juegos para xo gadgets para blogger

TV EMANCIPACIÓN

Mostrando entradas con la etiqueta ECONOMÍA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ECONOMÍA. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de marzo de 2017

HISTORIA OCULTA DE LA RIQUEZA

La historia oculta de la riqueza

John Martínez


Detrás de cada gran fortuna hay un gran crimen
Balzac

La sociedad los considera superhombres capaces de lograr proezas épicas sin ayuda de nadie y contra todo obstáculo; a ellos este mes, como cada año, la revista Forbes les dedicó un listado en el que aparecen los más grandes entre los grandes, los más ricos del mundo, aquellos que han logrado conseguir, por sus propias capacidades, más de mil millones de dólares. Una fortuna en ocasiones heredada, en otras, estructuralmente la mayoría, lograda con el látigo y el despojo de miles, tal vez de cientos de miles; para ello se valen de métodos non sanctos ni nada heroicos como la explotación (o apropiación de plusvalía), la usura y la corrupción.

Detrás de toda fortuna generalmente existe una historia, más bien, miles de historias, de crímenes. Y ello porque el primer método al que recurren los capitalistas para su acumulación de dividendos es a la explotación laboral. Se quedan con el valor agregado de cada mercancía y dejan a los trabajadores solamente con lo básico para sobrevivir por poco tiempo. Eso quiere decir, en términos más precisos, que los capitalistas roban a los trabajadores lo que estos producen, bajo la excusa de ser los dueños de los medios de producción. Pero ¿Cómo se apropiaron de esos medios? Por la violencia. Recordemos que el oro con el que se forjó la gran revolución industrial les fue arrebatado a las comunidades indígenas de las américas, a las cuales sometieron y dominaron. También les quitan a los campesinos sus tierras, obligándolos a convertirse en jornaleros, peones, y obreros de fábricas, así como trabajadores informales.

Un ejemplo fresco de esto se visibilizó en el 2014 cuando miembros del pueblo Nasa «ingresaron de manera pacífica a los predios de cuatro haciendas: Granadita, García Arriba, Miraflores y Quebrada Seca. Haciendas que suman 4.000 hectáreas llenas de cultivos de caña del ingenio Manuelita, empresa que hace parte del emporio económico de Carlos Ardila Lulle” . Dichos predios fueron ocupados por la empresa mencionada luego de que paramilitares asesinaran a integrantes del pueblo Nasa y luego de desplazar a otros. Por hechos relacionados «la Sala de Justicia y Paz decidió trasladar copias a la Fiscalía para que investigue a la empresa de gaseosas (Postobón)» luego de que, Armando Madriaga Picón afirmara que la empresa financió a un grupo paramilitar de las AUC.

Así, fruto de todo tipo de métodos violentos es como logran acumular el capital necesario para comprar, simultáneamente, la mayor cantidad de conciencias políticas como para hacer del Estado su principal botín y aliado. Es esta relación, capital y Estado, la que determina el éxito real de un capitalista. Sólo quien más tenga a políticos, partidos y gobiernos en su bolsillo, podrá seguir acumulando y, sobre todo, concentrando la mayor cantidad de capital. Llegados a este punto, los capitalistas han concentrado suficiente poder político y económico, tanto como para conformar empresas destinadas a invertir en diversidad de negocios gracias todo ello a la información privilegiada obtenida de sus aliados políticos, los cuales son quienes definen en qué, cómo, cuándo, y dónde se invertirán los recursos del Estado.

Ese es el camino seguido por las familias más poderosas del país y que ahora hacen parte de la famosa lista Forbes. Recordemos que la Familia Santo Domingo comenzó acumulando capital a partir de cervecería Bavaria, la cual llegó a eliminar la competencia gracias a su relación con el Estado, hasta conformar un monopolio. Luego, en 1997 en una reconversión estratégica acorde con la financiarización dominante crean el grupo Valórem con el que comienzan a dejar el mundo industrial para adentrarse en sectores como medios y entretenimiento, financiero, la agroindustria y el inmobiliario, entre otros.

Igual comportamiento ha tenido Carlos Ardilla Lülle con Postobón, una de las pocas empresas que logró frenar la invasión de Coca Cola en algún país de nuestro continente.

Dentro de esta gama de capitalistas, lugar especial ocupa hoy el sector bancario tanto en el país, con Sarmiento Angulo a la cabeza de los más ricos, como en el mundo. Este sector se ha convertido en la economía más pujante en las últimas décadas gracias a los avances tecnológicos conseguidos con, precisamente, inversión pública. Los gobiernos, sobre todo los más poderosos, gastan gran cantidad de recursos en ciencia e innovación con resultados asombrosos, pero luego son apropiados por empresas privadas, cuando debería ser de uso y conocimiento público. En ese sentido las nuevas tecnologías, impulsadas por la financiación estatal, han permitido acelerar el flujo de dinero, hasta hacer del mismo algo instantáneo. La multiplicación de dinero, favorecida por la maquinaria gringa para hacerlo sin estar sometida a ningún control, es enorme, demencial, hasta el punto que ahora el papel dinero no tiene equivalencia con producción alguna, es decir, está soportado sobre la nada; es un papel que los humanos aceptamos darle un valor x o y, no más; esa es la equivalencia sobre la cual está soportada la creciente riqueza acumulada por lo banqueros. Entre más transacciones mayores ganancias, entre más especulación en la bolsa –hasta que no reviente– mayor acumulación.

¿Superhombres? Por el contrario, son usurpadores de lo que es de todos y lo consiguen gracias a la protección de los estados. Su fortuna es producto de la explotación de los trabajadores, la especulación y de una relación inapropiada con el Estado, entre otros métodos equivalentes. Todos estos son los componentes que han generado riquezas como la de Bill Gates, Carlos Slim, entre otros. Es tanta la fortuna de los más ricos del mundo que, como el recién fallecido David Rockefelle, pueden “donar” cientos de millones de dólares a fundaciones, no sin antes declararlas en sus estados de cuenta para así rebajar sus impuestos y seguir siendo multimillonarios.

Fortunas en proporción mucho menor, ahora como clara expresión de la desigualdad salarial que soportan nuestras sociedades, empiezan a erigirse a través de los sueldos que devengan los grandes ejecutivos de diversidad de empresas. Para el caso de Colombia, uno de ellos, incluso de empresas públicas como ETB, Ecopetrol y otras, puede recibir cada mes 60 y más millones de pesos, a lo cual deben sumarle comisiones y otras arandelas, según la empresa.

Tampoco, por el contrario, se trata de demonizarlos. Son humanos con vicios y virtudes, lo cual significa que su personalidad no está en discusión, el problema es el papel que cumplen dentro del sistema capitalista, papel que lleva a cometer grandes crímenes.

https://www.desdeabajo.info/economia/31157-la-historia-oculta-de-la-riqueza.html

CON TRIBUNAL INTERNACIONAL CAPITALISMO IMPERIALISTA GARANTIZARÁ TODOS LOS DERECHOS A MULTINACIONALES E INVERSORES

Un tribunal internacional que amenaza con blindar para siempre los derechos de las multinacionales

Imagen ilustrativa Carlos Barria Reuters

En los últimos 20 años se han puesto de manifiesto los graves peligros que plantean los amplios privilegios concedidos a los inversores extranjeros en la mayoría de tratados de libre comercio o en los tratados bilaterales de inversiones.

Así, estos acuerdos suelen contemplar el conocido como mecanismo de arbitraje de diferencias entre inversores y Estados (ISDS, por sus siglas en inglés) que permite a los inversores extranjeros denunciar a un Estado ante un tribunal de arbitraje privado para reclamar una compensación cuando sientan que sus derechos han sido vulnerados. Una situación que ocurre, por ejemplo, cuando un Gobierno aplica o modifica una legislación que afecta directamente a los beneficios de las empresas multinacionales.

Un mecanismo unilateral que permite a los inversores demandar a los Estados

Los problemas que presenta este mecanismo ya fueron revelados en el informe 'El Sistema de Tribunales de Inversión puesto a prueba', publicado en abril de 2016 por el Transnational Institute, en el que se analizan cinco conocidos casos de demandas de multinacionales a distintos países por valor de hasta 15.000 millones de dólares.

Philip Morris contra Uruguay: el gigante tabaquero demandó a Uruguay después de que el Gobierno de Tabaré Vázquez aprobase una ley que exigía que todas las cajetillas de cigarrillos presentaran advertencias sobre los nocivos efectos del tabaco, así como otras medidas de control, para fomentar la salud pública. En este caso, en julio de 2016, después de seis años de litigio, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) falló a favor de Uruguay obligando a los demandantes a pagar los gastos de los demandados y del tribunal.

Los componentes del tabaco se muestran en una exposición en la calle con motivo de la cuarta conferencia de la Convención Marco de la OMS sobre el control del tabaco, celebrada en Montevideo después de que el país fuera denunciado por Philip Morris. Noviembre de 2016Pablo La RosaReuters

TransCanada contra los Estados Unidos: en enero de 2016, la petrolera canadiense demandó a EE.UU. después de la decisión del expresidente Barack Obama de no aprobar la construcción del oleoducto Keystone XL como parte de su compromiso para luchar contra el cambio climático. Finalmente, la administración Trump concedió hace unos días a TransCanada los permisos necesarios para iniciar la controvertida obra. 

Lone Pine contra Canadá: En este caso el inversor no era extranjero. Lone Pine demandó a Canadá a finales de 2015 tras la decisión de Quebec de aprobar una moratoria cautelar sobre el fracking. Está todavía pendiente de sentencia. 

Vattenfall contra Alemania: La eléctrica sueca demandó a la ciudad de Hamburgo tras imponer una serie de normas ambientales sobre el uso del agua en una central eléctrica de carbón. En este caso, para evitar llegar a un tribunal de arbitraje que le ordenara pagar una suma de dinero enorme como indemnización, el Gobierno alemán llegó a un arreglo extraprocesal con Vattenfall en 2010, que obligó al Gobierno de Hamburgo a dejar sin efecto sus requisitos ambientales y a emitir los polémicos permisos requeridos para que los planes de la empresa pudiesen seguir adelante.

Bilcon contra Canadá: el país fue demandado tras una evaluación de impacto ambiental que impidió la construcción de una gran cantera y una plataforma marina en una zona costera ecológicamente sensible. En marzo de 2015, los inversores ganaron el pleito en el tribunal de arbitraje y la cifra compensatoria que se apuntó rondaba los 300 millones de dólares.

"Estas denuncias son una muestra de que el Estado no puede cambiar las leyes cuando descubre que un elemento es dañino para la salud y decide prohibirlo, porque van a venir las empresas y lo van a demandar por daños y perjuicios. El ISDS va en contra del bien común. La realidad es que se dan más derechos a las empresas multinacionales que al resto de ciudadanos", explica a RT Cuca Hernández, portavoz de la campaña estatal 'No al TTIP' y miembro de Attac España, la Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Acción Ciudadana.

Un activista se manifiesta en Berlín contra el TTIP para exigir que los alimentos sean un derecho y no un beneficio. Septiembre de 2016Fabrizio BenschReuters

Además, se da la circunstancia de que estos árbitros internacionales no trabajan a tiempo completo y tampoco tienen un salario fijo, sino que cobran en función del número de procesos arbitrados, por lo que el informe alerta además de lo provechoso que resulta para ellos que el número de casos aumente.

Nueva propuesta de la Comisión Europea

En este contexto, desde hace un tiempo, la Comisión Europea y el Gobierno canadiense trabajan conjuntamente para crear un 'tribunal multilateral de inversiones' que sustituya al actual sistema ISDS, vigente en unos 3.200 tratados de inversión, en 1.400 de los cuales participan Estados miembros de la UE.

Esta propuesta forma parte de las negociaciones que la UE mantiene con México, y próximamente con Chile, demás de con otros países en otras regiones. Además, lo ha presentado a 40 gobiernos no pertenecientes a la UE durante el Foro Económico Mundial de Davos, así como en una reunión celebrada en diciembre pasado en Ginebra.
“Estamos creando un mundo en el que las empresas multinacionales y los inversores tienen todos los derechos y ninguna obligación”
Cuca Hernandez, portavoz de la campaña ‘No al TTIP’ e integrante de Attac

La idea del Ejecutivo comunitario es crear un órgano permanente internacional que resuelva los litigios relativos a las inversiones. Así, todo parece indicar que el objetivo es desarrollar una convención que pueda firmar cualquier país de forma que este nuevo sistema se aplique cuando surjan controversias entre los países que hayan ratificado el instrumento por el que se establecerá el sistema multilateral.

No obstante, todavía no está claro si el mecanismo propuesto se transformaría en una nueva institución autónoma o bien se integraría en alguna organización internacional ya existente, como la Organización Mundial del Comercio, la Corte Permanente de Arbitraje o la Corte Internacional de Justicia.

De momento, lo que sí sabemos, es que la Comisión ha propuesto que los integrantes de este organismo actúen a tiempo completo, que sus nombramientos dependan de los Estados y que cumplan un código ético, aunque no ha especificado cuál. Además, el proyecto propone que se establezca tanto un tribunal de primera instancia como un tribunal de apelaciones, lo que sería un cambio significativo frente al actual ISDS.

Una de las pancartas que se exhibieron durante la protesta contra el TTIP con motivo de la visita de Obama a Hannover. Abril de 2016Kai PfaffenbachReuters

"Aunque introduce una serie de mecanismos reguladores como, por ejemplo, una remuneración estable para estos jueces y que, además, a ser posible, sean jueces de carrera, dejan todo abierto, no especifican nada, e incluso se plantean la posibilidad de que estos jueces cobren por caso trabajado. Con lo cual, indudablemente, incentiva la búsqueda de demandas contra los Estados por parte de los juristas", explica Hernández.

En cualquier caso, la propuesta no es nueva. Los acuerdos comerciales de la UE con Canadá (CETA) y con Vietman ya prevén el establecimiento de uno de estos tribunales para resolver los litigios Estado-inversor, y Bruselas quiere, igualmente, incluirlo en cualquier tratado que pacte en el futuro con países terceros.

Los peligros del Tribunal Multilateral de Inversores

Cabe recordar que la inclusión de este tipo de tribunales en las negociaciones del CETA o el TTIP suscitaron críticas en sectores políticos y de la sociedad civil, que consideran que este tipo de propuestas blindan para siempre el controvertido sistema ISDS, el cuál, según estas organizaciones, solo beneficia a las grandes empresas.

Protesta contra el CETA, el denominado “Caballo de Troya del TTIP”, frente al Parlamento Europea en Estrasburgo. Febrero de 2017Vincent KesslerReuters

Para ATTAC, el principal problema es que este tribunal para inversores "no existe para el resto de ciudadanos, ni para las pequeñas empresas, ni incluso para las empresas nacionales", asegura Hernández, que pone de ejemplo el caso del Estado español, el más demandado en los últimos años en los tribunales de arbitraje a raíz de la eliminación de las subvenciones a las renovables.

En este sentido, uno de los principales problemas que plantea el tribunal multilateral de inversiones es que, de nuevo, estaríamos ante un sistema unidireccional; es decir, al igual que el sistema ISDS, este tribunal estaría exclusivamente al alcance de los inversores extranjeros. Así, la ciudadanía, las comunidades, los sindicatos o los Estados no podrían presentar una demanda cuando una empresa violara las normas ambientales, de trabajo, de salud, de seguridad o de otra índole

"Los únicos que han podido demandar al Estado español son los inversores extranjeros que se han visto afectados por la eliminación de las subvenciones. Y eso no va a cambiar con la propuesta de la Comisión Europea. Es decir, los pequeños inversores españoles o los trabajadores que se han quedado en paro a consecuencia de la eliminación de las subvenciones no pueden demandar al Estado español. Primero, por el coste desmesurado que tienen este tipo de demandas y, segundo, porque estos tribunales van a seguir siendo exclusivamente para los inversores extranjeros", explica Cuca.

Una ciclista pasa por delante de un graffiti en Bruselas en el que se puede leer, "No TAFTA, No TTIP". Julio de 2015Francois LenoirReuters

Además, al igual que sucede con el ISDS, critican que el proyecto propuesto por la Comisión resta legitimidad a los sistemas nacionales de justicia y obstaculiza que los Gobiernos puedan legislar en favor de servicios públicos o intereses comunes por miedo a ser demandados.

Por todo ello, varias organizaciones de la sociedad civil han lanzado una petición de firmas para pedir a la UE que abandone sus planes para establecer el tribunal multilateral de inversiones, que rechace los nuevos acuerdos comerciales y de inversiones que incluyan estos tribunales corporativos, así como que se comprometa a eliminar dichos tribunales de los acuerdos ya existentes.

"Estamos creando un mundo en el que las empresas multinacionales y los inversores tienen todos los derechos y ninguna obligación. Es decir, no solo no resuelven los problemas, sino que no se les sanciona. No hay posibilidad de sancionar a una empresa cuando ha incumplido los derechos humanos o las regulaciones climáticas", concluye Hernández.

María Jesús Vigo Pastur

https://actualidad.rt.com/actualidad/234372-tribunal-internacional-inversores-multinacionales

lunes, 27 de marzo de 2017

LA MARCHA EN CONTRA DE LA CORRUPCIÓN CONVOCADA POR LOS MÁS CORRUPTOS DE LA HISTORIA RECIENTE DE COLOMBIA

DOSSIER:
1. La marcha del cinismo
2. Con rabo de paja
3. Aquí no pasa nada

1. La marcha del cinismo


Daniel Felipe Alonso


Una vez firmados los acuerdos de La Habana, el Centro Democrático y muchos de sus amigos se quedaron sin el jefe de campaña ideal: uno que no cobra y que es capaz de organizar a la sociedad en torno a una causa de manera muy efectiva. Hoy, con mucho cinismo y aprovechando la coyuntura, buscan abanderar la lucha contra la corrupción, creyéndonos tontos y haciéndonos pensar, que quienes fueron parte del problema, hoy tienen conmovido el corazón.

La corrupción no es un tema de hoy, ni exclusivo del Gobierno de Juan Manuel Santos, al que por supuesto no busco defender. Este es un problema de siempre que estuvo opacado por la guerra y por unos señores que robaban con armas, ponían bombas, amarraban personas como animales en la selva y mataban sin misericordia a muchos de los colombianos más pobres.

El foco siempre estuvo puesto sobre guerrillas y paramilitares, mientras muchos de los que hoy abanderan la marcha del cinismo del primero de abril se robaban el país a manos llenas en alianza con congresistas, políticos en las regiones y contratistas que financian sus campañas.

Acordemonos que durante el Gobierno de Uribe estallaron escándalos como el de la parapolítica que dejó sin muchos socios a Uribe en el Congreso; Agro Ingreso Seguro en el que se robaron la plata de los campesinos; el desfalco de la DIAN; se empezó REFICAR del que hoy sabemos más; se negociaba con Marcelo Odebrecht en la Casa de Nariño, e incluso, se mataba gente y se hacían pasar por delincuentes.

Imagen de: YouTube

Qué decir del otro promotor de la “cruzada anticorrupción”, nuestro ex procurador Alejandro Ordóñez, hoy destituido por reelegirse comprando con cargos y prebendas funcionarios públicos de otras ramas. O que tal Fernando Londoño, hoy director del Centro Democrático, quien fue sancionado por la procuraduría por mentiroso y señalado por ECOPETROL de adueñarse de unas acciones de Invercolsa sin tener derecho a hacerlo.

La lista es interminable, y podría escribir muchos más casos y de muchas más honorables personas que hoy están indignadas con la corrupción en Colombia. Es una lista enorme de gente con prontuario que hoy solamente busca adueñarse de una causa solamente en el discurso y para castigar al Presidente, porque siempre que han tenido la posibilidad de gobernar han hecho lo mismo.

Es maravilloso que el Centro Democrático haya decidido empezar a encontrar unas causas más justas que la guerra a costa de los más pobres como bandera electoral. Sin embargo, no tiene presentación que sean ellos, corresponsables de este mar de corrupción, los que hoy pretendan liderar un marcha en rechazo a este flagelo. Si de verdad quieren ayudar, que empiecen a contar cómo muchos de sus socios se robaron este país.

http://conlaorejaroja.com/la-marcha-del-cinismo/


2. Con rabo de paja

...una marcha en contra de la corrupción convocada por el jefe del gobierno más corrupto de la historia reciente de Colombia y de un ex jefe del ministerio público destituido por comprar su reelección


Mauricio Pérez Moreno

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, la palabra oxímoron se refiere a la presencia de dos ideas que se oponen entre sí en una misma frase o cita. Cuando pensamos en ejemplos que sustenten esta idea podríamos pensar en frases tales como ‘sol de medianoche’ o ‘el ensordecedor ruido del silencio’. Pero existe entre todos los ejemplos imaginables uno que lo tenemos tan cerca, que estamos dentro de él sin darnos cuenta: Colombia.

Colombia es el más claro ejemplo palpable de oxímoron que podamos tener a la mano sin acudir a mayores desgastes dialécticos. País de luces y sombras, de cumbres y abismos profundos, de soles y lunas, de risas y lágrimas, de ruidos y silencios. País de niños muertos de hambre y ricos en la lista Forbes. País de deportistas millonarios y de atletas de miseria y hambre. País de soles radiantes y de ríos desbordados por el implacable invierno. País de parias que se apropian del erario y a su vez de indiferentes ciudadanos incautos que regalan su voto. Siempre cabrán las ideas más disímiles y contrastantes en este país de todos y de nadie.

Precisamente, por estos días es noticia en Colombia el más inverosímil de todos los oxímoros que podamos imaginar: una marcha en contra de la corrupción convocada por el jefe del gobierno más corrupto de la historia reciente de Colombia y de un ex jefe del ministerio público destituido por comprar su reelección. La autoridad moral de estos dos oscuros personajes no es precisamente la mejor prenda de garantía de éxito de esta convocatoria.

Pero tal vez lo preocupante no debería ser la convocatoria en sí misma ni quienes la convocan. El verdadero ingrediente que debería inquietarnos, y que es la razón de estas líneas, es la cantidad de personas que el próximo primero de abril estén dispuestas a salir a las calles a ejercer su sagrado y constitucional derecho a la protesta.

Porque eso es lo que es: un derecho que nos da la carta constitucional como herramienta de control ciudadano ante quienes ejercen el poder. Lo realmente preocupante son las motivaciones, o mejor, las emociones bajo las cuales acudirán los marchantes. El hecho de tratarse de una marcha en contra de la corrupción, que en últimas demostró ser el más grande flagelo que nos golpea sin pudor, es en sí mismo un hecho notable frente al cual todos, sin excepción, deberíamos acudir a las calles a pronunciarnos con frontal vehemencia. La corrupción se nos muestra desde tiempos lejanos como un cáncer terminal que nuestra miopía nos impidió ver, por estar obnubilados ante el problema – gravísimo por demás- de las guerrillas y el orden público.

Campantes y orondos se paseaban en camionetas y en yates los funcionarios y contratistas del estado con dineros de los contribuyentes, mientras ciudades enteras adolecen de la prestación de servicios básicos como el agua y puestos de salud dignos. Podríamos dar como ejemplo el caso de Yopal, que no tiene acueducto pero es una de las ciudades con mayores ingresos por concepto de regalías.

Las páginas se nos harían cortas para poder citar los cientos de ejemplos de igual índole, pero por temas de espacio no podríamos reproducir. Odebrecht, Reficar, los desayunos escolares para niños de escasos recursos y la hambruna en La Guajira, son algunos de los casos que nos obligan a decir que Si a un movimiento ciudadano en contra de la corrupción. Pero el caso de la marcha del primero de abril tiene un tufillo más político que social, tratándose de quienes la promueven.

Al igual que el plebiscito del dos de octubre, en el que los simpatizantes del No salieron a las urnas “emberracados”, dando la victoria a un amañado grupito de intransigentes amigos del cruel negocio de la guerra, la marcha del primero de abril será una muestra más de esa influencia marcada y dañina que estos personajes ejercen sobre parte de la sociedad. ¿Cuántas personas acudirán a la convocatoria? Aún no lo sabemos. Pero de darse un número significativo de ‘indignados’, estaremos enfrentando el mismo problema del día del plebiscito: el desconocimiento y desinterés de esos sectores de la sociedad por hallar el verdadero fondo de la problemática en contra de la cual se pronuncian.

De ser así, bien podríamos plantear unas nuevas inquietudes: ¿Por qué razón estos personajes de dudosa índole pueden llegar a ejercer tal influencia en la sociedad, generando un movimiento de masas, a pesar de las evidencias que los condenan? ¿De dónde proviene la capacidad de convencimiento de un personaje como el señor Uribe, siendo él mismo el articulador de todos los desmanes que se cometieron desde ‘la Casa de Nari’ durante sus ocho años de mandato?

Caricatura de Matador para El Tiempo

La respuesta puede ser tan compleja como desoladora. Somos una sociedad que por décadas ha estado y seguirá estando enceguecida por nuestra propia ignorancia. Creemos con cierta facilidad todas las deformaciones de la información que hoy eufemísticamente se conoce como la posverdad. Nuestro carácter crítico y nuestra capacidad de controvertir las ideas que llegan a nuestros sentidos, se ve seriamente limitada –paradójicamente- por la nada despreciable influencia de las redes sociales, las cuales han servido de excelente caldo de cultivo para manipular y manosear sin rubor sectores enteros de la sociedad, que sin resistencia alguna, acogen casi cualquier información que llegue a sus manos. Nuestra capacidad de debate se ha visto seriamente lacerada por cuenta de quienes, a cualquier precio, quieren hacerse al poder para beneficio en primera persona.

Ese ha sido el capital político del hoy senador Uribe y de todos quienes hoy enarbolan las banderas de repudio en contra de la corrupción, pero que ciertamente tienen rabo de paja. Es precisamente la obediencia de sus votantes la que lo llevó al poder presidencial en dos ocasiones y ahora lo tiene en el Congreso de la República.

El senador Uribe sin sus votantes no sería nadie. De no ser por sus más de ocho millones de votantes incondicionales y manipulados, jamás habría llegado a la presidencia. Justamente por eso es que debe alimentarse de eventos y coyunturas como la marcha del primero de abril, para afianzar su poder sobre las masas y reafirmar su vigencia en el ideario colectivo de sus seguidores.

Así las cosas, la invitación sería: Salga y marche si así lo desea. Pronúnciese con vehemencia en contra de las mafias que desangran el país. Hágalo con la mayor firmeza posible, no solo el primero de abril sino todo el año. Pero ojo: ¡Hágalo bien! Hágalo sin seguirle el juego a las mafias que quieren seguirnos dominando a su antojo. Hágalo con la plena convicción de que la protesta solo va a beneficiar al país y no a esas camarillas de delincuentes de cuello blanco y cuna de oro. No lo haga porque se lo indiquen figuras oscuras y sin autoridad moral como los doctores Uribe y Ordóñez. Ni siquiera lo haga por usted. Hágalo por Colombia. Porque asistir a una marcha anticorrupción convocada por Uribe y Ordóñez es lo mismo que emprender una cruzada en contra de la pornografía al lado de Esperanza Gómez.

http://conlaorejaroja.com/con-rabo-de-paja/

3. Aquí no pasa nada

Mauricio Ceballos


Hace ya casi 20 años el periodista Mauricio Vargas Linares escribió un libro que en realidad era una profunda investigación sobre un presidente que “se iba a caer”, por el escándalo de la penetración de dineros ilícitos en su campaña presidencial. El hecho no pasó de ser un gran ruido mediático y aunque hoy todo el país recuerda el número del expediente en el que se radicó la investigación, el trabajo periodístico de don Mauricio en este momento, solo alimenta las principales bibliotecas del país; y de ahí no pasa.

Porque ni siquiera políticamente ha pasado mucho con algunos de los personajes tristemente célebres en aquel hecho. Pero es que nunca ha pasado nada con nada; recordemos que esta semana se cumplieron 27 años del asesinato de Bernardo Jaramillo, perteneciente a la Unión Patriótica y los medios se acordaron de que en este como en muchos casos, no pasa nada.

Alguna vez escuché decir que en nuestro país pasaban muchas cosas y que nadie tenía tiempo para digerir todo. Yo no creo en esa explicación. Pienso que en verdad vivimos del escándalo y del juicio sumario de los radio noticieros quienes casi siempre están mejor informados que la Fiscalía y en una o dos mañanas abren instrucción, presentan pruebas y juzgan para ver si la Justicia se decide a actuar. Lo cierto es que nada pasa porque todo nos distrae. La civilización del espectáculo de la que habla Vargas Llosa se ve retratada en nuestro país al hacer el ejercicio de solo entretenernos y no pensar. Porque así funciona y así es mejor. Y si acaso algunos se indignan, no pasa de ser un tsunami en las redes sociales, como el virus del momento, un ingrediente más del entretenimiento.

¿Ejemplos? Abundan. El más significativo podría ser el del expresidente y hoy senador, al que se le ha abierto más de doscientas investigaciones y ¡oh sorpresa! ninguna ha prosperado. Y es que ese es el mal del sistema, que todo en nuestro país está contaminado de corrupción, y entonces las investigaciones no se abren o si se abren no avanzan, o si avanzan los abogados expertos las hacen precluir, o si acaso terminan caen solo los alfiles, aquellos personajes casi siempre brillantes que o estaban mal relacionados o en el lugar equivocado, o simplemente no les guardaron la espalda y sus jefes se olvidaron de ellos.

débiles resultados que se le muestra a la opinión pública como grandes logros sin atacar nunca el problema principal. Y la solución, la mayoría de las veces es irse del país, para que los medios se olviden de tal o cual personaje; o, si es que no se van, se refugian en el sector privado mientras pasa la marea. Ya quisieran los felinos ser tan ágiles para saltar de cargo en cargo como ciertos personajes de la vida pública que sin ninguna vergüenza, hacen como si fuesen hombres y mujeres intachables pasando de un lado a otro sin reservas morales.

Y hoy, como si fuese una noticia de ficción, aquel presidente que casi se cae, se resguarda en la otra orilla y con cinismo habla de transparencia y lucha contra la corrupción. Da risa ver como aquí el refrán del rabo de paja no se cumple sencillamente porque a nadie le importa. Aquí nadie se quema por más de que se arrime a la candela. Por ello, los cínicos organizan marchas para protestar por las mismas conductas que propiciaron. También así, se siguen eligiendo los mismos por los mismos, porque a la gran mayoría de Colombianos “no les gusta la política”. Pr esto, no va a pasar nada con los cuestionamientos que a diario se les hacen a los personajes públicos. Y así, todo se queda en exhaustivas investigaciones que no conducen a nada.

Como nación, somos ciegos y sordos. No nos damos cuenta de las mentiras del populismo y como amateurs en el ajedrez, no comprendemos la estrategia de nuestros políticos.

Caricatura de Átomo

Somos incapaces de leer entre líneas y solo caemos en cuenta cuando el mal está hecho. Pero volvamos a la marcha organizada por los cínicos para el primero de abril. Es increíble que la gente salga a marchar con ellos sin leer lo que hay detrás que no es más que un cálculo electoral, una revisión del inventario político para el 2018, adobado con mentiras o verdades alternativas que alimentan la polarización. No puede ser posible que el colombiano promedio salga a marchar sin sonrojarse por seguirle el juego a unos cuantos.

Ojalá que tanto intelectual de Twitter, saliera a votar el día de las elecciones, pues éste, es el único camino; la vía más expedita para que el ciudadano haga que las cosas pasen. Ojalá que haya un verdadero castigo político, para que luego el judicial pueda avanzar. Ojalá, no nos sigamos quedando en el día a día de las noticias y pensando que la solución está en otros. Ojalá que por fin algún día los Colombianos dejemos de ser menores de edad y podamos pensar como adultos que se sienten responsables de su futuro y se apropian de él, informándonos y decidiendo.
Ojalá que como en aquel pueblo de la ficción de García Márquez, lo que comenzó como una idea, se materialice simplemente por la voluntad de querer que algo suceda.

http://conlaorejaroja.com/aqui-no-pasa-nada/

domingo, 26 de marzo de 2017

BANQUEROS SE BENEFICIAN DE SUBSIDIOS A POBLACIÓN MÁS EMPOBRECIDA

Bancos se benefician de subsidios para la población más empobrecida


John Martínez

Banqueros colombianos reciben miles de millones de pesos al año por comisiones en transacciones de subsidios para los sectores más empobrecidos. Así puede concluirse a partir del informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre los Programas de Transferencias Monetarias Condicionadas (PTMC), publicado a principios de marzo sin causar revuelo en el país. Dicho informe afirma que los gobiernos pagan altas comisiones a los bancos por administrar el dinero destinado a los subsidios para población empobrecida y que en el caso de «Perú y Colombia (se) reportan las más altas entre los países que tienen PTMC, ya que ascienden a 2.32 y 2.20 dólares (respectivamente) por transacción» (1). Unos 6.400 pesos colombianos.

Para el 2015 el Estado colombiano destinó 71,2 billones (2) de pesos para este tipo de subsidios, los cuales fueron repartidos en 62 programas (3) que benefician a millones de connacionales, sin embargo, el número de transacciones bancarias que implica la entrega de estos dineros, y con las cuales se determinaría una cifra exacta de lo cobrado por los bancos es incierto.

Aun así, la noticia causa indignación por la naturaleza de los subsidios, los cuales «tienen un doble objetivo. En primer lugar, pretenden reducir la pobreza actual por medio del pago de subsidios en efectivo. En segundo lugar, se centran en el desarrollo del capital humano de los niños pobres mediante pagos condicionados al cumplimiento de una serie de corresponsabilidades vinculadas con la salud y la educación»(4). Estos subsidios se entregan a través de transferencias bancarias a los ahora conocidos como personas de la tercera edad, así como a las madres bajo el supuesto de que ellas son quienes se encargan de las finanzas del hogar, según explica el BID. Es decir, son a las familias a quienes directamente afecta las altas comisiones de los bancos.

Así, este comportamiento es otro elemento para verificar el impacto de la financiarización en que entró desde hace décadas el Sistema Mundo Capitalista y sirve, además, para entender cómo el bancario es el sector dominante de la economía, así como revela la fiebre de riqueza de los banqueros, quienes hacen hasta de estos programas otro rubro para ensanchar sus abultadas arcas.
Sin embargo, mientras estas noticias pasan desapercibidas las que sí se difunden son aquellas que resaltan el supuesto espíritu filantrópico de banqueros que “donan” a sectores empobrecidos parte del dinero que ya les han quitado de antemano, no sin antes registrarlo en sus declaraciones de renta para así rebajar sus impuestos. Al fin y al cabo, la filantropía también es negocio.
________________




https://www.desdeabajo.info/colombia/31109-bancos-se-benefician-de-subsidios-para-la-poblacion-mas-empobrecida.html

sábado, 25 de marzo de 2017

QUE HAY DETRÁS DE LA RELACIÓN RUSIA TRUMP Y CUÁLES SON LOS INTERESES DEL PUEBLO

¿Qué hay detrás del furor sobre Rusia y Trump... y cuáles son los intereses del pueblo?


¿Qué hay detrás del intensificado furor —en el gobierno, los medios de comunicación y la sociedad— sobre las posibles conexiones entre Donald Trump y sus asesores cercanos y Rusia — antes, durante y después de las elecciones? ¿Y qué de los intereses del pueblo?

¿Que está pasando?

Se ha acusado a Rusia de entrometerse en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, entre otras cosas facilitando la publicación de correos electrónicos bochornosos pirateados del Comité Nacional Demócrata, y así afectando el resultado. Puede que sea cierto. También es posible que personas clave en la campaña de Trump se confabularan con Rusia en hacerlo, lo que sería aún más grave y políticamente explosivo. Además (y más grave aún), es posible que los rusos tengan información comprometedora sobre Trump (como afirmó un “dossier” del cual se informó ampliamente) que podría darles palanca en sus tratos con él.

Aun si ninguno de los cargos de interferencia de parte de Rusia o de colaboración de parte de Trump resultan ser verdaderos, parece que existen agudas diferencias en la clase dominante acerca de la actitud y postura de Trump hacia Rusia, las que reflejan o concentran diferencias sobre la estrategia global de Estados Unidos, incluido con respecto a sus alianzas, y con respecto a Europa, China y el Medio Oriente (y, más ampliamente, los países de mayoría musulmana).

Pero ¿qué actitud debe tener el pueblo —especialmente los millones de personas que odian a Trump y lo que representa— acerca de este furor sobre Rusia y Trump?

En primer lugar, tenemos que entender que estos son conflictos entre los gobernantes sobre cómo promover sus intereses imperialistas y mantener su sistema encima de un mundo de explotación y opresión — ¡NO sobre lo que es mejor para la humanidad!

No hay nada en ningún lado de esta batalla dentro de la clase dominante sobre las conexiones y políticas de Trump respecto a Rusia que representa, en modo alguno, en absoluto, los intereses de la humanidad.

Para los siete mil millones de habitantes de la Tierra, ¿qué han sido las consecuencias del orden mundial dominado por Estados Unidos que surgió de la derrota de Alemania y Japón en la II Guerra Mundial? El conjunto de alianzas dirigidas por Estados Unidos que permitió e impuso una era de explotación inhumana sin precedentes, desde las minas de Sudáfrica hasta las maquiladoras de Asia y las plantaciones de América Latina, defendidas por escuadrones de la muerte e invasiones.

¿Qué pasó cuando se fortaleció el imperialismo estadounidense después de la caída de la Unión Soviética en la década de los 1990? Resultó en nuevas alturas de explotación mundial, degradación humana, guerras sin fin y destrucción ambiental.

¿Y qué serían las consecuencias para esos siete mil millones de personas de un orden nuevo de Trump y Pence?

Por otra parte, debemos reconocer que los conflictos sobre estos intereses reaccionarios podrían alimentar o incluso incitar una crisis en la clase dominante, que les podría costar grandes problemas resolver. Tal crisis podría interactuar con la lucha de millones de personas desde abajo para posiblemente conducir a otras fuerzas en la clase dominante a destituir al régimen de Trump y Pence.

Pero a menos que la lucha de los millones de los de abajo sea dirigida y basada en general según el punto de vista de que el régimen de Trump y Pence tiene que largarse por el bien de la humanidad, porque es fascista, pues aunque de alguna manera se destituyera a Trump, no resolvería el problema ante nosotros. De hecho, es posible que nos encontremos aún peor que antes, con un régimen esencialmente fascista que tenga una política exterior distinta para perseguir los intereses imperialistas de los gobernantes.

Sin embargo, si tales conflictos en la cúpula se agudizaran en un momento en que millones de personas ESTÁN en las calles exigiendo la expulsión del régimen porque es fascista, entonces habría una mayor posibilidad del éxito verdadero.

Esto no quiere decir que las personas que ven la necesidad de expulsar al régimen de Trump y Pence, o las que están indignadas por el rumbo vertiginoso de este régimen, deban quedarse de brazos cruzados esperando que maduren esos conflictos dentro de la clase dominante. No es necesario que tales conflictos se intensifiquen primero para que sea posible expulsar al régimen. Puede ser que la lucha que venga de las masas populares, que exija la eliminación del régimen de Trump y Pence debido a su carácter fascista, se desarrolle poderosamente primero. Entonces esto, junto con los conflictos entre los gobernantes sobre cómo el régimen de Trump y Pence hubiera lidiado con tal agitación, y junto con las diferencias sobre la política exterior, podrían obligar a las fuerzas de la clase dominante a decidir que sus intereses requieran la destitución del régimen de Trump y Pence (aunque todavía maniobren dentro de eso, en aras de sus propios intereses).

Al navegar por este territorio volátil, es esencial permanecer arraigados en la realidad básica, y encontrar los medios para llevar a la gente esa realidad básica: la necesidad de expulsar al régimen de Trump y Pence porque es fascista y es un grave peligro para toda la humanidad.

 Periódico Revolución | revcom.us
http://revcom.us/a/483/que-hay-detras-del-furor-sobre-rusia-y-trump-es.html

viernes, 24 de marzo de 2017

COLOMBIA, UNA HISTORIA DE TIERRAS SIN RESOLVER

La reforma agraria y el problema de las tierras sin resolver en Colombia


Históricamente el problema de la tenencia y control de la tierra ha carecido de soluciones efectivas que garanticen la sostenibilidad del campo colombiano

El despojo a manos de los paramilitares y las grandes multinacionales – aliadas en muchos casos con los primeros – que se dedicaron a expandir sus unidades bélicas y productivas

Las voluntades políticas giran en torno a los intereses de grandes multinacionales que mediante mecanismos legales amañados buscan apoderarse de grandes porciones de tierra fértil

Los conflictos territoriales son un asunto histórico de difícil resolución, para hacernos a una idea del problema es necesario recordar la época en que se originaron las disputas por el control y la tenencia de la tierra

Por: Edwin Gutiérrez Barrero

En agosto de 2015 el DANE dio a conocer los resultados del tercer censo nacional agropecuario después de 45 años del último informe realizado en 1970. El estudio revela – entre otros aspectos – el uso del suelo, las características de las unidades productivas, los factores productivos y una caracterización general de los productores agropecuarios y la población rural dispersa del país. Sin duda alguna constituye una herramienta de alto valor para la toma de decisiones tendientes a implementar una reforma agraria eficiente y eficaz ya que hablar de reforma agraria en tiempos de posconflicto es obligatorio como quiera que la propiedad de la tierra ha sido y es un factor determinante del conflicto armado Colombiano. Implica devolverse a momentos históricos que explican el origen, los propósitos que perseguía y el porqué de los fracasos en cada intento de implementación de esta política.

Los conflictos territoriales son un asunto histórico de difícil resolución, para hacernos a una idea del problema es necesario recordar la época en que se originaron las disputas por el control y la tenencia de la tierra.

Durante la conquista española, en el año 1499, se adelantaron una serie de expediciones que pretendían explorar nuevos territorios. 26 años después se fundó Santa Marta, la primera ciudad Colombiana, construida sobre una bahía que facilitaba el arribo de galeones de la Corona que luego zarpaban repletos de riquezas que extraían del territorio perteneciente al pueblo Tayrona considerada la comunidad más avanzada de América durante la época prehispánica pues sus principios y creencias hicieron que desarrollaran técnicas agrícolas y urbanísticas en perfecto equilibrio con el planeta.

El choque cultural que produjo el encuentro entre los conquistadores europeos y esta comunidad inicialmente dio para establecer algunas relaciones cordiales que luego se convirtieron en batallas por el control territorial frente a las tropas de despojadores comandadas por personajes a los cuales se les rinde homenajes durante la conmemoración de la fundación de algunas ciudades en la actualidad.

Los españoles querían aprovechar los recursos disponibles para alcanzar sus propósitos expansionistas y para lograrlo se valieron de las “Capitulaciones de Santa Fe” que consistían en un pacto entre Cristóbal Colon y la realeza cuyo objetivo era apropiarse de las tierras descubiertas para fundar allí poblaciones.

Este modelo puede catalogarse como la primera reforma agraria que existió y transformo una estructura tradicional de propiedad indígena basada en la subsistencia de los pueblos a través de la agricultura en un sistema caracterizado por la presencia de relaciones de poder entre patrones europeos y peones nativos de los territorios descubiertos.

Después de las “capitulaciones de Santa Fe”, aparecieron otra serie de mecanismos para legitimar la propiedad: las “cedulas Reales del Pardo”, “las leyes de Indias” y su libro IV que se ocupaba entre otros asuntos del reparto de tierras, las “cedulas de San Lorenzo e Ildefonso y por último, en 1821, la aparición de los títulos de propiedad y del concepto “baldios” como se le denominaba a aquellos terrenos que carecían de dicho documento que acreditara la propiedad.

100 años después, hacia la década de 1920, muchos campesinos decidieron irse a las ciudades en búsqueda de oportunidades distintas a las que ofrecían los terratenientes o grandes hacendados para suplir la demanda de mano de obra del desarrollo capitalista propiciado por los excedentes del café y la creciente inversión pública.

Dicho fenómeno migratorio traería consigo consecuencias más graves que los mismos problemas de carencia de fuerza de trabajo pues el campo paulatinamente se fue quedando solo; los procesos de tenencia y concentración de la tierra fueron modificados dando pasó a otros fenómenos como el de la colonización de territorios desolados, ocasionados por varias circunstancias de orden social y político, entre los más importantes se destaca que los campesinos que trabajaban en las grandes haciendas de los latifundistas o los que tenían pequeñas parcelas en arrendamiento no participaron de los beneficios que trajo consigo el desarrollo y la modernización capitalista pues no poseían tierras, y por tanto no podían establecer monocultivos como el café que aseguraban los mayores ingresos.

Con el comienzo de la violencia partidista en 1948 también empezó a generarse el desplazamiento de las comunidades rurales hacia las zonas urbanas, dicho fenómeno obligo al gobierno de turno a implementar una ley que reactivara la economía que se había visto afectada por el surgimiento del conflicto armado y de paso detuviera la ola de invasiones a propiedades privadas.

La ley de reforma social agraria pretendía dotar de tierras a los campesinos despojados o sin títulos de propiedad, incluirlos dentro del aparato productivo nacional y proveerlos de servicios sociales para garantizar su permanencia en el campo.

Fue en el año de 1961 que Carlos Lleras Restrepo sanciono la ley 135 de reforma agraria con un enfoque reformista que buscaba darle fin a la violencia de los años 50 y dar paso al desarrollo rural. Para dar viabilidad a la ley, fue creado el INCORA y el IDEMA, dos institutos de carácter público que tenían como misión implementar y ejecutar la reforma agraria.

Entre sus funciones estaban la compra y titulación de predios a campesinos despojados o sin propiedad y la creación de factores propicios para el buen uso y aprovechamiento de la tierra, también la regulación de mercados y fijación de precios, la creación de grandes cadenas productivas y comerciales para el mercadeo de los productos agropecuarios, la importación de faltantes de producción y en general todas aquellas condiciones que garantizaran la sostenibilidad y productividad de las explotaciones campesinas conocidas como unidades agrícolas familiares.

Como era de esperarse, los intentos por consolidar la reforma fracasaron, problemas tan graves como la corrupción y la desidia administrativa volvieron ineficientes los organismos recién creados. El INCORA, por ejemplo, era un organismo con excesiva carga burocrática producto del clientelismo político, la corrupción era un fenómeno demasiado común por aquella época (en la actualidad aún más) y la ineficiencia de este “elefante” gubernamental terminó por enterrar una reforma que nunca alcanzo los objetivos trazados a causa de múltiples factores, entre los más graves, los que acabo de citar y el interés de los grandes terratenientes en que no se restituyera ni se otorgara tierra a pequeños productores que llevaban muchos años trabajando el campo.

Históricamente el problema de la tenencia y control de la tierra ha carecido de soluciones efectivas que garanticen la sostenibilidad del campo colombiano, las voluntades políticas giran en torno a los intereses de grandes multinacionales que mediante mecanismos legales amañados buscan apoderarse de grandes porciones de tierra fértil para establecer allí monocultivos o extraer minerales, una modalidad agrícola y extractiva lesiva y peligrosa para la seguridad y soberanía alimentaria de las comunidades tanto rurales como urbanas.

Esto sin mencionar que en Colombia se ha venido dando algo a lo que los teóricos llaman reconfiguración cooptada del estado que se da cuando grupos al margen de la ley y demás actores violentos inciden en la política local de poblaciones en todo el territorio nacional para poner los aparatos gubernamentales al servicio de intereses oscuros, entre estos el despojo de tierras y por ende el desplazamiento forzado.

En este caso es necesario mencionar el despojo a manos de los paramilitares y las grandes multinacionales – aliadas en muchos casos con los primeros – que se dedicaron a expandir sus unidades bélicas y productivas en muchos territorios y corredores estratégicos despojando de sus propiedades a campesinos y colonos asentados durante muchos años allí.

Casos como el de multinacionales petroleras, mineras y agroindustriales al igual que de grupos paramilitares aún se repiten en nuestro país, basta con dar una mirada a varias zonas en las que se desarrollan monocultivos de caña de azúcar y alcohol carburante, palma de aceite, banano, café, etc. Y a grandes yacimientos de petróleo o minas de diversos minerales, entre estos el oro, este último reviste gran importancia al momento de explicar muchos conflictos dentro de las regiones pues su extracción se lleva a cabo de manera artesanal, legal, ilegal y a gran escala lo que origina diversos fenómenos sociales que trae implícitos la minería al momento de llegar a las comunidades a desarrollar sus actividades.

http://www.las2orillas.co/la-reforma-agraria-problema-las-tierras-sin-resolver-colombia/

jueves, 23 de marzo de 2017

EL HAMBRE BAJO EL CAPITALISMO Y LAS MENTIRAS CONTRA EL SOCIALISMO


POR RO 

La muerte de millones de personas por física hambre, al lado del frenético incremento de la productividad de alimentos en el planeta, es uno de los tantos hechos que reflejan la irracionalidad del sistema económico actual. Ejemplo de esto es que en el mundo, mientras la cosecha de maíz en 2017 superó el récord de 1010 millones de toneladas alcanzado en la cosecha 2014-2015 (Ver: el mundo podría tener la mayor cosecha de toda su historia), según cifras oficiales hay casi 800 millones de personas que no tienen alimentos suficientes y 66 millones de niños estudiantes de primaria asisten a clases con hambre.

Las cifras son tan dramáticas y escandalosas que motivaron un Editorial del periódico El Espectador del 12 de marzo de 2017, alertando que “El mundo está a punto de vivir una tragedia sin precedentes en los últimos 70 años. ‘Desde principios de año estamos enfrentándonos a la mayor crisis humanitaria desde la creación de las Naciones Unidas. Hay más de 20 millones de personas en cuatro países que sufren inanición. Sin esfuerzos globales y coordinados, morirán de hambre’”… “Es, sin lugar a dudas, la mayor crisis humanitaria desde la terminación de la Segunda Guerra Mundial en 1945”, a lo que se suma que aproximadamente 5.6 millones de niños menores de 5 años mueren cada año por desnutrición y “cada diez minutos fallece un niño por una enfermedad prevenible”. Paradójicamente, la misma publicación denuncia que ante esta situación en “Estados Unidos se anuncia el aumento del gasto militar en US$54 billones y un recorte sustancial a la cooperación externa para países en desarrollo que tanto la necesitan.”

Curiosamente los señores de El Espectador se rasgan las vestiduras para mostrarse “humanistas” ante esta tragedia mundial, mientras callan que el 60% de la población urbana y el 86% de la población rural de Colombia vive en los límites del hambre y de la pobreza; y que según el Instituto Nacional de Salud – INS, entre enero y mayo del año pasado, habían muerto en el país 94 niños por desnutrición; eso al lado de la existencia del mayor presupuesto para la nación, que hoy encabeza el asesino Juan Manuel Santos.

Los “humanistas” del diario bogotano, se muestran preocupados por la muerte por hambre en los países africanos y del Oriente, pero callan respecto a que en Colombia actualmente 17 millones de litros de agua se gasta la empresa imperialista El Cerrejón para regar sus carreteras, mientras que a los indígenas Wayuu se les han muerto casi 5000 infantes por desnutrición en los últimos años, apenas pudiendo acceder a 0.7 litros de agua de consumo diario. Según otro informe oficial reciente, que también callan los editores del periódico en mención, 5700 niños menores de cinco años murieron en los últimos cinco años por desnutrición, donde la mayoría de los casos se concentra en los departamentos de La Guajira y Cesar, con pacientes que fallecen, por lo general, en instituciones públicas, pero también en plena calle. Mientras tanto, Santos recorrió hace algunas semanas las comunidades de la Alta Guajira prometiendo agua, puestos de salud y kits de alimentación, pero los niños siguen muriendo, lo cual es una muestra más de la democracia burguesa: efectiva para favorecer a los poseedores, demagogia y represión para los pobres.

La burguesía y sus escritores, expertos en tergiversar la historia, se han dedicado a ocultar o minimizar los grandes desastres humanos causados por su insaciable sed de ganancia; y una de las argucias más utilizadas es la de inculpar a los comunistas por supuestas grandes matanzas contra la humanidad; que aún si fueran ciertas tamañas calumnias, serían ínfimas comparándolas con las reales y dramáticas soportadas bajo el feudalismo y el capitalismo, centuplicadas además desde que llegó a su fase imperialista. Un ejemplo de ello es la calumnia contra la revolución china y personalmente contra Mao Tse-tung: en el siglo pasado, cuando China era una colonia de ingleses, franceses y gringos, está documentado un desangre entre 1850 y 1864, de estos reaccionarios en alianza con los gobernantes imperiales chinos, de entre 20 y 40 millones de personas. A Mao Tse-tung y al Partido Comunista de China les adjudicaron gratuita y perversamente una hambruna que supuestamente dejó 14 millones de personas muertas entre 1959-1961. Como si esta campaña de cifras falsas fuera poca, en primera lista de sus buscadores en internet, señalan a Mao como un terrible inquisidor que mató a 70 millones de personas.

Así también vilipendiaron la Dictadura del Proletariado en Rusia, cuando rodeados de 14 potencias imperialistas y con una furiosa resistencia de los campesinos ricos desde adentro, a la nueva patria socialista se le impuso una lucha desesperada entre la vida y la muerte para someter la resistencia capitalista y expulsar a los imperialistas de las fronteras, cargando además con la miseria que dejó el zarismo a la sociedad; los medios de comunicación al servicios de los reaccionarios, les imputó a los bolcheviques, de dos a tres millones de muertos por hambrunas y a Stalin lo muestran como otro dictador que sólo crucificó a unos cuantos cientos de miles de personas menos que Hitler.
La Revolución Socialista en Rusia y China mostró el camino y la solución

Todo lo contrario de la falacia que propagan los reaccionarios, fue en la campaña de El Gran Salto Adelante liderada por el Partido Comunista de China, con Mao Tse-tung a la cabeza, donde se tomaron medidas económicas, sociales y políticas con el objetivo de transformar esa economía agraria milenaria, dependiente y atrasada hasta 1949, en una socialista, con una rápida y fuerte industrialización y colectivización de la agricultura. Dicha campaña, desarrollada entre 1958 y 1961, logró romper el cerco económico capitalista y la pérdida de la ayuda de la Unión Soviética, ya en manos de la nueva burguesía.

Tal fue el progreso del socialismo que en unas cuantas décadas pudo igualar la producción de alimentos de las grandes potencias imperialistas, conseguida luego de por lo menos dos siglos de dominio en el mundo occidental. En 1937 la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) producía más en alimentos que EE.UU. y Canadá juntos (para alimentar a la población, no para producir combustibles). En 1938 la URSS en cifras mundiales produce: la tercera parte del total del trigo, la mitad de la producción de avena y el 80% de la producción de centeno, además de ocupar el primer lugar en la producción de azúcar de remolacha. Pero esta verdad la acallan los reaccionarios porque su interés es prolongar la infernal dominación de clase burguesa. En cuanto a la revolución socialista de China, de 1949 a 1976, generó enormes mejoras en la vida del pueblo chino. De 1949 a 1975 la esperanza de vida se duplicó de 32 a 65 años. ¡A comienzos de los años 70, Shanghai tenía una tasa de mortalidad infantil menor que Nueva York! Con Mao, la economía industrial china tuvo un crecimiento impresionante, un promedio de 10% al año, incluso durante la Revolución Cultural. Entre 1949 y 1976 China, el supuesto “enfermo de Asia”, se transformó en una potencia industrial importante, con una tasa de desarrollo igualada solamente por los grandes auges de crecimiento de la historia y lo logró sin explotación ni ayuda extranjera y en medio de un ambiente internacional hostil.

En cuanto a la Revolución de Octubre de 1917, logró en lo social el primer sistema sanitario gratuito y universal, que elevó la esperanza de vida de los soviéticos, de menos de 40 años en 1917, a llegar a los niveles de occidente en los 80 (70 años). Los logros del sistema sanitario y de la erradicación del hambre se pueden comparar igualmente con la estatura media de los soviéticos, en 1917 1.60 m., en los 80 casi 1.80 m. Este sistema sanitario descubrió el parto sin dolor y realizó los primeros trasplantes de órganos en el mundo.

Jamás la burguesía podrá resolver los problemas sociales de la humanidad, porque su sistema económico social está basado en la propiedad privada y en la ganancia individual, por lo que entre más se produzca y más ricos sean los monopolios, más hambre y miseria habrá entre los oprimidos y explotados. Solo el socialismo, basado en la producción colectiva y con el máximo objetivo de elevar incesantemente el bienestar de los trabajadores, puede resolver los grandes problemas que padece la humanidad, para esto es que se requiere la Revolución Proletaria y la Dictadura del Proletariado, para poder garantizar este inevitable avance social hacia la verdadera libertad y el progreso al servicio de la humanidad.

http://www.revolucionobrera.com/actualidad/el-hambre-bajo-el-capitalismo-y-las-mentiras-contra-el-socialismo/

miércoles, 22 de marzo de 2017

A PROPÓSITO DE LA MUERTE DE UN “FILÁNTROPO” DESALMADO


POR RO

El último de los barones de la dinastía Rockefeller murió a los 101 años. A pesar de los esfuerzos por evitarlo, no pudieron seguir prolongando su detestable vida. El sistema que representa esta familia, también agoniza constriñendo el desarrollo social; la propiedad privada y la explotación del trabajo asalariado, sobre las que descansa el capitalismo, se han convertido en un estorbo para el libre desarrollo de la humanidad y se necesita ayudarlo a morir para que vuelva a florecer la vida.

Las clases dominantes de la sociedad perduran más allá de los individuos y sus intereses económicos y políticos prevalecen, hasta que sean sometidos por una revolución que haga avanzar la historia e impulse el desarrollo. Esa es una ley inexorable. De ahí que la filantropía de los burgueses como David Rockefeller, quien donó la mitad de su riqueza a los pobres, sea un gesto hipócrita para maquillar la profunda desigualdad social creada por el poder de la clase capitalista y las leyes de este sistema en agonía, que ha ocasionado la acumulación de la riqueza en una minoría parásita a cambio de la expropiación, la superexplotación, el hambre y la miseria general en la humanidad.

Muchos reformistas pregonan como salida al desastre social y al peligro de existencia de la vida misma en el planeta, con que amenaza la dominación capitalista, pueden remediarse haciendo conciencia en magnates como Rockefeller, convenciéndolos de permitir que el mundo avance al uso de energías limpias, refinanciando las entidades dedicadas a la ayuda contra la desigualdad mundial, controlando las emisiones de monóxido de carbono, la deforestación, la caza indiscriminada, la usura, las guerras, etc., etc., pero la vida y obra de estos emblemáticos zánganos explotadores, es una muestra de que antes muertos que renunciar a su poder económico y político.

Los Rockefeller son la representación de la guerra y la muerte que ha traído el petróleo en la sociedad capitalista, pero no solo esto, son además la personificación de cómo se maneja el poder burgués en los clubes de ricos y poderosos como el Bilderberg, el poder detrás del parlamento y la presidencia, pues es allí donde se resuelve el qué hacer para fortalecer los intereses monopolistas en el orbe. Los atentados terroristas en New York en 2011 y achacados a Al-Qaeda, están vinculados con la propiedad y los intereses económicos de este señor y su familia. De esto no hablan los biógrafos burgueses interesados en mostrar la filantropía y la austeridad de David Rockefeller, de su divorcio del poder político y de los cargos en el Estado como lo principal de su vida, cuando por el contrario, esto es secundario y apenas una tapadera de lo que era en realidad: calculador, inhumano, avaro, asesino, explotador y destructor de la naturaleza, tanto, como el sistema que representó.

El proletariado debe aprender que la única manera de acabar con el infierno de la explotación asalariada y la opresión imperialista es mediante la revolución. La voluntad y la naturaleza devoradora y depredadora de las clases dominantes y sus representantes no se cambia, porque la ganancia es el ADN que identifica la clase capitalista, nacida de la expropiación y sometimiento de los pueblos, a quienes ahogó en sangre para surgir en la historia como clase dominante.

Es ilusorio pensar que los reaccionarios como Rockefeller un día dejarán toda su fortuna y renunciarán a su dominación de clase por las buenas, como se quiere mostrar al resaltar la labor humanitaria que hacía esta familia en los últimos años de su siniestro abuelo David. Lejos está la llamada voluntad política de los explotadores para resolver los grandes problemas que han creado; por el contrario, así los muestren como filántropos los loros cagatintas, su voluntad política real está en el fortalecimiento de su dictadura de clase por todo el mundo y en todos los países; por ello, este no es el momento de abandonar las armas para quienes luchan contra el Estado opresor como lo hacen los jefes guerrilleros colombianos, pues la rebelión se justifica y con ella la lucha armada contra la dominación de los expropiadores; no es un momento para la conciliación y concertación con los patronos como pregonan los traidores jefes sindicales, sino para azuzar la pelea independiente y revolucionaria de la clase obrera en fiera defensa de sus intereses; no es un momento para condolerse de la crisis general de un sistema que agoniza y esperar a que los representantes del poder como los herederos Rockefeller y los nuevos monopolios más poderosos que esta familiar petrolera y banquera, decidan cambiar la política, salvar la sociedad y la vida.

Los obreros deben tomar la iniciativa histórica y acometer el futuro con la fuerza de sus propias manos, sin la esperanza que sus bandidos enemigos se arrepentirán y cambiarán su postura de clase antagónica, renunciando a su maquinaria de muerte y a su fábrica de billetes con que han sometido y empobrecido a la sociedad. Este es un momento para la lucha revolucionaria; para la organización independiente en un partido político revolucionario del proletariado; para la preparación del levantamiento popular por el camino de la Huelga Política de Masas y la Revolución Socialista, como parte de la Revolución Proletaria Mundial. Este es el tiempo de la crisis económica del sistema mundial capitalista y del avance de la revolución.

http://www.revolucionobrera.com/actualidad/a-proposito-de-la-muerte-de-un-filantropo-desalmado/

EEUU Y LA CONFRONTACIÓN LETAL ENTRE DOS FORMAS DE IMPERIALISMO

EEUU presencia una confrontación letal entre dos imperialismos


James Petras

El ejército estadounidense ya es la fuerza de combate más poderosa del mundo y Estados Unidos gasta mucho más que cualquier otro país en defensa.

El militarismo de Estados Unidos ha crecido exponencialmente a lo largo de las dos primeras décadas del siglo XXI, amparado tanto por los presidentes demócratas como por los republicanos. La histeria con la que los medios de comunicación de masas se han hecho eco del aumento del gasto militar del presidente Trump ignora deliberadamente la enorme expansión que tuvo el militarismo, en todas sus facetas, bajo la presidencia de Obama y de sus dos predecesores, Bill Clinton y George Bush Jr.

En este artículo procederemos a comparar y analizar el ininterrumpido aumento que ha experimentado el militarismo en los últimos diecisiete años. Luego demostraremos que el militarismo es un rasgo estructural esencial mediante el cual el imperialismo estadounidense se inserta en el sistema internacional.

Militarismo

Los enormes incrementos en el gasto militar han sido una constante con independencia de quién fuera el presidente de EE.UU. y de la retórica utilizada en campaña sobre el recorte del gasto militar para dedicar más recursos a la economía interna.

Bill Clinton incrementó el presupuesto bélico de 302 mil millones de dólares (m$) en 2000 a 313 mil m$ en 2001. Bajo el presidente Bush hijo, el gasto militar se disparó de 357 mil m$ en 2002 a 465 mil m$ en 2004 y a 621 mil m$ en 2008. Bajo el presidente Obama (el “candidato de la paz”), el gasto militar siguió creciendo de 669 mil m$ en 2009 a 711 mil m$ en 2011 para luego “descender” a 596 mil m$ en 2017. En la actualidad, el recién instalado presidente Trump ha solicitado un incremento hasta los 650 mil m$ para 2018.

Es necesario clarificar algunas cosas: el presupuesto militar de Obama en 2017 no incluía el coste de diversos departamentos del gobierno “relacionados con la Defensa”, entre ellos el aumento de 25 mil m$ para el programa de armas nucleares del departamento de energía. El gasto militar total de Obama para 2017 ascendió a 623 mil m$, es decir, 30 mil m$ menos que la propuesta de Trump. Además, el presupuesto asignado por Obama a las Operaciones de Contingencia en el Exterior (OCO, por sus siglas en inglés), que no se incluye en las propuestas presupuestarias anuales, se disparó durante su mandato. Esta partida se destina a pagar las guerras de EE.UU. en Afganistán, Irak, Siria, Yemen, Libia y muchos otros países. La realidad es que, en sus ocho años de presidencia, Obama superó en más de 816 mil m$ el gasto militar de George Bush hijo.

El aumento del gasto militar propuesto por Trump está en consonancia con la trayectoria del presidente demócrata, al contrario de lo que afirman los medios de comunicación de masas. Claramente, tanto demócratas como republicanos han aumentado tremendamente su dependencia del ejército como fuerza impulsora del poder mundial. El presupuesto bélico de Obama incluyó siete mil 500m$ para “operaciones contra el ISIS” (un aumento del 50%) y ocho mil m$ para la ciberguerra y el (contra)terrorismo, pero el mayor incremento fue el destinado a aviones de combate indetectables por radar, submarinos nucleares y portaaviones, claramente destinados a enfrentamientos con Rusia, China e Irán. Las tres cuartas partes del presupuesto fueron destinadas a la Armada y la Fuerza Aérea.

Bajo la presidencia de Obama, la escalada de armamento no tuvo como objetivo el combate contra “grupos terroristas” sino contra China y Rusia. Washington tiene la determinación de llevar a la bancarrota a Rusia, con el fin de retornar al vasallaje de la época anterior a Putin. La feroz campaña de la CIA (Obama) y del Partido Republicano contra Trump se fundamenta en su apertura hacia Rusia. La clave para alcanzar la dominación unipolar que EE.UU. lleva décadas intentando lograr depende ahora de que pueda despojar a Trump de su poder y de su gabinete, los cuales se considera que socavan, parcial o totalmente, la estructura del imperialismo estadounidense basado en la potencia militar que han intentado lograr las previas cuatro administraciones.

Aparentemente, el incremento del gasto militar de Trump responde a que quiere convertirlo en una “baza de negociación” de su plan para expandir las oportunidades económicas estadounidenses, llegando a acuerdos con Rusia y renegociando el comercio con China, Asia Oriental (Singapur, Taiwán y Corea del Sur) y Alemania, países acreedores de la mayor parte del déficit comercial anual de Estados Unidos, cifrado en cientos de miles de millones de dólares.

Los repetidos contratiempos de Trump, la presión constante ejercida sobre los cargos que ha nombrado y los estragos que han causado en todas las facetas de su persona y de su vida personal los medios de comunicación de masas, a pesar del ascenso histórico del mercado de valores, indican la existencia de una profunda división en el seno de la oligarquía estadounidense sobre el manejo del poder y sobre “quién gobierna”.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial no habíamos presenciado unas divisiones tan fundamentales en torno a la política exterior. Las anteriores discusiones partidistas han quedado desfasadas. La prensa financiera (el Finantial Times y el Wall Street Journal) está descaradamente alineada con los militaristas, mientras que los agentes financieros de Wall Street respaldan los programas internos favorecedores del empresariado y la apertura conciliatoria con Rusia y China. La mayor parte de la maquinaria de propaganda, es decir, los llamados laboratorios de ideas o think tanks, con sus establos de académicos, “expertos”, editorialistas e ideólogos liberales y neoconservadores, promueven una agresión militar contra Rusia. Mientras tanto, los medios de comunicación populistas, los seguidores de base de Trump, los empresarios nacionales y las cámaras de comercio del país presionan para conseguir rebajas fiscales domésticas y medidas proteccionistas.

El ejército está a favor de Trump y de su concepto de guerras regionales que logren beneficios económicos. Por el contrario, la CIA, la Armada y las Fuerzas Aéreas, que se beneficiaron enormemente con los presupuestos bélicos asimétricos de Obama, buscan una política de confrontaciones militares globales con China y Rusia y múltiples guerras contra sus aliados, como Irán, sin considerar la devastación que provocarían tales políticas en la economía interna.

El concepto de imperialismo de Donald Trump se basa en la exportación de productos y la captura de los mercados, al tiempo que atrae el capital de las corporaciones multinacionales de regreso a Estados Unidos para que reinviertan sus beneficios (actualmente cifrados en más de un billón de dólares que se quedan en el extranjero) en el mercado interno. El nuevo presidente se opone a las alianzas económicas y militares que han incrementado el déficit comercial estadounidense, en contraste con las anteriores administraciones de militaristas que aceptaron gigantescos déficits comerciales y un gasto desproporcionado en intervenciones militares, bases en el exterior y sanciones contra Rusia y sus aliados.

El objetivo de Trump de obligar a que Europa Occidental contribuya económicamente con una mayor cuota de los gastos de la OTAN (reduciendo así la dependencia europea de los gastos militares estadounidenses) cuenta con el rechazo de ambos partidos políticos. Cada uno de los pequeños pasos acometidos por Trump para mejorar las relaciones con Rusia ha levantado la ira de los imperialistas militaristas que controlan las direcciones de demócratas y republicanos.

El imperialismo militarista ha ofrecido unas pocas concesiones tácticas a los aliados de Rusia: los acuerdos inestables con Irán y el Líbano y los endebles acuerdos de paz en Ucrania. Al mismo tiempo, Washington está ampliando sus bases militares desde las regiones nórdicas-bálticas hasta Asia. Y amenaza con apoyar golpes militares en Brasil, Venezuela y Ucrania.

La finalidad estratégica de estas acciones belicosas es rodear y destruir a Rusia como potencial contrapeso independiente a la supremacía global estadounidense.

Las políticas iniciales de Trump tienen como objetivo convertir Estados Unidos en una “fortaleza”: el aumento del presupuesto militar, el reforzamiento del poder policial y militar a lo largo de la frontera mexicana y en los estados del Golfo ricos en petróleo. La agenda de Trump pretende reforzar el poder del ejército en Asia y otros lugares con el fin de mejorar la posición económica de Estados Unidos de cara a una negociación bilateral con el objetivo de aumentar los mercados para la exportación.

Conclusión

Cuatro tanques del ejército de los Estados Unidos se aproximaron a la frontera de Rusia por Estonia, como parte de una maniobra de la OTAN. Foto: David Mdzinarishvili/ Reuters.

Estados Unidos está presenciando una confrontación letal entre dos imperialismos muy polarizados.

El militarismo, la forma asentada del imperialismo estadounidense, está profundamente arraigado dentro del aparato permanente del Estado. En este se incluyen los 17 organismos de inteligencia, los departamentos de propaganda, la Armada y las Fuerzas Aéreas, así como el sector de alta tecnología y las élites económicas capitalistas que se han beneficiado de las importaciones extranjeras y de la mano de obra cualificada barata a expensas de los trabajadores estadounidenses. Su historial está repleto de guerras desastrosas, pérdida de mercados, reducción de los salarios, deterioro del nivel de vida y traslado de empleos bien remunerados al extranjero. En el mejor de los casos, lo único que han conseguido es asegurarse la lealtad de unos pocos regímenes vasallos débiles, pagando un precio enorme.

La pretensión del régimen de Trump de diseñar una alternativa imperialista se basa en una estrategia más sutil: utilizar el poder militar para mejorar el mercado laboral interno y conseguir el respaldo de las masas para realizar intervenciones económicas en el extranjero.

Ante todo, Trump es consciente de que no es posible aislar a Rusia de sus mercados europeos ni derrotarla mediante sanciones. Esto le ha llevado a proponer la negociación de un acuerdo global que permita tratos comerciales a gran escala, lo que favorecería a los bancos estadounidenses, así como a los sectores del petróleo, la agricultura y la alta industria.

En segundo lugar, Trump es partidario del “imperialismo social”, gracias al cual los mercados de exportación basada en la industria local, mano de obra y bancos estadounidenses producirían un aumento de los salarios y de los beneficios para las empresas y los trabajadores de este país. El imperialismo de EE.UU. no dependería de invasiones militares costosas y destinadas al fracaso, sino de “invasiones” del extranjero a cargo de las industrias y bancos estadounidenses que luego retornarían sus beneficios a EE.UU. para poder invertir e impulsar el mercado de valores ya estimulado por sus planes anunciados de desregulación y recortes fiscales.

La transición del presidente Trump hacia este nuevo paradigma imperial se enfrenta a un adversario formidable que hasta el momento ha conseguido bloquear su agenda y que amenaza con derribar su régimen.

Trump no ha sido capaz, desde el principio, de consolidar el poder del Estado, un error que ha socavado su administración. Aunque la victoria electoral le situó en la Oficina de la Presidencia, su régimen es solo un aspecto del poder del Estado, vulnerable a la erosión y destitución inmediata por parte de las ramas coercitiva y legislativa, determinadas a provocar su defunción política. Las otras ramas del gobierno están llenas de remanentes del régimen de Obama y de los anteriores y completamente comprometidas con el militarismo.

En tercer lugar, Trump no ha conseguido movilizar a sus partidarios entre las élites y a su masa de seguidores en torno a unos medios de comunicación alternativos. Sus “tuits de primera hora de la mañana” son un contrapeso muy débil al ataque concentrado de los medios de comunicación sobre su forma de gobierno.

En cuarto lugar, aunque Trump ha logrado algunos apoyos internacionales tras sus encuentros con gobernantes de Japón e Inglaterra, dio marcha atrás a sus negociaciones con Rusia, fundamentales para socavar a sus adversarios imperiales.

En quinto lugar, Trump no ha conseguido conectar sus políticas de inmigración con un programa eficaz para relanzar el empleo interno ni sacar a la luz y capitalizar las draconianas políticas antiinmigración puestas en marcha por la administración Obama, mediante las cuales se encarceló y se expulsó del país a millones de personas.

En sexto lugar, Trump ha fracasado a la hora de comunicar el vínculo entre sus programas económicos favorecedores del mercado y el gasto militar y su relación con un paradigma totalmente diferente.

Como consecuencia de todo ello, el éxito del ataque militarista liberal-neoconservador al nuevo presidente ha puesto en retirada su estrategia central. Trump se encuentra sometido a un asedio que lo pone a la defensiva. Aunque consiga sobrevivir a este ataque concentrado, su concepción original de “reconstruir” la política imperial y la política interna de EE.UU. está destruida y los pedazos de esta mezclarán lo peor de ambos mundos: Sin la expansión de los mercados exteriores para los productos estadounidenses y un programa de empleo interno que logre el éxito, las perspectivas de que Donald Trump vuelva a las guerras en el extranjero y abra paso a la caída del mercado no dejan de aumentar.

(Tomado de Humanidad en Red)

https://www.desdeabajo.info/politica/31074-eeuu-presencia-una-confrontacion-letal-entre-dos-imperialismos.html

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons