juegos para xo gadgets para blogger

TV EMANCIPACIÓN

martes, 18 de abril de 2017

¡EL CAPITALISMO ES EL DESASTRE!

La desnudez de las montañas de Colombia es un fenómeno propio del capitalismo en la agricultura; la extracción sin límites de los recursos naturales

Solo una sociedad que acabe con la propiedad privada y la explotación del trabajo, podrá resolver el problema ambiental.

Es necesario que el movimiento obrero se organice de manera independiente y revolucionaria, construya su Partido Político Revolucionario y se ponga al frente del levantamiento del pueblo

POR RO 

Actualmente hay 182 municipios del país en alerta roja o naranja frente a deslizamientos e inundaciones. ¿Puede la dictadura de la burguesía resolver este grave problema social?

Cuando la supervivencia del capital en Colombia, como parte del capitalismo mundial es a cuenta de depredar las dos únicas fuentes de riqueza: la fuerza de tra¬bajo y la naturaleza; cuando la esperanza de vida de este sistema moribundo depende de estran¬gular la sociedad y destruir la naturaleza, es imposible resolver esta situación. Lo pasado en Mocoa, Gramalote, La Guajira, etc., producto del cambio climático, seguirá siendo soportado por las masas, con consecuencias severas, porque toda inversión de capital tiene como único fin nutrir los grandes monopolios y la corrupta y la abundante burocracia estatal.

Conservar los ecosistemas naturales en las montañas y recuperar zonas críticas en las cuencas hídricas no puede ser una prioridad nacional, por más que insistan los expertos y ecologistas. Y no será porque va en contravía de la locomotora minera de las clases dominantes, de la necesidad de mantener la enorme cuota de ganancia del capital imperialista y contra la monopolización del suelo por los terratenientes.

La planificación y el manejo del paisaje mucho menos se cristalizará mientras el reino del capital permanezca en pie, porque éste vive para explotarlo, pues es una de las grandes fuentes de riquezas.

¿Relocalizar asentamientos urbanos y recuperar ecosistemas reguladores en las cuencas hídricas? No está en la agenda de los capitalistas, porque su conciencia es sacar la mayor ganancia a sus propiedades e inversiones. Por eso de los 2.300 nombres que son dueños del 53% de las tierras aprovechables del país, sobrarían dedos de la mano al contar los interesados en algún proyecto para beneficiar el interés colectivo. Tampoco, ninguno de los 2.681 burgueses dueños del 58% de los depósitos bancarios del país, estará en condición de ceder un ápice de la cuota de su ganancia en aras de proteger el oxígeno y el agua que se producen en los bosques.

Así que las muertes asociadas a lluvias torrenciales serán cada día más frecuentes, toda vez que el encarecimiento de la tierra, el desplazamiento y la miseria acosan a las masas a ubicarse como vecinos de furiosos afluentes o debajo de inestables montañas. A los pequeños propietarios del campo ubicados en esas zonas de ladera inclinada no se les compensará ni de riesgos y por tanto nunca sacarán sus vacas, porque se morirían de hambre, ni mucho menos iniciaran procesos de revegetalización, porque se quedarían sin alimento sus animales. Por lo cual el destruir los bosques protectores en las áreas críticas de las cuencas seguirá siendo una constante que más abajo provocará fenómenos como el de Mocoa.

La desnudez de las montañas de Colombia es un fenómeno propio del capitalismo en la agricultura; la extracción sin límites de los recursos naturales es un flagelo que ha dañado enormes territorios y contaminado el agua de departamentos enteros. Solo una sociedad que acabe con la propiedad privada y la explotación del trabajo, podrá resolver el problema ambiental. Mientras la ganancia al mando sea la ley de la producción, arrasar con la naturaleza seguirá siendo una necesidad, independientemente de la voluntad de los hombres. No es causal que mientras más ha crecido la conciencia ecologista, incluso en Europa o EE.UU., más ha crecido la devastación y la contaminación por todo el mundo.

La Dictadura del Proletariado sí podrá resolver el problema ambiental porque quitada la propiedad privada de por medio y expropiados la burguesía y los terratenientes, entonces la mayoría trabajadora tendrá cómo ubicarse donde mejore el nivel de vida y haya seguridad para la vida y el progreso. Existirá un único plan nacional de la producción para el cual trabajarán todos los obreros en alianza con los campesinos; la sociedad obedecerá al progreso colectivo y la conciencia de los hombres se transformará en conciencia socialista, constructora, no como es hoy, donde se impone el interés del enriquecimiento individual y la destrucción de la naturaleza.

La Dictadura del Proletariado podrá concentrar la cantidad de personas necesarias, con las más avanzadas herramientas y con toda la inversión que se requiera, para auxiliar rápido, rescatar, reparar y reconstruir ciudades y regiones que sean devastadas por fenómenos naturales o por ataques de las potencias imperialistas, porque la clase obrera estará organizada en todos los niveles, tomando decisiones, ejecutando los planes, controlando su cumplimiento y vigilando el presupuesto nivel por nivel. Los monopolios capitalistas no estarán presentes para imponer los precios, los proyectos… e impidiendo que lleguen las ayudas efectivas y gratuitas a los afectados.

Cualquier ciudad será refugio de reubicación inmediata de los damnificados, porque todos los obreros son una gran familia. No habrá que saquear en una sociedad así, más que las ruinas para buscar a los desaparecidos, heridos y muertos, contrario a lo que pasa en este momento, donde el ejército y la policía están alertas en custodiar la propiedad privada y sofocar los inevitables levantamientos provocados por la necesidad y la opresión.

La Dictadura del Proletariado en el siglo pasado, por ejemplo en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas tuvo como características principales: la propiedad social sobre los medios de producción; el papel decisivo del Estado en la economía; la dirección centralizada; la planificación; el complejo económico nacional unificado; el carácter movilizador de las masas para ejecutar todos los proyectos; la autosuficiencia (sobre todo en el período que todavía no había campo socialista); la prioridad en la prevención y atención al riesgo de fenómenos naturales y un papel auxiliar en los indicadores de costos; el carácter limitado de las relaciones monetario-mercantiles; la aceleración del desarrollo de la industria; la combinación de incentivos materiales y morales al trabajo; la garantía de la satisfacción de las necesidades vitales a todos los miembros de la sociedad y aumento incesante de su nivel de vida; la apropiación social de los resultados de la producción, entre otras. Todo lo anterior solo es posible con el poder en manos de la clase obrera, por eso su misión histórica es derrocar todo el poder del capital.

¡El capitalismo es el desastre! No basta resistir, no basta denunciar, no es suficiente la solidaridad con Mocoa y los damnificados, es necesario que el movimiento obrero se organice de manera independiente y revolucionaria, construya su Partido Político Revolucionario y se ponga al frente del levantamiento del pueblo colombiano contra sus centenarios enemigos.

http://www.revolucionobrera.com/actualidad/el-capitalismo-es-el-desastre/

LA AGENDA TÁCTICA DE AGRESIÓN DE ESTADOS UNIDOS A VENEZUELA

¿Es Venezuela el verdadero objetivo de EE.UU.?

Dos expertos analizan los mecanismos con los que puede contar la Administración de Donald Trump para incrementar la acción desestabilizadora que EE.UU. lleva a cabo en Venezuela desde la llegada al gobierno de Hugo Chávez.

Grand JunctionReuters

Venezuela es el verdadero objetivo de EE.UU.: Washington interfiere a través de acciones desestabilizadoras características de la guerra no convencional, consideran analistas consultados por RT.

"La agenda comenzó con reuniones de opositores en EE.UU para 'exigir presión internacional' en contra de Venezuela, continuó con la postura en contra del gobierno del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y ahora con la violencia durante las manifestaciones", afirma a RT el presidente de la Federación de Asociaciones y Entidades Árabes de Venezuela, Adel El Zabayar.

El Zabayar sostiene que existen dos etapas para cristalizar este plan en contra del Gobierno venezolano: una caracterizada por las protestas violentas y otra que comprende sabotajes al servicio eléctrico, como ya ha ocurrido, y asesinatos selectivos a miembros del chavismo y de la oposición con la finalidad de propiciar una intervención.

Esta primera fase de las manifestaciones en contra del Gobierno de Nicolás Maduro se caracteriza por actos de vandalismo en contra de bienes públicos, que ya han causado pérdidas por valor de 50.000 millones de bolívares, según cifras dadas por el propio presidente venezolano, explica El Zabayar.

Marco BelloReuters

Para generar caos en el país, EE.UU. se vale de las particularidades del país y sus debilidades con la finalidad de, a través de mercenarios, crear una sensación de ingobernabilidad y conflicto interno, expresa este diputado emérito de la Asamblea Nacional venezolana, que dejó su curul en 2013 para marcharsa a combatir en el Ejército sirio.

"EE.UU. maneja la teoría de la escisión. Realizan operaciones que les permiten mantener la crisis en América Latina, para ellos es útil el fomentar y desarrollar temas internos", considera. El Zabayar recuerda las acciones de mercenarios pagados por EE.UU. en contra de los gobiernos de Siria y Ucrania y piensa que lo mismo podría ocurrir en Venezuela.

"Los mercenarios que trabajarían en esas operaciones no estarían solos, tendrían apoyo de la oposición. Si uno de ellos entra al país necesita alguien que lo reciba, que le preparare un lugar para quedarse, un sitio desde donde pueda comunicarse y que no sea rastreado", asegura.

El Zabayar opina que se valen de opositores que hayan trabajado en organismos de Inteligencia, como ya fue denunciado por el diputado venezolano Diosdado Cabello, quien presentó ante el país una serie de grabaciones de conversaciones telefónicas que daban cuenta de un plan de manifestaciones violentas con la finalidad de derrocar el Gobierno de Maduro, en el que participaban militares venezolanos retirados.
'El mismo guion'

Las declaraciones de 2015 del expresidente estadounidense Barack Obama en las que afirmaba que Venezuela era una "amenaza inusual y extraordinaria contra la seguridad de EE.UU." dejó al descubierto que los planes de desestabilización no se habían modificado desde la presidencia de Hugo Chávez, explica a RT el abogado y escritor venezolano Luis Britto.

Britto se refiere a la "tercerización de la guerra", donde "se buscan ejércitos de mercenarios o delincuentes que cumplan sus objetivos, como pasó en Libia y Siria". El escritor coincide con El Zebayar en que la excesiva cobertura mediática de las recientes protestas tienen la finalidad de dar la impresión de que hay una situación de violencia.

"Se estaría dando las condiciones para que haya un pretexto para un eventual intervención, para acabar con ese supuesto enfrentamiento entre los venezolanos", afirma el abogado. 

Tanto Britto como El Zabayar piensan que también podría hacerse una Operación de bandera falsa, que le proporcionaría razones a una nación vecina para atacar a Venezuela con el pretexto de defender su soberanía.

Nathali Gómez

https://actualidad.rt.com/actualidad/211342-venezuela-tres-anos-sabotaje-sistema-electrico

lunes, 17 de abril de 2017

DESARROLLAN NEURONA ARTIFICIAL QUE MEJORA LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y VIDA DE PACIENTE CON PARKINSON

Crean una neurona artificial que apenas consume energía
Puede mejorar la vida de los pacientes de Parkinson o con lesiones en la médula espinal

Investigadores franceses han creado una neurona artificial que reproduce la actividad de una neurona humana viva consumiendo 1.000 veces menos energía que una neurona biológica. Puede potenciar la Inteligencia Artificial y mejorar la vida de los pacientes de Parkinson o con lesiones en la médula espinal.

Imagen. Geralt.

Investigadores franceses han desarrollado una neurona artificial que reproduce con exactitud las señales eléctricas del cerebro consumiendo mil veces menos energía que una neurona biológica, según publican en la revista Frontiers in Neuroscience. 

La neurona artificial es una unidad de cálculo que intenta modelar el comportamiento de una neurona "natural". Se comporta de forma similar a las que constituyen del cerebro humano. Es la unidad esencial con la cual se construye una red neuronal artificial. 

Las redes neuronales son un modelo computacional basado en un gran conjunto de unidades neuronales simples (neuronas artificiales), de forma aproximadamente análoga al comportamiento observado en los axones de las neuronas en los cerebros biológicos. 

En el cerebro humano, las neuronas están conectadas entre sí y generan una respuesta binaria a las informaciones que reciben de otras células nerviosas: emiten una señal eléctrica, conocida también como potencial de acción, y entonces quedan en reposo. 

Mientras una neurona no esté enviando una señal, se dice que está en "reposo". El potencial de acción señala lo que pasa cuando la neurona transmite información. 

El potencial de acción es una explosión de actividad eléctrica creada por una corriente despolarizadora. No existen potenciales grandes o pequeños en una neurona, ya que todos los potenciales son iguales. El origen del potencial de acción es el intercambio de iones a través de la membrana celular.

Imagen del circuito fabricado (izda.). Respuesta del circuito (en verde) a una excitación sináptica (dcha.), similar a la de una neurona biológica. Credit: A. Cappy/Ircica-IEMN

Neuronas nanométricas 

Este sistema de conexión neuronal está en la base de todos los procesos cognitivos y motores y es el que ha sido reproducido con éxito por los investigadores franceses a través de dispositivos electrónicos nanométricos, según se informa en un comunicado

Estas neuronas artificiales miden unos pocos micrómetros cuadrados. El micrómetro es una unidad de longitud equivalente a una milésima parte de un milímetro. 

Además, sólo consumen unas decenas de femtojulios (10-15J). El julio es una unidad de energía muy pequeña para la vida corriente. Aproximadamente, un julio es la cantidad de energía necesaria para levantar 1 kg una altura de 10 cm en la superficie terrestre. 

La nueva neurona artificial constituye toda una proeza energética, ya que consume 1.000 veces menos energía que una neurona biológica. Además, supera en diferentes parámetros a otras neuronas artificiales ya existentes, según los investigadores. 

Las aplicaciones son múltiples, ya que pueden servir para la creación de redes de escaso consumo de energía para la inteligencia artificial, e incluso para desarrollar interacciones entre neuronas artificiales y naturales con la finalidad de mejorar la vida de los pacientes con enfermedad de Parkinson. También podría servir para reparar las alteraciones de la médula espinal, según los investigadores

Referencia 
A 4-fJ/Spike Artificial Neuron in 65 nm CMOS Technology. Front. Neurosci., 15 March 2017 | https://doi.org/10.3389/fnins.2017.00123

http://www.tendencias21.net/Crean-una-neurona-artificial-que-apenas-consume-energia_a43876.html

FÍSICOS CREAN MATERIA CON MASA NEGATIVA

Crean por primera vez materia con masa negativa

Enfriados a cerca del cero absoluto, los átomos de rubidio avanzan en la dirección opuesta al impulso que reciben

Físicos norteamericanos han creado por vez primera materia con masa negativa. Lo han conseguido enfriando átomos de rubidio a temperatura cercana al cero absoluto dentro de un recinto de 100 micrómetros de diámetro. Los átomos se comportan como si tuvieran masa negativa: avanzan en la dirección opuesta al impulso que reciben, como si chocaran con un muro invisible.

Imagen: tpsdave

Investigadores norteamericanos han conseguido crear un fluido que posee una masa negativa. Un fluido con masa negativa es aquel que cuando es empujado en una dirección, acelera en la dirección opuesta a la del impulso. 

La segunda Ley de Newton establece que la aceleración de un objeto es directamente proporcional a la fuerza neta que actúa sobre él e inversamente proporcional a su masa. 

Es decir, que si empujamos un vaso que está encima de la mesa, el vaso se desplaza en la misma dirección de la presión que hemos ejercido. Pero si modificáramos la segunda ley de Newton, considerando que la masa del objeto es negativa, el vaso podría desplazarse en dirección contraria al impulso que hemos realizado. 

Aunque resulta extraño, no es imposible, ya que existen pruebas de que la masa negativa podría existir en el universo, sin que eso suponga una violación de la teoría de la relatividad general. Incluso algunos físicos consideran que la masa negativa podría estar relacionada con la energía oscura, los agujeros negros y las estrellas de neutrones. 

Desde entonces, los físicos no han cesado de intentar recrear masa negativa en laboratorio, y ahora finalmente lo han conseguido. Según explican en un comunicado de la Universidad de Washington, han obtenido un fluido de átomos muy fríos que actúan como si tuvieran masa negativa. 

Los investigadores sugieren incluso que este fluido permitirá estudiar algunas condiciones que se producen en el universo que todavía no son bien conocidas. Según Michael Forbes, uno de los miembros del equipo, “la primera buena noticia es que tenemos el control sobre la naturaleza de esta masa negativa”.

Procedimiento 

Para crear este extraño fluido, los investigadores han utilizado láseres para enfriar átomos de rubidio a una fracción de grado del cero absoluto. De esta forma han creado un condensado de Bose-Einstein. 

En física, el condensado de Bose-Einstein es el estado de la materia que se da en ciertos materiales a temperaturas cercanas al cero absoluto. La propiedad que lo caracteriza es que una cantidad macroscópica de las partículas del material pasan al nivel de mínima energía, denominado estado fundamental. 

En este estado, las partículas se desplazan a una velocidad increíblemente lenta y siguen los principios de la mecánica cuántica, más que de la física clásica, ya que empiezan a comportarse como ondas, en vez de partículas, y ocupan una posición en el espacio que no puede ser determinada con precisión. 

En ese estado, se comportan como un superfluido, un estado de la materia caracterizado por la ausencia total de viscosidad, de manera que, en un circuito cerrado, las partículas fluyen interminablemente, sin perder su energía incluso en caso de fricción. 

Cerca del cero absoluto 

Usando láseres, los científicos de la Universidad de Washington han podido conservar el superfluido de átomos de rubidio a una temperatura cercana al cero absoluto y en un recipiente cerrado de 100 micrómetros de diámetro. Mientras está dentro de este recinto, el superfluido conserva su masa y se comporta según la física clásica. 

Pero si, usando láseres complementarios, los átomos de rubidio son excitados, se mueven hacia adelante y hacia atrás para cambiar su rotación y poder escapar del espacio cerrado. Una vez fuera, se comportan como si tuvieran masa negativa. 
“Cuando los empujas, se aceleran en la dirección contraria. Es como si el rubidio topara con un muro invisible”, explica Forbes. 

Los investigadores aseguran que el líquido con carga negativa se corresponde y confirma lo que otros equipos han podido constatar en diferentes investigaciones previas.

Referencia 
Negative-Mass Hydrodynamics in a Spin-Orbit–Coupled Bose-Einstein Condensate. Phys. Rev. Lett. 118, 155301. DOI:https://doi.org/10.1103/PhysRevLett.118.155301

http://www.tendencias21.net/Crean-por-primera-vez-materia-con-masa-negativa_a43878.html

TRUMP ASUZA LA GUERRA Y LOS DEMÁS IMPERIALISTAS Y REACCIONARIOS SE COLUDEN PARA EMPUJARLA

LOS PUEBLOS DEL MUNDO NECESITAN CON URGENCIA LA REVOLUCIÓN
 

En menos de 15 días, los Estados Unidos han lanzado 2 ataques militares de gran envergadura; el primero fue contra una base militar en Siria, y el jueves 13, una bomba de gran poder en territorio de Afganistán; según los mismos imperialistas, para destruir unos túneles subterráneos construidos por el grupo fundamentalista Estado Islámico.

Los mayores terroristas del planeta, con el asesino y fanfarrón de Trump a la cabeza, siguen posando de salvadores del mundo y falsos adalides de la paz mundial. Como si tuviera el garrote disciplinario en sus manos, el imperialismo estadounidense se abroga la potestad de acusar, juzgar, sentenciar y hacer efectivas condenas a diestra y siniestra como si fuera el dueño supremo del mundo. Estados Unidos ha sido uno de los países que más tierras ha invadido, que más bombardeos a ciudades ha perpetrado, que más presupuesto a destinado para armamento, que más bases militares tiene en todos los continentes y que más tiene apostados portaaviones y gran arsenal a lo largo y ancho del planeta.

Pero además, es el país que más pandillas y ejércitos reaccionarios y asesinos ha armado, financiado y asesorado. Palestina es un ejemplo cruel de la mordaza asesina de los gringos, destruyeron Irak con falsas pruebas de bombas químicas, miles de inocentes han muerto con sus intervenciones en Afganistán… Pero eso no es solo de ahora; desde mediados del siglo pasado, los yanquis han realizado acciones militares en cerca de 30 países, con saldo incalculable de muertos; y todo con la ensangrentada bandera de la paz.

Los enfrentamientos con Corea del Norte están a punto de desencadenar una guerra de gran envergadura, que bien podría ser el inicio en firme de una guerra mundial, toda vez que el calibre de las armas de los contendores y la influencia en la correlación de fuerzas mundial podría arrastrar a otras superpotencias no menos poderosas y reaccionarias como Rusia, Japón, China, Alemania, Francia, por solo nombrar algunas. Todas con muchos gobiernos de otros Estados reaccionarios que no dudarían en meterse a la guerra sin importarles un ápice la inminente pérdida de vidas. Una guerra donde las masas serían las principales perdedoras.

Con gobiernos reaccionarios y con maniáticos en el poder, hambrientos de mayor control y de doblegar con el poder bélico a sus contendores, el mundo pende de un hilo. No hay un solo gobierno en el planeta que esté apostando por la paz mundial; cada Estado está filando al lado de uno u otro bloque reaccionario, y por ende solo la movilización revolucionaria de las masas, de los pueblos del mundo con el proletariado a la cabeza, y con las fuerzas progresistas de todo el globo, pueden frenar esta carrera asesina contra el mundo, impidiéndola con la revolución proletaria. Y sólo transformando la guerra reaccionaria en lucha revolucionaria contra el capitalismo, puede darle una verdadera solución a esta encrucijada macabra que hoy se cierne sobre el mundo.

Las masas no pueden ni deben defender a sus gobiernos, pues todos son reaccionarios untados con la sangre de millones de obreros y campesinos. Los pueblos de todos los países deben rebelarse contra todo el orden burgués existente y tumbar a todos esos gobiernos reaccionarios, para poner a andar el luminoso camino de la revolución y la construcción de una nueva sociedad gobernada por las masas con la clase obrera como vanguardia.

¡¡Ni un solo esfuerzo para la guerra reaccionaria, todo por la revolución proletaria mundial!!

POR RO · 16 ABRIL, 2017

http://www.revolucionobrera.com/internacional/trump-asuza-la-guerra-y-los-demas-imperialistas-y-reaccionarios-se-coluden-para-empujarla/

domingo, 16 de abril de 2017

LA GUAJIRA, DESPIADADA HISTORIA DE 525 AÑOS DE SAQUEO CONTINUO

La Guajira, colonia de saqueo a cielo abierto

“Las bonanzas económicas en La Guajira llevan impreso el sello del saqueo desmedido. La extracción de gas natural y carbón son en la actualidad el testimonio fehaciente”

Por: Hernando Luis Alvis Torres 


La Guajira es la representación sublime del saqueo. Por más de 500 años, la historia evidencia el expolio y su degradación en todas las dimensiones, mostrando la miseria de la mayoría transformada cruelmente en la riqueza de unos pocos. La península de La Guajira fue el primer escenario de tierra firme explorado por los europeos desde su llegada al no Nuevo Mundo en 1492. Buscaban riquezas y aquí establecieron las primeras encomiendas coloniales. En vez de evangelizar, sometieron a nativos y trajeron las primeras personas secuestradas de los reinos africanos.


La Guajira pronto se convirtió en campo de una feroz y eficaz resistencia hasta la entrada de la República. Es sabido que el saqueo genera conflictos y depende de la miseria y el sufrimiento de los pobladores; por ello no cabe duda que las áreas conquistadas y colonizadas fueron aquellas donde la resistencia flaqueó, propiciando el exterminio de los wanebukanes y kariakiles.

La extracción de ostras perleras y oro sirvieron a los intereses colonialistas. Posteriormente, le siguió la de la madera, el caucho y el dividivi. Bonanza, una tras otra. La marimbera fue muy significativa por su facilidad, organización y la manera “incluyente” con la que les permitió a los guajiros participar, capitalizando su sociedad y generando conflictos parentales. Las bonanzas económicas en La Guajira llevan impreso el sello del saqueo desmedido y la degradación. La extracción de gas natural y carbón son en la actualidad el testimonio fehaciente. Se trata de grandes encomiendas coloniales y concesiones mineras donde la producción monetaria termina excluyentemente concentrada para el beneficio de unas estrechas élites poderosas.



El empobrecimiento deliberado a través del debilitamiento de las actividades económicas que sí producen impactos positivos a los hogares guajiros, guarda estricta relación con las modalidades extractivas de los recursos naturales empleadas por las élites locales, nacionales y corporaciones de enormes capitales. Esas élites rigen el destino, indiferentes a los resultados nefastos que provocan sus medios de desarrollo impositivos e insostenibles. Además, con el uso de mecanismos coactivos aseguran el provecho monetario para satisfacer sus intereses excluyentes, mermando la capacidad de impacto positivo de tales recursos sobre la población general.

Desde 2016, el Gobierno ha anunciado que se encuentra todo listo, y antes de terminar 2017, se llevarán a cabo los procesos de perforación y explotación en cuatro pozos de gas natural offshore frente a La Guajira; sin exponer con suma claridad los resultados que producirán las gigantescas reservas. Por otro lado, la endiosada carbonera Cerrejón Ltd. pretende ampliar las fronteras extractivas luego de realizar una consulta previa fraudulenta. Lo que llama la atención es la inequidad del sistema jurídico colombiano: Cerrejón no recibió sanciones, al contrario, le concedieron la oportunidad de repetir la consulta.

Los efectos en La Guajira son los mismos que se evidencian en todos los lugares del planeta en los cuales opera el saqueo: violación sistemática de derechos humanos, debilitamiento de las actividades económicas locales y obstrucción en la obtención de recursos como alimento y agua, conllevando al despoblamiento de las áreas de impacto. También, se ve el incremento de la inseguridad y la corrupción; la falta de infraestructura, cobertura y prestación de servicios públicos, la cual se traduce en altos índices de necesidades básicas insatisfechas, analfabetismo, desnutrición, mortalidad (sobre todo infantil), epidemias, miseria, conflictos bélicos, y un largo etcétera.


Lo anterior ocurre en estos momentos en Chad, Níger, Malí, países africanos ricos en recursos naturales, pero los más pobres del planeta. El saqueo denominado eufemísticamente “inversión extranjera” es presentado por los gobiernos y las corporaciones, las élites de poder económico y político, como la panacea para todos los males. Se dice que ese tipo de inversión atrae “progreso”. En La Guajira, la estratagema aplicada fue la del ‘chorreo de las royalties’ (regalías), las élites las reciben como aguaceros y los guajiros como lloviznas. El espejismo del saqueo interpretó erróneamente las royalties como el remedio para esta entidad territorial azotada por múltiples problemas.

El saqueo es la realidad que aún vive La Guajira en el siglo XXI. En 2016, murieron 89 niños con desnutrición, según cifras oficiales de un Estado ausente. El Gobierno achacaba las muertes a la sequía del fenómeno de El Niño, mientras que en la represa El Cercado el agua era y es suministrada a la minera Cerrejón y a cultivos de exportación. En esta contemporánea colonia global, llamada La Guajira, los ciudadanos y ciudadanas son colombianos siempre y cuando se puedan saquear los recursos naturales conforme a los intereses de las élites, pero dejan de serlo cuando el Estado debe proveerles el bienestar necesario y asegurarles su desarrollo.

Pero el saqueo es prejuicioso y envilece la condición humana: los indios eran mitad bestias y los negros carecían de alma; actualmente son los más corruptos, narcotraficantes, contrabandistas, desprovistos de mano de obra calificada. ¿Cómo justificar la exuberante riqueza contrastada con su extracción desmedida y la pobreza soberbia que imposibilita las mejoras sociales? En el imaginario de la población “el Estado brilla por su ausencia”. ¿Cuántos botones se necesitan para mostrar el ausentismo estatal? No se toman decisiones efectivas sobre las problemáticas urgentes, no hay Estado para el bienestar del pueblo, mas sí para decidir sobre los recursos naturales.

El 20° Congreso de Naturgas expone sin vergüenza los últimos hallazgos, el potencial energético con que cuenta el país y detalla las inversiones y concesiones otorgadas. El foco de mayor atención es La Guajira, donde se concentra ese potencial energético de Colombia. El gobierno central invirtió 136 millones de dólares en exploración sísmica a nivel nacional. La Guajira es vendida como si fuera centro comercial en el que se ofertan productos de hidrocarburos para el mercado mundial.

Es un oasis de riqueza enclavado en un desierto de lágrimas. Los guajiros esperan con silencio en modo inamovible la inversión, las estrategias y soluciones a sus problemáticas. ¿Hasta dónde llegará La Guajira con tanto expolio a cielo abierto e incertidumbre; sumados al desvalijamiento de sus rasgos autóctonos económicos, sociales y culturales, la destrucción del ambiente, y la miseria ascendente arropada con invisibilidad? Uno de los lugares más pobres del planeta, imperceptible al mundo para que difícilmente se conozca su realidad.

¿Cuándo tendrán los guajiros la dicha de recibir el bienestar de la riqueza que sus ojos ven escaparse por los puertos marítimos, o fluir en gasoductos con destino a satisfacer la demanda en Colombia y Venezuela cuando la mayoría en sus hogares cocina con leña? La desigualdad evidencia además que la inversión estatal así como la infraestructura giran solas alrededor del saqueo.

Urge tomar conciencia colectiva sobre los verdaderos efectos ocasionados por las actividades extractivas en la región, muy alejadas, por cierto, de la imagen corporativa que con el mismo dinero del expolio se dan el lujo las multinacionales de mostrar al mundo. La clave reposa en darle sentido al interés general en las políticas públicas y una “apertura democrática” por medio de la gobernanza, la conciencia y el respeto por los derechos humanos, y el reconocimiento de las actividades económicas por parte del Estado que las ha venido ilegalizando todo el tiempo.

Sí son muchas las propuestas habidas sobre la mesa, no obstante, corresponde advertir al público que la realidad presente que se anhela cambiar en pocas generaciones es la despiadada historia de casi 525 años de saqueo continuo.

https://www.las2orillas.co/la-guajira-colonia-saqueo-cielo-abierto/

LA CRISIS DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA EN COLOMBIA, RESULTADO DE SOMETER LOS DERECHOS AL INTERÉS PRIVADO

¿Dónde está el negocio de la educación superior?

“Es innegable que al lado de la educación pública coexiste un aparato educativo privado que concentra la mayoría de la cobertura en el país”


Por: William Alexander Aguirre Antolínez

Muchos de los derechos de los colombianos han sido acechados desde la década de los noventa por el fantasma de la privatización. Este logró de alguna forma someter a las leyes del mercado los servicios públicos, las pensiones e inclusive, la salud. Así pues, dicho espectro ha venido persiguiendo a la educación superior durante más de 20 años. Sin embargo, el amplio respaldo social que tienen las universidades públicas ha permitido su sobrevivencia tras dos décadas de asfixia financiera. Pese a ello, es innegable que al lado de la educación pública coexiste un aparato educativo privado que concentra la mayoría de la cobertura en el país.

La educación superior en Colombia, en términos generales, se puede financiar de dos maneras diferentes. Por un lado, a través de recursos públicos provenientes del Estado, y por otro, mediante dinero del sector privado. En el primer caso, los recursos pueden ser destinados a la oferta educativa, es decir, dirigidos directamente a las universidades de carácter estatal por medio de transferencias. También, pueden ser destinados a la demanda, lo que se traduce en dirigir los recursos a los estudiantes a través de créditos educativos, becas o subsidios.

El principal argumento expuesto por los partidarios de fomentar la participación del capital privado en la educación superior es esencialmente el mismo que el expresado durante el proceso de mercantilización de los otros sectores. Fundamentalmente dicen que el mercado resulta más “eficiente” que el Estado en la asignación de recursos, retórica que ha calado en un país donde la clase política y los funcionarios sienten muy poco aprecio por lo público. Sin embargo, si bien el Estado colombiano fracasó en el siglo XX en resolver las necesidades de las personas (en aspectos como los servicios públicos y la salud), también es cierto que el mercado no lo ha hecho mejor.

Es importante poder precisar que la educación no se comporta como la mayoría de las mercancías. Los bienes que se producen generalmente cuentan con una estructura de costos que se reduce en la medida que las cantidades producidas se incrementan. Por ejemplo, el costo unitario de producir un par de carros es mucho más alto que el de producir 200 automóviles, es decir, en la medida en que se incrementa la producción resulta más barato producir. La educación funciona con una lógica inversa. Mientras mayor es la cobertura, los costos por estudiante resultan más elevados, porque la ampliación de cupos implica además la expansión física de las aulas, el equipamiento de nuevos pupitres, aumento de planta docente, entre otras cosas.

Además, la tecnología tiene un efecto inverso en la estructura de costos de la educación. Mientras que en una factoría la tecnología tiende a disminuir los costos de producción de las mercancías, en la educación el progreso tecnológico incrementa cada día los costos de conectividad, equipos y softwares. Por ello, podemos afirmar a simple vista que la educación no es un negocio atractivo para los empresarios.

El alto costo de ofertar educación superior es el que genera que en las instituciones que funcionan a partir de dineros privados los precios de las matriculas sean elevados, al punto que solo son posibles de costear para las familias con un alto nivel de renta. Todo ello implica que se reduzca significativamente el mercado de estas instituciones. Entonces, ¿cómo es posible ampliar este mercado a las personas con rentas bajas?

El principal modelo que ha logrado masificar la educación superior privada se basa en la ampliación del crédito educativo, el cual permite que los estudiantes de menores ingresos accedan a la educación con elevados costos de matrícula. Bajo este, se consiguen importantes márgenes de rentabilidad a través de las tasas de interés vigentes en el mercado, lo cual deja ver que el negocio no está en la cobertura, sino en la porción de la misma que se encuentra vinculada a través del sector financiero. Este modelo de financiación (de amplia difusión en los Estados Unidos) genera grandes márgenes de beneficios para las corporaciones crediticias, al tiempo que una amplia inequidad social para los profesionales recién graduados, cuyos ingresos resultan destinados para el pago de sus obligaciones con la banca educativa.

Otra forma de financiación que permite la masificación del acceso a educación superior privada es el del crédito educativo de origen público, que opera generalmente de forma mixta con un sistema de becas y/o subsidios. Su esquema es básicamente el mismo, con la diferencia substancial que el origen de los recursos en este caso es público. Es decir, el Estado prefiere transferir los recursos al sistema educativo a través del sistema financiero, que generalmente termina acopiado por las universidades privadas, en vez de inyectarlos directamente a las instituciones públicas.

La expresión más reciente de este modelo en nuestro país es el programa Ser Pilo Paga, el cual consiste en un sistema de créditos condenables del ICETEX que cubren gastos de matrícula a los cuales pueden acceder los estudiantes interesados en estudiar en instituciones acreditadas de alta calidad. Es preciso mencionar que las matrículas de las universidades privadas por su naturaleza expresan el costo que representa cada estudiante para la universidad, mientras que en las universidades estatales no corresponde al costo total que el estudiante le representa a la institución educativa. Es por esto que un “pilo” en las privadas significa un costo mayor para el Estado, así como un ingreso más grande para la universidad, que un “pilo” en las públicas.

El resultado de la combinación de un modelo que privilegia la financiación, demanda y fomenta el crédito educativo, y la constante asfixia que han sufrido las universidades públicas, en términos de recursos, avizora en el horizonte una profunda crisis de financiación de la universidad pública. Esta se ha venido postergando más por la voluntad individual de las instituciones por resolver autónomamente sus problemas financieros, que por el esfuerzo diligente del gobierno de encontrar solución de fondo a este problema. Al final, la crisis no será otra cosa que el resultado de someter los derechos al interés privado.

https://www.las2orillas.co/donde-esta-negocio-la-educacion-superior/

EXTRACTIVISMO ES UN ABSURDO SOCIAL, AMBIENTAL Y ECONÓMICAMENTE

“El extractivismo es absurdo social, ambiental y económicamente”


Por Pilar Chato, Paco Gómez Nadal-Colombia Plural

Los daños ambientales y humanos del extractivismo no son “fallas del mercado”: son su esencia. El experto en ecología política, Joan Martínez Alier, advierte en Colombia que Gobierno y empresas transfieren el costo a la gente pobre, a las generaciones por venir y a otras especies. Vuelo sobre las selvas del Chocó. El paisaje se […]


Los daños ambientales y humanos del extractivismo no son “fallas del mercado”: son su esencia. El experto en ecología política, Joan Martínez Alier, advierte en Colombia que Gobierno y empresas transfieren el costo a la gente pobre, a las generaciones por venir y a otras especies.

Vuelo sobre las selvas del Chocó. El paisaje se rompe con los desiertos de barro que provoca la minería del oro en lo que era tupido manto verde. Lo que no se ve a esa distancia es la contaminación por mercurio de los ríos ni las afecciones sobre la población. “Queremos agua, queremos maíz, AngloGold Ashanti fuera del país”, se escuchaba en las veredas de Cajamarca antes de la consulta popular que perdió el proyecto de la minera, y ahora, cuando se debate sobre los efectos reales de esa victoria épica. En La Guajira las noticias son la sequía y la desnutrición, lo que no se ve es el desvío de arroyos y el secuestro de las fuentes de agua para la minería de carbón de El Cerrejón. Y lo que no se ve en ninguno, pero forma parte de sus causas y consecuencias, son los intereses económicos que forman los cimientos de todo ello. El Gobierno colombiano lo llama la ‘locomotora minera’ y tiene sus esperanzas de crecimiento económico en ese extractivismo de minerales y de hidrocarburos. El profesor Joan Martínez Alier lleva décadas estudiando esas relaciones entre los países ricos y los que poseen las materias y son meras despensas de recursos, planteando la síntesis de la economía ecológica y de la ecología política desde la denuncia de las leyes actuales del comercio internacional, que no hacen sino “aumentar la deuda ecológica que los países ricos tienen hacia los menos ‘desarrollados’ sin que se garantice la equidad ambiental”. Martínez Alier ha estado en Colombia para participar en la Docuconferencia sobre Audiovisuales y Justicia Ambiental que celebró la Universidad del Valle organizada por el doctorado en Ciencias Ambientales. La injusticia ambiental, y las luchas por la justicia ambiental, es lo que cartografía en su Atlas Global de Justicia Ambiental.

“El extrativismo es absurdo social, ambiental y económicamente”, afirma tajante este catedrático de Economía e Historia Económica en la Universidad Autónoma de Barcelona (España) que se pregunta para qué se produce tanto si al final eso ha hecho que bajen los precios; defiende que se grave con impuestos las exportaciones y cree que en los años ‘buenos’ se perdió una oportunidad para plantear esos impuestos a la exportación. “Ahora el carbón ha bajado de los 100 dólares a 40 porque hay sobreproducción, en parte por tanta exportación colombiana”, dice antes de abogar por el pago de la “deuda ecológica” que se tienen con los países más pobres por ese “comercio barato” que no contabiliza los daños causados por la esclavitud, la contaminación, las afecciones a las culturas y la población…

Y aquí tira de ironía para hablar sobre el Acuerdo de París firmado en 2015 en el seno de las Naciones Unidas para luchar contra el cambio climático. “Estaban contentos porque habían firmado un papel y ya se iban a casa porque era Navidad”. Y, sin embargo, advierte sobre el hecho de que este acuerdo lleva una cláusula de no responsabilidad legal (“no liability“, en inglés), es decir que incumplir el acuerdo y contribuir al cambio climático no tiene consecuencias legales. Y sigue tirando de ironía cuando recuerda, por contra, la encíclica del papa Francisco que en sus apartados 51 y 52 dice que los países del norte le deben al sur por un comercio ecológicamente desigual, por el cambio climático y por una deuda ecológica.

Los países, dice, no pueden sacar esa deuda ecológica de sus agendas políticas, pero tratados como el de París hacen que sea difícil que haya juicios. “Si eres noble tiene un tribunal, si eres plebeyo tienes otro”, sigue ironizando este impulsor de la ecología política para hablar de los arbitrajes internacionales privados que permiten casos como la reciente demanda contra Colombia de la minera canadiense Gran Colombia Gold que reclama 700 millones de dólares luego de que el Corte Constitucional le ordenara cesar sus operaciones en El Burro (Marmato) hasta que se haga una consulta con los habitantes del lugar.

– ¿Habrá tiempo para esa justicia ambiental antes de que se acabe el planeta?

– El planeta se acabará de aquí a unos 4.000 millones de años. Se lo comerá el sol y será un espectáculo increíble, pero no habrá humanos para verlo. Lo que puede ser ocurrir es que desaparezca una gran parte de la naturaleza, muchas culturas, muchos idiomas, mucha riqueza cultural y supervivencia de gente. Es un abuso contra la gente pobre que lo único que tenía era el agua o la tierra, y es una ataque directo a la supervivencia de la gente para que se amontone luego en ciudades.

– ¿Estamos en un punto de no retorno?

– Bueno… la población mundial ya no crece tanto. Hay una decisión general de las mujeres de no tener muchos hijos, así que la población mundial se va a estabilizar en 9.500 millones en 2050. Es fácil de prever porque ya no estaré para defenderlo (sonríe). Pero va por ahí la tendencia, y no por enfermedad o por hambre, sino por una decisión colectiva. Parece absurdo que crezca la población para pagar pensiones…

Sin embargo, reconoce, el motor del consumo no para, está creciendo en muchos casos, demandando cosas, como la energía que solo tiene un uso. Se utiliza y desaparece. Eso hace que se amplíen una y otra vez las fronteras de la extracción y ello trae “muchos desastres”.

– Cuando el Gobierno le promete a los colombianos, en especial a las poblaciones rurales, que con la “paz” va a llegar el “desarrollo”… ¿usted qué les diría?

– Desarrollo es una palabra obsoleta y desarrollo sostenible ya es el colmo… es una contradicción. Yo tarde bastante en no usar esa palabra. Ahora no la uso en parte por influencia del Arturo Escobar (antropólogo colombiano, defensor del concepto de sentipensar y contradictor del concepto ‘Tercer Mundo’). Para ello se crean en América Latina conceptos como el buen vivir, el Sumak Kawsay, como un ataque a la palabra desarrollo que implica la uniformización, todo el mundo igual.

Martínez Alier es uno de los investigadores líderes del Atlas Global de Justicia Ambiental, un proyecto del Instituto de Ciencia de Tecnología Ambiental de la Autónoma de Barcelona (ICTA) que ha inventariado cerca de 1.800 conflictos socioambientales en todo el mundo. De ellos 115 se encuentran en Colombia recogidos por el Instituto Cinara de la Universidad del Valle liderado por el profesor Mario Alejandro Pérez-Rincón. El Atlas muestra cómo los conflictos ecológicos están aumentando en todo el mundo por las demandas de materiales y energía de la población de clase media y alta y que son las comunidades pobres, a menudo indígenas, las que reciben el mayor impacto de los conflictos ecológicos. Grupos que no tienen poder político para acceder a la justicia ambiental y a los sistemas de salud. En realidad, lo que se produce según el investigador catalán, es que “las externalidades [el costo humano y ambiental de ese extractivismo] no son fallos del mercado, sino el éxito de ese mercado en transferir costos a la gente pobre, a gente que no ha nacido… a otras especies”. “La regla [de las empresas]”, insiste, “es no pagar las externalidades” en estos “conflictos ecológicos distributivos”.

En opinión de Martínez Alier, los conflictos socioambientales van a crecer en Colombia en este periodo de posconflicto “a menos que ganen [las poblaciones que resisten]. Si AngloGold se tiene que ir del Tolima [tras la consulta de Cajamarca] pues habrá un conflicto solucionado”. Todo dependerá de la demanda exterior. Martínez Alier vuelve a plantear el escenario del comercio internacional y recuerda la bajada del precio del carbón o del oro y de “la palma de aceite, si hay resistencias se irán a otro sitio… y el fracking… pues puede ser que aumente porque es una novedad y resulta barato en este momento”.

– Antes no entraban las empresas a algunos territorios porque estaban las FARC, pero ahora no están. Las comunidades temen lo que pueda pasar…

– También han entrado paramilitares ¿no?

– Sí, está habiendo una ofensiva…

– Bueno, pues en paz no debería. Si es paz con paramilitares… También está negociando el ELN, que se supone que son más ecologistas… No sé. Estaría muy bien que se pusiera [el tema ambiental] sobre la mesa.

Sobre esa agenda ambiental en la agenda política del proceso de paz, Martínez Alier cree que nunca estuvo en la previsión del Gobierno porque su idea de la ‘locomotora minera’ es totalmente anti ambiental. “Esto no solo pasa en Colombia, pasa en Perú -que hay paz- en Brasil y en Filipinas. Da lo mismo que sean gobierno neoliberales, neoprogresistas o progresistas. Da igual. No hay una agenda ambiental en los gobiernos, hay una agenda extractivista”, afirma tajante Martínez Alier que vuelve al pesimismo para lamentar que “cuando uno estudia muertos y muertas ambientales, se ve que el Estado está detrás de las empresas y no hace su papel de llevar a juicio a la gente que atrapan, si es que atrapan a alguien”. Ve destellos de justicia en trabajos concretos contra esta situación como la que hizo la Defensoría del Pueblo en Perú o el trabajo de la Contraloría en Colombia, cuando estuvo al frente Sandra Moreli, o la Corte Constitucional, que asumen el papel que debería tener el Estado en cuestiones como cumplir la legislación internacional o las evaluaciones ambientales. Sobre el caso concreto de las FARC y su papel en el tema ambiental admite que “comparado con el Estado no han hecho nada”, pero recuerda que en su haber hay cuestiones muy poco ecologistas como la masacre contra los Awa en Nariño o los oleoductos rotos… “pero nunca se han pronunciado sobre el problema ambiental y esto es parte del problema de la izquierda latinoamericana en general”.

En este punto Martínez Alier recuerda al vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, diciendo que el ecologismo es de ‘gringos’ o el presidente saliente de Ecuador, Rafael Correa, que cree que el ecologismo es un engorro de unos tipos que sueñan con la Pachamama. Las constituciones de Ecuador y de Bolivia introdujeron cuestiones “muy interesantes” sobre el cuidado de la naturaleza pero sacaron de sus gobiernos a las facciones más proecologistas, como Alberto Acosta (Ecuador) o Pablo Solón (Bolivia), se lamenta.

– Usted ha dicho en alguna ocasión que solo se frena el extractivismo con resistencia popular y a veces con gente muerta en el camino ¿Qué les espera a los colombianos?

– Bueno, los periodistas a veces interpretan… No hay kamikazes ecologistas ni suicidas que exploten bombas.

– Nos referimos a… qué le espera al movimiento popular colombiano que lleva mucho tiempo resistiendo al proceso extractivista

– Yo creo que hay un movimiento mundial de justicia ambiental, que no está organizado ni tiene por qué estarlo …. El movimiento existe y es muy activo, de defensa y a veces con algunas alternativas. Yo no creo que el movimiento de resistencia disminuya creo que esta avanzado.

“Hay que defenderse contra todos los Estados y particularmente contra el propio”, advierte este impulsor de la ecología política que cree que aquí -en Colombia- y en Indonesia, la regla es que no haya mucha justicia y en cambio debería de haber una justicia transicional o una comisión de la verdad en las que también se incluyan los temas ambientales. “Una comisión de la verdad debería tocar todos los temas. Si se volaron un oleoducto debería de estar ¿no? O si hay paramilitares que han estado echando a gente para plantar palma de aceite, debería estar… Es muy difícil separar los derechos humanos del tema ambiental, muchas veces es imposible”.

Y al hablar de justicia transicional, Martínez Alier, que nació el año que terminó la Guerra Civil española (1939), no puede evitar referirse a la transición en ese país tras la muerte del dictador, Francisco Franco, y después de 40 años de dictadura. “Si escribo mis memorias, el primer capítulo será sobre mis primeros 21 años y una transición sin justicia transicional, porque los franquistas se autoamnistiaron (…) Esto es una gran injusticia histórica”.

https://colombiaplural.com/extrativismo-absurdo-social-ambiental-economicamente/

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons