Sponsor

Recent

CHILE Y VENEZUELA, LECCIONES Y DESAFÍOS

DOSSIER: 

1. LECCIONES DE CHILE Y VENEZUELA
El nacionalismo ultraconservador pinochetista y la partidocracia antinacional, coincidieron en manipular los volátiles resortes sicológicos y emocionales que subyacen en toda sociedad enajenada

José Steinsleger
https://www.elclarin.cl/wp-content/uploads/2021/11/Kast-y-Boric-1140x620.jpg

En los comicios presidenciales y regionales celebrados en Chile y Venezuela volvió a evidenciarse la diferencia entre lo nacional popular y el nacionalismo conservador: el primero responde a las luchas históricas del pueblo, y el segundo a los prejuicios de la sociedad, mediáticamente inducidos.

Ambos países tuvieron políticos nacionales destacados. V. gr: Salvador Allende, socialista (1970-73), y Rafael Caldera, democristiano (1994-98). Allende fue traicionado por un militar nacionalista ultraconservador (Augusto Pinochet, 1973), y Caldera entregó el poder a un militar nacional y revolucionario que ganó las elecciones presidenciales (Hugo Chávez, 1998).

Con el respaldo de Washington, Pinochet impuso el terrorismo de Estado para ejecutar el modelo neoliberal de la escuela económica de Chicago, patrón que planificó la inclusión y la exclusión con lupa y escuadra, y que a partir de 1990 adoptó formas de alternancia, entre políticos que mal o bien se subordinaron a la voluntad del tirano.

Chávez (y más tarde el presidente Nicolás Maduro) impulsó la revolución bolivariana. Un modelo de inclusión parejo que desde el arranque, a diferencia del chileno, fue hostigado, saqueado, bloqueado y desacreditado por Washington, Israel, la Unión Europea, Colombia, y los poderes económico/financieros del capitalismo.

El nacionalismo ultraconservador pinochetista y la partidocracia antinacional, coincidieron en manipular los volátiles resortes sicológicos y emocionales que subyacen en toda sociedad enajenada, logrando, con los años, revertir el notable grado de conciencia nacional y memoria histórica que, hasta 1973, caracterizó al pueblo y parte de la sociedad chilena.

En sentido inverso, la revolución bolivariana empezó un proceso de liberación del pueblo y la sociedad, confrontándolos consigo mismo y explicando las causas de la exclusión, clasismo, racismo, individualismo, y el sálvese quien pueda de la ideología neoliberal.

Millones de venezolanos que vivieron en un país petrolizado donde el whisky importado era más barato que el agua, emprendieron el camino del exilio. Pero muchos millones más, cerraron filas con la revolución bolivariana. Hasta que en noviembre de 2019, todo estalló por los aires. ¿En la dictadura venezolana? No: en la democracia chilena.

Con una diferencia: el pueblo venezolano confió en su conducción política, y el chileno, sin conducción alguna, se alzó contra la partidocracia antinacional. Combativas, heroicas, conmovedoras, las movilizaciones se mantuvieron en estado deliberativo durante buena parte de 2020. Fenómeno que a la primera dama de la nación, Cecilia Morel de Piñera, suscitó la sensación de que sus actores eran alienígenas (sic).

En Venezuela también hubo movilizaciones contra la revolución bolivariana. Aunque lideradas por mercenarios y políticos financiados por la USAID y la CIA, que en una plaza pública de Caracas invistieron como presidente, a un monigote que hasta la fecha reconocen Washington, la Unión Europea y la OEA.

Las de Chile, en cambio, fueron espontáneas y masivas, con centenares de víctimas abatidas por francotiradores del Cuerpo de Carabineros, que con precisión eran heridas en un solo ojo. Una de ellas, Fabiola Campillai, sin trayectoria política, se postuló como senadora por Santiago. Ciega, sin olfato y con el rostro deformado, Cecilia consiguió la primera mayoría, con 15.4 por ciento de los sufragios.

Con todo, algo se logró: el acuerdo político para generar una eventual nueva Constitución, en remplazo de la pinochetista de 1980. Que nadie sabe cómo será, luego del triunfo en primera vuelta del nacionalista ultraconservador José Antonio Kast, auténtica exponente de lo más nauseabundo de la sociedad chilena (un millón 961 mil votos, 27.1 por ciento).

Admirador confeso de Pinochet (y enemigo de lo que ni él sabe qué es comunismo), Kast fue seguido por el joven Gabriel Boric, heredero de la indignación popular en las calles (un millón 814 votos, 25.8 por ciento). Mientras, en Venezuela, el Partido Socialista Unido (PSUV) ganaba 20 de las 23 gubernaturas en disputa, 335 alcaldes, 253 legisladores y 2 mil 471 concejales.

De reunir a todos los chilenos concientes de lo que está en juego, Boric alcanzaría 46.5 por ciento de los votos. Si Kast lograra juntar al ultraconservadurismo nacionalista del otro bloque, sumaría 53.5 por ciento.

A pesar de la crisis económica y las amenazas del imperio, los políticos nacionales de la patria de Bolívar (incluyendo los que no militan en el socialismo bolivariano) se multiplican con esperanza. Y en la más estable de O’Higgins, el casi seguro triunfo de Kast en el balotaje del 19 de diciembre, anticipa una desolación tanto o igual de preocupante que el golpe de Pinochet, perpetrado hace casi medio siglo.

___________
Fuente:

2. Chile, en la antesala del fascismo tiene el deber de levantar con Boric un gran frente para frenar a Kast

By El Clarín De Chile 


Con cerca del 90 por ciento de los votos contabilizados, ya es seguro que José Antonio Kast es el triunfador en esta primera vuelta presidencial, con poco más del 28 por ciento de la votación. En segundo lugar se ha posicionado Gabriel Boric, con un algo más del 25 por ciento. Ambos deberán competir el 19 de diciembre para acceder a la presidencia del país.

El resultado de estas elecciones presidenciales ha sorprendido a analistas y observadores en cuanto el país ha pasado en escasos meses desde demandas de cambios sociales a un conservadurismo reaccionario de tintes fascistas. De haber levantado demandas que apuntaban a un fin del modelo neoliberal, este domingo triunfa el candidato que promete una cristalización del modelo de mercado y el freno a todas aquellas reivindicaciones sociales. Los motivos de este giro aun están en fase de análisis pero ya hay algunas explicaciones iniciales.

La primera de ellas es otra vez una baja participación electoral, muy similar a las presidenciales del 2017. En segundo lugar, explica el cientista político Juan Carlos Gómez Leyton, es la falta de candidaturas con las cuales se identifique el movimiento de la revuelta popular. Al respecto, la figura de Gabriel Boric pese a competir en la coalición Apruebo Dignidad junto al Partido Comunista, nunca resultó empática con el movimiento popular. Esta ha sido su gran falencia, que ha inhibido la participación de millones de potenciales electores. La campaña le ha jugado en contra. Ha sido un proceso de conciliación con los poderes fácticos y un alejamiento de las necesidades de las grandes mayorías.

Más allá de las causas de la derrota de Boric en esta primera vuelta, lo que más preocupa a Gómez Leyton es el escenario autoritario y regresivo que se abriría con un triunfo de Kast en la segunda vuelta. Por la gravedad del momento, Gómez Leyton plantea que es necesario abrir un gran frente de unidad nacional contra el fascismo, para lo cual Boric requiere el apoyo de todas las fuerzas democráticas. Bien sabemos como comienzan los fascismos en el mundo y bien sabemos en el horror que acaban.

*****

El siguiente es un artículo publicado en el Clarín por Juan Carlos en el que llama a la creación de un “gobierno de transición” para frenar a Kast. Esta advertencia y llamado está en estas horas más presente que nunca.

3. Un “gobierno de transición” para frenar el neofascismo de José Antonio Kast

La eminente “salida” de la carrera presidencial de Sebastián Sichel, aunque siga en la papeleta, nos estaría indicando el fortalecimiento de la candidatura de José Antonio Kast, abanderado del Partido Republicano, por parte de la “derecha toda” la cual se propone con esta decisión jugarse con todos los recursos y medios posibles a su alcance a no perder la dirección política de la sociedad neoliberal. De este modo, ha decidido apostar por una salida rupturista con la democracia liberal usando los mecanismos de esta, cual es el camino del fascismo histórico. Así lo hicieron los fundadores tanto del fascismo italiano como del nacionalsocialismo en Alemania. La ruta de los autoritarismos antidemocráticos de las últimas décadas en América Latina y el Caribe ha usado, también, los mecanismos electorales para llegar al gobierno y de esa forma restaurar las formas agrietadas de la dominación y de la hegemonía neoliberal. Los casos de Brasil y Ecuador, Bolsonaro y Lasso, son ejemplos preclaros de esa situación.

Cabe señalar que ese camino es posible por la concurrencia de diversos factores políticos. Entre ellos el más importante es la nula comprensión política de parte de las fuerzas políticas progresistas del peligro que constituye la presencia de candidatos y organizaciones políticas protofascistas o autoritarias. En otras palabras, como he sostenido en otros artículos, la restauración neoliberal en América Latina, en la última década, obedece más a errores tácticos y estratégicos de las fuerzas antineoliberales que las virtudes de la derecha autoritaria y neoliberal. Aunque los errores políticos de los sectores antineoliberales no nos deben obnubilar o cegar para no pensar que el neoliberalismo no tenga apoyo social entre las ciudadanías latinoamericanas. Porque de tenerlo, lo tiene.

Entonces, qué hacer para que la sociedad chilena luego de la revuelta de octubre de 2019 no entre en esa ruta.

El problema central es que ninguna de las opciones que se presentan como alternativa a Kast o a una “derecha unida”, desde Gabriel Boric de Apruebo Dignidad; Yasna Provoste, de Nuevo Pacto Social, Marco Enríquez-Ominami del PRO a Eduardo Artés de UPA, tienen hoy la confianza política amplia de la ciudadanía nacional y, sobre todo, de los sectores políticos rebeldes de octubre. Las desconfianzas políticas son de diferentes tonalidades y razones que sería largo de detallar aquí. Pero ninguno de ellos logra romper la indiferencia y la apatía que hoy expresa la ciudadanía sobre el proceso electoral en marcha.

El candidato de Apruebo-Dignidad genera rechazo y desconfianza entre los sectores más de izquierda de la alianza. Yasna Provoste, es la representante de la decadencia política concertacionista y, sobre todo, de la democracia-cristiana y, también, del Partido Socialista de Chile. Es una candidatura que se desfonda con una mayor lentitud que la experimentada por Sichel. La candidatura de MEO nació atrofiada y, por eso, se mantiene con dificultades en la carrera. Mientras la candidatura de Eduardo Artés es una candidatura que apelando a todos los símbolos de la izquierda chilena no logra convencer a la ciudadanía. A pesar de hablar y reconocerse como un “octubrista”, carece de los apoyos sociales que le podrían posesionar como una efectiva alternativa. Las debilidades de estos cuatro candidatos son evidentes. Sin embargo, tienen fortalezas políticas que solo “unidas” podrían ser una alternativa efectiva para enfrentar y derrotar a Kast.

Para ello, estos deberían renunciar a pensarse -esto es, por cierto, algo muy complejo- como presidente único y liderar un gobierno de transición. O sea, la segunda vuelta presidencial debiera asumirse como una posibilidad de conformar un GOBIERNO y no la elección de un presidente.

Ahora este gobierno de unidad política para la transición debiera comprometerse ante la ciudadanía, en cuatro puntos centrales y fundamentales para avanzar en la perspectiva de los cambios planteados desde octubre de 2019. Aunque sean insuficientes desde el punto de vista de desmontar la dominación neoliberal contribuyen a abrir espacios futuros para ellos. Son una fórmula para frenar al protofascismo de Kast. La división de las políticas y sociales democráticas plurales y diversas solo pavimentarían el camino al autoritarismo. Estos son puntos:


(a) impulsar la transformación de la CC en una AC;
Advertisement

(b) apoyar la aprobación de la Nueva Constitución Política;

(c) constituirse en un Gobierno de la transición entre el régimen político de la democracia neoliberal a una democracia social, plurinacional, paritaria, antipatriarcal e inclusiva;

(d) convocar a nuevas elecciones presidenciales y parlamentarias de acuerdo a las nuevas normas y reglas de la NCP.

Todo esto supone abandonar la idea de que en la segunda vuelta presidencial no se va a elegir solo a un Presidente, sino que se va a constituir un GOBIERNO NACIONAL DE TRANSICIÓN.

Para ello se requiere que los comandos políticos de los presidenciables concurran a una reunión en donde se establezca un acuerdo amplio para la constitución de ese gobierno de nacional de transición. Un gobierno que contemple la participación de todas las fuerzas políticas hoy en competencia más sectores sociales y políticos independientes. Un gobierno paritario con la participación de los pueblos originarios, etcétera. De lo contrario, el camino será: el Brasil de Bolsonaro; el Ecuador de Lasso; USA de Trump, o la Colombia de Duque; o la Argentina de Macri; etcétera.

Esta es la tarea política de hoy. Incluso es la tarea que los sectores rebeldes del “partido de las y los no electores” los cuales estarían dispuestos a apoyar esta iniciativa, solo si ese Gobierno de Transición se compromete con los cuatro puntos señalados.

Pero la primera responsabilidad política la tienen los cuatro candidatos que se dicen representantes del cambio progresista, antineoliberal y, sobre todo, antifascista.

Juan Carlos Gómez Leyton
Dr. en Ciencias Sociales y Política
____________
Fuente:

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios

LO MÁS VISTO

EMANCIPACIÓN N° 809

DESCARGAR Y COMPARTIR SIN RESTRICCIÓN EN PDF LEER DIRECTAMENTE EN LÍNEA DESCARGUE 25 LIBROS CON CADA ENTREGA HACIENDO CLIC EN CADA TÍTULO. NO OLVIDE QUE LOS ENLACES TIENEN POCA VIGENCIA 9326 Una Historia Insólita De La Neurología. Kean, Sam. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9327 El Ingenio De Los Pájaros. Ackerman, Jennifer. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9328 Enrique VIII. Erlanger, Philippe. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9329 En La Senda Del Hombre. Goodall, Jane. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9330 Las Aventuras De Don Bosco. Wast, Hugo. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9331 Cuatro Conferencias Sobre América Del Sur. Matto De Turner, Clorinda. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9332 Cuentos Completos. Poe Edgar Allan. Parte I. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9333 Cuentos Completos. Poe Edgar Allan. Parte II. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9334 Cuentos De Humor Negro. Bloch, Robert. Emancipación. Diciembre 4 de 2021 9335 Cuentos Fatales. Lugones, Leopoldo

CREAN ROBOTS QUE SE REPRODUCEN COMO SERES ORGÁNICOS

Crean en laboratorio máquinas vivientes que se reproducen como seres orgánicos Pablo Javier Piacente Pequeños robots son capaces de nadar fuera de una placa de laboratorio, encontrar y recolectar células y usar esas células para ensamblar un nuevo Xenobot «bebé». Solo unos días después, este nuevo robot es capaz de salir y replicarse a su vez como si fuera un ser vivo. Investigadores de la Universidad de Vermont, en Estados Unidos, han creado robots “vivientes” hechos en laboratorio que pueden reproducirse de forma espontánea. Diseñados por Inteligencia Artificial (IA), marcan una nueva forma de autorreplicación biológica, especialmente prometedora para la medicina regenerativa. Los diminutos robots son capaces de salir del recipiente en el que fueron desarrollados, buscar células y “armar” un nuevo robot, una copia exacta que, al pasar algunos días, adquirirá la misma capacidad de replicarse a sí mismo. Las pequeñas máquinas fueron creadas a partir de células de rana: estos organismo

EMANCIPACIÓN N° 808

DESCARGAR Y COMPARTIR SIN RESTRICCIÓN EN PDF   LEERDIRECTAMENTE EN LÍNEA     DESCARGUE 25 LIBROS CON CADA ENTREGA HACIENDO CLIC EN CADA TÍTULO. NO OLVIDE QUE LOS ENLACES TIENEN POCA VIGENCIA 9301 Las Esferas Danzantes. Elías, Iván. Emancipación. Noviembre 27 de 2021 9302 El Proyecto. Gallher, D. Emancipación. Noviembre 27 de 2021 9303 A Bordo Del Francis Spaigh. London, Jack. Emancipación. Noviembre 27 de 2021 9304 África. Tesoro de la Juventud. Emancipación. Noviembre 27 de 2021 9305 Al Conquistador De Anáhuac. Emancipación. Noviembre 27 de 2021 9306 Anacarsis Lanús. Mansilla, Lucio V. Emancipación. Noviembre 27 de 2021 9307 Acercamiento A Las Luchas Axiológicas En El Amor En Los Tiempos Del Cólera De Gabriel García Márquez. Monroy Zuluaga, Leonardo. Emancipación. Noviembre 27 de 2021 9308 A Este Lado De La Línea. Intriga En Un Acto. Ruiz Negre, Antonio. Emancipación. Noviembre 27 de 2021 9309 A Flor De Piel. De Hoyos Y Vinent, Antonio. Emancipación. Noviembre 27 de 2021

ENTRADA DESTACADA

DESARROLLAN MÉTODO CON CRÍSTALES PARA DIAGNOSTICAR CÁNCER

DESARROLLAN MÉTODO CON CRÍSTALES PARA DIAGNOSTICAR CÁNCER

Científicos desarrollan un método con cristales para diagnosticar con precisión el cáncer © Foto : …

Biblioteca Emancipación