo de 1920.

http://ail.ens.org.co/cronicas/betsabe-espinal-pionera-la-lucha-las-mujeres-derechos-laborales-suceso-poco-conocido-la-historia-colombia/

lunes, 6 de marzo de 2017

8 DE MARZO, MUJERES EN LUCHA PARA SEGUIR DERRUMBANDO MUROS

8 de Marzo: hagamos memoria

“El 8 de marzo es un día para hacer memoria, seguir buscando la verdad de los olvidos y las manipulaciones y sumando fuerzas para derribar los muros”

Por: Manuel Humberto Restrepo Dominguez
 
Foto: Archivo telesur.com

Las significativas revoluciones de 1776 en América y de 1789 en Europa, dejaron conscientemente por fuera de las declaraciones de derechos a los esclavos y a las mujeres. El levantamiento del pueblo de Virginia, se selló en el parlamento, (creado a instancias del pacto de Bill Of Rigths, que limitó la potestad del rey en materia de impuestos, confiscaciones y asesinato), con una declaración de derechos del pueblo contra la dominación Británica. El principio fundamental de la declaración fue que todas las personas tenían derechos naturales inherentes y por tanto merecían su libertad e independencia, pero olvidaron a los cerca de 600.000 esclavos, que virtud de las leyes de sometimiento, continuaron siendo simples mercancías. Los propietarios según la ley no tenían limite de compra y venta de esclavos y poseían de 10 a 12 cada uno, a quienes continuaron tratando como animales sin alma, raptados del continente africano. Al pueblo de Virginia llegaron justamente los primeros 19 esclavos en 1619 traídos por comerciantes holandeses como parte de un botín de mas de 12 millones de estas mercancías humanas que enriquecieron a América. Fue gracias a los levantamientos contra tal barbarie y no en virtud de leyes de abolición que obtuvieron su libertad.

En la Europa de las guerras y de la lucha por la libertad de cultos, fue sellado en las calles de Paris, el primer gran pacto de clases antagónicas, para reconocerse humanos, iguales y libres, dejando cada una para si la mejor parte de su poder. La una dejó la propiedad privada y la otra su derecho de resistencia y rebelión ante la tiranía. La declaración de derechos del hombre y del ciudadano de 1789, dejó en el centro la figura masculina del varón y propietario. Allí también quedaron en el olvido los esclavos y las mujeres. En 1794 fue abolida la esclavitud en Francia y apenas en 1926 declarada para todo el mundo, por la Sociedad de Naciones, como una practica ilegal. Las mujeres que estuvieron en las luchas de parís, se levantaron rápidamente en rebeldía a cuestionar el texto de la declaración de derechos personales y universales, que la dejaba por fuera y formularon su propia declaración de derechos de la mujer y la ciudadana, en 17 artículos, leídos en 1791 en la tribuna publica, por Olimpe de Gouges, que por tal acto de sublevación enseguida fue guillotinada y algunas de sus compañeras como Rosa Locombe, encerradas en hospicios acusadas de locura.

La historia oficial ha hecho caso omiso de estos hechos en un estratégico y consciente olvido, ejercitado desde unas estructuras elitistas de poder, que a pesar de las innumerables declaraciones y conquistas, se resiste a entender que ser iguales y libres implica construir el poder político y distribuir la riqueza social en colectivo, sin ventajas, sin ansias de dominación, colonización, explotación, ni sometimiento de unos por otros. De la esclavitud del siglo XVIII, se pasó a la Trata de Personas o moderna esclavitud, del Siglo XXI, con cifras de mas de 70 millones de personas en esta condición. De la mujer el silencio se mantuvo hasta 1972, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas, después de múltiples revueltas y grandes movilizaciones a lo largo de los siglos XIX y XX, declaró a 1975 como el año de la mujer y al 8 de marzo como el día internacional de la mujer trabajadora, que ratificó en 1977 instando a los estados del mundo a reconocer conforme a sus costumbres y tradiciones un día de reconocimiento a los derechos de la mujer y la paz internacional.

La larga carrera de lucha por el derecho a ser reconocidas humanas

La larga carrera de lucha social, de grupos, colectivos, comunas y activistas en el camino de humanización encontró al final del Siglo XVIII, a una Francia convertida en potencia política, a Inglaterra victoriosa en sus guerras civiles contra el absolutismo y a Holanda trazando un camino de tolerancia religiosa y política. Este marco de triunfos contra el oscurantismo, de derrota de la era feudal y de compuertas abiertas para redefinir al ser humano libre de humillaciones y crueldad, afianzó las condiciones para que las mujeres levantaran su voz en las tribunas, anunciaran controversias con sus escritos y se dispusieran a enfrentar el olvido provocado por el capitalismo naciente que se resistía a abandonar las practicas de sumisión y enajenación del modelo patriarcal. Las mujeres pusieron a prueba toda su capacidad de lucha y de expresiones de libertad para proponer y promover el reconocimiento de la mujer en los derechos.

De entre esa multiplicidad de ejemplos, me referiré brevemente a una mujer: Mary Wollstonecraff. De clase media, filosofa y escritora Británica, que se enfrentó al poder reinante a través de sus escritos, señalando que ninguna mujer es inferior en nada a un hombre y que es la falta de oportunidades de una falsa educación que se le ofrece la que la desiguala y le permite a los hombres mantener la sumisión y tratarlas como seres subordinados y no como parte de la especie humana. Su libro llamado Vindicación de los derechos de la mujer, pregunta porqué sí las mujeres no son una manada de seres frívolos y efímeros, se les mantiene en la ignorancia bajo el engañoso nombre de inocencia?. Cuestiona a Rousseau, -de quien su obra si fue ampliamente difundida-, reprochándole que sus escritos insistan en una educación para el hombre que lo capacite para el logro de sus practicas de virtud y de independencia y otra para la mujer que la prepare para los quehaceres de la casa y para dar placer a sus esposos. Pone en conocimiento que a las niñas se les enseñaba a llevar una casa, manejar técnicas de conversación y de arreglo personal que les sirviera para ser institutrices como mucho. En el ensayo sobre la educación de las hijas de 1887, convoca a entender que la educación debe comenzar en el pecho materno, lo que resultaba profundamente revolucionario, porque las clases privilegiadas consideraban desde la antigüedad que las mujeres eran solo hembras que no debían amamantar a sus críos si no dejar que el instinto los distanciara de su animalidad, mientras que el cuerpo del bebe era atado a tablas rígidas para que logrará la posición erecta.

Wollstonecraff, considera que las clases altas son infantiles y se opone a aceptar que sea normal que su padre maltrate a su madre y que las mujeres de los sectores populares apenas existan en la condición de servidumbre, expuestas al maltrato. La naciente clase media le ofrecía a las mujeres la posibilidad de acceder a oficios como costureras, modistas o dependientas, mientras que el foro político, los negocios, la economía, la administración, el derecho, la marina o el ejercito eran cosa de hombres. Ellas no podían tener sueños, ni hacer públicos sus deseos e inconformidades, menos aun trazar por cuenta propia su propio destino, su realización como mujeres solo se podía obtener en la casa, con un marido, unos hijos y guardando un eterno silencio. Wollstonecraff de manera personal renuncia a casarse, intenta abrir una escuela, lee a Locke y a Rousseau y participa como testiga directa de la revolución francesa y de las movilizaciones de mujeres en rebeldía, que estuvieron en la conquista del primer gran pacto de derechos que aun así las dejo afuera.

Como Wollstonecraff son decenas, cientos y miles de mujeres olvidadas y negadas por la historia, que en pasado y en presente, mantienen la memoria de que los derechos no caen del cielo, ni se deben a los gobernantes, ni son simples leyes de garantía, definidas por expertos de oficina. La gran conquista humana en términos de derechos es el reconocimiento pleno de la existencia política de la mujer como ser humano, dueña de sus conductas, de su destino, de su cuerpo y de sus sueños, rebelde y libre para construir nuevos mundos sin sumisiones, ni dominaciones.

El guardado patriarcal de la sumisión

Las declaraciones iniciales de derechos humanos, Americana de 1776 y del hombre y ciudadano de 1789, guardaron muy adentro de sus contenidos algunas inconcebibles explicaciones expuestas por hombres liberales ilustrados de la época que dijeron cosas como que: La mujer debe dedicarse a las ocupaciones domesticas, tiene escasa instrucción, su único poder que puede ejercer sobre el hombre es el de su sexo y sus conflictos solo pueden ser domésticos (Bentham, condecorado como ciudadano honorario por la naciente republica francesa). El dominio del hombre sobre la mujer esta por fuera del ámbito político como también lo están la subordinación conyugal, la autoridad del varón y la sumisión de la mujer (Locke). Hay dos esferas en la sociedad, una publica para los hombres y otra privada para las mujeres y; a un monarca le puede resultar indiferente reinar sobre hombres o mujeres con tal que obedezcan, pero en una republica se necesitan hombres en la base de sus constituciones (Rousseau). La educación de las mujeres es el mayor absurdo de la época (Stendhal). Solo eran ciudadanas las que servían mejor a la republica quedándose en casa y dejando hacer la revolución a los hombres (Proudhom, Louis).

En el seno de la revolución francesa con este espíritu de que la subordinación de la mujer es un asunto natural, normal y legitimo, 4 mujeres fueron llevadas al cadalso el 30 de octubre de 1793, acusadas de ser malas mujeres, pretender hacer cosas de hombres y de abandonar tareas propias de su sexo. Ese mismo día fueron prohibidas todas las organizaciones femeninas. J. Sieyès, uno de los teóricos principales de la constitución francesa, definió que la diferencia entre ciudadanos activos y pasivos era que los primeros eran varones y los otros eran niños, sirvientes, extranjeros y mujeres.

En el fondo de la letra y el contenido se mantuvo en estas declaraciones el espíritu del principio constituyente de que en la familia el hombre es la protección y la mujer la obediencia, que sigue ahí convertido en la barrera infranqueable del poder para limitar el acceso a los bienes materiales y simbólicos indispensables para realizar a plenitud sus derechos a trabajar, actuar, disponer de dinero y tomar sus propias decisiones sin intermediación de los hombres y sin la injerencia de la sociedad, que desde el siglo XIX le confirió el poder absoluto al varón consagrado a través de la familia.

Colorario de homenaje

El 8 de marzo es un día cuyo significado y sentido hace parte de las conquistas humanas por el reconocimiento de los seres humanos como tales y sobre todo para las mujeres que exigen respeto por parte de las estructuras del poder excluyente y discriminatorio que se empeñan en impedir la realización de su dignidad en igualdad de condiciones y libertades como parte de la civilización y no solo como encargadas de parir y ser objeto de deseo. El 8 de marzo es un día para hacer memoria, seguir buscando la verdad de los olvidos y las manipulaciones y sumando fuerzas para derribar los muros que impiden la emancipación, tanto del sistema patriarcal y sus estructuras de poder autoritario, como del capitalismo indolente que todo lo convierte en mercancía.
_____________

P.D. Bienvenidas las mujeres que se alzaron en armas y hoy ponen sus esperanzas en la rebelión desarmada; Bienvenidas las mujeres victimas de la guerra evitable que nunca se evito; Bienvenidas las mujeres que convierten las celdas de venganza en trincheras de esperanzas; Bienvenido otro 8 de marzo de esperanzas….Feliz día a las mujeres incansables en sus luchas…. mis estudiantes y mis colegas…..

http://www.las2orillas.co/8-marzo-hagamos-memoria/

jueves, 15 de diciembre de 2016

RODOLFO STAVENHAGEN, CONCIENCIA CRÍTICA DE NUESTRA AMÉRICA

HOMENAJE: 

Stavenhagen: conciencia crítica y subversión

Marcos Roitman Rosenmann

Foto propiedad de: @UNAM_MX

Fui, como muchos sociólogos de la generación de los años 70, hijo del debate articulado en torno a los estudios de la teoría de la dependencia. Bajo su cobertura se agruparon diferentes temas, entre otros, los modos de producción, la concepción feudal –capitalista–, los estilos de desarrollo y la revolución, ¿socialista o nacionalista? El pensamiento latinoamericano estaba en plena ebullición. La revolución cubana, la emergencia de los movimientos de liberación nacional, el papel de la vanguardia y la polémica chino-soviética, las luchas anticoloniales, los países no alineados, las guerras antiimperialistas. Todo sumaba. Sin embargo, la necesidad de construir categorías y buscar explicaciones a los cambios sociales exigía una reflexión profunda. Poner en solfa el cuadro de mandos, sobre los cuales las ciencias sociales de la región se habían institucionalizado. Corría el año de 1965, cuando en un periódico, El Día,se publicaría un artículo cuyo título y autor pasarán a la historia del pensamiento crítico latinoamericano. Rodolfo Stavenhagen y las Siete tesis equivocadas sobre América Latina, las cuales supusieron una auténtica ruptura del conocimiento.

Hoy diríamos pomposamente, una ruptura epistemológica. Su huella podemos rastrearla hasta nuestros días en todo el desarrollo de la sociología latinoamericana. Ningún científico social, académico o político puede pensar nuestro continente sin haber leído dicho trabajo seminal. Por otro lado, sus tesis siguen teniendo frescura, validez y fuerza interpretativa. Captó, como nadie, el momento histórico-político no sólo de México, sino de América Latina. Cuestionó las visiones hegemónicas que permeaban todos los textos de la sociología latinoamericana. Escrito en 1965 para el suplemento dominical El Gallo Ilustrado, del periódico El Día,fue un soplo de aire fresco. En definitiva, sintetizó el debate teórico y la articulación de un proyecto alternativo desde el cual pensar América Latina. No fue una crítica vulgar. Se adelantó a los estudios de la teoría de la dependencia, fijando su atención en las estructuras de clase y el nacimiento del colonialismo interno, como forma de explotación de los pueblos originarios. Se tradujo a múltiples idiomas y constituyó un referente para la izquierda política y social latinoamericana.

Stavenhagen fue capaz de identificar problemas, hacerles frente en lo ideológico-político y, sobre todo, en la esfera de la construcción del pensamiento propio. No era una retahíla de consejos o un reproche a malas interpretaciones. Como habían sido en 1963 los estudios sobre el colonialismo interno impulsados por Pablo González Casanova, del cual Stavenhagen se sentía deudor, las siete tesis abrían las ciencias sociales, alejándolas de aquellos debates academicistas y estériles. No en vano, el enunciado de la que sería la sexta tesis equivocada pone el dedo en la llaga, subrayando la falsedad del proceso de la integración nacional como producto del mestizaje. Así: i) el mestizaje no constituye en sí una alteración de la estructura social vigente; ii) los pueblos originarios permanecen oprimidos por las clases dominantes, dando lugar al colonialismo interno; iii) por último, el mestizaje cultural supone de hecho la desaparición de las culturas de los pueblos originarios y las comunidades indígenas.

Sirvan los enunciados de las siete tesis para corroborar el sentido promisorio de su diagnóstico de la realidad regional. 1)Los países latinoamericanos no son sociedades duales; 2) el progreso no es resultado de la difusión de los productos industriales a zonas atrasadas; 3) las zonas atrasadas no son un obstáculo para la formación del mercado nacional, sino complementarias; 4) la burguesía nacional no tiene intereses contrapuestos ni intenciones de romper el poder y dominio de la oligarquía terrateniente; 5) el desarrollo de América Latina no es producto ni obra de una clase media emprendedora nacionalista y dinámica; la ya nombrada tesis sobre la falsedad de la integración mestiza, y 7) la idea de una alianza obrero campesina como identidad de la lucha revolucionaria en la izquierda latinoamericana. Muchos han sido los intentos por rescribir las siete tesis, pero dicha labor ha quedado reducida a un mal plagio o un intento fallido de proponer temas para el debate.

Stavenhagen estuvo en primera línea. Marcó diferencias sin ser histriónico. Sus estudios sobre las clases sociales en las sociedades agrarias, publicados en 1969 por Siglo XXI, dieron mayor solidez a los estudios étnicos y fueron una crítica demoledora a las visiones dualistas del subdesarrollo. En 1971 publicó otro artículo, tal vez poco conocido, pero de profunda crítica al quehacer de las ciencias sociales, su título es revelador: ¿Cómo descolonizar las ciencias sociales? De lectura imprescindible, como las Siete tesis equivocadas..., ambos trabajos reunidos por la Editorial Nuestro Tiempo: Sociología y subdesarrollo.

Toda su vida y su obra, durante más de medio siglo, hablan de un hombre de convicciones, honestidad intelectual, maestro forjador de conciencias rebeldes, defensor a ultranza de los derechos que asisten a los pueblos originarios de nuestra América. Su compromiso nunca se doblegó al poder de los gobiernos. Mejor ejemplo, sus relatos sobre genocidio y etnocidio contra el pueblo mapuche en Chile, llevado a cabo por los gobiernos de la Concertación, comprometiendo a todos los presidentes, desde Patricio Aylwin, Frei, Lagos y Michelle Bachelet. Escritos para Naciones Unidas, son un alegato contra la discriminación étnica y un recordatorio de la conciencia crítica para luchar contra la barbarie de terratenientes y caciques afincados en el colonialismo interno que roban, asesinan y quitan las tierras a sus verdaderos dueños. Nunca se rindió; su obra y su vida constituyen lo que llamaríamos una vida ejemplar. Muchos estamos en deuda con su obra, demostración de la fuerza de sus convicciones. Reivindicarlo es de justicia y honor. Su saber forma parte del acervo cultural del pensamiento crítico de nuestra América.

http://www.jornada.unam.mx/2016/12/15/opinion/020a1pol

jueves, 18 de agosto de 2016

FEDERICO GARCÍA LORCA, EL ASESINATO DE UN GRANDE, DRAMATURGO, POETA Y LUCHADOR POPULAR

HOMENAJE EA FEDERICO GARCÍA LORCA EN SUS 80 AÑOS DE SU FATÍDICA MUERTE
DOSSIER



Juan Rapacioli

Obra, influencia y legado de Federico García Lorca, a 80 años de su fusilamiento

EL ARTISTA FUE FUSILADO EN GRANADA A LOS 38 AÑOS POR AUTORIDADES FRANQUISTAS, TRAS EL GOLPE DE ESTADO QUE DIO ORIGEN A LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA. ES ,ACASO, EL MÁS GRANDE POETA ESPAÑOL DEL SIGLO XX.

A 80 años del asesinato de Federico García Lorca -acaso el más grande poeta español del siglo XX-, su obra, que abarca literatura, teatro, música y dibujo, sigue siendo revisitada, analizada y abordada desde diversas perspectivas que buscan explicar la inagotable potencia del artista que fue fusilado en Granada a los 38 años por autoridades franquistas, tras el golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil Española. 

"Cuando se hundieron las formas puras/ bajo el cri cri de las margaritas/ comprendí que me habían asesinado", escribió Lorca en su extraordinario "Poeta en Nueva York" (1929-1930), quien sería fusilado la madrugada del 18 de agosto de 1936 en Granada, Andalucía, por una tropa militar franquista, acusado de "socialista, homosexual y masón". Su cuerpo, que aún no fue encontrado, fue enterrado en una fosa común anónima en el municipio de Alfacar. 

Nacido un 5 de junio de 1898 en Fuente Vaqueros, Granada, Lorca fue uno de los máximos exponentes de la 'Generación del 27', grupo literario compuesto por Jorge Guillén, Rafael Alberti, Pedro Salinas y Luis Cernuda, entre otros poetas españoles, y una de las figuras más importantes del teatro en castellano del siglo XX. Su poderoso trabajo como dramaturgo combina farsas, comedias, tragedias y dramas. 

Atravesada por dramas humanos, sentimiento popular, sensibilidad social, formas del amor y siempre poesía, en su obra teatral se incluye "El maleficio de la mariposa", "Mariana Pineda", "La zapatera prodigiosa", "Retablillo de Don Cristóbal", "El público", "Así que pasen cinco años", "Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín", "Bodas de sangre", "Yerma", "Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores" y "La casa de Bernarda Alba", considerada su obra maestra. 


Tradición, vanguardia, simbolismo, política, una mirada culta y popular a la vez confluyen en obras poéticas como "Libro de poemas", "Poema del cante jondo", "Oda a Salvador Dalí", "Romancero gitano" y, sobre todo, "Poeta en Nueva York", un poderoso grito desgarrado contra la deshumanización de la sociedad moderna que, de alguna manera, guarda una relación con "Mi descubrimiento de América", libro de crónicas que Vladimir Maiakovski escribió entre 1925 y 1926 luego de recorrer Cuba, México y los Estados Unidos. 

Entre octubre de 1933 y marzo de 1934, Lorca ocupó la habitación 704 del Hotel Castelar de Buenos Aires, ciudad que lo cautivó. Invitado por la Asociación de Amigos del Arte, el poeta llegó para pasar unas semanas pero se quedó varios meses, deslumbrado en su paseos por Avenida de Mayo y en sus reuniones en el Café Tortoni, donde compartió mesa con Victoria Ocampo, Oliverio Girondo y Carlos Gardel, entre otros. 

Como forma de homenaje a los 80 años del asesinato del gran poeta español, se realizará mañana el espectáculo "80 Rosas para Federico", en el Palacio Noel del Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, así como una función especial de la obra "Federico tuvo un sueño", unipersonal de María Marta Guitart con artistas invitados que dirán textos de Lorca. 

Los escritores Juan José Mendoza y Jotaele Andrade, conocedores del universo Lorca, hablaron con Télam sobre la obra, la influencia y el legado del gran poeta español, que sigue vivo como un pulso inagotable en la historia de la literatura universal. 

El escritor Juan José Mendoza, investigador de Conicet y autor de "Diario de un bebedor de petróleo", sostuvo que "todavía existen pequeñas 'zonas lorquianas' no visitadas del todo. Como si fragmentos de la obra de Lorca todavía quisieran ligarse con la identificación del lugar donde permanecieron ocultos sus restos -situados recién en abril de este año en un pozo de agua en Alfacar". 

"A lo largo de los años, y muchos años después de su muerte, fueron apareciendo manuscritos y dibujos inéditos de García Lorca. En los años 80, Mario Hernández da a conocer una serie de dibujos inéditos firmados por Lorca y dedicados a los integrantes de la Revista Gallo -que había fundado en Granada en 1928-. Entre aquellos dibujos que se dan a conocer recién en 1987 aparecen el 'Santo Peregrino' (1924-1926), 'Payaso con guitarra' (1925) y 'El paje de la pecera' (1926)", señala Mendoza. 

Y recuerda que "en 2012, a propósito de una investigación dedicada a la revista Gallo, Nicolás Antonio Fernández da a conocer otros documentos que forman parte de la correspondencia de Lorca con sus compañeros de la vanguardia granadina. Entre los documentos aparecen entretelones de la época, y otros dibujos de Lorca como 'Amor' (1921)". 

"La revista Gallo -sólo dos números entre febrero y abril de 1928- es importante porque muestra que la vanguardia de los años 20 en España no está concentrada en la Residencia de Estudiantes en Madrid o como otras vanguardias del siglo XX -concentrada en Buenos Aires o en París-, sino dispersa en diferentes lugares, como sucede en Granada. Por eso puede decirse que García Lorca es un vanguardista 'no situado'", afirma Mendoza. 

Y explica que en "Poeta en Nueva York", "el poeta trabaja el antagonismo que se produce entre la modernidad del paisaje urbano de Manhattan y la vida deshumanizada de sus personajes. García Lorca hace como una interfase para poder procesar los antagonismos que se producen entre la sociedad arcaica de la España de su infancia y la modernidad deslumbrante de los grandes centros urbanos". 

Y finalmente asegura: "Lorca es una forma de mirar. Como muchos lugares de América Latina a lo largo de todo el siglo XX, la Granada en la que Lorca forjó su mirada es un lugar descentrado y periférico. De allí que Lorca también funde para los latinoamericanos en general una manera de mirar la modernidad.

Por su parte, el poeta Jotaele Andrade, autor de "Los metales terrestres", cree que Lorca "establece su registro poético en abanico de modo que el lector puede acercarse desde esos registros y quedarse con el Lorca que más le guste: el que toma lo folclórico en el 'Cante Jondo', el que homenajea a la España mora en 'Diván del Tamarit', el reflexivo y espantado surrealista de 'Poeta en Nueva York' y otros más". 

"Sumado al Lorca dramaturgo, el conferencista, incluso el músico que quedó detrás de todas esas voces cantarinas. Y es un todo potente, perfectamente configurado cuyo tono de tragicidad, que vela toda su obra, la poética, la teatral, la conferencial, también se mezcla con su vida, y esa coincidencia es poderosamente atractiva", sostuvo el poeta. 

Según Andrade, "dimensionar a Lorca como influencia en tanto hablamos del uso de sus metáforas y giros poéticos por parte de los poetas latinoamericanos no es posible. Porque no es ahí donde reside la importancia del 'Divino andaluz'. Hay, sí, todo un simbolismo lorquiano que ya es parte del simbolismo universal de la poesía y del cual la poesía latinoamericana abreva. Lorca es el más español de todos, el más medular de todos cuando la médula es el lugar donde la poesía clava su espada". 

"Con su existencia, Lorca tocó una cuerda, en poetas y lectores, que nadie antes había tocado -apunta Andrade-. Con la violencia extasiada de la rosa de la pasión, que se da rojísima y efímera al día, con su correr sobre una cornisa enlunada, trágico y sonriente, desesperado y cantarino. Creo que ahí es donde Lorca todavía construye su existencia y forja, y obliga, a mirar de otro modo poesía y existencia. Ese es su legado: un modo de concebir lo trágico y lo pasional desde una vitalidad musical y poética, como ir hacia el patíbulo cantando alegremente".

http://www.telam.com.ar/notas/201608/159444-garcia-lorca-fusilamiento-aniversario.html


Lorca: el poeta sin tumba, 80 años después de su muerte

Tras dos intentos fallidos, en septiembre comienza la tercera búsqueda de sus restos y los de sus compañeros en la muerte

Federico García Lorca, en Lanjarón (Granada), en 1927 - ABC3INÉS GALLASTEGUI Granada14/08/2016 00:40h - Actualizado: 15/08/2016 12:43h.Guardado en: Cultura -

El poeta se había refugiado en casa de su amigo Luis Rosales porque creía que la pertenencia de los cinco hermanos a la Falange lo protegería. No fue así. En la tarde del 16 de agosto de 1936 se lo llevaron detenido al Gobierno Civil de Granada.

De allí lo sacaron al día siguiente en dirección al frente. Lo mataron a tiros de madrugada, en algún punto del camino entre Víznar y Alfacar. Por «rojo», por «maricón» o por rencillas familiares, según quien lo diga. Lo enterraron junto a un maestro nacional y dos banderilleros anarquistas hace 80 años. Y todavía lo andan buscando.

Quizá Federico García Lorca nunca tenga una tumba. Al menos, no una sobre la que se pueda dejar unas flores o una nota, como las de William Shakespeare, Oscar Wilde o Antonio Machado. Y no por falta deadmiradores dispuestos a peregrinar hasta el panteón: el autor de «Poeta en Nueva York» es, posiblemente, el escritor español más universal después de Cervantes, el símbolo del horror de nuestra Guerra Civil en todo el mundo.

Pero la opinión de la familia es terminante: si algún día se encuentran sus huesos, se quedarán donde están. Es uno más. «No necesitamos saber detalles, cuántos tiros le dieron a Federico», dijo una vez Laura García Lorca, una de las cuatro sobrinas vivas, que no ha querido participar en este reportaje. La fundación que dirige negocia estos días el traslado de todo su patrimonio al Centro Lorca, un edificio de 23 millones de euros en pleno centro de la capital de la Alhambra.

Oposición de la familia

El escritor Luis García Montero defiende la postura de las herederas: sería una forma de proteger de la especulación urbanística a las víctimas de la sublevación fascista cuyos cadáveres se hallan también en estos parajes, entre 300 y 8.000, según la fuente. «Las leyes cambian, las corporaciones cambian, los políticos se venden, y ese lugar solo permanecerá defendido por el recuerdo de Lorca», afirma.

«Detrás de la oposición de la familia hay un interés económico»

No todo el mundo lo ve así. El historiador Miguel Caballero, impulsor de la excavación que comenzará a mediados de septiembre en busca de los restos del maestro Dióscoro Galindo, su camarada en la muerte, recuerda que esa zona tiene doble protección, como parte del Parque Natural de la Sierra de Huétor y como vía pecuaria.

Cree que detrás de la oposición de la familia hay un interés económico: según sus cálculos, las obras del escritor pasarán al dominio público el 1 de enero de 2022, 80 años después de la inscripción de su fallecimiento en 1941; si se encuentra el cuerpo y un juez ordena un nuevo registro con la fecha correcta, 1936, la familia perdería cinco años de los suculentos derechos de autor de un artista cuya obra literaria, musical y plástica sigue siendo reeditada, representada e interpretada por todo el mundo. «Lorca se ha convertido en una marca comercial», lamenta.

Gregorio Marañón, Francisco Iglesias y Federico García Lorca en 1933- ABC

«Socialista y masón»

Los investigadores no se ponen de acuerdo sobre el motivo del asesinato. Hace unos meses salió a la luz un informe policial elaborado en 1965 a petición de la escritora francesa Marcelle Auclair –nunca lo recibió– en el que las autoridades franquistas reconocían que Federico fue ejecutado por «socialista y masón» y por «homosexualismo».

Aunque no militó en ningún partido, el poeta de Fuente Vaqueros era un firme defensor de la República, para la que trabajó como vocal de la Junta Nacional de Música y Teatro y como secretario del ministro Fernando de los Ríos. El alcalde de Granada, Manuel Fernández Montesinos, fusilado pocas horas antes que él frente a las tapias del cementerio, estaba casado con su hermana Concha.

Hay quien sostiene que algunas de sus obras habían levantado ampollas: una de las piezas de «Romancero gitano» molestó a la Guardia Civil y con «La casa de Bernarda Alba» ofendió a unos parientes con los que su padre, próspero hombre de negocios, mantenía una disputa por lindes de tierras. En el pelotón de fusilamiento había dos familiares lejanos.

La noticia tuvo eco mundial. En octubre de ese mismo año, H. G. Wells, presidente del PEN Club de Londres, pidió explicaciones al Gobierno Militar. La búsqueda de sus restos la inició en 1948 el investigador galo Claude Couffon, en 1949 la continuó el británico Gerald Brenan y en 1955, el norteamericano Agustín Penon.

Hace medio siglo, el hispanista irlandés Ian Gibson también comenzó una incansable misión que aún no ha cesado: en base al testimonio que le ofreció Manolo «El Comunista», que aseguraba haber participado en el enterramiento, la Junta de Andalucía realizó en 2009 la primera excavación en Fuente Grande, junto al parque en memoria de poeta. Removieron miles de metros cúbicos de tierra durante más de dos meses. Ni rastro.
«Removieron miles de metros cúbicos de tierra durante más de dos meses»

Cinco años después, otro equipo, en esta ocasión encabezado por Caballero, volvió a intentarlo en losLlanos de Corbera, a 400 metros del sitio anterior. La ubicación fue elegida esta vez siguiendo los testimonios recogidos por el investigador Eduardo Molina Fajardo, que sitúa allí la plaza de armas donde formaban las tropas. Para el historiador, es más probable que los testigos de aquellos hechos trágicos –hoy todos muertos– dijeran la verdad a alguien del bando franquista, como ellos, que a unos investigadores extranjeros.

Otra pista que guió al equipo no vino de la parte de los asesinos, sino de lasvíctimas: Isabel García Lorca, hermana pequeña del poeta, dirigió en 1998 una carta indignada al alcalde de Alfacar –con copia al presidente de la Junta y al «New York Times»– quejándose de la «afrenta» que suponía el plan de construir allí un campo de fútbol y una urbanización, «justo donde fueron a caer miles de hombres asesinados (...). También está ahí mi hermano».

Las obras se pararon. En noviembre de 2014 se realizó la segundaexcavación. De nuevo, decepcionante. Ahora, el mismo equipo vuelve a la carga. Los investigadores han confrontado los testimonios orales con cientos de fotografías aéreas realizadas en 1937 por la República, y en 1945 y 1956 por el Ejército de Estados Unidos, imágenes de prensa e incluso la acuarela de un artista. Han registrado cada olivo arrancado, cada cambio del terreno. Y realizaron un nuevo estudio de georradar que detectó, a solo 20 metros de la zona ya levantada en 2014, tres pozos de agua fallidos.
Tercer intento

Cuentan con luz verde del Ayuntamiento de Alfacar y del parque natural. Y con la mayor parte de los 33.000 euros que necesitan para cavar en un área de 18 por 24 metros y a una profundidad de 4 a 7. Las donaciones llegaron de todo el mundo a través del «crowdfunding» y la CNT aportará 5.000 euros.

En alguno de esos pozos esperan encontrar los cuatro cadáveres. «No vamos a saltar por encima de la voluntad de ninguna familia», subraya Miguel Caballero. Si hay huesos, tomarán muestras de ADN de cada cuerpo y las cotejarán con los familiares que se presten; ya disponen de material genéticode una nieta de Galindo, el único al que podrían exhumar. Si aciertan, a uno de los cadáveres le faltará una pierna –el maestro de Pulianas era cojo– y otro tendrá un defecto en los pies y un cráneo algo más grande de lo normal. Ese sería Federico, la leyenda.

http://www.abc.es/cultura/abci-lorca-poeta-sin-tumba-80-anos-despues-muerte-201608140040_noticia.html

10 frases de Federico García Lorca a 80 años de su muerte


Lorca es uno de los dramaturgos y poetas españoles más recordado de todos los tiempos. | Foto: Archivo.

El 18 de agosto de 1936, en Granada, España, tuvo lugar el fusilamiento de Federico García Lorca, uno de los dramaturgos más grandes de la historia

Federico García Lorca fue detenido entre finales de julio y primeros de agosto de 1936, semanas después del golpe de Estado contra la II República y posteriormente asesinado la madrugada del 18 de agosto del mismo año por militares golpistas.

El poeta fue acusado de "socialista, masón y homosexual" en un documento de la tercera Brigada Regional de Investigación Social de la Jefatura Superior de Policía de Granada, fechado el 9 de julio de 1965. 


teleSUR - ir - DF

http://www.telesurtv.net/news/10-frases-de-Federico-Garcia-Lorca-a-80-anos-de-su-muerte-20160818-0026.html

sábado, 9 de abril de 2016

GAITÁN, UN RAYO DE LUZ EN EL CORAZÓN DEL PUEBLO

HOMENAJE: 
Gaitán: un líder social cuya muerte desembocó en el Bogotazo




Desde muy joven Gaitán participó activamente en la política y mostró su convicción de luchar por la igualdad social.

El 9 de abril de 1948 fue asesinado Jorge Eliécer Gaitán, un líder social que luchó por la reivindicación del pueblo y cuya muerte ocasionó fuertes enfrentamientos entre partidos, hecho conocido como el Bogotazo.

Jorge Eliécer Gaitán fue un líder político colombiano que se dedicó fervientemente a la lucha por la reivindicación del pueblo y contra las clases dominantes, que engañaban a los ciudadanos con una fachada de bipartidismo de unidad nacional.

Cada 9 de abril el pueblo colombiano y de América Latina conmemoran la desaparición física de este líder popular, cuyo asesinato en 1948 desembocó en el "Bogotazo", un hecho conocido como la partición en dos de la historia de Colombia.

A 68 años del “Bogotazo”

¿Quién fue Jorge Eliécer Gaitán?

Nacido el 23 de enero de 1903 en el popular barrio de Las Cruces de Bogotá, Gaitán era el hijo mayor de Eliécer Gaitán Otálora, liberal radical que se dedicó a la venta de libros usados y de Manuela Ayala, maestra de escuela, mujer progresista que impregnó al joven de ideas de avanzada.

En 1919 se graduó de bachiller en el Colegio Martín Restrepo Mejía. Un año después ingresó a la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional, en la cual, presentó su tesis sobre "Las ideas socialistas en Colombia" y obtuvo el título de abogado en 1924.

Desde muy joven Gaitán participó activamente en la política. Apoyó la candidatura de coalición del poeta Guillermo Valencia en 1918; fue orador en las protestas contra Marco Fidel Suárez, en marzo de 1919; organizó la sociedad literaria Rubén Darío y constituyó el Centro Liberal Universitario, con importante influencia política.

En julio de 1926 viajó a Italia e ingresó en la Real Universidad de Roma, la escuela más prestigiosa de Derecho en ese país, dirigida por Enrico Ferri, penalista de fama mundial, donde obtuvo el título de doctor en jurisprudencia. La tesis de Gaitán "El criterio positivo de la premeditación" le mereció la calificación Magna cum laude y el premio Enrico Ferri.

De regreso a Colombia

Gaitán regresó a su natal Colombia en 1928 y fue elegido representante a la Cámara en marzo de ese mismo año. Para junio lideró las protestas contra la corrupción administrativa y en diciembre visitó la zona bananera, donde investigó los sucesos de la masacre de trabajadores de la empresa norteamericana United Fruit Company.

A raíz de sus graves denuncias hacia la mencionada empresa, se abrió un debate contra el Gobierno de Abadía Méndez, logrando que decenas de trabajadores y familias de los asesinados obtuvieran indemnizaciones.

Este fue el punto de inflexión para el ya líder popular, quien en 1931, con los liberales en el poder, fue elegido presidente de la Cámara de Representantes, presidente de la Dirección Nacional Liberal y segundo designado a la Presidencia.

En 1932 asumió además el rectorado de la Universidad Libre.

La lentitud de los cambios sociales del presidente Enrique Olaya Herrera (1930-1934) hizo que un grupo de connotados políticos liberales le retiraran su apoyo en octubre de 1933.

De esta manera nació la Unión Nacional de Izquierda Revolucionaria (UNIR), liderada por Gaitán y Carlos Arango Vélez, desmarcándose del bipartidismo tradicional y teniendo como base fundamental la clase campesina, sobre todo en las zonas cafeteras de Cundinamarca, en el norte del Tolima, Caldas y el Valle.

En una primera etapa, la policía de Cundinamarca reprimió a balazos una marcha de campesinos uniristas presidida por Gaitán en Fusagasugá el 4 de febrero de 1934, dejando un saldo de varios campesinos asesinados. Posteriormente, el 14 de agosto de 1934, se registró otra masacre en la hacienda Tolima, en la jurisdicción de Ibagué, cuando los hacendados se negaban a mejorar las condiciones de los trabajadores.

Carrera hacia la presidencia

Gaitán fue elegido magistrado de la Corte Suprema de Justicia en 1939 y en 1940 fue nombrado por el presidente Eduardo Santos (1938-1942) como ministro de Educación. En el corto tiempo que duró en el cargo desarrolló un plan contra el analfabetismo y para la democratización de la educación y la cultura.

Opuesto a la repostulación de López Pumarejo, Gaitán inició en 1941 una carrera política orientada hacia la presidencia. Fue senador por Nariño en 1942; presidente del Senado en septiembre del mismo año; ministro de Trabajo entre 1943 y 1944, y candidato presidencial en oposición al liberal oficialista Gabriel Turbay, creando el Movimiento Liberal Gaitanista.

En ese contexto, la gran mayoría del pueblo colombiano se volcó hacia el ya líder popular Jorge Eliécer Gaitán y las reivindicaciones sociales que prometía. Las multitudinarias manifestaciones contaron con consignas históricas tales como “¡A la carga! ¡Contra la oligarquía! ¡Por la restauración moral de la República!", las cuales lograron interpretar el más profundo sentimiento nacional de manera muy particular.

El dominio del discurso político de Gaitán, con sus variaciones de tono, sentido del humor e ironía, y el manejo de los silencios, hicieron de él un tipo de orador que llegaba a transfigurarse por la emoción de lo que decía y la forma de decirlo, logrando transmitir y conectar con el sentimiento popular. Liberal, demócrata, buscaba una revolución popular dentro de los marcos constitucionales.

Para las elecciones presidenciales del 5 de mayo de 1946, que ganó Mariano Ospina Pérez, Gaitán ocupó un tercer lugar, con un apoyo mayoritario en los centros urbanos. Estos comicios le sirvieron para convertirse (si ya no lo era) en líder indiscutible de los sectores liberales y elegido jefe único del partido.

Cabe resaltar que en la década de 1940 a 1950 ocurrieron varios hechos de notable importancia geopolítica regional e internacional. Para citar algunos, por un lado había terminado la segunda Guerra Mundial y el mundo se dividió en dos grandes esferas de poder: Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas; surge la Organización de Naciones Unidas; se reconfigura el orden financiero internacional que pasa del patrón oro al patrón dólar; y el TIAR, que definió el dominio militar de Estados Unidos en América Latina y por tanto la protección de sus intereses en la región.


Asesinato y Bogotazo

El asesinato de Jorge Eliécer Gaitán ocurrió el 9 de abril de 1948 cuando se desarrollaba en Bogotá, capital de Colombia, la IX Conferencia Panamericana, de la que surgió la Organización de Estados Americanos (OEA).

Ese día Gaitán tuvo uno de sus mayores triunfos como penalista al lograr la absolución del teniente Jesús Cortés, acusado por la muerte de un periodista.

Para la tarde de 9 de abril, Gaitán tenía una cita para recibir a un grupo de estudiantes internacionales (entre ellos Fidel Castro) que se encontraban en Bogotá al margen de la Conferencia Panamericana en la que participó el general Marshall, impulsor del plan que lleva su nombre para la reconstrucción de Europa tras la segunda Guerra Mundial.

Un hombre (Juan Roa Sierra) lo esperó en la entrada del edificio donde se ubicaba su oficina y le propinó tres disparos con un revólver. Gaitán fue llevado a la Clínica Central donde murió a las 14H05.

Momento en que la multitud arrastra al asesino de Gaitán.


A raíz del asesinato del líder popular, se suscitaron enfrentamientos entre partidarios liberales y conservadores. Las fuertes manifestaciones y la represión policial produjo un saldo de al menos 3 mil fallecidos o desaparecidas y más de 140 edificaciones destruidas en varias ciudades del país y con mayoría en Bogotá.

Tanto la Policía como el Ejército se dividieron entre quienes buscaban controlar la situación, muchas veces abriendo fuego contra los manifestantes, y quienes se sumaron a la rebelión popular. 

“El Bogotazo” daría inicio a lo que los historiadores llaman como el punto de inflexión que impulsó el nacimiento de insurgencia guerrillera en Colombia.

Luego de una relativa calma de un poco más de 10 años, pasó a ser una guerra del Estado contra los movimientos de izquierda, que ha dejado más 200 mil muertos y 5,3 millones de desplazados en más de medio siglo, según cifras oficiales.

La mayoría del pueblo colombiano estaba convencido de que Gaitán era su digno representante en el poder. El líder liberal tenía ideas en pro de los intereses de los más desposeídos, sobre todo los campesinos, y buscaba quitarle los indignantes privilegios de la oligarquía.

http://www.telesurtv.net/news/Gaitanun-lider-social-cuya-muerte-desemboco-en-el-Bogotazo-20150408-0068.html


Miles de colombianos marchan por las víctimas del conflicto
Participantes realizan una cadena humana durante una marcha contra la violencia y en memoria de los desaparecidos hoy, sábado 9 de abril de 2016, durante la conmemoración del Día Nacional de las Víctimas, en Bogotá (Colombia).
Participantes realizan una cadena humana durante una marcha contra la violencia y en memoria de los desaparecidos hoy, sábado 9 de abril de 2016, durante la conmemoración del Día Nacional de las Víctimas, en Bogotá (Colombia). | Foto: EFE

Como cada 9 de abril el pueblo colombiano rememoró y homenajeó a las más de 300 mil personas que han muerto por el conflicto armado -social en este país, así como a los seis millones de desplazados y 45 mil desaparecidos.

Para conmemorar el día de las víctimas del conflicto armado social en Colombia, miles de bogotanos salieron a las calles con consignas como “Abajo la guerra”, “No a las Bacrim” (bandas criminales) y “No a la corrupción”.

A la convocatoria asistieron organizaciones sociales, centrales sindicales, partidos políticos, campesinos, indígenas y afectados por el conflicto de más de una década, quienes exigieron agilizar el proceso de paz con los grupos guerrilleros y la reparación justa.

9 de abril: Día de la Memoria y Solidaridad con Víctimas del Conflicto Armado

Los manifestantes hicieron un recorrido que partió desde el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación hasta la Plaza de Bolívar en el centro de la capital colombiana. Además, se concentraron en el cruce de la carrera Séptima con la avenida Jiménez, donde fue asesinado hace 68 años del defensor de las clases sociales, político y jurista colombiano Jorge Eliécer Gaitán.

Gaitán: un líder social cuya muerte desembocó en el Bogotazo

Durante el recorrido de la emblemática calle, el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro, recordó que el 9 de abril, “la oligarquía colombiana asesinó a una expresión de lo que podía ser un país democrático decente, esa oligarquía estaba dividida de las ideas fascistas de Hitler, de Mussolini, como que desde ese día ha comenzado una violencia y una guerra que tiene más de un millón de muertos”.

Por su parte, la dirigente política y excandidata presidencial por el partido Unión Patriótica (UP), Aída Avella, resaltó que el homicidio de Gaitán sigue impune y agregó que los colombianos se sienten "rebeldes como él y herederos de sus luchas por la justicia social”.

Entretanto, los miembros de la organización Marcha Patriótica aseveraron que mientras exista paramilitarismo en Colombia no habrá paz y denunciaron el asesinato de 102 de sus compañeros desde 2012 hasta la fecha.

RCN Radio - Prensa Latina 

Por: teleSUR - sb - KP 
http://www.telesurtv.net/news/Miles-de-colombianos-marchan-por-las-victimas-del-conflicto-20160409-0036.html

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons