juegos para xo gadgets para blogger

TV EMANCIPACIÓN

sábado, 29 de abril de 2017

BOLETÍN EMANCIPACIÓN OBRERA N° 569


   
PARA DESCARGAR LIBROS HAGA CLIC EN CADA TÍTULO AQUÍ:




















CARICATURAS DE LA SEMANA










viernes, 28 de abril de 2017

EL CENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE, EJEMPLO IMPERECEDERO DEL PROLETARIADO MUNDIAL

Hacia el centenario de la Revolución de Octubre



Hacia el centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre (noviembre de 1917-2017)

Manifiesto de la CIPOML
Los comunistas, los revolucionarios, los proletarios y los trabajadores conscientes de todo el mundo celebramos y festejamos el aniversario de la gloriosa Revolución Socialista de Octubre. Con mayor ánimo y firmeza lo haremos en 2017 con motivo del centenario de aquellos históricos «diez días que estremecieron al mundo».

La revolución bolchevique fue la gesta heroica que anunció un alba revolucionaria. Los cañones del crucero Aurora anunciaron que una nueva época se abría: la época de la derrota del capitalismo y de la construcción de la nueva sociedad sin explotadores ni explotados.

Con la Gran Revolución de Octubre, el proletariado conquistó el poder, expropió a los explotadores, instauró su dictadura revolucionaria y estableció un Estado de nuevo tipo. En palabras de Lenin,

«En Rusia se ha deshecho por completo el mecanismo burocrático, no dejando de él piedra sobre piedra, se ha dejado cesantes a todos los antiguos magistrados, se ha disuelto el parlamento burgués y se ha dado a los obreros y a los campesinos una representación mucho más accesible; sus Soviets han venido a ocupar el puesto de los funcionarios o sus Soviets han sido colocados por encima de los funcionarios, sus Soviets son los que eligen a los jueces. Este mero hecho basta para que todas las clases oprimidas proclamen que el Poder de los Soviets, o sea, esta forma de dictadura del proletariado, es un millón de veces más democrático que la más democrática de las repúblicas burguesas.» (La revolución proletaria y el renegado Kautsky)

El Estado soviético demostró que el socialismo es un orden social superior, a condición de que se sigan firmemente sus principios y se marche hacia el comunismo.


El Octubre Rojo cambió radicalmente el curso de la historia mundial, que inició una nueva etapa de su desarrollo, la etapa de la crisis general del capitalismo y del paso al socialismo. Ha apuntado una vuelta indeleble en la estrategia y la táctica revolucionarias, en los métodos de lucha y las formas de organización, en la mentalidad, la cultura, las tradiciones de la clase obrera y de sus aliados en la lucha contra el imperialismo y el capitalismo, por la revolución y el socialismo.

A raíz de la revolución dirigida por los bolcheviques de Lenin y Stalin, se inauguró una oleada de revoluciones proletarias en los países imperialistas y capitalistas, de revoluciones populares y democráticas que se llevan a cabo bajo la dirección del proletariado y las banderas del internacionalismo en los países dependientes y coloniales. El triunfo de la Revolución Socialista de Octubre impulsó la formación de partidos comunistas en todo el mundo y la construcción de la Internacional Comunista, para reagrupar la vanguardia del proletariado y organizar la revolución mundial.

Con la creación de la Unión Soviética y la edificación del socialismo, la clase obrera, los campesinos, las mujeres, los pueblos lograron grandes beneficios materiales y culturales. Los trabajadores alcanzaron elevados niveles de bienestar gracias a la industrialización socialista, la colectivización del campo y la planificación económica, que puso fin a las relaciones capitalistas de producción y a la anarquía típica del viejo sistema.

La clase obrera se transformó en una clase técnica e ideológicamente avanzada. Se acabó con el desempleo. El proceso de emancipación de la mujer y su participación en la dirección del país progresaron al mismo tiempo que la edificación del socialismo.

Los furibundos asaltos de los imperialistas fracasaron frente a la férrea voluntad de los trabajadores y los pueblos de no retroceder a la condición de esclavos; fracasaron ante la potencia y la unidad política del Estado socialista.

La Constitución socialista de 1936 y la derrota de la bestia nazifascista, que determinó la liberación de muchos países y la instauración de regímenes de democracias populares, fueron grandes logros para los pueblos del mundo.

La Revolución Socialista de Octubre fue un acontecimiento que es hoy de gran actualidad, lleno de preciosas enseñanzas para la lucha del proletariado y demás clases oprimidas contra la explotación y la opresión.

Constituye la demostración práctica de que la revolución no es sólo un anhelo popular; es, además, posible y necesaria para derribar el dominio burgués y construir la nueva sociedad, en la que los que «los nada de hoy, todo han de ser», y cambiará el mundo.

En los años que nos separan de aquel gran acontecimiento, las contradicciones fundamentales y los males endémicos del capitalismo se han agravado, pero las fuerzas revolucionarias de la clase obrera y de los pueblos han crecido objetiva e internacionalmente. 

La idea de la revolución proletaria es de total actualidad frente a la explotación y a la opresión que sufre la inmensa mayoría de la humanidad, la miseria y a la desigualdad crecientes, las guerras de rapiña, el parasitismo de un puñado de ricos cada vez más ricos, la demolición de las conquistas sociales arrancadas por los trabajadores, el saqueo y la dominación neocolonialista, la devastación del medio ambiente provocada por el sistema capitalista.

Las razones para la revolución son más actuales que nunca y sus premisas materiales están desarrolladas. El paso a una mejor forma de organización para la sociedad humana, a un nuevo y superior orden social, es una exigencia cada vez más urgente para las clases explotadas y oprimidas por el capital. Es un «problema planteado que espera solución» mediante la lucha de las masas oprimidas y explotadas.

La desaparición de la URSS y otros países socialistas ha sido un duro golpe. El socialismo ha sufrido una derrota temporal que no invalida sus realizaciones, su necesidad. En realidad no son la Revolución de Octubre ni el socialismo proletario los que han fracasado. Sí fracasan la traición, el revisionismo y el oportunismo, que desvían a los trabajadores de sus intereses y objetivos de clase.


A pesar de la incesante propaganda anticomunista, cada día está más claro que el bárbaro y moribundo sistema capitalista-imperialista sólo puede ofrecer explotación, miseria y guerra.

Nos encontramos en un período de despertar político de la clase obrera, de los pueblos, de la juventud, que ya no quieren soportar el yugo y los fardos que el capitalismo y el imperialismo imponen.

Avanzan el rechazo y la lucha contra las consecuencias de la crisis, contra la explotación, las desigualdades y la pobreza, contra los dictados, las intervenciones y agresiones imperialistas.

Crece la conciencia de que las cosas no pueden seguir como están, que en el capitalismo no hay salvación, que es necesaria una profunda trasformación social para eliminar la ruina económica, social, moral, ecológica, las masacres que la humanidad sufre inevitablemente bajo el dominio de los monopolios capitalistas que siguen una sola ley: la de la máxima ganancia.

Para realizar esta trasformación, es imprescindible la conquista del poder estatal por la clase más revolucionaria y adelantada de la sociedad, la fuerza dirigente de la transformación a nivel político, práctico, intelectual y moral: el moderno proletariado.

Frente a las tesis revisionistas, reformistas y oportunistas, que han conducido a la clase proletaria a dolorosas derrotas, la revolución proletaria se confirma como la única solución a la explotación y opresión de los pueblos.

La última y profunda crisis del capitalismo, y las que están por venir, prueban que la sociedad en régimen capitalista es un obstáculo para el desarrollo de las fuerzas productivas; por lo tanto, se plantea romper mediante la revolución esta funesta situación. La cuestión que se plantea con urgencia es: ¿dictadura del capital monopolístico financiero o dictadura del proletariado? La victoriosa Revolución Socialista de Octubre demostró que la clase obrera puede tomar el poder y dirigir la sociedad sin la burguesía y contra ella; demostró que los comunistas pueden y deben desarrollar un papel determinante. El Octubre soviético nos enseña que los comunistas, los mejores elementos del proletariado, los jóvenes revolucionarios, tienen que asumir esas enseñanzas y seguir la lucha, rompiendo claramente con el oportunismo de todo tipo y uniéndonos bajo las banderas del marxismo-leninismo y el internacionalismo proletario.

Celebraremos y actualizaremos en cada país el centenario del Octubre Rojo, combativa y unitariamente, resaltando su imperecedero significado, su importancia internacional y la profunda actualidad de la revolución proletaria para transformar radicalmente el mundo.

Preparémonos a celebrar en todas partes, digna y unitariamente en 2017, el 100° Aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, con conmemoraciones, seminarios, mítines y otras actividades.

Desarrollemos en todos los países la movilización para reagrupar a los comunistas, los revolucionarios, los obreros combativos; difundamos las razones del comunismo, única fuerza que puede organizar y dirigir consecuentemente las fuerzas de la revolución social en todos los países.

Invitamos a los Partidos y Organizaciones políticas, sociales, sindicales, juveniles, de mujeres, campesinos, indígenas, de todos los países que comparten nuestras posiciones de principio, a unirse con nosotros para realizar en común las actividades y construir un poderoso Movimiento Comunista y Obrero Internacional.

Un siglo después del victorioso “asalto al cielo” cumplido por los bolcheviques, ¡reafirmamos que la única alternativa segura a la barbarie imperialista y capitalista es la revolución y el socialismo!

¡Viva la Gran Revolución Socialista de Octubre! ¡Viva el marxismo-leninismo!

¡Viva el internacionalismo proletario!

Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas (CIPOML)

http://www.pceml.info/actual/index.php/2-uncategorised/257-hacia-el-centenario-de-la-revolucion-de-octubre

VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS DEL GOBIERNO SANTOS POR DESALOJOS EN SUBA. LOS MEDIOS CALLAN

Primero la propiedad privada, luego... 

Equipo desdeabajo


De nuevo el bolillo y la amenaza. El pasado lunes 24 de abril fueron desalojados a golpes y empujones cerca de 400 familias, incluyendo menores de edad, pobladoras del barrio Bilbao de la localidad de Suba, en Bogotá. Familiar que llevaban allí entre dos años y seis meses de residencia. Para ocultar el atropello, la policía, en colaboración con algunos medios de comunicación, no ocultaron su esfuerzo para que la opinión pública creyera que los desalojados eran expendedores de drogas y que ellos mismos fueron quienes incendiaron sus casas para ocultar la evidencia.

El hecho de que los desalojados son recicladoras facilitaría tal versión. Evidente discurso clasista. Sí, son recicladores, decenas de familias empobrecidas, excluidas, obligadas a brindarse un techo a como de lugar ya que los ingresos no les permite pagar un arriendo mensual y mucho menos abonar una deuda por veinte años para hacerse a una vivienda. Su falta de empleo seguro e ingresos fijos, no les permite proyectar gastos. Ante esta realidad, la invasión de zonas en las que corren el riesgo de sufrir enfermedades o algún tipo de desastre, al ubicarse, como en este caso, a orillas del río Bogotá, es su única alternativa.

Manipulación mediática más violencia oficial. Además, como prueba de la farsa entretejida alrededor del desalojo, cuyo único fin es evitar la indignación de la opinión pública, está el hecho de que la policía y los boinas verdes entraron a las casas de la gente con perros para buscar estupefacientes, pero no encontraron nada, lo que impidió judicializarlos por porte o tráfico de drogas. Los medios de comunicación oficiosos no pudieron mostrar evidencia alguna, solo palabras. Minutos después del ingreso de los uniformados y sus pesquisas dentro de las casas de muchos de los pobladores, ocurrió la conflagración de la que la población acusa a los verdes.

La comunidad afirma que el desalojo no sólo dejó heridos sino también muertos. Según relatan, una mujer de la tercera edad sufrió un ataque al corazón al momento del operativo uniformado. Otra joven embarazada perdió el bebe al ser pisada por los caballos de carabineros. Sin embargo, no hay registros que confirmen estos hechos. Se espera que las autoridades competentes aclaren esta situación.


¿Cuándo será que el problema de la tierra y de la vivienda encuentra solución efectiva en esta ciudad y en todo el país?

A continuación, presentamos imágenes de los efectos del desalojo.

Los desalojos se ubican en dos zonas distintas separadas por dos cuadras y sin conexión alguna. La primera se ubica entre las carreras 150 hasta la 153 con calle 143c. En esta fue donde hubo más represión y violencia por parte de la policía tras la resistencia que opusieron sus pobladores, quienes no tenían alternativa alguna de vivienda. La segunda zona afectada se encuentra al final de esta calle: en la carrera 155, ahí el comino se corta porque se atraviesa el río. Los pobladores aquí fueron engañados por la policía al decirles que nadie los sacaría de sus casas sin negoción previa. La imagen muestra a una familia de la primera zona con sus bienes personales. Unas de las pocas que pudo sacarlos antes de que las llamas consumieran todo.


La noche del 24 las familias desalojadas tuvieron que dormir en la calle. Muchos niños no pudieron asistir al colegio debido a que sus útiles escolares, junto a los uniformes, se perdieron en el incendio y no tenían dónde alistarse para salir a clase. Son sesenta las familias víctimas del conflicto armado afectadas en este hecho, proceden de los departamentos de Sucre, Chocó, Córdoba, Magdalena y Caquetá, muchas de ellas con 8 o 10 años de haber llegado a Bogotá y sin lograr resolver el tema de una vivienda digna ni el de los ingresos fijos. La gran mayoría no tiene familia cercana para reubicarse. Las madres les piden a las directivas de los colegios que no les quiten las rutas escolares. Dicen que como perdieron todo no han podido llevar a sus hijos al colegio, y que con tres fallas pierden el derecho a la ruta escolar.

Algunos vecinos se han solidarizado con los desalojados y les brindan alimentos. Las llamas también los dejaron sin ingresos al destruir lo que habían reciclado durante semanas de reciclaje.



La mayor concentración de desalojados se encuentra a lo largo de la calle 143-b, desde la carrera 51.



Estas imágenes corresponden a las invasiones de la zona uno arriba descrita.


De manera pacífica, en horas de la mañana del martes 26 de abril salieron a protestar por una vivienda digna. En medios de comunicación funcionarios del Distrito afirmaron que los desalojados recibirán ayuda y que ya dieron casas a 50 personas. Sin embargo, no hay registro de dichos beneficiados y la población denuncia que la ayuda consiste en un pago de 150 mil pesos que no les alcanza ni pera un mes de arriendo. Pero aún no han recibido la mínima ayuda. La colaboración ha venido de vecinos solidarios y de algunas fundaciones que operan en el sector. Los funcionarios públicos sólo hacen presencia frente a las cámaras para hablar de supuestas ayudan que no aparecen por parte alguna. Por eso la población quiere entablar un diálogo con el Alcalde mayor de la ciudad, para que les solucione el problema de vivienda.



Imágenes de la segunda zona desalojada.


Las personas heridas por acción de la policía o al intentar rescatar sus bienes, como un hombre que se cortó con una teja y otro que se clavó una puntilla, no han sido atendidos. Los casos más graves fueron llevados al hospital de Suba. Se desconoce su estado de salud. En imágenes se ve a un joven que fue golpeado con un bolillo en la quijada. La mujer de rosado muestra ante la cámara su brazo golpeado.




En la noche del 25 de abril la lluvia arreció y la gente, sin alternativa de techo, buscó refiguro en las fachadas de las casas y en carpas improvisadas. A esa hora aún no recibían soluciones. Temían que a la madrugada llegara el Esmad a sacarlos. Si lo hacían, manifestaba la gente, no tenían otra opción que seguir invadiendo predios desocupados.

https://www.desdeabajo.info/colombia/31380-primero-la-propiedad-privada-luego.html

jueves, 27 de abril de 2017

VENEZUELA DEBE PROFUNDIZAR LA REVOLUCIÓN, NO GIRAR A LA DERECHA, PORQUE LO PERDERÁ TODO

¿Y si Maduro y la revolución bolivariana caen? 

“Si Venezuela quiere superar las dificultades que plantea el momento histórico debe hacerlo girando aún más a la izquierda; no a la derecha”

Por: ROBERTO CARLO NÚÑEZ PÉREZ


No hay que olvidar que antes de que Hugo Chávez llegara al gobierno, la situación económica de Venezuela era más caótica de lo que vemos hoy. Bajo el gobierno de Carlos Andrés Pérez (CAP), a finales de la década de los 80, Venezuela se había quedado prácticamente sin sus reservas internacionales. El petróleo había bajado drásticamente, la inflación superaba el 19 % hasta llegar a un 47 % en la década de los noventa, la pobreza alcanzaba al 37 % y la miseria llegaba al 12 %. Para colmo, el país se encontraba profundamente endeudado ante los organismos financieros internacionales.

Cuando una nación se encuentra en crisis, alguien tiene que pagarla. Lo que hacen los países capitalistas es descargar todas las penurias en los trabajadores, en la gente de la calle. Así que CAP hizo lo que le recomendaba el FMI: privatizó todo lo que se podía privatizar, como CANTV, la empresa estatal de telecomunicaciones. Además, congeló los salarios, subió el precio de la gasolina en un 100%, así como el de los principales servicios públicos, como el transporte, que llegó a aumentar un 30 %.

Todo lo anterior llevó a que los días 28 y 29 de febrero de 1989 se produjera El Caracazo. Las clases populares, desesperadas, se lanzaron a la calle y arrasaron con lo que encontraron. Dos días de violencia y saqueo, la acción espontánea del pueblo fue enfrentada por la Guardia Nacional de la manera más brutal, lo que produjo una cantidad de muertos de la que aún no se tiene un dato cierto.

Los medios, con sus cámaras listas cuando es la derecha la que actúa de “revolucionaria”, hicieron una que otra toma fotográfica y en unas cuantas semanas todo se había olvidado. A ningún sesudo analista se le ocurrió afirmar entonces que la crisis del país hermano demostraba que el capitalismo y la democracia liberal habían fracasado. Cuando la crisis se da en un gobierno de derecha, se evalúa la crisis como de ese gobierno, no del sistema económico, contrario a lo que ocurre cuando la crisis se da en un gobierno de izquierda; aquí quién fracasa es el sistema, la propuesta, la teoría toda.

En cuanto a lo económico Venezuela ha tenido un gran pecado, la dependencia del petróleo. Este genera otro: el desmonte de la agricultura autosuficiente. Es en 1914 cuando inicia el auge del petróleo, impulsada su explotación por el dictador militar Juan Vicente Gómez. Ya en los años 20 la industria petrolera había desplazado la agricultura. En el pasado o bastante disminuidas quedaban las siembras de café, el cacao y la agricultura en general. Así que cada vez que el petróleo caiga, de persistir esta dependencia, habrá crisis en Venezuela. El chavismo no se inventó ninguno de los dos pecados, aunque si ha fallado al no superarlos.

Hoy, cuando la derecha se apoya en la crisis del vecino país (que independientemente de cualquier gobierno habría llegado), vale preguntarse, ¿entonces qué? Si mañana cayeran Maduro y la Revolución Bolivariana de seguro aparecerían muchos productos que hoy no se ven en los supermercados, abundarían las “ayudas humanitarias”. Esa sería la cara bonita, porque en unas cuantas semanas comenzarían de nuevo las privatizaciones y se arrebataría a los pobres gran parte de lo ganado, como las pensiones a quienes incluso no cotizaron lo suficiente o no cotizaron nada, las viviendas gratis, la salud gratis, una gasolina casi regalada, etc.

Cuando los venezolanos, medio ebrios por las vitrinas y enfriadores nuevamente llenos vieran el monstruo del neoliberalismo que reaparece y salga a las calles a protestar sin falsos líderes guiándolos, verá que ya no hay grandes reflectores ni cámaras transmitiendo sus luchas, sus resistencias (como no las hay hoy frente a las protestas contra Macri en Argentina o Temer en Brasil).

Si Venezuela quiere superar las dificultades que plantea el momento histórico debe hacerlo girando aún más a la izquierda; no a la derecha. De nada le servirá volver a los antiguos monstruos que quieren traer una vez más unos niñitos burgueses que juegan a ser revolucionarios.

https://www.las2orillas.co/maduro-la-revolucion-bolivariana-caen/

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCPenney Coupons