Mostrando entradas con la etiqueta CUIDADOS Y SALUD. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CUIDADOS Y SALUD. Mostrar todas las entradas

viernes, 23 de junio de 2017

ESTADO Y REVOLUCIÓN

El Estado (colonial) y la revolución

"El Estado es "un órgano de dominación de una clase", por lo que no es apropiado hablar de Estado libre o popular". 
"Estamos ante estados que fueron creados contra y sobre las mayorías indias, negras y mestizas, como órganos de represión de clase".
"...la realidad del mundo ha cambiado en el siglo anterior, pero esos cambios no han modificado el papel del Estado".


Raúl Zibechi


Ha transcurrido un siglo desde que Lenin escribiera una de las piezas más importantes del pensamiento crítico: El Estado y la revolución. La obra fue escrita entre las dos revoluciones de 1917, la de febrero que acabó con el zarismo, y la de octubre que llevó a los soviets al poder. Se trata de la reconstrucción del pensamiento de Marx y Engels sobre el Estado, que estaba siendo menoscabado por las tendencias hegemónicas en las izquierdas de aquel momento.

Las principales ideas que surgen del texto son básicamente dos. El Estado es "un órgano de dominación de una clase", por lo que no es apropiado hablar de Estado libre o popular. La revolución debe destruir el Estado burgués y remplazarlo por el Estado proletario que, en rigor, ya no es un verdadero Estado, puesto que ha "demolido" el aparato burocrático-militar (la burocracia y el ejército regular) que son sustituidos por funcionarios públicos electos y revocables y el armamento del pueblo, respectivamente.

Este no-verdadero-Estado comienza un lento proceso de "extinción", cuestión que Lenin recoge de Marx y actualiza. En polémica con los anarquistas, los marxistas sostuvieron que el Estado tal como lo conocemos no puede desparecer ni extinguirse, sólo cabe destruirlo. Pero el no-Estado que lo sustituye, que ya no cuenta ni con ejército ni con burocracia permanentes, sí puede comenzar a desaparecer como órgano de poder-sobre, en la medida que las clases tienden también a desaparecer.

La Comuna de París era en aquellos años el ejemplo predilecto. Según Lenin, en la comuna "el órgano de represión es la mayoría de la población y no una minoría, como siempre fue el caso bajo la esclavitud, la servidumbre y la esclavitud asalariada".

Véase el énfasis de aquellos revolucionarios en destruir el corazón del aparato estatal. Recordemos que Marx, en su balance sobre la comuna, sostuvo que "la clase obrera no puede simplemente tomar posesión del aparato estatal existente y ponerlo en marcha para sus propios fines".

Hasta aquí una brevísima reconstrucción del pensamiento crítico sobre el Estado. En adelante, debemos considerar que se trata de reflexiones sobre los estados europeos, en los países más desarrollados del mundo que eran, a la vez, naciones imperiales.

En América Latina la construcción de los estados-nación fue bien diferente. Estamos ante estados que fueron creados contra y sobre las mayorías indias, negras y mestizas, como órganos de represión de clase (al igual que en Europa), pero además y superpuesto, como órganos de dominación de una raza sobre otras. En suma, no sólo fueron creados para asegurar la explotación y extracción de plusvalor, sino para consolidar el eje racial como nudo de la dominación.

En la mayor parte de los países latinoamericanos, los administradores del Estado-nación (tanto las burocracias civiles como las militares) son personas blancas que despojan y oprimen violentamente a las mayorías indias, negras y mestizas. Este doble eje, clasista y racista, de los estados nacidos con las independencias no sólo no modifica los análisis de Marx y Lenin, sino que los coloca en un punto distinto: la dominación estatal no puede sino ejercerse mediante la violencia racista y de clase.

Si aquellos consideraban al Estado como un "parásito" adherido al cuerpo de la sociedad, en América Latina no sólo parasita (figura que remite a la explotación), sino que es una máquina asesina, como lo muestra la historia de cinco siglos. Una maquinaria que ha unificado los intereses de una clase que es, a la vez, económicamente y racialmente dominante.

Llegados a este punto, quisiera hacer algunas consideraciones de actualidad.

La primera, es que la realidad del mundo ha cambiado en el siglo anterior, pero esos cambios no han modificado el papel del Estado. Más aún, podemos decir que vivimos bajo un régimen donde los estados están al servicio de la cuarta guerra mundial contra los pueblos. O sea, los estados le hacen la guerra a los pueblos; no estamos ante una desviación sino ante una realidad de carácter estructural.

La segunda es que, tratándose de destruir el aparato estatal, puede argumentarse (con razón) que los sectores populares no tenemos la fuerza suficiente para hacerlo, por lo menos en la inmensa mayoría de los países. Por eso, buena parte de las revoluciones son hijas de la guerra, momento en el cual los estados colapsan y se debilitan en extremo, como sucede en Siria. En esos momentos, surgen experiencias como la de los kurdos en Rojava.

No tener la fuerza suficiente, no quiere decir que deba darse por bueno ocupar el aparato estatal sin destruir sus núcleos de poder civil y militar. Todos los gobiernos progresistas (los pasados, los actuales y los que vendrán) no tienen otra política hacia los ejércitos que mantenerlos como están, intocables, porque ni siquiera sueñan con entrar en conflicto con ellos.

El problema es que ambas burocracias (pero en particular la militar) no pueden transformarse desde dentro ni de forma gradual. Suele decirse que las fuerzas armadas están subordinadas al poder civil. No es cierto, tienen sus propios intereses y mandan, aún en los países más "democráticos". En Uruguay, por poner un ejemplo, los militares impidieron hasta hoy que se conozca la verdad sobre los desaparecidos y las torturas. Tanto el actual presidente, Tabaré Vázquez, como el anterior, José Mujica, se subordinaron a los militares.

Es muy poco serio pretender llegar al gobierno sin una política clara hacia las burocracias civil y militar. Las más de las veces, las izquierdas electorales eluden la cuestión, esconden la cabeza como el avestruz. Luego hacen gala de un pragmatismo sin límites.

Entonces, ¿qué hacer cuando no hay fuerza para derrotarlos?

Los kurdos y los zapatistas, además de los mapuche y los nasa, optaron por otro camino: armarse como pueblos, a veces con armas de fuego y otras veces con armas simbólicas como los bastones de mando. No es cuestión de técnica militar sino de disposición de ánimo.

http://www.jornada.unam.mx/2017/06/23/politica/017a1pol?partner=rss

jueves, 22 de junio de 2017

IDENTIFICAN LAS BASES CEREBRALES DE LAS EMOSIONES

Identificadas las bases cerebrales de las emociones
El cerebro activa diferentes regiones dependiendo de la intensidad de cada emoción

Un equipo europeo de científicos ha descubierto que el cerebro activa diferentes regiones para la gestión de las emociones, usando el córtex prefrontal medio para los momentos iniciales y la ínsula para los mecanismos de compensación. El descubrimiento abre nuevos caminos al tratamiento de enfermedades como la depresión, el estrés post-traumático o los trastornos de personalidad.


Un equipo internacional de científicos ha identificado las regiones cerebrales implicadas en las diferentes fases de los procesos emocionales y constatado que las bases neuronales de las emociones varían en función del tiempo en el que se desarrolla la emoción. 

Aunque ya se sabía que las emociones varían a lo largo del tiempo, comprender sus variaciones, su dinámica y las regiones cerebrales implicadas en estos procesos necesita nuevos desarrollos desde un punto de vista terapéutico. 

Hay que tener en cuenta que las variaciones emocionales son un factor determinante en la aparición de enfermedades mentales como la depresión, el estrés post-traumático e incluso los trastornos de personalidad graves. 

Conocer lo que pasa dentro de nosotros cuando sentimos una emoción y cómo esta emoción evoluciona a lo largo del tiempo, ha sido el campo de investigación de una disciplina conocida como dinámica de las emociones. 

Las emociones siguen una serie de patrones bien conocidos. Una emoción puede surgir de pronto o progresivamente, por lo que se habla del grado de explosividad de una emoción. Una vez planteada, surge la fase de compensación de la emoción, es decir, su intensificación o atenuación a lo largo del tiempo, evaluada por su grado de acumulación. 

Las bases cerebrales de estas dos fases y sus eventuales variaciones a lo largo del tiempo no son conocidas, aunque recientes investigaciones han identificado a algunas regiones cerebrales implicadas en el surgimiento de las emociones, como el córtex prefrontal medio, la amígdala o la ínsula. 

Lo que ha pretendido esta investigación es avanzar en este campo y determinar cómo varía la actividad de las diferentes regiones cerebrales a lo largo de las diferentes fases de una experiencia emocional. 

31 voluntarios 

Para conseguirlo, los investigadores, del Instituto del Cerebro y de la Médula Espinal (Francia), de la Universidad Ku Leuven (Bélgica) y de la Universidad de Maastricht (Países Bajos), realizaron un experimento en el que participaron 31 voluntarios. Los resultados se publican en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience (SCAN). 

Los investigadores pidieron a los participantes redactar algunos textos cortos sobre temas personales, como sus sueños o aspiraciones. Estos textos fueron analizados por expertos para deducir la personalidad de cada uno de ellos. 

Lo importante del experimento es que todos los voluntarios recibieron los mismos comentarios negativos o neutros sobre su personalidad, independientemente de lo que habían escrito, con la finalidad de provocar una reacción emocional que pudiera ser analizada. 

En la siguiente fase del experimento, se pidió a los participantes leer y reflexionar sobre los comentarios de los expertos relativos a su personalidad durante 90 segundos, y señalar los cambios emocionales que habían notado en ese tiempo. 
Mientras pasaba todo esto, la actividad cerebral de los participantes era observada mediante imágenes de resonancia magnética funcional (IRMf), que permite registrar en tiempo real la activación de las diferentes regiones cerebrales. 

De esta forma, los investigadores pudieron estudiar las regiones del cerebro implicadas en la explosividad y la acumulación de respuestas emocionales como consecuencia de una experiencia social negativa (los comentarios sobre su personalidad). Este tipo de experiencias es conocida por generar respuestas emocionales que duran un tiempo y que permiten por ello diferenciar sus dos fases.

Reacción cerebral dinámica 

Los resultados del experimento ponen de manifiesto que las fases de inicio y de compensación de las emociones son los dos factores más importantes en los cambios emocionales que ocurren a lo largo del tiempo, y que están asociados a diferentes regiones del cerebro. 

El nivel de la explosividad y surgimiento de la emoción está relacionado con la actividad en el córtex prefrontal medio. Esta región se cree que está implicada en la percepción que uno tiene de sí mismo. Su activación podría reflejar la diferencia entre la evaluación de la personalidad realizada por los expertos y la idea de sí mismo que tiene cada uno de los participantes. 

El nivel de compensación de la emoción, que mide su intensificación o atenuación a lo largo del tiempo, está relacionado, a su vez, con la activación de la parte posterior de la ínsula, una región del cerebro conocida por jugar un papel importante en la integración de las señales emocionales. 

Este estudio es el primero que demuestra que la actividad de las regiones cerebrales orquesta la respuesta emocional y su dinámica a lo largo del tiempo. Subraya además la importancia de tener en cuenta esta dimensión temporal para comprender las bases cerebrales de la evolución de las emociones, desde que se inician hasta que se atenúan, como consecuencia de un proceso de exclusión social. Estos resultados pueden ayudar en consecuencia a un mejor tratamiento de los trastornos relacionados con la salud mental, según explican los investigadores en un comunicado.

Referencia 

http://www.tendencias21.net/Identificadas-las-bases-cerebrales-de-las-emociones_a44035.html

miércoles, 21 de junio de 2017

TUMACO, ESPACIO Y SOCIEDAD ENCALLADOS. NI EL ESTADO NI LA IGLESIA

Tumaco, espacio y sociedad encallados


Más allá del abandono y la pobreza, una historia de desencuentro entre los territorios del Pacífico y un proyecto de nación católico y excluyente. Geografía, economía y cultura en esta trama de oportunidades perdidas. 

Óscar Almario García*
Tormenta perfecta

Los paros cívicos en Chocó y Buenaventura que hasta hace pocos días ocuparan las primeras páginas de los medios parecieron sorprender a la opinión y a las autoridades nacionales. Pero los paros en realidad fueron precedidos por una serie de señales del malestar que se extendía por toda la región Pacífica y que desembocó en la decisión de adelantar esas protestas masivas. 

Las primeras señales de alarma provinieron del extremo sur de la región, de Tumaco, donde desde comienzos del año se estaba incubando una “tormenta perfecta” a raíz del posconflicto, como la llamó un informe periodístico. La razón: el vacío territorial dejado por las FARC a consecuencia de los acuerdos empezó a ser llenado por otros actores armados y la delincuencia, fenómeno que, sumado a la crisis social de amplias proporciones que se ha instalado en este puerto, amenaza con reciclar la violencia hasta un nivel insospechado.

El drama

Cultivos ilícitos en Tumaco. Uno de los municipios que tiene más cultivos de coca en el país. Foto: Gobernación de Nariño

Tumaco, con 200 000 habitantes, 100 000 de ellos repartidos en 300 veredas ribereñas y en esteros, es el municipio de Colombia con más cultivos de coca en la actualidad (20 000 hectáreas sembradas); padece una oleada de homicidios por la presencia de bandas enfrentadas por el territorio y los negocios ilícitos, conectadas con el crimen transnacional que compra la producción; un desempleo absoluto que condena a 100 000 jóvenes al rebusque; la violencia, el miedo y la falta de oportunidades se han instalado como cotidianidad a pesar del aumento del pie de fuerza en policía y ejército; mientras que la debilidad institucional frente a esta situación es patética, los niveles de confianza y la economía legal mínimas y la ciudadanía impotente.

Estos fenómenos golpean especialmente a los jóvenes que no encuentran destino para sus vidas distinto de la delincuencia o el rebusque y a las mujeres que han sido víctimas de la violencia sexual y social. Una parte del campesinado, que tiene entre otras actividades la siembra de la coca, se resiste a la política gubernamental de erradicación y aspersión con presencia militar, y busca alternativas como la sustitución de cultivos, ha recurrido a la movilización y bloqueos a la carretera Pasto-Tumaco, donde se produjeron choques violentos con la fuerza pública durante varios días.

Lo que hay detrás

La espectacular geografía del Pacífico sur colombiano relaciona sierra y costa en forma fluida, cuenta con los diez ríos que desembocan en la rada de Tumaco y una línea de manglar que protege la tierra de los embates del mar y donde se forma un laberinto de esteros. Esta disposición del espacio, que en el pasado fue una bendición para los asentamientos, suministró recursos y facilitó la vida social, ahora parece operar sobre todo como venganza.

La espectacular geografía que en el pasado fue una bendición ahora parece operar como venganza. 

En efecto, ese espacio, en cuyo centro se encuentra Tumaco como población y puerto, funciona hoy a favor del proyecto narcotraficante que ha copado y está desintegrando la sociedad regional. Siembra, raspa, pastificación, cristalización, empacado y envío de coca (200 toneladas año, según cálculos oficiales) forman la única cadena productiva completa en el territorio, en la que concurren la geografía, la situación social y el acceso al comercio mundial. Esta cadena ha permitido que la cultura del dinero fácil socave la tradición laboriosa, sencilla y pacífica de sus gentes. Rupturas en el tejido social, brechas generacionales, pérdida de valores colectivos y vulnerabilidad de jóvenes y mujeres agravan el deterioro social.

La paradoja consiste en que mientras se producía el cambio de Tumaco en las últimas décadas (crecimiento, urbanización, pérdida de la vocación pesquera y portuaria) y fracasaban los tímidos planes para su desarrollo proyectados desde el Gobierno (como el Plan Quinquenal del gobierno Santos) y los sectores empresariales (las emblemáticas industrias de la pesca y la palma), el crimen internacional fue definiendo su territorio como un nodo para sus intereses.

De esta manera se entrecruzaron las tendencias globales del crimen organizado con la demanda creciente de recursos y la logística del conflicto interno, tal como lo ha puesto de manifiesto en los últimos años la enconada lucha por el control del territorio y las rutas de comercialización de la droga. Es una suerte de globalización invertida.

Oportunidades perdidas

No hay que olvidar que las sedimentaciones del pasado se materializan en el espacio.
Así, lo que debió funcionar en favor de la integración de la región con otras dinámicas virtuosas no ha ocurrido y no está ocurriendo, como en el caso de la relación sierra-costa. El eje Pasto-Barbacoas-Tumaco como articulador del espacio social, después de la decadencia de Barbacoas, la mítica ciudad del oro, se simplificó en un centro político en Pasto y una periferia portuaria en Tumaco, pero con las nefastas secuelas del centralismo, clientelismo, corrupción política, dependencia y no complementariedad. El ferrocarril Tumaco-El Diviso, construido en los años veinte del siglo pasado como conexión expedita con Pasto, demostró con su fracaso que los diseños de región y de nación predominantes no admiten la diversidad como principio.

La integración promisoria entre los tres grandes ecosistemas del sur, selva amazónica, Andes y Pacífico, no ha contado con los liderazgos adecuados y, a su modo, el oleoducto Transandino (Orito-Tumaco), que es fuente de otras prácticas ilegales con la gasolina, es testimonio de la constante pérdida de oportunidades.

La integración fronteriza con el Ecuador es otra de las oportunidades desperdiciadas, como lo indica el caso de la carretera binacional Colombia-Ecuador que debe unir a Tumaco con Esmeraldas, porque mientras que el Ecuador ya terminó la parte que le corresponde, Colombia está si acaso a un año de concluir sus labores y con sistemáticas interrupciones de la obra.

La Universidad Nacional de Colombia proyectó la apertura de una sede en Tumaco al amparo de la Ley de Fronteras y de las políticas de integración proclamadas por los países de la región, pero hasta ahora no ha recibido apoyo para construir la primera infraestructura de los Gobiernos nacional ni departamental, y en cambio sí de los de Japón y Holanda.

Ni el Estado ni la Iglesia

Puerto de Tumaco. Foto: Wikimedia Commons 

En el marco de la Constitución de 1886, los territorios del Pacífico, como otros donde predominaban los pueblos indígenas, negros y mulatos, fueron considerados “Territorios Nacionales” -léase auténticas fronteras internas, étnicas, culturales y morales-, en las cuales el Estado renunció a su control, que le fue endosado a distintas órdenes religiosas católicas.

Primero agustinos recoletos y después carmelitas descalzos, entre finales del siglo XIX y hasta bien entrada la segunda mitad del XX, forjaron un proyecto civilizatorio cristiano que, con matices y diferencias que no es del caso detallar, intentó modificar la cultura ribereña y mareña de los descendientes de africanos y de los grupos indígenas, concentrándolos en poblados para controlarlos mejor, dotarlos de capillas y servicios educativos, de salud y asistencia, e induciendo cambios en los ritmos del trabajo, los hábitos de vida y las relaciones afectivas. 
Aprender a convivir con una Iglesia cercana pero distinta de su modo de ser e identidad,

Resumiendo mucho, esos territorios y sus gentes se formaron por lo menos durante dos grandes oleadas de población. La primera, durante el siglo XIX, cuando fueron marginados por un Estado nacional que se construía allende la cordillera; y la segunda, durante buena parte del siglo XX, bajo la presión e influencia de las misiones católicas.

De acuerdo con esos ritmos, tuvieron que aprender a convivir con un Estado distante pero irrenunciable y con una Iglesia más cercana pero finalmente distinta de su modo de ser e identidad, por lo cual ajustaron esta a la identidad política nacional y la identidad religiosa católica, pero sin renunciar del todo a sus prácticas, rituales, fiestas y maneras de ser.

Conflicto y esperanza

A constantes como el abandono estatal y la intervención de misiones católicas, cabe adicionar otra de larga duración que ha marcado la historia del territorio: la de los modelos extractivos con actividades como el oro, la pesca, las pieles y otros beneficios de la fauna, las maderas finas y otros productos forestales.

Aparte de las características económicas del extractivismo (ciclos depredadores del medio ambiente, establecimiento de enclaves productivos, sobreexplotación de la fuerza laboral local, ausencia de cadena de valor tecnológico), este se soporta en discursos y prácticas que se mantienen y transforman con el tiempo y se ajustan a los cambios sociales y políticos.

En efecto, los imaginarios decimonónicos del Pacífico como naturaleza a explotar se han ido modificando por la invención del Tercer Mundo, el desarrollismo y el ambientalismo, con los que se quiere ahora garantizar el control de recursos estratégicos.

El antiguo prejuicio frente a negros e indígenas como obstáculos al progreso y el desarrollo ha cedido en parte su lugar a la idea de la utilidad de “poblaciones originarias” que contribuyan a la preservación de ecosistemas complejos.

El predominante racismo de otros tiempos coexiste con discursos edulcorados sobre la diversidad étnica y cultural pero siempre y cuando no amenace los poderes de siempre.

Basado en dicho modelo extractivista de variados ciclos, Tumaco experimentó unos cincuenta años de bonanza y crecimiento (1920-1970), cuando se configuró una élite blanca dirigente de origen extranjero y presenció el ascenso de grupos mulatos que se mezclaron en parte con los primeros. Ambos grupos se hicieron al control del poder, los cargos estatales, la administración portuaria, los beneficios de la industria pesquera y el comercio, y de los productos extraídos. Durante este período aumentaron las exportaciones, la cobertura de la educación y otros servicios públicos, complementados por el control religioso y político.

La actual decadencia económica y precariedad institucional que caracteriza al territorio tumaqueño sintetiza un largo proceso de desencuentro entre la nación, la región y los grupos étnicos. El Estado nacional desconoció el aporte de negros e indígenas a la construcción del país y el proyecto cristiano los redujo a poblaciones a transformar.

Sin embargo, el agotamiento de los ciclos extractivos, la incapacidad de los servicios tipo enclave (como el puerto) para incluir ampliamente a la población y la limitada evangelización de la población estimularon el reconocimiento del territorio como opción de vida y de futuro, anunciando una fase esperanzadora.

Lo anterior tomó plena forma con el movimiento étnico-territorial que desataron la Constitución de 1991, la Ley 70 de 1993 y sus decretos reglamentarios, que reconocieron el carácter multiétnico de la nación colombiana y validaron los derechos territoriales de las comunidades afrodescendientes en los ríos, autorizando la titulación colectiva.

Sin embargo, el conflicto interno iba a interferir de manera grave estas dinámicas aplazando la transformación regional y agregando nuevos elementos a la crisis social.

_____________________________

* Doctor en Antropología social y cultural de la Universidad de Sevilla, profesor titular de la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín.


http://www.razonpublica.com/index.php/regiones-temas-31/10340-tumaco,-espacio-y-sociedad-encallados.html#sthash.9mV9utv7.dpuf

lunes, 19 de junio de 2017

CRECIENTES OLAS DE CALOR MORTALES AFECTARÀN EL 74 % DE LA POBLACIÒN MUNDIAL

Las olas de calor extremas afectarán a tres cuartas partes de la población


CIENCIAS NATURALES: Ciencias de la Vida

El 74% de la población mundial estará expuesta en 2100 a olas de calor mortales. Esta es la principal conclusión de una investigación de la Universidad de Hawái (EE UU) que ha descubierto el umbral en el que la temperatura y la humedad elevada se vuelven letales. Además, con los resultados obtenidos, los expertos han creado una aplicación web capaz que predecir el número de días al año en los que se producirán estos periodos de calor extremo en cualquier lugar del mundo.

Juan Gayá Vilar
Una mujer refrescándose. / EFE 

Las olas de calor cada vez afectan a más personas en todo el planeta. Algunas de las más recientes, como la ocurrida en Europa en el 2003, que acabo con la vida de 70.000 personas, o la de Moscú, que mató a 10.000 personas en 2010, son ejemplos de la amenaza que suponen estos fenómenos meteorológicos.

Desde 1980 se han contabilizado 783 olas de calor mortales en 164 ciudades de 36 países

Pese a los casos citados, poco se sabe acerca de los efectos en la salud humana de estos periodos de calor extremo. Ahora, una investigación publicada en Nature Climate Change ha decidido analizarlos y predecir cuáles serán las consecuencias mundiales de las futuras olas de calor.

En el estudio, un equipo científico de la Universidad de Hawái han examinado más de 900 artículos relacionados con episodios de calor que se han producido en distintas regiones del mundo desde 1980, contabilizando 783 olas de calor mortales en 164 ciudades de 36 países. Tras analizar cada caso, los autores han establecido el umbral en el que la temperatura y la humedad elevada se vuelven letales.

Cada vez más personas afectadas

Los resultados de la investigación muestran que cada vez existen más regiones del planeta, en las que durante 20 o más días del año se producen olas de calor mortales que afectan aproximadamente al 30% de la población mundial. Los expertos señalan que disminuir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero no prevendría los episodios calor, solo reduciría su frecuencia, disminuyendo en un 26% el número de personas afectadas de cara a 2100.

Una nueva aplicación web predice el número de días al año en los que se producirá una ola de calor mortal

“Nos estamos quedando sin opciones para el futuro”, explica a Sinc Camilo Mora, profesor de la Universidad de Hawái, en Manoa, y autor principal del estudio. “Muchas personas alrededor del mundo ya están sufriendo los efectos de las olas de calor, y, según los modelos realizados, esto continuara así. Si no se reducen considerablemente las emisiones, la situación será cada vez peor”, añade el investigador colombiano.

Con los datos obtenidos, los científicos han creado una aplicación web que predice el número de días al año en los que se producirá una ola de calor mortal en cualquier lugar del mundo hasta 2100. Los investigadores estiman que a finales de siglo el 74% de la población estará expuesta a olas de calor letales. Además, el trabajo pronostica que las personas que viven en áreas tropicales serán las más castigadas por estos episodios de calor.

En España, la previsión de las futuras olas de calor tampoco es buena, aunque no es tan alarmante como la del trópico. Según los modelos realizados, en la costa Mediterránea durante los meses de verano, la temperatura y humedad traspasarán el límite en el que estas condiciones se vuelven mortales.

Los héroes y los villanos del Acuerdo de París

Entre las las medidas globales necesarias para hacer frente a las olas de calor, Camilo Mora declara a Sinc que es necesario “que los políticos aumenten la inversión en fuentes de energía alternativas y que los gobiernos locales desarrollen proyectos verdes para reducir el calor absorbido por las construcciones y el asfalto de las ciudades”. En cuanto a las acciones sociales, el científico indica que, “es necesario que las personas reduzcan su consumo y se comprometan en la restauración de los ecosistemas que le rodean”.

La temperatura y humedad traspasarán los límites letales en la costa mediterránea durante los meses de verano

Con respecto a la efectividad el Acuerdo de París para hacer frente las olas de calor extremas, el autor principal del estudio valora el tratado como, “un paso adelante, que no prevendrá del todo que estos episodios continúen sucediéndose, pero que sería mucho peor no tomar medidas”.

“Cómo observador internacional, considero que tenemos una buena oportunidad de cumplir con los objetivos del tratado”, señala Mora, que no repara en elogiar a los líderes europeos defensores del acuerdo y en señalar a los que no están haciendo nada al respecto: “Tenemos algunos héroes como Trudeau, Macron, Merkel y las millones de personas que los apoyan. Evidentemente, siempre hay un villano en cada historia”.

El investigador se muestra optimista en la lucha para frenar el calentamiento global, ya que esta convencido de "que habrá un final feliz para esta situación, no podemos permitirnos otra opción”, destaca.

Referencia bibliográfica:
Camilo Mora, et al. "Global risk of deadly heat ". Nature Climate Change. http://dx.doi.org/10.1038/NCLIMATE3322 (2017)

Zona geográfica: Internacional
Fuente: SINC

http://www.agenciasinc.es/Noticias/Las-olas-de-calor-extremas-afectaran-a-tres-cuartas-partes-de-la-poblacion

Las olas de calor han venido para quedarse
Serán más frecuentes, prolongadas y letales y afectarán al 74% de la población en 2100

Las olas de calor seguirán siendo más frecuentes, prolongadas y letales y afectarán al 74% de la población en 2100, según un estudio. Aunque se concentran en los trópicos, aumentan los lugares donde duran 20 o más días al año. Cuando la temperatura supera la corporal y se combina con humedad elevada, aumenta el riesgo de muerte. Nos quedamos sin opciones para el futuro, advierten los científicos.


Las olas de calor afectan ya al 30% de la población humana, pero esta proporción se elevará al 74% en el año 2100 si las emisiones de CO2 siguen al ritmo actual. 

Si las emisiones de CO2 se reducen drásticamente, será inevitable que las olas de calor afecten ya al menos al 48% de la población en esa fecha, según una investigación publicada en la revista Nature Climate Change de la que informa la Universidad de Hawai Manoa en un comunicado

El mayor riesgo para la vida humana por el calor mortal se encuentra en las regiones tropicales debido a que son cálidas y húmedas durante todo el año, mientras que para latitudes más altas el riesgo de calor mortal está restringido al verano, añade el estudio. 

Pero con el cambio climático, el riesgo se extenderá tanto al sur como al norte. Una herramienta on line que se publica con el estudio permite contar, en cualquier lugar de la Tierra, el número de días al año en los que la temperatura y la humedad superan el umbral mortal, tanto hoy como en el futuro, bajo diferentes escenarios de cambio climático. 

"Nos estamos quedando sin opciones para el futuro", señala Camilo Mora, autor principal del estudio. "Para las olas de calor, nuestras noticias están ahora entre las malas o las terribles. Muchas personas en todo el mundo ya están muriendo por efecto de las olas de calor, y aunque los modelos sugieren que es probable que esta tendencia continúe, podría ser mucho peor si las emisiones no se reducen considerablemente”, añade. 

Temperatura corporal 

El cuerpo humano sólo puede funcionar dentro de un rango estrecho de temperaturas corporales de alrededor de 37°C. Las olas de calor suponen un riesgo considerable para la vida humana porque el clima caliente, agravado con una alta humedad, puede elevar la temperatura corporal, lo que conduce a condiciones de vida peligrosas. 

El estudio cita numerosos ejemplos de los efectos mortales de las olas de calor, como la europea de 2003, que costó la vida a 70.000 personas, o la ola de calor de Moscú de 2010, que mató a 10.000 personas, o la ola de calor de Chicago de 1995, que mató a 700 personas. 

Los investigadores revisaron más de 30.000 publicaciones relevantes relativas a las olas de calor y descubrió más de 1.900 casos localizados en diferentes partes del mundo en los que las altas temperaturas han matado a personas desde 1980. Descubrieron que los episodios de calor mortal son mucho más comunes y generalizados de lo que se pensaba anteriormente. 

De esos casos, se obtuvieron fechas de 783 olas letales en 164 ciudades de 36 países, con la mayoría de los casos registrados en los países desarrollados en las latitudes medias. Algunas de las ciudades que han experimentado olas de calor letales incluyen Nueva York, Washington, Los Ángeles, Chicago, Toronto, Londres, Pekín, Tokio, Sydney y São Paulo.

El umbral de la muerte 

Al analizar las condiciones climáticas de estos episodios de calor letal, los investigadores identificaron un umbral más allá del cual las temperaturas y las humedades se convierten en mortales y construyeron un modelo para proyectar los posibles episodios futuros de olas de calor. 

El área del planeta donde se atraviesa ese umbral durante 20 o más días al año ha aumentado y se proyecta que crecerá incluso con drásticos recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero. 

"Encontrar un umbral más allá del cual las condiciones climáticas se vuelven mortales es científicamente importante pero aterrador", explica Farrah Powell, otro de los coautores del estudio. "Este umbral nos permite identificar las condiciones que son perjudiciales para las personas. Y porque se basa en casos documentados de personas reales en todo el mundo, lo hace más creíble y relevante. Lo espantoso es lo común que son esas condiciones mortales”, añade. 

En 2100 se proyecta que Nueva York tendrá alrededor de 50 días con temperaturas y humedades que exceden el umbral en el cual la gente ha muerto previamente. Ese mismo año, el número de días mortales para Sydney será de 20, de 30 para Los Ángeles, y todo el verano para Orlando y Houston. 

"El cambio climático ha puesto a la humanidad en un camino que será cada vez más peligroso y difícil de revertir si las emisiones de gases de efecto invernadero no se toman mucho más en serio", dice Mora. "Acciones como la retirada del acuerdo de París es un paso en la dirección equivocada que inevitablemente retrasará la solución de un problema para el que simplemente no hay tiempo que perder".

Referencia 
Global risk of deadly heat. Nature Climate Change (2017) doi:10.1038/nclimate3322

http://www.tendencias21.net/Las-olas-de-calor-han-venido-para-quedarse_a44028.html

DEVASTADORAS CONSECUENCIAS EN LOS SUELOS POR CULTIVOS DE PALMA AFRICANA, CONFIRMA INVESTIGACIÒN

El cultivo de la palma africana inutiliza la tierra
Genera consecuencias devastadoras en los suelos, según una investigación

El cultivo de la palma africana de aceite no sólo está sustituyendo bosques tropicales y pastos de cultivo, sino que además genera consecuencias devastadoras en los suelos transformando grandes hectáreas de tierras en infértiles y, en algunos casos, inutilizables, según una investigación.


La expansión del cultivo de palma africana de aceite (Elaeis guineensis) está generando un enorme impacto ambiental a nivel mundial, muy agudizado en países del Sudeste Asiático y América Latina, donde estas plantaciones están substituyendo en un 40% a los bosques tropicales y en un 32% a los pastos naturales y las áreas de cultivo de grano básico. 

Así se desprende de una investigación realizada por el Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) que establece que, en países como Guatemala, la expansión de la palma aceitera ha aumentado en un 600% en la última década. Los científicos alertan que este tipo de cultivos genera consecuencias devastadoras en los suelos transformando grandes hectáreas de tierras en infértiles y, en algunos casos, inutilizables. 

La pérdida de biodiversidad, la desaparición del hábitat de especies como los gorilas y la contaminación de las aguas y del aire por los grandes incendios, son algunos de los impactos ambientales más controvertidos y conocidos hasta ahora provocados por las plantaciones de la palma aceitera, que también tiene efectos nocivos para la salud de las personas. 

No obstante, un estudio realizado por la investigadora ICTA-UAB, Sara Mingorría, en Valle de Polochic, en Guatemala, pone en evidencia que una de las grandes consecuencias ambientales de estos cultivos es la infertilidad que provocan en los suelos. 
Según Mingorría, este monocultivo demanda una gran cantidad de nutrientes, y elimina la capa orgánica del suelo. 

25 años de vida útil 

Análisis comparativos del estado de los suelos realizados por Mingorría tras la producción de distintos tipos de cultivo, demuestran que se requieren 25 años para lograr que la zona en la que se plantó palma aceitera vuelva a ser fértil, ya que “el suelo queda tan debilitado que por más que se abone, los componentes se pierden y desaparecen, y los suelos de la palma resultan tan fértiles como los suelos de una casa”, comenta Mingorría. 

Añade que estas plantaciones son conocidas como “desiertos verdes” porque “este tipo de árbol hace mucha sombra, lo que no permite que se forme vegetación a su alrededor. Tres años después de ser plantada, bajo la palma no crece ni vegetación”. A su vez, la intensidad productiva provoca un agotamiento devastador del suelo. 

La palma tiene una vida útil de 25 años. Pasado su ciclo es necesario matar la plantación para poder extraerla y fertilizar el suelo para luego volver a plantar. Según la investigadora, esta acción no es económicamente rentable, dado a que el costo es muy elevado y el suelo apenas vuelve a recuperarse. Es por ello que las empresas buscan nuevos bosques o terrenos baldíos y fértiles para poder generar nuevas plantaciones de palma de aceite a gran escala. 

“Hay quienes defienden la existencia de plantaciones de palma porque, según dicen pueden ser plantadas de manera sostenible y genera puestos de trabajo, pero el impacto ambiental es en muchos casos casi irreversible y en muchos casos generan grandes desastres ecológicos”, advierte Mingorría. 

Afirma que este tipo de monocultivos atraen epidemias, pestes y muchos tipos de insectos que terminan perjudicando a los trabajadores de la zona y a las comunidades cercanas. “En el Valle de Polochic se ha denunciado la aparición de culebras que causan picaduras en los trabajadores”, añade.

Fuerte demanda 

El crecimiento de las plantaciones de palma africana de aceite se debe a la gran demanda por parte de los países del Norte para la producción de biocombustibles, lubricantes, cosméticos y alimentación. 

Según estudios, el consumo excesivo de ácido palmítico (que compone el 44% del aceite de palma), aumenta los niveles de colesterol y puede contribuir al desarrollo de problemas cardiovasculares, por lo que la OMS aconseja limitar su consumo. 

Según datos del Atlas de Justicia Ambiental (EJAtlas) del ICTA-UAB, que recoge los conflictos ambientales a nivel mundial, el Sudeste Asiático concentra la mayor extensión de cultivo de palma con 8 millones de hectáreas sembradas en Indonesia y 4 millones de hectáreas en Malasia. En América Latina las mayores extensiones se encuentran en Colombia, con 400 mil hectáreas, seguido por Ecuador con 280 mil y Honduras con 250 mil. 

Debido a su versatilidad y su uso tan diversificado, su expansión está creciendo con mucha velocidad y se estima que la producción se triplicará de aquí a tres años, generando daños irreversibles al medio ambiente. 

Según el EJAtlas, en la actualidad existen 72 casos mundiales registrados de conflictos relacionados con la producción de palma. Un ejemplo es el “ecocidio” en el río la Pasión en Guatemala, donde se produjo la muerte generalizada de más de 1.000 peces tras la instalación de una empresa procesadora del aceite de palma en las cercanías del rio afectando a más de 11.000 personas. 

Según el Laboratorio de Toxicología de la Universidad de San Carlos (USAC), el motivo de esta muerte masiva de peces en más de 150 kilómetros del río, se debió al alto grado de contaminación causada por el malatión, un plaguicida utilizado para eliminar moscas en la fruta de la palma.

Referencia 
Violence and visibility in oil palm and sugarcane conflicts: the case of Polochic Valley, Guatemala. The Journal of Peasant Studies, http://dx.doi.org/10.1080/03066150.2017.1293046

http://www.tendencias21.net/El-cultivo-de-la-palma-africana-inutiliza-la-tierra_a44023.html

DESPLAZADOS EN EL MUNDO YA SUPERAN LOS 65,6 MILLONES, COLOMBIA INGRATO TERCER LUGAR DE DESPLAZADOS INTERNOS

La cifra de desplazados forzosos alcanza un "máximo sin precedentes": 65,6 millones de personas 


Icíar Gutiérrez


Casi dos tercios permanece en sus países de origen y la cifra de los que cruzaron fronteras en busca de protección fue "la más alta de la que se tiene constancia", según un nuevo informe de Acnur.

Países pobres como Turquía, Pakistán y Líbano continúan albergando al mayor número de refugiados del mundo

Un año más, el número de personas que se ha desplazado por la fuerza en todo el mundo alcanza un récord histórico. Al acabar 2016, había 65,6 millones de desplazados forzosos que han huido de la persecución, la guerra y las violaciones de derechos humanos, 300.000 más que en 2015. La cifra supone un nuevo "máximo sin precedentes", según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), que ha presentado este lunes su informe anual Tendencias globales.

De acuerdo con el estudio, casi dos tercios de estas personas desplazadas, 40,3 millones, se quedaron dentro de sus países, 500.000 menos que el año anterior. Los países con mayor número de desplazados internos son, por este orden, Siria, Irak y Colombia, donde, en pleno proceso de construcción de paz, el desplazamiento aún alcanza cifras "muy considerables", según la Agencia.

Las cifras de personas refugiadas en 2016 fueron, sin embargo, "las más altas de las que se tiene constancia": 22,5 millones. Un repunte, que se debe, sobre todo, al agravamiento del conflicto de Sudán del Sur, según Acnur. Además, 2,8 millones de personas habían solicitado asilo a finales de 2016, según el informe.

En total, más de la mitad de los refugiados procedía de tan solo tres países: Siria (5,5 millones), Afganistán (2,5 millones) y Sudán del Sur, país del que a finales del año pasado habían huido un total de 1,4 millones de refugiados a países vecinos. El resto de refugiados huyó, principalmente, de Somalia, Sudán, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Birmania y Eritrea.

La gran mayoría de las personas refugiadas, el 84%, fueron acogidas, un año más, en países en desarrollo. Turquía, el socio de la UE, vuelve a albergar las mayores cifras, 2,9 millones de refugiados. Le siguen Pakistán (1,4 millones) y Líbano, que acoge a un refugiado por cada seis habitantes.

Por otro lado, la mitad de los refugiados del mundo en 2016 eran menores de 18 años. Cerca de 75.000 menores no acompañados, sobre todo afganos y sirios, solicitaron asilo en 2016 en 70 países.

Una persona desplazada cada tres segundos

Al terminar de leer esta frase, una persona habrá abandonado su hogar por la fuerza en busca de protección. En concreto, una cada tres segundos, estima el organismo internacional. 2016 se saldó con 6,9 millones de nuevos desplazados internos y 3,4 millones de nuevos refugiados y solicitantes de asilo.

No obstante, a pesar de batir un nuevo récord, Acnur sostiene que el aumento del desplazamiento forzoso registrado a causa del estallido de los conflictos en Siria, Irak, Yemen y África Subsahariana "se ha ralentizado por primera vez" en los últimos años. En 2016 también hubo muchos refugiados que retornaron a sus países, 552.000, el doble que el año anterior. La mayoría ha regresado a Afganistán.

La Agencia ha vuelto a recordar durante la presentación del informe la importancia de establecer vías seguras y legales de llegada a los países de acogida, en referencia a las más de 5.000 personas que murieron en su intento de cruzar el Mediterráneo en 2016 y las más 1.800 que han fallecido este año. "Esta tendencia mortal se agrava en 2017, sin ir más lejos se localizó una patera con cinco cadáveres en aguas de Cartagena", ha recordado Francesca Friz-Prguda, representante de Acnur en España.

En este sentido, la Agencia ha criticado "La respuesta de la UE consiste muchas veces en alambradas, muros, controles fronterizos más severos, detenciones de solicitantes de asilo o campañas xenófobas. Acciones que no solo generan más sufrimiento en las personas afectadas, sino que tampoco son eficaces para detener el movimiento de las personas que tratan de poner a salvo su vida y solo logran que las rutas se vuelvan más peligrosas y más mortíferas", denuncia.

Una de estos mecanimos legales demandados es el reasentamiento desde terceros países. En total, 189.300 refugiados fueron reasentados en 2016, un 77% más que en 2015. Estados Unidos admitió a la mayoría, seguido de Canadá y Australia.

Por Icíar Gutiérrez
19/06/2017 - 12:36h

http://www.eldiario.es/desalambre/desplazados-forzosos-precedentes-millones-personas_0_656184538.html

65,6 millones de personas en situación de desplazamiento forzado
La guerra, la violencia y la persecución impulsan el desplazamiento a un máximo sin precedentes

La guerra, la violencia y la persecución en todo el mundo están empujando al desplazamiento forzado a un número de personas sin precedentes, según el informe publicado hoy por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

El nuevo informe Tendencias globales de ACNUR, principal estudio anual de la organización sobre la situación del desplazamiento, afirma que al terminar 2016 había 65,6 millones de personas en situación de desplazamiento forzado, unas 300.000 más que un año antes. Este total representa una cifra enorme de personas que necesitan protección en el mundo.

La cifra de 65,6 millones comprende tres componentes importantes. En primer lugar, las cifras de refugiados, que con 22,5 millones son las más altas de las que se tiene constancia. De éstos, 17,2 millones se encuentran bajo el mandato de ACNUR, y el resto son refugiados palestinos registrados ante nuestra organización hermana UNRWA. El conflicto de Siria sigue siendo el el que genera más refugiados a nivel mundia (5,5 millones), aunque en 2016 el principal factor de este incremento fue Sudán del Sur, donde la desastrosa ruptura de los esfuerzos por la paz en julio de ese año contribuyó a la salida de 739.900 personas hasta finales de diciembre de 2016 (actualmente, 1,87 millones).

En segundo lugar, el desplazamiento de personas dentro de su propio país, cuyo número era 40,3 millones al término de 2016, frente a 40,8 millones un año antes. Siria, Irak y el todavía muy considerable desplazamiento dentro de Colombia, fueron las principales situaciones de desplazamiento interno. No obstante, el desplazamiento interno es un problema de ámbito mundial y representa casi dos tercios del desplazamiento forzado total en el mundo.

En tercer lugar, los solicitantes de asilo, personas que han huido de su país y solicitan protección internacional como refugiados. Al concluir 2016, el número de personas que habían solicitado asilo en el mundo era 2,8 millones.

Esto agrava el inmenso coste humano de la guerra y la persecución en el mundo: 65,6 millones significa que, por término medio, una de cada 113 personas en el mundo se halla en situación de desplazamiento, es decir, una población mayor que la de Reino Unido, 21º país del mundo en número de habitantes.

“Desde cualquier punto de vista, esta cifra es inaceptable, y plantea con más fuerza que nunca la necesidad de mayor solidaridad y un propósito común para prevenir y resolver las crisis y para garantizar entre todos que los refugiados, desplazados internos y solicitantes de asilo del mundo reciben protección y atención adecuadas, al tiempo que se buscan soluciones”, ha declarado Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. “Tenemos que hacerlo mejor por estas personas. En un mundo en conflicto, lo que se necesita es determinación y valor, no miedo.”

Una de las principales conclusiones del informe es que las cifras de nuevos desplazamientos en particular siguen siendo muy altas. De los 65,6 millones de personas en situación de desplazamiento forzado en el mundo, 10,3 millones se convirtieron en desplazados forzosos en 2016, de las que aproximadamente dos tercios (6,9 millones) habían huido en el interior de su propio país, sin cruzar una frontera internacional. Esto equivale a una persona desplazada cada 3 segundos, menos tiempo del que se necesita para leer esta frase.

Al mismo tiempo, los retornos de refugiados y desplazados internos a sus lugares de origen, unidos a otras soluciones como el reasentamiento en terceros países, permitieron que, para algunos, 2016 trajera una perspectiva de mejora. Unos 37 países admitieron conjuntamente a 189.300 refugiados para reasentamiento. Más o menos medio millón de refugiados pudieron retornar a sus respectivos países de origen, y aproximadamente 6,5 millones de desplazados internos lo hicieron a sus zonas de origen, aunque en muchos casos en condiciones que distaban de ser ideales y con unas perspectivas inciertas.

En todo el mundo, la mayoría de los refugiados —el 84%— estaban en países de ingresos bajos o medios a finales de 2016, y uno de cada tres (4,9 millones) eran acogidos por los países menos desarrollados. Este enorme desequilibrio refleja varias cosas, entre ellas la persistente falta de consenso internacional en lo relativo a la acogida de refugiados y la proximidad de muchos países pobres a regiones de conflicto. También ilustra la necesidad de que los países y comunidades que apoyan a los refugiados y otras personas desplazadas reciban más recursos y apoyo, cuya ausencia puede generar inestabilidad, tener consecuencias para la labor humanitaria que puede salvar vidas, o dar lugar a desplazamientos secundarios.

Por población, Siria sigue teniendo el mayor número total de personas desplazadas, con 12 millones (casi dos tercios de su población), cifra que incluye a desplazados internos y a personas que han huido a otros países –tanto refugiados como solicitantes de asilo-. Exceptuando la prolongada situación de los refugiados palestinos, los colombianos (7,7 millones) y los afganos (4,7 millones) seguían siendo la segunda y tercera población más numerosa, seguidos de iraquíes (4,2 millones) y sursudaneses, que son la población de desplazados que crece con más rapidez en el mundo: 3,3 millones habían huido de sus hogares a finales de 2016.

Los menores, que representan la mitad de los refugiados del mundo, siguen soportando una carga desproporcionada de sufrimiento, principalmente por su mayor vulnerabilidad. Por desgracia, se recibieron 75.000 solicitudes de asilo de menores que viajaban solos o separados de sus progenitores, aunque la cifra real podría ser incluso superior.

ACNUR calcula que al menos 10 millones de personas carecían de nacionalidad o estaban en peligro de convertirse en apátridas al final de 2016. Sin embargo, los datos registrados por los gobiernos y comunicados a ACNUR reflejaban sólo la cifra de 3,2 millones de personas apátridas en 75 países.

Tendencias globales es una evaluación estadística del desplazamiento forzado, por lo que no recoge algunos acontecimientos clave del mundo de los refugiados en 2016. Entre ellos figuran el aumento de la politización de las cuestiones relacionadas con el asilo en muchos países y las restricciones cada vez mayores para el acceso a la protección internacional en algunas regiones, pero también novedades positivas como la histórica Cumbre de las Naciones Unidas sobre refugiados y migrantes en septiembre de 2016, la Declaración de Nueva York adoptada tras la misma, el nuevo enfoque que involucra a toda la sociedad en la gestión del desplazamiento y que se está poniendo en marcha en virtud del Marco de Respuesta Integral para los Refugiados, y la enorme generosidad tanto de los países de acogida como de los gobiernos donantes hacia los refugiados y otras poblaciones desplazadas.

ACNUR elabora anualmente su informe Tendencias globales a partir de datos propios, datos recibidos de su socio el Observatorio sobre el Desplazamiento Interno (IDMC) y los que recibe de los gobiernos.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=228139

jueves, 15 de junio de 2017

EL FETO POSEE CAPACIDAD DE CREAR RESPUESTAS INMUNITARIAS DESDE SEGUNDO TRIMESTRE DE GESTACIÓN

El feto crea respuestas inmunitarias desde el segundo trimestre


El sistema inmunitario de los seres humanos madura en el útero materno mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora. Así lo confirma un estudio, publicado hoy en la revista Nature, que revela que el feto posee la capacidad de crear respuestas inmunitarias desde el segundo trimestre de gestación.


SINC
El sistema inmunitario madura en el útero a partir de las semana 14 de gestión. / Fotolia


Hasta el momento la comunidad científica asumía que el feto no tenía un sistema inmunitario maduro. "Esto era necesario para que tolerase el traspaso de células de la madre a través de la sangre”, afirma Florent Ginhoux, investigador del Singapore Immunology Network (SIgN) y autor principal de un estudio que explica la tolerancia inmunitaria del feto durante la gestación.

El feto está expuesto a una gran cantidad de moléculas con el potencial de activar su sistema inmunitario

El trabajo, que publica hoy la revista Nature, abre una nueva ventana sobre las investigaciones del desarrollo del sistema inmunitario humano porque demuestra que el feto es capaz de crear respuestas inmunitarias desde muy temprano. 

Como el feto está expuesto a una gran cantidad de moléculas para activar su sistema inmunitario, el equipo de investigadores del grupo A*STAR se centró en el análisis del tejido de 96 fetos durante el segundo trimestre de embarazo –entre las semanas 14 y 22 de gestación–. De este modo, descubrieron que las células inmunológicamente activas ya estaban presentes en los tejidos en ese momento.

Esta red de células dendríticas fetales –células inmunes encargadas de dirigir las respuestas inmunitarias del cuerpo– se completa al final del segundo trimestre y, por tanto, permite detectar patógenos y protegerse contra ellos, como ocurre en los adultos.

No obstante, “estas células fetales son únicas ya que empujan preferentemente la diferenciación de células inmunes en células reguladoras”, explica a Sinc Ginhoux. 

Entender las condiciones del embarazo

De este modo, el descubrimiento de este mecanismo desconocido constituye un enorme avance en el estudio del sistema inmunitario humano y permite comprender ciertas condiciones relacionadas con el embarazo.

El hallazgo puede ayudar a comprender ciertas condiciones relacionadas con el embarazo

“Las células dendríticas fetales reducen la capacidad de las células T (que forman parte del sistema inmunitario) para producir una proteína directamente asociada a situaciones como la diabetes gestacional y el aborto espontáneo recurrente”, sostiene el investigador. Con esta información, el objetivo de los científicos es restablecer el ambiente inmunosupresor a través de las células dendríticas fetales, un camino aún por explorar.

Por el momento, el equipo de Ginhoux continúa investigando de qué manera se interrumpe el desarrollo normal de las células dendríticas fetales en casos de infección u otras condiciones asociadas al embarazo. 

Además, este análisis podría contribuir a la investigación médica de enfermedades en adultos. “A través del estudio de la inmunidad prenatal podemos aprender de nuevos mecanismos que controlan la tolerancia y la inmunosupresión que, más allá del desarrollo del feto, también son relevantes en relación a enfermedades del sistema inmunitario en adultos”, concluye el principal autor del estudio.

Referencia bibliográfica:
Ginhoux, F. et al. "Human fetal dendritic cells promote prenatal T-cell immune suppression through arginase-2". Nature. http://nature.com/articles/doi:10.1038/nature22795

Zona geográfica: Internacional
Fuente: SINC
http://www.agenciasinc.es/Noticias/El-feto-crea-respuestas-inmunitarias-desde-el-segundo-trimestre

martes, 13 de junio de 2017

EL CEREBRO CREA ESTRUCTURAS GEOMÉTRICAS Y ESPACIOS MULTIDIMENSIONALES PARA TOMAR UNA DECISIÓN

El cerebro crea estructuras geométricas para tomar una decisión

Pueden tener hasta 11 dimensiones, dependiendo del número de neuronas implicadas

Las neuronas del cerebro forman estructuras geométricas multidimensionales para procesar información, que se deshacen súbitamente al tomar una decisión. Existen decenas de millones de cuerpos geométricos con 7 dimensiones en un pequeño segmento del cerebro y en algunas redes de neuronas estas estructuras geométricas tienen hasta 11 dimensiones, según un estudio.

Ilustración del universo de estructuras y espacios multidimensionales del cerebro. Abajo, copia digital de una parte del neocórtex, arriba formas geométricas de diferentes tamaños y geometrías. El "agujero negro" simboliza un complejo de espacios multidimensionales, o cavidades. Blue Brain Project.

Un nuevo estudio desarrollado en el marco del proyecto Blue Brain ha descubierto que las neuronas forman estructuras geométricas de hasta 11 dimensiones para procesar información y que estas estructuras desaparecen súbitamente una vez que se toma una decisión. 

Este estudio, publicado en Frontiers in Computational Neuroscience, proporciona la primera concepción geométrica de la forma en que se trata la información en el cerebro, según se explica en un comunicado

Los autores de esta investigación han descubierto que las neuronas forman cuerpos geométricos multidimensionales cuando un grupo de neuronas se agrupa en una especie de camarilla o pandilla para responder a un estímulo externo. 

Cada neurona se conecta a las demás de la misma camarilla de una manera específica que genera un objeto geométricamente preciso. Cuantas más neuronas hay en una camarilla, mayores dimensiones tiene el objeto geométrico. 

Hemos descubierto algo que no imaginábamos, explica el director del Blue Brain Project, Henry Markram. Existen decenas de millones de estos cuerpos geométricos multidimensionales con 7 dimensiones en un pequeño segmento del cerebro y en algunas redes de neuronas estas estructuras geométricas tienen hasta 11 dimensiones, añade. 

Para descubrirlo, los investigadores crearon un microchip del cerebro de una rata compuesto por 31.000 neuronas y 8 millones de conexiones, que representaba el modelo de funcionamiento del cerebro del roedor a partir de datos psicológicos. 

Realizando experiencias virtuales con este microchip, los científicos pudieron describir de manera cuantitativa la organización geométrica de las neuronas a partir de objetos matemáticos multidimensionales, pudiendo observar de una forma inédita las respuestas de las neuronas a estímulos provocados por los investigadores. 

Las neuronas se organizan de forma abstracta 

Los científicos se centraron particularmente en las familias de neuronas llamadas camarillas, constituidas por neuronas unidas unas con otras, en parejas, con direcciones específicas de transmisión de la señal de una neurona a la otra. 

De esta forma constataron que las neuronas se agrupan por parejas dentro de un núcleo de tres o cuatro parejas, confirmando así las observaciones experimentales realizadas en laboratorio sobre pequeñas muestras de tejido cerebral de la rata. Pero al mismo tiempo se dieron cuenta de que las células nerviosas formaban grupos más amplios que unían hasta ocho neuronas en el microchip virtual. 

La representación matemática de estos pares de neuronas se asemeja al juego “tres en raya”, en el que las neuronas se representan por puntos y las conexiones (sinapsis) por las líneas. Cada línea señala la dirección en la que la señal se desplaza de una neurona a la otra. 

El número de neuronas de una familia determina la forma de la camarilla, de tal forma que dos neuronas vinculadas forman una línea recta, tres neuronas un triángulo, cuatro neuronas una pirámide tridimensional sólida, mientras que cinco neuronas y más construyen poliedros de más dimensiones, de tal forma que la camarilla compuesta de ocho neuronas corresponde a un poliedro de 7 dimensiones.

Estímulos externos 

Una vez establecida esta clasificación abstracta de las neuronas, los científicos, por primera vez, han podido caracterizar las respuestas provocadas en el microchip virtual como consecuencia de estímulos externos. 

Acariciando los bigotes de los roedores virtuales, los científicos estimularon la actividad en el microchip y observado la activación de las camarillas de neuronas y la evolución de su respuesta al estímulo a lo largo del tiempo. 

Independientemente del tipo de estímulos, observaron que las camarillas activadas se agrupan para formar cavidades de diferentes dimensiones. Notaron que estas cavidades aparecen siempre, primero con pocas dimensiones débiles, pero después con más dimensiones durante el proceso de tratamiento de la información en el microcircuito virtual, hasta la desintegración súbita de todas las cavidades. 

Estos resultados indican que existe un recableado constante del cerebro que, en el momento de tratar la información, crea una red con el mayor número posible de estructuras geométricas dimensionales que se desintegra una vez que se ha tomado una decisión. 

Los científicos se preguntan si tareas cerebrales más complejas pueden dar lugar a modelos más complejos de cavidades.

Referencia 

http://www.tendencias21.net/El-cerebro-crea-estructuras-geometricas-para-tomar-una-decision_a44013.html

ESTRÉS PRENATAL AFECTA LONGEVIDAD

El estrés prenatal afecta a la longevidad

Reduce de 2 a 4 años la expectativa de vida si el padre fallece durante el embarazo

El estrés prenatal acorta la vida de una persona cuando llega a la edad adulta, ha descubierto un estudio. Se ha comprobado analizando el historial de 2.651 niños que nacieron durante la primera guerra mundial y que perdieron a su padre en combate. Si la pérdida se produce en el último trimestre de embarazo, se vive 4 años menos.


Un fuerte estrés prenatal puede reducir de dos a cuatro años la vida de una persona adulta, ha descubierto un estudio. 

Los resultados se han obtenido estudiando una cohorte de niños nacidos entre 1914 y 1916 (durante la primera guerra mundial) de los que algunos, incluso antes del nacimiento, habían perdido a su padre en combate. 

El estrés sufrido por la madre parece que fragiliza a los fetos en un momento de su desarrollo caracterizado por una gran plasticidad, según explican los investigadores en un artículo publicado en PNAS, del que se informa en un comunicado

La literatura científica ya ha establecido que el estrés sufrido en la infancia puede tener repercusiones a lo largo de toda la vida. Por ejemplo, cuando una madre embarazada está expuesta al hambre por circunstancias extremas, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, metabólicas y mentales del hijo. 

Sin embargo, las consecuencias de este estrés son todavía apenas conocidas, por lo que esta investigación ha intentado profundizar en las implicaciones del estrés infantil sobre la vida de los adultos. 

Para ello estudiaron más de 90.000 expedientes de niños nacidos entre los años 1914 y 1916, todos ya desaparecidos. Al mismo tiempo, utilizando datos del ministerio francés de Defensa informando de la muerte de 1,4 millones de personas durante la primera guerra mundial, identificaron 2.651 niños cuyos padres figuraban en esa lista de fallecidos. 

El recorrido de cada huérfano de guerra se comparó asimismo con el de otro niño nacido en la misma época, en la misma comunidad, con una madre de la misma edad y con la longevidad de cada niño.

Menos tiempo de vida 

De esta forma descubrieron que los niños cuyos padres habían fallecido antes de su nacimiento vivieron 2,4 años menos que los niños que no habían perdido a sus padres en la guerra, y que la muerte se adelantaba hasta 4 años si la muerte del padre había ocurrido en el último trimestre de embarazo. 

Este estudio histórico revela por primera vez que el estrés maternal afecta al feto en un momento de su desarrollo caracterizado por una intensa plasticidad epigenética, destacan los investigadores. 

El artículo evoca los mecanismos maternales, placentarios y fetales que habrían podido impresionar a largo plazo la marca del duelo sobre los huérfanos prenatales. 

Anotan por ejemplo las variaciones en la tasa de cortisona, una hormona esteroide que controla diversas etapas del desarrollo fetal, pero que, en otras etapas de la vida, está implicada asimismo en la respuesta del organismo ante situaciones de estrés.

Referencia 
Prenatal loss of father during World War One is predictive of a reduced lifespan in adulthood. PNAS, Vol. 114 no. 16d, 4201–4206, DOI: 10.1073/pnas.1617911114

http://www.tendencias21.net/El-estres-prenatal-afecta-a-la-longevidad_a44015.html

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons